sábado, 31 de octubre de 2009

MR.TAMBOURINE MAN

Como siempre sábado musical. Ya tiene añitos. Cuando empecé a dar clase me la ponían mis alumnos con cualquier motivo. Cuestión de jugar con mi apellido.


viernes, 30 de octubre de 2009

EL ANACORETA Y EL ANCIANO TRISTE


Lo veía todos los días sentado en un banco en un rincón de la iglesia. Se le veía triste y preocupado. Un día, el Anacoreta, a la salida, mientras le ayudaba a descender los escalones le dijo:

- Todos los días lo veo en la iglesia, pero lo noto triste, muy triste...

Suspiró el anciano e indicó un banco de la plaza al Anacoreta. Se santaron y el anciano le dijo:

- He sido un gran pecador, ¿cómo quiere que sea feliz?

Sorprendido, el Anacoreta respondió:

- Precisamente, porque lo ha sido y ya no lo es, tendría que estar muy feliz.

El anciano movió pesarosamente la cabeza:

- ¡Eran tantos los pecados! No sé si merezco el perdón...

El Anacoreta tuvo que contar a diez para no responder con un exabrupto. Suavemente dijo:

- ¿Duda usted del perdón de Dios?¿Duda de su misericordia? Él es el Padre que le esperaba cada día, mirando al horizonte, esperando su regreso e hizo matar el ternero mejor para celebrar su regreso...

Hizo una pequeña pausa y prosiguió:

- Me temo que su tristeza no viene por la duda del perdón de Dios, sino porque usted no se ha perdonado a sí mismo...Nos cuesta más perdonarnos a nosotros, que perdonar a los demás...

Y permanecieron sentados en silencio....

miércoles, 28 de octubre de 2009

DIOS, ¿UNA HIPÓTESIS INNECESARIA?


Me tomo la libertad de traduciros un texto de David Jou


"No he necesitado a Dios para construír

una mecánica celeste",

dijo Laplace a Napoleón.

"No necesito a Newton para saber

que las piedras caen",

podría decir cualquiera.

La profundidad de la pregunta

influye en el horizonte de la respuesta.


Si no pregunto suficiente, no Te necesito.

Si no quiero necesitarte,

niego sentido a las preguntas que me abren a Ti,

y cierro a mi alrededor un círculo que me hace suficiente

y me protege de Ti como pregunta.


Calculo órbitas de planetas y saltos de electrones entre niveles.

Si únicamente hago esto

y no pregunto por qué lo hago ni de dónde me llega el poder hacerlo,

ni por qué hay planetas y electrones

y leyes que los describen,

ni por qué siento placer y sentido al calcular,

entiendo que es concebible pensar que no eres necesario.


Pero cuando dejo que crezca la pregunta

más allá de lo que soy y lo que sé,

cuando dejo que me penetre la preséncia de las cosas,

llegas a ser, poco a poco, la única pregunta

que promete una respuesta desbordante,

no un conocimiento sino un sentido,

una ilimitada fusión con el corazón del mundo,

con el amor que mueve el sol y las estrellas.


Me gusta calcular: me aparta de la sed

que llena el alma cuando osa preguntarse

por vértigos en vez de por problemas.


(David Jou Mirabet es catedrático de Física de la Materia Condensada een la Universidad Autónoma de Barcelona. Investiga en termodinámica de procesos irreversibles. Pero también es poeta.)


martes, 27 de octubre de 2009

LUGARES ESPECIALES: LA SEU DE ÈGARA (Terrassa)











En el barrio de sant Pere, en Terrassa, se encuentra un conjunto monumental muy interesante. Un conjunto de tres iglesias prerománicas, construídas sobre los restos de la que fue una de las diócesis más antiguas: la de Ègara. Se constituyó en el año 450 junto a la ciudad romana de Ègara, que luego daría lugar a la actual Terrassa.
La Iglesia de la derecha, con un bello cimborio - campanario, es la de Santa María. Está construída sobre uno de los extremos de la catedral paleocristiana, que fue destruída por los sarracenos en el s. VIII.
En el centro tenemos la pequeña iglesia de San Miguel. Se creía que era el baptisterio, pero hoy se cree más bien que servía de tumba a un martir que se desconoce.
A la izquierda está la Iglesia de Sant Pere, la única que sigue empleándose para el culto. El ábside y el transcepto son prerománicos y la nave, románica. Allí se encuentra uno de los retablos más famosos de Jaume Huguet: el de los santos Abdón y Senén.
En la explanada están los restos de un antiguo cementerio.
Todo el conjunto es de gran belleza. Ha sido restaurado recientemente y los visitantes pueden obtener unos guías electrónicos muy útiles para aprovechar todo el recorrido.

lunes, 26 de octubre de 2009

URGENCIAS


En nuestra sociedad precipitada, pensamos que existen cosas muy urgentes. Pero olvidamos muchas veces aquello que realmente hay que hacer.

Es urgente descubrir nuevos senderos, encender nuevas luces, descubrir nuevos horizontes; en vez de recorrer siempre los mismos caminos, encender las mismas lámparas y quedarnos donde estamos.

Es urgente romper el silencio, abrir caminos de aire nuevo y paso a paso, construir nuevas noches llenas de luz y y de ilusiones; ¿por qué nos dan tanto miedo los nuevos sonidos, las brisas desconocidas y la noche?

Es urgente dictar nuevos versos, escalar nuevas metáforas y hacer renacer la esperanza reprimida por la angustia; ¿por qué huimos de los nuevos lenguajes, las nuevas imágenes, las nuevas perspectivas?

Es urgente andar sin miedo, sin pararse, hacia donde nos lleven los sueños; ¿por qué al andar miramos constantemente hacia atrás y tememos a los sueños, los desprestigiamos, los reducimos a fantasmas?

Es urgente buscar un nuevo arte para expresar la Vida Nueva. Una forma nueva de VIVIR.
Sé que a alguno le entrará la tentación de decir que todas estas frases son vacías...Olvida que Dios ha sido y siempre será el Gran Poeta...Eso es la meditación...contactar con la poesía de Dios...

(inspirado en un texto del joven que sigue al Anacoreta)

domingo, 25 de octubre de 2009

EL ANACORETA Y ESTAR AL BORDE DEL CAMINO...


Bajaban el Anacoreta y el joven que lo sigue de oir misa en el Monasterio de san Matías de las monjas Jerónimas. El Anciano comentó:

- ¡Qué rica es la liturgia de hoy! ¡Qué tontos somos si asistimos a misa por rutina, por obligación y no profundizamos en su significado!

Bajaban del monasterio por un camino de tierra. Al poco llegaron a un camino asfaltado. Al lado de ese camino una urbanización lujosa...Grandes apartamentos, calles cerradas con barreras, piscinas, campos de tenis y de padel...

Sonrió pícaramente el Anacoreta y dijo:

- Podemos interpretar que el ciego al borde del camino es el marginado, o aquél que vive al margen de la Fe...Desde nuestra visión social, esos ricachones de la urbanización junto al camino. Desde otra visión, aquellos que ignoran a Dios...¿Sabes? Ese ciego junto al camino, somos todos los hombres.

El joven observaba en silencio a su maestro, que prosiguió:

- Como Bartimeo, todos estamos al borde del camino... Unos, porque nunca han encontrado el camino. Otros, hemos seguido al Señor, pero la rutina, los problemas, han hecho, que creyéndonos seguidores suyos, un día nos encontramos, perdidos, sentados al borde del camino. Y...no hay nadie que quiera vivir extraviado. Todos, consciente o inconscientemente, clamamos: "Hijo de David, ten piedad de mi". Que es buscar febrilmente sentido a nuestra vida. Y como a Bartimeo, los que rodean a Jesús nos riñen y nos quieren hacer callar. A unos, los sabios de este mundo inventando mil y una teorias sobre la vida. A otros, los "seguros", diciéndonos que todo está en el catecismo y en los documentos de la Iglesia...

Hizo una pausa, y añadió:

- Todas esas voces nos impiden oir a Jesús que nos llama y nos dice: "¿Qué quieres que te haga?" Falta nuestra respuesta: "Señor, has que recobre la vista". Porque en algún momento de nuestra vida ya veíamos. Pero ahora estamos parados al borde del camino porque no sabemos a dónde ir...Esta tendría que ser nuestra oración cada día. No pedir que esto salga bien, que aquel se cure de aquella enfermedad, que tengamos vocaciones...No. Hemos de pedir recobrar la vista, que significa ver a Dios en todas las cosas y reconocer la voluntad de Dios en lo que nos ocurre.

Sonrió y concluyó:

- Y entonces, como Bartimeo, dejaremos el borde del camino y lo seguiremos alabándole...

sábado, 24 de octubre de 2009

LA LLAMADA DE DIOS...


No todo el mundo la ha oído...Sin embargo esa llamada misteriosa está ahí, constante, cada día. Es una llamada discreta, suave, tierna...por eso hace falta mucho silencio para oírla.
Dios nos llama...

desde la naturaleza...
desde el otro,
el que ríe y el que llora...
desde la justicia y la injusticia...
porque Él nos llama siempre.
Nosotros no siempre oímos, no siempre queremos oír...Y, además, olvidamos fácilmente la llamada...
Es tan discreta...
Es tan comprometido seguirla...Nos olvidamos responder.
Así somos tantos los cristianos que hacemos mucho ruído y pocas nueces. Nos es más facil seguir leyes, llenarnos la boca de palabras...que escuchar qué es lo que Dios nos pide y...hacerlo.

Vivir en su Presencia. Hacer el silencio en nuestro interior para poder escuchar esa Voz que nos llega en patera, que se pudre en la cárcel, que llora maltratada...
Abrir los ojos del alma para verlo en el el niño, el pobre...y también en la fuente cristalina y en bello atardecer.
Dios habla en el silencio interior...


viernes, 23 de octubre de 2009

EL ANACORETA Y MEDITAR LOS ACONTECIMIENTOS...


Estaban el Anacoreta y "el joven que le seguía" (lo llamaremos así, aunque en el desierto ya sería su discípulo) sentados en un banco junto a dos hombres. Ambos se habían quedado en el paro. El primero se consideraba hundido. Él, que se consideraba un buen creyente, que participaba en las actividades de su parroquia, renegaba de Dios y no entendía por qué, a él, que tan fielmente le sirvió, había permitido que lo dejaran en el paro y que tuviera grandes dificultades para llevar a su familia adelante. El otro, por el contrario, lo consideraba como "providencia de Dios". Ha permitido que me quede sin trabajo para que aprenda a fiarme de Dios. Sé que, en breve, Él me dará otro trabajo. Él cuida siempre de mi.

Cuando ambos hombres se levantaron y se fueron, el joven que le seguía, dijo al Anacoreta:

- ¡Qué admirable es este segundo hombre!¡Qué confianza en Dios!

Sonrió pícaramente el anciano y, moviendo la cabeza, dijo:

- Las dos respuestas son muy humanas, pero no necesariamente una es mejor que la otra.

Ante la cara de sorpresa del joven, el Anacoreta prosiguió:

- El primero era un hombre de fe, activo en su parroquia. Sin embargo todo se le ha tambaleado. ¿No será que su fe no era tan sólida como creía y que la utilizaba como un sistema de seguridad religioso-moral? ¿No será que su fe estaba fundamentada en un estamento social, en una ideología social?

Hizo una breve pausas antes de continuar:

- La confianza en la providencia del segundo, puede corresponder a quien ha hecho de su fe un fundamento de vida, pero también de alguien que tiene una imagen mágica de Dios. Que piensa, que tras pronunciar unas fórmulas, Dios aparecerá a su lado para solucionar todos sus problemas, como el duende junto a Aladino al frotar la lámpara.

El joven, perplejo, preguntó:

- Entonces, ¿qué hay que hacer?

Pensó unos instantes el Anacoreta antes de responder. Luego, mirando a los ojos del jóven, dijo:

- Meditar los acontecimientos. Y para ello hemos de situarlos en el conjunto de nuestra vida. Los hemos de leer ciertamente en clave de fe, pero no quedarnos en un pietismo intimista...Tanto el que reacciona con violencia como el que todo lo atribuye a la providencia, han de buscar la calma, y mirar a su alrededor para descubrir las personas que sufren como él o que están peor que él. Y que lo que deben hacer es seguir luchando, comprometerse cristianamente, socialmente y en su vida familiar, para superar la situación. Y, evidentemente, confiar en Dios, que aunque parece desinteresarse de las cosas de este mundo, se hizo hombre para estar junto a nosotros.

Tras unos momentos de silencio, el joven que le seguía dijo:

- Verdaderamente he de llevar a mi oración los acontecimientos de cada día. Tuve un profesor que meditaba con el periódico...Creo que él estaba en este camino...

LA OTRA CARA DE LA HISTORIA...

"Las dos versiones de la historia"

Aunque odiemos reconocerlo, Siempre hay dos versiones en cada historia. Te encuentras en la alcantarilla de una solitaria parte del pueblo Donde la muerte espera en la oscuridad Con un arma para derrumbar a algún extraño Durmiendo con una botella vacía, Él es un hombre triste y descorazonado Lo único que necesita es un trabajo y un poco de respeto, Para que salga mientras pueda Siempre necesitamos escuchar las dos versiones de la historia, las dos versiones de la historia La paz de un barrio es irrumpida en medio de la noche Rostros jóvenes se esconden en las sombras, Mientras ven a su padre y madre pelear Él dice que ella le ha sido infiel, ella dice que su amor por él se ha ido Y un hermano se encoge de hombros y le dice a su hermana: "Parece que a partir de ahora estamos solos" Siempre necesitamos escuchar las dos versiones de la historia Necesitamos escuchar las dos versiones de la historia Y todas las luces están encendidas, el mundo está ahora observando La gente busca la verdad, y no podemos fallarles ahora Asegúrate, antes de que cerremos los ojos No te vayas de aquí hasta no haber oído las dos versiones, no... Aquí estamos todos reunidos en lo que parece El centro de la tormenta Vecinos que antaño eran amigos, ahora permanecen en los dos lados De la línea que está dibujada Llevan años peleando, Pero ahora se están matando en las calles Mientras unos pequeños ataúdes se colocan en fila tristemente, Ahora se unen en la derrota Siempre necesitamos escuchar las dos versiones de la historia Un hombre blanco da la vuelta a la esquina, Se encuentra en un mundo diferente Un chico del gueto le agarra del hombro, Lo empuja contra una pared Le dice "¿me respetarías si no tuviera esta pistola? Por que sin ella no lo hacen Y es por eso que lo llevo Siempre necesitamos escuchar las dos versiones de la historia las dos versiones de la historia O, las dos versiones de la historia...

miércoles, 21 de octubre de 2009

EL ANACORETA Y LA CONVERSIÓN...


El joven inquieto volvió a hablar con el Anacoreta. Se le veía preocupado:

- Anacoreta. Soy un joven universitario, que he vivido toda clase de situaciones, lo he probado todo. Pero siento mi alma vacía; ya nada me llena. Por eso he buscado ayuda en personas que tras vivir una vida como la mía, se han convertido.

Una nube de tristeza cubrió sus ojos antes de proseguir:

- Se vanaglorian de su cambio y atacan cruelmente a los incrédulos, a sus compañeros de antes. Si encontrar a Dios significa esto...preferiría no encontrarlo. No sé. Estoy hecho un mar de dudas.

Sonrió el Anacoreta, tomó de la mano al joven, se sentaron en un baco y respondió.

- La conversión, aunque parezca algo súbito, es un proceso. Pablo, tras su caída en el desierto, pasó una larga temporada madurando lo que le había ocurrido. Lo que la gente entiende como conversión es sólo el principio del proceso.

Hizo una pausa mientras un anciano se sentaba a su lado en el banco y siguió:

- El principio es el descubrimiento, el encontrar a Dios y esa sensación de borrar todo lo anterior y seguir esa nueva luz con todas las fuerzas. Ahí encontrarás a muchos que se llaman conversos. En su ilusión, desprecian el pasado y con él a todos los que no han encontrado a Dios. Pero eso es sólo el principio de la conversión.

Miró a los ojos del joven y añadió:

- Ese converso que cree comerse el mundo, tarde o temprano volverá a caer, a negar a Dios en su conducta. Entonces descubrirá la primera realidad: Que lo importante no es que nosotros amamos a Dios, sino que Él, a pesar de todo, nos sigue amando. Y ahí empezamos a ver a Dios tal como Él es, no como yo quiero que sea.

Se detuvo y sonrió, viendo que el anciano, disimuladamente, se había acercado a ellos y escuchaba.

- Pero falta la verdadera conversión. Aparece la crisis. Desaparece el sentimiento. No notamos a Dios. Los místicos la llamaron "Noche oscura del alma". Se ve reflejada en esas cartas de Teresa de Calcuta al final de su vida...No siente a Dios. Ahí, el que sigue fiel, a pesar de que no siente nada, es el verdadero converso. Algunos, un día, reciben al consolación.

Volvió a mirar a los ojos del jóven antes de concluir:

- La conversión es un proceso que dura toda la vida...Es un recorrido continuo por el nacer y el renacer.

Se removió el anciano que estaba sentado junto a ellos y dijo:

- Perdonen que me meta en su conversación. Lo que usted acaba de decir es justamente lo que he vivido con mi mujer. Un día la conocí y fue como caerse del caballo. Era ella la que yo deseaba para mi. Nos casamos y así vivimos unos cuantos años. Hasta que empecé a descubrir sus defectos y empecé a serle infiel. Descubrí entonces, que lo que me seguía uniendo a ella no era mi amor, sino el que ella tenía por mi. Y así volví a amarla. Y luego llegó ese momento en que nada físico nos atraía el uno del otro, es más, empezaron las enfermedades. Pero entonces, aunque ya nada parecía unirnos, el amor que durante tantos años nos habíamos tenido nos unió y nos hizo amarnos de otra forma.

Rió el Anacoreta y dijo:

- Claro. Es que el Amor es Unico...El amor humano es imágen del divino...

martes, 20 de octubre de 2009

SER ANACORETA EN LA CIUDAD


Hacía días que aquel joven seguía al Anacoreta. Un día en que lo vio sentado en un banco del parque, se acercó a él y le dijo:

- Entiendo que se pueda ser anacoreta en el desierto. Allí, el silencio, la soledad, la austeridad de vida, ayudan a vivir constantemente unido a Dios. Pero en medio de la ciudad...¿cómo haces para ser ermitaño aquí?

Sonrió el Anciano y respondió:

- San Antonio, el padre de los anacoretas, ya lo dijo y vale igual para el desierto como para la ciudad: "Cada mañana debo decirme de nuevo a mí mismo: hoy comienzo."

Hizo una pausa y prosiguió:

- El ser o no ser anacoreta no depende del entorno, sino de nuestra voluntad. La soledad, el silencio, los momentos de contemplación...los encontramos en cualquier lugar, si cada mañana nos ponemos las pilas y empezamos como si fuese el primer día.

Y viendo que el joven se levantaba y marchaba añadió:

- Y si no quieres ser anacoreta, piensa que en el matrimonio, en tu vocación, sea la que sea, todo depende de que cada mañana al levantarte te digas: "Hoy comienzo."

domingo, 18 de octubre de 2009

LAS MISIONES Y EL EVANGELIO DE HOY.


La festividad del Domund (Domigo Mundial por las Misiones), no tiene una liturgia especial. Sigue la del domingo que le corresponde cada año. La de este domingo es muy interesante. Los hijos de Zebedeo pidiéndole a Jesús los primeros puestos en el Reino. Y, naturalmente, los apóstoles indignándose por ello. Jesús les explica que el ser los primeros comporta dar la vida por Él. Y les muestra que entre ellos lo fundamental es el servicio, por eso el que quiera ser el primero, se ha de hacer servidor de todos.

Ese es el camino del misionero. La cuestión no es si lo prioritario es anunciar la Buenanueva o el trabajo social. ¿Por qué tenemos esa manía de reducirlo todo a disyuntivas, a extremos, a blanco o negro, cuando la belleza se encuentra en los matices? Naturalmente que el misionero debe anunciar la Buenanueva. Ese fue el mandato de Jesús antes de partir. Pero también cuando Juan manda a sus discípulos a preguntarles si es Él o han de esperar a otro, como señal del Reino les dice: "Id a decirle que los cojos andan, los ciegos ven....". Porque el misionero sabe bien que será difícil hablar de amor de Dios a quien se muere de hambre, o de salvación a quien no tiene medicamentos...

El misionero predica ante todo con el ejemplo de una vida al servicio del más humilde sin preguntarle si es creyente o no...Es el otro quien le pregunta por qué hace eso y le dice que quiere ser como él...

Pablo, en el Aerópago, dio una lección de cómo se evangeliza partiendo de la cultura del oyente, no imponiendo la cultura del evangelizador...Después viene el compromiso, que es personal. Y sobre todo no podemos olvidar que la Fe la da Dios, no nuestras bellas palabras, ni los medios y métodos más perfectos que empleemos.
No nos olvidemos en este día de esos miles de mujeres y hombres que dedican su vida al servicio de los demás en tierras lejanas.

Y quizá nos convendría, a los que estamos aquí, darnos cuenta que occidente también es tierra de misión. La cultura religiosa, no digo ya el compromiso religioso, es cada día menor. Pues empleemos métodos misioneros. Menos palabras que la gente no entiende y más servicio, que eso sí lo entienden. Tras el servicio, las palabras vienen solas... Si la Iglesia quiere ser la primera, que se haga la servidora de todos...Sí. Ya sé que lo hace, pero suele ser la parte de Iglesia que menos gala hace de ello...

viernes, 16 de octubre de 2009

CONJUGAR A DIOS EN FEMENINO...


Ayer fue la festividad de Santa Teresa de Jesús. Fra Lluís, monje de Poblet, en su blog ESCOLA DE SERVEI, puso esta homilia que creo nos da una imagen muy acertada de la santa, fuera de los tópicos que pretenden edulcorarnos los santos y hacerlos seres de postal (llamadas estampas). Os traduzco este texto, que espero os guste.

"Dicen que, antes de morir, santa Teresa exclamó: "Al final, muero hija de la Iglesia". Una frase que resume una trayectoria, un ideal, el deseo de toda una vida. No le fue fácil morir hija de la Iglesia, una Iglesia que se estaba lamiendo las heridas producidas por la Reforma luterana, replegada en sí misma, a la defensiva, irritada y asustada a la vez. Y, sin embargo, encontró su camino en la Iglesia: el camino de la libertad interior.

Es significativo que, tras tantos años de vida en una comunidad numerosa, Teresa escoja, para la reforma del Carmelo, la formación de pequeñas comunidades con un número limitado de miembros. Se dió cuenta que, sin una experiencia seria y profunda de vida comunitaria, no es posible acceder a una auténtica amistad con Cristo. Posiblemente este, el de la vida fraterna, fundamentada en el compartir sencillo y gozoso, es uno de los valores importantes que debe aprender hoy la Iglesia de la doctora de Ávila. Para ser levadura transformadora de la vida y de la sociedad es imprescindible la comunidad. La forma que tiene la Iglesia de entrar, de esconderse en el corazón de la sociedad, es creando comunidades, pequeñas comunidades. Tampoco el itinerario de la oración interior de Teresa de Jesús, no puede entenderse desarraigado de este humus comunitario.

Teresa, doctora de la Iglesia, hace una relectura en clave femenina de la experiencia religiosa, en una sociedad i en una institución dominada, dirigida por hombres. Es por esto que encuentra en la humanidad de Cristo, redescubierta por la teología cisterciense y asumida plenamente por la corriente de la devotio moderna, su camino, el camino del acceso al misterio de la intimidad divina: en la belleza "del más bello de todos los hombres", Cristo, desde su sensibilidad y afectividad de mujer, aprende a mirarse en los ojos de la ternura divina. Por eso, además de maestra de vida fraterna, Teresa es maestra de vida interior, maestra de los caminos del alma, teóloga y psicóloga, si queréis, de la más genuina amistad espiritual, en su doble vertiente, amistad con Cristo, amistad con los otros.

Que santa Teresa ayude a la Iglesia, hoy, a redescubrir el rostro de la belleza, la belleza de Cristo, de su humanidad, que es espejo y puerta de la Belleza con mayúsculas. Que su ejemplo, y su inteligencia animen a las mujeres de hoy en la Iglesia a encontrar su camino y a vivirlo hasta el final. Y que a los hombres, que siguen llevando las riendas, les ayude a descubrir que Dios, al que llamamos Padre en clave masculina, también se puede conjugar, y se ha de conjugar en femenino. Amén"

jueves, 15 de octubre de 2009

LUGARES ESPECIALES: MONESTIR DE SANT MATIES





Solemos buscar los lugares especiales, lejos de dónde vivimos; pero muchas veces se encuentran muy cercanos a nosotros. El que os propongo hoy está a poco más de veinte minutos a pie, y porque es subida, de el lugar en que habito actualmente.
Se trata del Monasterio de San Matias que está en Barcelona en la falda del Tibidabo.
El primer monasterio de San Matías se fundó el 19 de Junio de 1475 y estaba ubicado en el casco antiguo de Barcelona, en la plaza del Pedró. A principios del siglo XX, durante la Semana Trágica fue incendiado y destruído. Se trasladaron a la calle Iradier en Sarriá y más tarde a la ladera del Tibidabo, rodeado de pinos, donde se encuentra actualmente.

Lo habita una comunidad de monjas Jerónimas. Estas mujeres se dedican a la oración y al estudio de la Sagrada Escritura. Y tienen una atención especial para la hospitalidad. Por eso, junto al monasterio, encontramos el Casal Bellesguard. La hermana me decía riendo: "Siempre tenemos un hostal junto a nuestros monasterios, no fuese que volvieran José y María y no encontraran alojamiento y lugar para que nazca Jesús."
El Casal Bellesguard consta de 18 habitaciones individuales y 4 dobles. Y en él se recibe a todo aquel, sin discriminación de ningún tipo, que quiera pasar unos momentos o unos días de silencio, de reposo, de reflexión, de trabajo intelectual...Sólo se pide que el huesped se comporte correctamente. Como sigo sin máquina digital las fotos no son precisamente buenas. Ayer, cuando estuve allí, teníamos uno de esos días en los que el viento deja cristalina la atmósfera de Barcelona. La vista desde allí era impresionante.









miércoles, 14 de octubre de 2009

MI ESPIRITUALIDAD...


Quien viene siguiéndome hace años, primero en la Cueva y luego aquí, en el Rincón, ya deben tener clara la espiritualidad que me anima. Pero, uno duda a veces de que haya sido suficientemente claro en mis exposiciones tras algunos mensajes, correos y comentarios. Esta mañana, mientras acompañaba a una sesión de radioterapia a mi compañero, la señora que estaba sentada a mi lado, al leer el título del libro que estaba leyendo,"Violencia y diálogo de religiones" de Xavier Pikaza, me ha dicho lo que ya he oído tantas veces: "Yo creo en Dios, pero no puedo creer en las religiones." Allí se ha cabado la lectura y hemos seguido hablando. Esa conversación da vueltas en mi cabeza y es, sin duda, la causante de lo que os voy a escribir.

Nuestra espiritualidad está atada a un modelo de religión, en mi caso el cristianismo. Y desgraciadamente la crisis actual de la Iglesia, no se debe a la falta de espiritualidad, sino a la crisis de modelos. Me hace reir cuando se me acusa de ir contra la Iglesia. No se puede ser cristiano sin sentido de Iglesia. Pero ante ella, podemos tener dos actitudes: la sumisión (algunos equivocadamente la llaman obediencia) a una Jerarquía, o considerar a la Jerarquía como algo importante para la unidad, pero no exclusivo, lo que permite tener sentido crítico sin perder la comunión eclesial. Si Francisco hubiese sido sumiso a su padre y al obispo, hoy no sería un modelo para todos los que queremos seguir a Jesús. Y eso lo podemos trasladar a todos los fundadores...

Entiendo que para algunos, su camino espiritual sea seguir el modelo que hoy se presenta como "oficial". Pero los que hemos elegido el segundo camino no nos hemos separado, ni queremos separarnos de la Iglesia. Es precisamente el amor a ella el que nos lleva a ser críticos. Y lo digo con toda sinceridad: no por esto me creo mejor que los otros...simplemente este es mi camino y sería un traidor a mi mismo y un cobarde si no lo siguiera.

Mi Iglesia es:



  • Una Iglesia que deje más libres a las conciencias y no imponga continuamente, con toda su buena voluntad, el camino a los creyentes.


  • Una Iglesia que anuncie el Reino (tendría que explicar este concepto) y no que parezca preocuparse solamente de lo moral, de lo ritual.


  • Una Iglesia misionera, que anuncie siempre la Buenanueva y se preocupe menos de las leyes.


  • Una Iglesia en que la persona pase por encima de la estructura.


  • Una Iglesia en la que diferencia clérigo - laico, no sea de poder sino de función.


  • Una Iglesia comunitaria, no institucional.


  • Una Iglesia que sea profética en este mundo, no una ideología.


  • Una Iglesia que opte por los pobres en el sentido profundo, de todo aquel que carece de algo, y lo haga desde la vida diaria, siendo la casa de todos y no una fuerza sociopolítica.


  • Una Iglesia que respete la autonomía cultural y no nos quiera hacernos a todos romanos, bajo la excusa de la unidad.

¿Significa esto que no acepto al Papa? Claro que lo acepto. Es más, creo que es garante de Unidad. Sólo le pido que esa sea su principal tarea: buscar la Unidad (que no es la uniformidad).


Vivimos en una sociedad que está harta de radicalismos. La experiencia nos los asocia a intolerancia, violencia y muerte. El único radicalismo válido es el personal. Los santos que todos hemos admirado, eran aquellos que eran estrictos con ellos mismos y abiertos y acogedores con los demás.


Ya sé que me muevo en el terreno de la utopía. En el sentido que recuperó esta palabra tras el Vaticano II: meta hacia la cual tendemos y que nos hace progresar...


Ya lo sabéis, pero os lo vuelvo a decir. Mis brazos virtuales, que son mi blog, están abiertos a todas esas personas que buscan, dudan, querrían...y que personas muy "oficiales" les cierran sus puertas. ¡Ah! y si nos encontramos físicamente, esos brazos ya no serán virtuales...


martes, 13 de octubre de 2009

NMÁS SOBRE EL MIEDO...


El filósofo danés Kierkegaard hizo tres contribuciones importantes a la reflexión sobre el miedo:

1.- Surge cuando el espíritu humano se asusta de sí mismo.

2.- Suele ser un sucedáneo de la culpa.

3.- La culpa siempre es el resultado de la inhibición del amor.

Erróneamente creemos que el miedo es algo externo, sin embargo es interior a nosotros. El enemigo es algún aspecto de nuestro yo. Esos aspectos desconocidos o que nos negamos a conocer. Y como nuestra parte más perturbadora suelen ser las emociones, intentamos ahogarlas y gran parte de la educación consiste en, por lo menos, controlarlas al máximo. Porque tememos los deseos que nacerán de esas emociones.

El sentido de culpa, muy distinto del reconocimiento de nuestros errores, ha hecho un gran daño a la religión. Desgraciadamente, para tener bajo control a los feligreses, se ha abusado de la noción de pecado. Del ejercicio sano de analizar la honestidad de nuestros actos, hemos pasado al malsano de ver maldad en todo lo que hacemos. De un Dios amor, que va en busca de la oveja perdida, de un Padre que otea constantemente el horizonte esperando el regreso del hijo pródigo, hemos pasado a un Dios vengativo, vigilante, atento a nuestro menor fallo. Esto transforma la religiosidad, de en vez de ser una vivencia en ser un cumplimiento, en un seguimiento ciego de una ideología. En vez de ser el gozo de una vida plena, en el miedo al fracaso constante.

Y lo más terrible es, que este sentimiento de culpabilidad nos impide amar. Nos hace estar constantemente pendientes de las normas, de los ritos, de qué es lo correcto y lo que no...y nos olvidamos de vivir...que es amar.

Aceptar un Dios que nos ama incondicionalmente no nos da miedo, nos aterra. Porque significa que hemos de corresponder de la misma manera. Dándonos totalmente en cada momento. Y no hay leyes, normas, ritos...para cada momento. Hay el amor total.....Y eso es apasionante, pero muy duro...

lunes, 12 de octubre de 2009

REFLEXIONES SOBRE EL MIEDO. (TRAS VER UN DESFILE MILITAR)


Os parecerá extraño. Esta mañana, haciendo compañía a un hermano convalesciente de una operación, he visto en la tele el desfile militar. No. Eso no es extraño. Lo que os puede parecer raro, es la reflexión que he ido haciendo durante y después de esos momentos.

He reflexionado sobre el miedo. Viendo esos soldados, esos oficiales de pie en un jeep con cara adusta, esas armas, esos aviones...He pensado que los hombres somos víctimas del miedo.

Y pensando en mi experiencia y la de amigos y ancianos que en sus últimos días se me han confiado, he pensado que hemos sido víctimas, desde nuestra infancia del Dios del miedo. Para muchas personas, demasiadas, la religión es una forma de aplacar la cólera de los dioses...Un Dios que ha de ser amor, lo hemos convertido en un Dios que nos persigue, que nos vigila, que está presto a castigarnos...Y hemos inventado ritos, leyes, mandatos, que si se cumplen, calman la ira de Dios...Precisamente el Dios cristiano es todo lo contrario; pero nosotros seguimos con el dios pagano que exige sacrificios humanos, sangre...En nuestra época esto no es literal, pero...lo vivimos igualmente como alguien que nos coarta, que nos impide ser nosotros mismos...que nos hace ser personas esclavas, no personas que se sienten amadas...

Me preguntaréis qué tiene que ver todo esto con el desfile de las fuerzas armadas...

Porque todo es el mismo miedo...Los ejércitos existen porque tenemos miedo. "Si vis pacem para vellum"(Si quieres la paz prepara la guerra). Es la frase paradigmática que nos destruye cada día. En futbol se dice que la mejor defensa es un buen ataque. Lo que en deporte puede ser cierto, en la vida significa que tenemos miedo al otro, que siempre hay que considerarlo como un enemigo. Y tras tantos siglos de preparar la guerra, no hemos conseguido la paz. Y lo peor es que creemos estar en paz. Al igual que creemos que no tenemos miedo. Pero nos ponemos a la defensiva ante el otro, sobre todo si es diferente. Y...o negamos a Dios, muerto el perro se acabó la rabia, o intentamos aplacarlo con ritos y mandamientos. Porque nos da miedo entregarnos a Él, que es darnos totalmente a la humanidad...Y esa sería la verdadera frase: "Si quieres la paz, ama, acepta, fíate del otro (que es la manera de amar a Dios)".

En nuestra voz siempre aparece esa voz siniestra que nos dice: "No seas inocente. Si el otro no piensa lo mismo que tú...se aprovechará y te destruirá"

Y seguimos inmersos en el miedo...

domingo, 11 de octubre de 2009

EL ANACORETA HABLA DE PERFECCIÓN, POBRES, RICOS...


Se sentó un joven junto al Anacoreta y le comentaba:


- Todos hablan de ricos y pobres al comentar el evangelio de hoy. Si los que lo comentan trabajan con pobres y marginados, cargan las tintas contra los ricos...Si el que lo comenta está en una parroquia o un colegio rico, habla inmediatamente de que se puede ser rico y pobre de espíritu...Me parece que desvirtuamos lo que quiso decir Jesús...


El Anacoreta lo miró con simpatía y dijo:


- Sí. Las cosas no son tan simples. Ni el pobre es bueno por ser pobre, ni el rico es malo por ser rico.


Hizo una pausa y prosiguió:


- Olvidamos a menudo el momento y el ambiente en que hablaba Jesús. En hebreo pobre es anaw. Tiene un sentido más profundo que el de no tener dinero. Abarca a todos los que sufren carencias, a los que no tienen salud, prestigio social, belleza, conocimientos, aprecio, libertad...Y todo eso unido a la Confianza en Dios. Pobre es el carente que se pone y se sabe en manos de Dios. Por eso la mayoría somos ricos y por eso los apóstoles se asustaron y preguntaron quíen se salvaría entonces...


Sonrió al joven y dijo:


- Sólo si admitimos nuestra debilidad, nuestras carencias. Sólo si sabemos compartirlo todo. Sólo si nos dejamos caer en sus manos con una confianza total...seremos salvos. Nosotros ciframos la perfección en el cumplimiento de la ley, en el seguimiento exacto de los ritos y normas...y Dios quiere nuestros corazones, nuestra entrega. Y sólo Él puede ayudarnos a ello...


El joven miró con amargura al anciano y añadió:


- Pero, en ese caso no seré nadie en la sociedad. Todos me mirarán con desprecio...Dirán que soy un fracasado...


Y se fue lleno de tristeza, porque tenía muchos proyectos para el futuro...

viernes, 9 de octubre de 2009

MEMORIAS DE ÁFRICA: LA HOSPITALIDAD.


Ayer leí un proverbio árabe, que más o menos dice: "Cuando recibas a alguien, dale de comer y de beber tres días, antes de preguntarle quién es, de dónde viene y a dónde va." Me hizo recordar la hospitalidad del África negra. Lo de los tres días de los árabes se entiende, porque el visitante viene de un largo recorrido por el desierto...Eso no era el caso en África subsahariana, pero...la idea venía a ser la misma.


Cuando se entra en una casa lo primero que hacen es recibirte con un cuenco de agua. Luego, ya en el interior, te ponen un cuenco de sodaví (aguardiente de palmera de más de 60º) y unos cacahuetes. Te hablarán del tiempo, de la cosecha...de todo. Al cabo de un rato, te dirán: "Buenos días". El blanco se queda extrañado de, a qué viene este saludo si hace más de un cuarto de hora que has llegado. Pues es la señal para decirte que ahora puedes decir el motivo de tu visita.


¿Os imagináis lo que pasa cuando es el africano que llega a nuestra casa? Le abrimos la puerta, le hacemos pasar y, haciendo gala de nuestra educación occidental, le preguntamos inmediatamente qué es lo que quiere, en qué podemos servirle. Tindríais que ver la cara que ponían. Y si tenían su carácter, te decían que nada y se iban.


Reconozco que me costó acostumbrarme a hacerlos pasar, hacerlos sentar, ofrecerles agua, hablar de vaguedades y esperar un rato para decirles :"Buenos días". Porque nosotros siempre tenemos mil y una cosa para hacer. Porque nuestra educació nos dice que nos hemos de poner a su disposición enseguida. Y con esas prisas...solemos meter la pata. No tenemos tiempo de mirar a los ojos al que nos visita. No reparamos en su tono de voz. O en que tiene las manos tensas, en su nerviosismo, que puede indicarnos que le trae una cuestión grave. A nosotros nos importa solucionar el problema lo antes posible, que puede indicar ganas de ayudar o ganas de que nos dejen tranquilos...


En África subsahariana, presentarse durante la comida, es una muestra de exquisita educación. Estás permitiendo que tu anfitrión tenga el gozo de invitarte. Aquí, si llegas en el momento de la comida, notarás en el ambiente la tensión de quien te considera inoportuno...por no ducir caradura o fresco.


Pero a mi me hace pensar: ¿Nuestra educación busca realmente el bien del otro, o salvaguardar nuestra intimidad? ¿Por qué nos cae tan mal que alguien venga a molestarnos?


Curiosamente en África, los empleados de banca eran las personas más desagradables que he conocido. Se vanagloriaban de tener educación europea...
Nota: La blanca de la foto es Teresa, una compañera mía de universidad. Biológicas en la U. Autónoma de Barcelona. Lleva más 30 años en el Zaire.

jueves, 8 de octubre de 2009

EL VERDADERO PREMIO...


Demasiadas veces esperamos en nuestra vida espiritual una recompensa. Hacemos el bien y evitamos el mal en busca de la recompensa del Cielo. Y olvidamos que el Cielo no es un "lugar"; es un "estado". Es la unión total con Dios.

Así nos lo dice Ramon Llull en el párrafo 63 de "Llibre d'Amic i Amat":

"Pidió el Amigo a su Amado que le pagara por el tiempo que había estado a su servicio. Contó el Amado los pensamientos, deseos, lágrimas, peligros y los trabajos que había soportado su Amigo por su amor; y añadió en esta cuenta, eterna bienaventuranza. I se dió a sí mismo, como paga, a su Amigo."

miércoles, 7 de octubre de 2009

EL AULA 204


El 16 de Abril de 2007 en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, un alumno perturbado irrumpió con un arma y disparó contra sus compañeros. Quince de ellos se salvaron de la muerte, gracias a la entrega de su profesor.

La palabra "entrega", es sospechosa en nuestra sociedad. Suena a sumisión, dependencia, debilidad... Sin embargo, el auténtico sentido de la palabra entrega es la de darse totalmente como única forma de liberarnos de la cárcel de nuestro egocentrismo.

Liviu Librescu era el profesor que se encontraba ese día en el aula 204. Presionó con su cuerpo la puerta de la clase, mientras apremiaba a sus alumnos a saltar por la ventana para ponerse a salvo. Este profesor, judío rumano, que había sobrevivido a los nazis en la segunda guerra mundial, murió en su aula, después que el asesino disparara a través de la puerta, que él mantenía cerrada, para salvar a sus alumnos...

Es un ejemplo de entrega total. Dió su vida para salvar a sus alumnos.

Pero esta mañana, mientras meditaba en este hecho en el autobús que me conducía al Hospital Clínico, pensaba que los grandes gestos de amor son causados por la ausencia de los pequeños gestos de amor cotidianos.

Me explico:

El alumno que irrumpió armado en su escuela y empezó a disparar indiscrinadamente contra sus compañeros, fue etiquetado inmediatamente de perturbado. Ciertamente lo que hizo era de perturbado. Pero, ¿a qué se debía su perturbación? A la ausencia de los pequeños actos de amor cotidianos. Un adolescente al que se le desprecia continuamente en vez de interesarse por él. Un adolescente en una familia en el que no cuenta para nada. Un adolescente del que se ríen sus compañeros...Si las personas que lo rodeaban lo hubieran tratado con amor, interesándose por él, valorándolo como persona...no habría sido necesario el acto heroico de su profesor...Ciertamente hay enfermedades mentales. También hay personas que parecen elegir el mal. Pero, ¿el entorno de esas personas no agraba la situación?

Tanto el heroísmo como la depravación no son instantáneas. Ciertamente ese profesor debía ser una persona que sabía amar; por eso fue capaz de ahcerlo en un momento hasta el extremo. Pero tampoco nadie se convierte en un asesino de golpe. Si sus alumnos, quizá los profesores, seguramente sus padres, hubiesen hecho cada día esos pequeños actos de amor que todos esperamos de los demás...probablemente Liviu no se habría visto obligado a dar su vida por sus alumnos.

En el aula 204 sigue la puerta agujereada por los disparos y manchada con la sangre del profesor, recordando que el amor, la entrega, es más fuerte que el odio impasible e irreflexivo...

martes, 6 de octubre de 2009

SOLEDAD Y SOLEDADES...


Soledad y soledades. Por un lado elogiamos la soledad, pero por otro, encontramos muchas personas, que "sufren soledad". Y es que hay soledad y soledades...Nadie ha sido creado para el aislamiento. Uno de los dolores más profundos es el de sentirse solo, incomprendido, extraterrestre en este mundo..., sentirse desconectado de los demás. Porque no hemos sido creados para permanecer encerrados en nuestro interior. No existe un auténtico Yo sin un verdadero Tu. (Ese es uno de los sentidos de que Dios sea Trinidad, Comunidad).

Cuando hablamos de la búsqueda de la soledad, del silencio, del desierto, no estamos hablando de aislamiento, de quedarse encerrados en nuestro interior. La Soledad auténtica es la que nos da fuerzas para luego abrirnos y darnos con más fuerza a los demás. La Soledad que nos conecta amorosamente con los otros y nos asegura que no estamos solos y que contamos para alguien. Mi amigo Joan Lluís decía que el ombligo deberíamos tenerlo en la frente. Así veríamos el de los otros en vez del nuestro. (Será por eso que las chicas de hoy día lo van enseñando) Eso último lo he añadido yo.

lunes, 5 de octubre de 2009

EL ANACORETA Y LA FALTA DE SENTIDO...


Aquel hombre se quejaba de la falta de sentido en nuestra sociedad. El Anacoreta lo miró dulcemente y le dijo:

- Padres y escuela, tienen mucha responsabilidad. Nos preocupamos por que nuestros hijos tengan ciencia y olvidamos la conciencia. No les enseñamos a interpretar cada situación particular.

Guardó silencio y, viendo que el hombre no decía nada, prosiguió:

- Hay dos peligros en nuestra sociedad. El conformismo y el totalitarismo. Los jóvenes de los países desarrollados tienen tendencia a caer en el conformismo: "pasan de todo", dicen ellos. Los de los países menos desarrollados caen en el totalitarismo, ayudados por religiones y políticas extremas...

Sonrió, y mirando a los ojos de aquel hombre concluyó:

- Hemos olvidado los diez mandamientos...Los hemos de reemplazar por los 10.000 mandamientos de las 10.000 situaciones que se nos presentan en la vida. Hemos de enseñar a nuestros hijos a ser responsables. Esos jóvenes se encuentran bombardeados por un cúmulo de información. Necesitan urgentemente saber distinguir entre lo que es importante y lo que no. Eso, amigo... es encontrar sentido a la vida...

domingo, 4 de octubre de 2009

EL EVANGELIO DE HOY...


El evangelio de hoy, es de los "incómodos" para comentar. Curiosamente une dos temas, al igual que el pasado domingo, aparentemente dispares. El domingo pasado empezaba hablando de "los otros", de aquellos que hacen el bien sin ser de "los nuestros". Y Jesús acabó hablando de los pequeños. De que lo importante es acoger al débil... Hoy empieza hablando del divorcio y acaba diciendo "dejad que los niños vengan a mi. Quien no reciba el Reino como un niño, no entrará en él".

La incomodidad está en el divorcio, claro. Y todo parte de la frase: "Lo que Dios ha unido, el hombre no lo puede separar."

Esa frase la arrojamos a la cara a la pareja, que su casa se ha convertido en un infierno, y nos quedamos tan tranquilos. Digo, los curas y los frailes, que nosotros pedimos dispensa de votos y nadie nos dice "lo que Dios ha unido, el hombre no lo puede separar."

Creo que hay que meditar este evangelio, más allá de las palabras y de lo que a nosotros nos interesa que digan.

Aquí, como siempre en las charlas de Jesús con los fariseos, se trata de la contraposición Amor - Ley. Los fariseos eran los grandes defensores de la Ley. Para ellos, cumplir la Ley era ser santos. Por eso Jesús siempre les pregunta por lo que dice la Ley. En aquellos tiempos, el divorcio (siempre con la iniciativa del hombre) estaba permitido. Jesús da la vuelta a la Ley. Y les echa en cara que la Ley es para los duros de corazón y que por encima de la Ley está el Amor. Que el hombre no está por encima de la mujer, sino que ambos son una misma cosa. Y entonces pronuncia la frase: "Lo que Dios a unido,el hombre no lo puede separar." Si comprendiéramos el evangelio sabríamos que Dios es Amor. La frase queda entonces: "Lo que el Amor a unido, no lo puede separar el hombre".

Esa frase, en la que Jesús prioriza el Amor sobre la Ley, nosotros la hemos convertido en Ley y hemos matado todo el espíritu que lleva dentro.

El Matrimonio es Sacramento (símbolo actuante) del Amor de Cristo a los Hombres. Allí donde no hay Amor, donde quizá desde el principio no lo hubo ( lo confundimos con la pasión), no hay Sacramento, no hay Matrimonio.

¡Qué triste es la situación de esos cristianos divorciados a los que se les prohibe la participación en la Eucaristía! Parejas en segundas nupcias que se han estabilizado, en las que reina un verdadero Amor y a las que no se las considera matrimonio...

Como pedía recientemente el cardenal Martini, la Iglesia debe revisar su doctrina sobre el matrimonio...Y eso no significa que hay que tomárselo a la ligera y que todo vale... Es, repito, Sacramento del Amor de Dios a los Hombres...Eso es algo más que una Ley. Y sobre todo exige sencillez y pureza de corazón. Por eso este evangelio también concluye con Jesus rodeado de niños y pidiéndonos que acojamos el Reino con su candor...

viernes, 2 de octubre de 2009

AL ATARDECER...


Ahora, en medio del límpido atardecer,

la luna habla claramente a la colina.

Los trigales componen su música sencilla,

alaban al tranquilo cielo.

Y carretera abajo, el camino por el que las estrellas

van a casa,

los gritos de los niños

juegan en el aire vacío, una milla o más,

y caen sobre nuestro oído desierto

claros como el agua.

Dicen que el cielo está hecho de cristal,

dicen que la luna sonriente es una novia.

Dicen que aman los huertos y los manzanos,

los árboles, a sus inocentes hermanas, vestidas de flores,

que aún llevan puestos, en el vago atardecer,

los vestidos blancos en aquella mañana

de primera comunión.

Y donde brilla por última vez el fuego del cielo azul

que se apaga

ponen nombre a los planetas recién llegados

con palabras que florecen

sobre vocecitas, ligeras como tallos de lirios.

Y donde brilla por última vez el fuego del cielo azul

que se apaga,

reflejado en el follaje del álamo,

un pájaro pequeño y vigilante

canta como un chubasco.


(Thomas Merton)

jueves, 1 de octubre de 2009

LA SOLEDAD DEL APOSTOL Y DEL PROFETA...


Ayer celebramos en Barcelona el funeral por Joan Lluís, aquel compañero mío de La Salle que murió este verano de accidente de montaña. En la parroquia del Carmen, en pleno barrio del Raval (antes conocido como Barrio Chino o Distrito V), donde se encuentra la escuela CINTRA, la que él dirigía, para chicos que no son aceptados en otras escuelas. La iglesia a rebosar. Gente de pié en los laterales. Los alumnos de CINTRA ( algún musulmán entre ellos, a los que no se les obligó a asistir) Y muchos religiosos y seglares de los muchos movimientos en los que él participó activamente: Sant Egidi, Hora 3, Pasqua Jove, Escoltes de Manresa (Boy scouts), Grupo de reflexión del Congreso, su familia y amigos, muchos amigos. La misa la concelebraron 22 sacerdotes y la presidió el Abad de Montserrat. Y entre la gente, el Conseller de Educación Ernest Maragall y la Regidora del Raval (la Concejal). La ceremonia duró dos horas largas...que, a sus amigos, que éramos todos los asistentes, se nos hizo corta. La primera lectura fue un escrito suyo: "Carta de Joan Lluís a sus amigos" ( A más de uno le habría dado un soponcio por esa irreverencia. Como al oír una omilía compartida por el Abad, un hermano de La Salle, una hermana Teresiana y un seglar.) Pero a más de uno de los presentes se le escapaban las lágrimas en muchos momentos de la ceremonia. Las ofrendas tampoco fueron muy litúrgicas. Además del pan y del vino, cada grupo presentó un objeto simbólico...Queriendo ofrecer en el altar todo lo que fue la vida de Joan Lluís.

Hay dos cosas que quiero compartir con vosotros, dos ideas que planearon ayer en la ceremonia.

Los que conocíamos a Joan Lluís sabíamos que, cuando hablábamos en paz o en la oración con él, a veces se quejaba de sentirse solo....Como todo profeta, como todo apóstol, como todo aquél que abre caminos. Juan Bautista de La Salle, se sintió una vez tan sólo, que dejó a los hermanos y se fue a Grenoble y a Parmenia, convencido de que él era el culpable de los problemas que pasaba su congregación. Pero Joan Lluís no estaba solo. Pero aquellos que dan su vida por los demás, aunque no se den cuenta, están rodeados por el amor y la admiración de muchos. Tanto el día de su entierro, como ayer, estaba rodeado por muchísimas personas, creyentes o no creyentes, que sabíamos que era un hombre de Dios y su obra, obra de Dios.

La otra idea la sacó a relucir el Provincial de los Escolapios. Contó que, al conocer la muerte de Joan Lluís, pensó: como Moisés. Moisés luchó contra viento y marea en el desierto para llevar el Pueblo a la Tierra Prometida. Pero él se quedó a las puertas. La escuela CINTRA debía abandonar sus locales. Joan Lluís luchó para encontrar otro lugar. Pocos días antes de su muerte lo había conseguido. Pero él no estrenará esos locales. Por eso una de las ofrendas en el ofertorio fueron las llaves de la nueva escuela...

Perdonad que me haya alargado...Ayer fue un día muy emotivo para mi y quería compartirlo con vosotros.

La foto que he colgado se la hizo en una visita que me hizo en África cuando era Visitador Auxiliar.


AVISO

En la parte superior derecha aparecerán cada semana los enlaces de los Power Point que publican las Hermanas Benedictinas del Monasterio de Sant Benet de Montserrat.
Es conveniente que paréis la música de fondo del blog antes de ir al link. Si no lo hacéis sonarán las dos músicas a la vez.