domingo, 31 de enero de 2010

DESPEÑAR A JESÚS...


"En aquel tiempo, comenzó a decir Jesús en la sinagoga: 'Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír'. y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: '¿no es éste el hijo de José?'. Y Jesús les dijo: 'Sin duda me recitaréis aquél refrán: médico cúrate a ti mismo. Haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaúm'. Y añadió: 'Os aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo a ninguna de ellas fue enviado Elías más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado nada más que Namaan el srio'. Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y levantándose lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos, y se alejaba."

Este texto es la continuación del del domingo pasado. ¿Por qué se enfadaron sus paisanos?
Acordaos que Jesús venía de citar al profeta Isaías. En su cita se comió una frase:"el día de la venganza del Señor". Cita lo de los cojos andam, los ciegos ven...y se come la venganza de Dios. Porque Dios no es un Dios de venganza, de violencia sino de paz y misericordia. Pero  hoy, los que nos creemos "perfectos", seguimos excomulgando, prohibiendo, expulsando en nombre de Dios a los que no nos gustan.
Tampoco entendieron cómo Jesús, el hijo del carpintero, se aplicaba este texto y les hablaba con aquella autoridad. Hoy, al que nos habla, seguimos preguntándole en que universidad estudió teología, cuando fue ordenado, dónde está el mandato de su obispo.
La cosa pasó de castaño a oscuro, cuando se negó a hacer ningún milagro, se comparó a Elias y a Eliseo y dijo que eran más dignos los "extrangeros", que ellos. Los "perfectos" seguimos poniéndonos furiosos cuando se nos pone de modelo un no creyente o alguien de otra religión...
Los habitantes de Nazaret quisieron despeñar a Jesús. Nosotros, cuando excomulgamos y condenamos, exigimos títulos y clericalismos, y cuando despreciamos y nos creemos mejores que el que no cree lo mismo que nosotros, también despeñamos a Jesús.
Afortunadamente, ni en aquel tiempo ni en éste, Jesús se deja despeñar. Pasa por en medio nuestro...y sigue su camino.

sábado, 30 de enero de 2010

viernes, 29 de enero de 2010

TESTAMENTO ESPIRITUAL...


Es un pco larga, pero vale la pena. Se trata de la carta del alcalde de Solsona, leída en la ceremonia de su entierro. Jounou era de Esquerra Republicana. En un país en que siempre clasificamos y etiquetamos, es bueno recordar que las personas están por encima de sus ideologías. La traducción es de Juan Morera, el sacerdote que dirige la radio digital AVM, cuyo link encontraréis a la derecha del blog. Soy consciente de que es muy larga, pero vale la pena. Tenéis el fin de semana para llerla.
Testamento espiritual del alcalde de Solsona
Xavier Jounou Bajo

“Dios lo ha querido y yo lo acepto. Siempre he estado a su disposición, y no puedo

echarme atrás ahora, aun cuando me cueste entenderlo.

Vivimos tan intensamente, que parece que no pueda ser que, de repente, de hoy para

mañana, te pueda atrapar una enfermedad como la que se ha enamorado de mí y paralizarlo todo. Pero la realidad ha sido esta, y es esta la que hemos tenido que aceptar y encarar, a pesar de que nos cueste.
Marcho conformado, tranquilo y sereno, pero con el alma sobrecogida por todas las
personas estimadas que dejo...Mi esposa Isabel y nuestras hijas, Laura y Rut. Mis padres, hermanas, tíos u tías, mi suegra, cuñados, sobrinos, que se han desvivido por mí y me han dado ¡más amor del que me podía llegar a imaginar! Y también el de tantos amigos y amigas y conocidos que he sentido tan cerca durante todo este proceso que me lleva hoy aquí! No sabéis el bien y el calor humano que he llegado a experimentar muy adentro del corazón, y cómo me ha ayudado a luchar hasta dónde he podido, al sentir vuestro aliento afectuoso siempre muy cerca.
Sé que hoy también marcha un alcalde de Solsona.No ha sido nunca para mí un objetivo serlo, era más bien como una disponibilidad que sentía. Y os puedo decir que bien ha valido la pena, que he sentido muchas cosas haciendo, que he podido compartir horas de trabajo, de preocupaciones, pero también de anhelos y muchas ilusiones y momentos preciosos, tanto con la totalidad de los regidores como con el amplio abanico de trabajadores municipales. Y he podido hablar con tanta gente y conocer tanta  nueva...
He procurado tener un marcado sentido institucional del cargo, y ser el alcalde de todos “els i solsonines”; a la vez que he procurado ser justo y atender a todo el mundo por igual. De todas maneras, me debo haber podido equivocar algunas veces, y es por esto que querría pedir disculpas si alguien en algún momento se ha sentido desatendido o decepcionado.En fin, me he sentido muy orgulloso de poder ser alcalde de la ciudad que tanto amo, y he intentado hacer todo lo bien que he sabido. Siempre me he sentido, pese a las normales discrepancias, apreciado y respetado, hecho que valoro mucho. Os pido, por favor, consideración y comprensión para el gobierno municipal; no ha sido fácil todo este tiempo para ellos este estado en el que me he encontrado. Yo pongo toda la confianza. Del mismo modo que deposito toda mi confianza y aboco todo mi aprecio personal en el nuevo alcalde. Es una bellísima persona, honrada y firme, que pondrá toda la dedicación y aprecio que requiere el cargo y la ciudad.
Ser y hacer de labrador ha sido mi vida. Y quiero reivindicar la necesidad que tiene la
sociedad de demostrar, con hechos más que con palabras, que nuestra actividad es
imprescindible, pero que, a la vez, la gente que vivimos en el campo no podemos ser unos llorones eternos, sino unos innovadores y renovadores constantes.
Ser cristiano y ser catalán son dos hechos que me han marcado profundamente en la vida.Os aliento a seguir trabajando para poder llegar a la plena soberanía nacional, fruto de una mayoría democrática que la avale. Una Cataluña dónde quepa todo el mundo que quiera estar en ella. Y, en estos momentos, osaría pedir a la sociedad un poco más de confianza y de comprensión en la clase política catalana. Ya sé que pasa lo que pasa, pero también es cierto que hay mucha gente que se dedica de manera correctísima y pensando sólo en el bien de todos. No seamos injustos poniendo a todo el mundo en el mismo saco. Y a la clase política le pediría más generosidad y mucha apertura de miras. No hay nadie en posesión de la verdad ni de nada que sea de todos, ni nadie solo puede atribuirse ser Cataluña. Por favor, paremos un momento, recapacitemos y démonos cuenta que nuestra desunión es, a
la vez, nuestra más grande debilidad. Y que, sobre todo, no podemos ejercer la política desde el rencor, desde el recelo constante, ni desde las batallitas entre los partidos y dentro de ellos. No nos lleva a ninguna parte que no sea al embelesamiento, a menudo tonto, de la militancia de turno de cada partido. Pero esto también es estéril.
Y mi pobre y amada Iglesia! ¡Tan cómoda en Roma y tan desubicada en la cueva de Belén! Esta jerarquía tan alejada del Concilio Vaticano II, y a la vez tan recelosamente garante de aquello que debería ser secundario. Tan satisfecha haciendo celebraciones con reminiscencias del pasado dentro de engalanados templos, y tan ausente en su principal misión evangélica, la de piedras hacia fuera, allá dónde aplicar y vivir la fe y la donación cobra todo su sentido el ser cristiano. ¡Como me he sentido cerca siempre de la gente sencilla que trabaja en sus parroquias, de la gente que por amor a Cristo se da de manera humilde y nada ruidosa. Cómo me acuerdo en estos momentos del obispo Pere, allá en Araguaia, o de las monjas del Hospital y de tantas y tantas otras vidas, creyentes y no creyentes, entregadas de lleno a derramar amor sobre quien más lo necesita, ya sea por fidelidad al Evangelio, ya sea por amor a la dignidad humana. Y no es lo suficiente vergonzoso que los cristianos, a estas horas todavía vivamos divididos.Todo irá a mejor, ya lo veréis. El mal siempre hace mucho ruido, al contrario del bien, que es silencioso. Pero hay mucha bondad todavía en mucha gente para cambiar muchas cosas y poderes. Seguro. El mundo ha de ir a mejor. Trabajemos por hacerlo realidad!
Bien, me voy, si me quiere, con el Hijo del carpintero de Nazaret, mi guía en esta vida
terrenal.
Aquí, cerca de la Virgen María del Claustro, os digo adiós.Dios lo ha querido y yo lo acepto, y le pido que os ayude a aceptarlo a vosotros.
¡Que en el cielo nos podamos reencontrar todos juntos. Me llevo todo vuestro amor y todo vuestro afecto dentro de la cajita de mi corazón!
(+) Xavier Jounou
Alcalde de Solsona
Ayuntamiento de Solsona



jueves, 28 de enero de 2010

ENCONTRAR A DIOS...( CONCLUSIÓN)



Tras estos tres ejemplos de personas que por diferentes caminos han encontrado a Dios, cabe la pregunta: ¿Y nosotros?
En ese "nosotros" incluyo los cristianos de toda la vida, de familia, de entorno. Los que Pablo, citando a otros autores, llamaba "cristianos sociológicos". Aunque parezca un poco radical, os diré que nadie es cristiano "auténtico" si no se ha convertido. Puedo ser fraile, monja, cura...incluso obispo; si no hay una conversión, no paso de ser cristiano sociológico, un número que falsea las estadísticas. Los que hemos nacido cristianos, necesitamos un día darnos de narices con Dios para ser coherentes con nuestra Fe. Necesitamos profundizar, meditar lo que significa ser critiano. Hemos de asumir el dolor del mundo, y aunque suponga una lucha, saber encontrar a Dios allí.
Es más...Debemos intentar convertirnos cada día. Por eso es tan importante encontrar esos momentos de soledad en los que poder preguntarnos lo que hacemos, para ver lo que debemos hacer, aquello que debemos cambiar. 
Convertirse, es mirar la vida con otros ojos. Eso debemos hacerlo todos. Eso es un trabajo de cada día. Eso es vivir conscientemente y poderse llamar, sin vergüenza, cristianos.

Pasa como con el amor. Si no se renueva cada día, si no se alimenta, acaba por morir. ¿Y qué es ser cristiano, sino estar enamorado de Jesús?

miércoles, 27 de enero de 2010

UNA NUEVA SOCIEDAD ES POSIBLE...

Aquí os dejo este vídeo que quizá lo retiren en breve (porque YouTube es yankee). Pero merece reflexionarlo. Nuestra sociedad está dirigida por el dinero y para el dinero. El Dios Mammon de la Biblia. El verdadero enemigo del hombre. Otra sociedad es posible, pero debemos crearla. No nos la darán, porque a ellos no les interesa el cambio. Es entre todos que hemos de luchar por esa sociedad diferente. Los cristianos tenemos un camino claro: un Evangelio que viene a liberar, curar, iluminar...si realmente lo seguimos. Como Francisco, Teresa de Calcuta, Ferrer...y tanta gente anónima que lucha día a día. Juntos cambiaremos este mundo. Solos...nos quedaremos en palabras y bellas intenciones.


ENCONTRAR A DIOS...(3)




Ernesto Sábato, a los 90 años escrbió el libro "Antes del fin" en el que reflexiona sobre su vida: " Escribo este libro sobre todo para los adolescentes y jóvenes, pero también para los que, como yo, se acercan a la muerte, y se preguntan para qué y por qué hemos vivido y agantado, soñado, escrito, pintado o, simplemente, esterillado sillas".
Sábato se siente golpeado desde muy joven por la injusticia: "Hacia los dieciséis años empecé a vincularme con grupos anarquistas y comunistas, porque nunca soporté la injusticia social. En medio de la crisis total de la civilización que se levantó en Occidente por la primacía de la técnica y los bienes materiales, miles de muchachos volvimos los ojos hacia la gran revolución que en Rusia pareció anunciar la libertad del hombre".
Con altos estudios científicos marcha a trabajar a Francia, pero la deshumanización de la técnica le decepciona: "Extraviado en un mundo en descomposición, entre restos de ideologías en bancarrota, la escritura ha sido para mí el medio fundamental, el más absoluto y poderoso que me permitió expresar el caos en que me debatía".
Su conversión no es un acto inesperado, pero tampoco un proceso de reflexión intelectual. Su conversión nace del dolor, del profundo dolor que le deja la miseria humana, la muerte de su mujer y de su hijo. Ahí, en medio del sufrimiento, Dios aparece como la única mano a la que poder agarrarse: "Paso junto a la puerta del cuarto donde murió Matilde, luego de una dura y larga enfermedad que la dejó postrada durante años (...)¡Cuánta congoja! Cómo va quedándose a oscuras esta casa en otro tiempo llena de los gritos de los niños, de cumpleaños infantiles, de los cuentos que Matilde inventaba por la noche para dormir a los nietos. Qué lejos, Dios mío, aquellas tardes en que venían a conversar con ella sus amigos. En sus años finales, cuando la he visto desolada por la enfermedad, es cuando más profundamente la quise".
"La tarde desaparece imperceptiblemente, y me veo rodeado por la oscuridad que acaba por agravar las dudas, los desalientos, el descreimiento de un Dios que justifique tanto dolor. En este atardecer de 1998, continúo escuchando la música que él (su hijo) amaba, aguardando con infinita esperanza el momento de reencontrarnos en este otro mundo, en ese mundo que quizá, quizá exista. ¿Cómo mantener la fe, cómo no dudar cuando se muere un chiquito de hambre, o en medio de grandes dolores, de leucemia o de meningitis, o cuando un jubilado se ahorca porque está solo, viejo, hambriento y sin nadie?".

Pero un día, hace un descubrimiento: "Hace poco he visto pot televisión a una mujer que sonreía con inmenso y modesto amor. Me conmovió la ternura de esa madre de Corrientes o del Paraguay, que lagrimeaba de felicidad junto a sus trillizos que acababan de nacer en un mísero hospital, sin abatirse al pensar que a estos, como a sus otros hijos, los esperaba el desamparo de una villa miseria, inundada en ese momento por las aguas del Paraná. ¿No será Dios que se manifiesta en esas madres?"
 Su Fe es dubitativa, llena de contradicciones, pero no por ello menos Fe: "Muchos se han cuestionado la existencia de ese Dios bondadoso, que, sin embargo, permite el sufrimiento de seres totalmente inocentes. Una santa como Teresa de Lisieux tuvo dudas ante el momento antes de su muerte; y, en medio del tormento, las hermanas la oyeron decir: 'Hasta el alma me llega la blasfemia'. Von Balthasar dice que, mientras hubiera alguien que sufriese en la tierra, la sola idea del bienestar celestial le producía una irritación semejante a la de Ivan Karamazov. Sin embargo luego muere en la fe más inocente, como también Dostoievski, Kierkegaard y el endemoniado Rimbaud, que en el lecho suplica a la hermana que le suministren os sacramentos. Y entonces, cuando abandono esos razonamientos que siempre acaban por confundirme, me reconforta la imagen de aquel Cristo que también padeció la ausencia del Padre".
"Yo oscilo entre la desesperación y la esperanza, que es la que siempre prevalece (...). Por la persistencia de ese sentimiento tan profundo como disparatado, ajeno a todda lógica - ¡qué desdichado el hombre que sólo cuenta con la razón! -, nos salvamos, una y otra vez".

martes, 26 de enero de 2010

ENCONTRAR A DIOS...(2)



La conversión de C.S.Lewis fue muy distinta de la de Frossard. Fue un largo proceso en el que influyó claramente la amistad. Fue profesor de Filosofía y Literatura en Oxford. La lectura y la amistad con compañeros creyentes, uno de ellos Tolkien, el autor de El Señor de los Anillos, le llevaron a la Fe.
Antes escribía: "Si me piden que crea que todo es obra de un espíritu omnipotente y misericordioso, me veré obligado a responder que todos los testimonios apuntan en dirección contraria". "Para un cobarde como yo, el Universo del materialista tenía el enorme atractivo de que te ofrecía una responsabilidad limitada. Ningún desastre infinito podía atraparte, pues la muerte terminaba con todo (...). El horror del universo cristiano era que no tenía una puerta con el cartel de Salida ".
Cae enfermo y para llenar las horas lee a Chesterton y a McDonald, dos escritores creyentes y conversos. "Al leer a Chesterton y a McDonald, no sabía dónde me estaba metiendo". "Todos los libros empezaban a volverse en mi contra. Georges McDonald había hecho por mí más que ningún escritor, pero era una pena que estuviese tan obsesionado por el cristianismo. Era bueno, a pesar de eso. Chesterton tenía más sentido común que todos los escritores modernos juntos..., prescindiendo, por supuesto, de su cristianismo. Johnson era uno de los pocos autores en los que me daba la impresión de que se podía confiar plenamente, pero curiosamente tenía la misma chifladura".
Leyendo a Chesterton, su ateísmo tiene los días contados." No hacía mucho que había terminado Everlasting Man, de Chesterton, cuando me ocurrió algo peor. A principios de 1926, el más convencido de todos los ateos que conocía se sentó en mi habitación, al otro lado de la chimenea  y comentó que las pruebas de la historicidad del Evangelio eran sorprendentemente buenas.(...) Si el cínico de los cínicos, el más duro de los duros, no estaba a salvo, ¿adónde podría volverme yo?¿es que no había escapatoria?". "La zorra había sido expulsada del bosque y corría a campo abierto con todo el dolor del mundo, sucia y cansada, con los sabuesos pisándole los talones. Y casi todo el mundo pertenecía a la jauría: Platón, Dante, McDonald, Herbert, Barfield, Tolkien, Dyson...Todo el mundo y todas las cosas se habían unido en mi contra." Algunos de los que nombra son sus amigos y compañeros de Oxford.
Identifica su conversión con el día en el que Dios deja de ser una idea y pasa a ser Alguien, una Persona. "Debes imaginarme solo, en aquella habitación del Magdalen, noche tras noche, sintiendo, cada vez que mi mente se apartaba del trabajo, el acercamiento continuo, inexorable, de Aquel con quien, tan encarecidamente, no deseaba encontrarme. Aquel que temía profundamente cayó sobre mi. Hacia la festividad de la Trinidad de 1929 cedí, admití que Dios era Dios y, de rodillas, recé. Quizá fuera aquella noche el converso más desalentado y remiso de toda Inglaterra".

lunes, 25 de enero de 2010

ENCONTRAR A DIOS...(1)



Hoy es la festividad de la Conversión de San Pablo. No sabemos qué le ocurrió exactamente. Lo cierto es que un día se encontró con Jesús y cambió su vida. Y a lo largo de la historia le ha ocurrido a muchos más. Unos explican un proceso de acercamiento, otros un abrirse los ojos en un instante. Aquí os dejaré el testimonio de tres personas de nuestro tiempo, que encontraron la Fe. Los tres con proceso diferente. Hoy el de André Frossard, famoso periodista francés.
André Frossard (1915 - 1995) dejó escrito un libro en que narra su conversión: "Dieu existe". Allí escribió:
" Sé la verdad sobre la más disputada de las cuestiones y el más antiguo de los procesos. Yo me lo encontré. Si el azar cupiese en esta especie de aventura, diría que me lo encontré por casualidad, con el asombro del paseante que al doblar una calle de París viese, en lugar de la plaza o del cruce habituales, un mar inesperado batiendo con su oleaje la planta baja de las casas, y extendido hasta el infinito. Fue un momento de estupor que dura todavía. Nunca  me he acostumbrado a la existencia de Dios."
Frossard, el agnóstico, escribió: "...si admitiera la posibilidad de alguna verdad, los curas serían las últimas personas a las que iría a preguntar; y la Iglesia, a la que no conozco sino a través de alguna de sus chapuzas temporales, sería el último lugar donde iría a buscarla."
Una tarde, buscando a un amigo, entra en una capilla del barrio latino. En cinco minutos cambió su vida: "Pensaba en cualquier otra cosa cuando caí en una especie de emboscada. Así que este libro (Dieu existe) no cuenta cómo he llegado al catolicismo, sino cómo no iba hacia él cuando me lo encontré. No es el relato de una evolución intelectual, sino la reseña de una acontecimiento fortuito, algo así como el atestado de un accidente". "Con la mirada del espíritu, yo lo he visto alzarse más bello que la belleza, más luminoso que la luz". " Es la realidad, la última realidad, la que hace que las cosas sean lo que son".
Desde aquel momento ve a la Iglesia con otros ojos: " Mis libros reconocían el antiguo poder de la Iglesia, pero lo hacían para mejor censurar el uso que había hecho de él. Su historia era la de una larga y fructuosa empresa dominadora con máscara filantrópica, pues sólo predicaba la humildad para obtener resignación, y la esperanza para no oír hablar de justicia. Esos libros míos citaban gustosamente a los inquisidores y a los Papas pendencieros, pero nunca hablaban de los mártires ni de los santos (...) Se mostraban prolijos al hablar de la cabeza política de la Iglesia terrestre, pero mudos en cuanto a su corazón evangélico. Yo conocía todo sobre el comportamiento despótico de Julio II e ignoraba absolutamente los encendimientos poéticos de Francisco de Asís".
Os recomiendo ese libro...Pero no todas las conversiones son de este tipo. Normalmente son un largo proceso, una lucha interior. Mañana veremos la conversión del escritor C.S. Lewis.

domingo, 24 de enero de 2010

LA BUENA NUEVA



"...En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del Profeta Isaías y, desenrrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: 'El espíritu del Señor está sobre mí, porque  él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: 'Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír'."
Veíamos el domingo pasado, cómo Juan empieza la vida de Jesús con las Bodas de Caná. Su programa de acción: cambiar el agua, la doctrina de la Ley, en vino, la doctrina del Amor.
Hoy vemos cómo Lucas inicia la vida pública de Jesús en la sinagoga de Nazaret. También nos muestra su programa: La Buena Noticia, que es la doctrina del Amor.
Jesús viene a los pobres, a liberar, a dar luz...Les dice a sus conciudadanos que Él es el cumplimiento de esta Palabra, que Él es esta Palabra. Ellos sólo ven en él, al hijo de José. Si seguís leyendo el texto en vuestro evangelio, veréis que sus conciudadanos lo quisieron despeñar por un barranco...
Jesús viene a eliminar el mal. Viene a romper las cadenas que nos atan...Y ese es nuestro camino si queremos seguirle.: Luchar por la justicia, dar de comer y beber, curar, llenar el mundo de Amor...Es lo que nos dice Jesús, hoy, a TODOS...
Habrá quien dirá que hablar todo el día de Amor no es concretar nada. Que es muy fácil decir que se es cristiano porque se ama. Si es tan fácil, ¿por qué no lo hacemos? Es mucho más fácil cumplir unos ritos, seguir unas normas...y luego, seguir con nuestra vida de siempre.
Francisco, Teresa de Calcuta, Romero, Ferrer...dedicaron su vida a amar y no les fue fácil. Pero un día se encontraron con Dios hecho hombre en los pobres, en los sufrientes, en los oprimidos...y lo siguieron y dedicaron toda su vida a Él.
Nosotros, desde nuestra comodidad, pensamos que no hay que exagerar. Que lo importantes es no cambiar las palabras de la misa. Que eso es alinearse con el marxismo, es hacer política. (Curiosamente no pensamos lo mismo cuando nos ponemos junto a los políticos en manifestaciones para defender el "orden").
Pero, afortunadamente, en el mundo, en los barrios marginales, en los países del tercer mundo, hay muchos seguidores de Cristo (algunos sin saberlo) que hacen que aquellas palabras de Isaías hoy se cumplan también, y dedican sus vidas a socorrer al pobre, a curar al enfermo, a iluminar nuestro Mundo...

sábado, 23 de enero de 2010

MÚSICA DEL SÁBADO: POLYELEOS


En los momentos finales de la Semana de Oración por la Unidad de la Iglesia, os dejo un canto de la liturgia ortodoxa griega.
Polyeleos podría traducirse como "Gran Misericordia"


viernes, 22 de enero de 2010

FRENTE A LA REALIDAD...



Cada día nos golpea la dura realidad de la vida. La facilidad y rapidez de las comunicaciones hace, que la realidad no se limite a nuestro entorno sino que se amplie a toda la tierra. No solamente nos enteramos a los cinco minutos de un terremoto que se ha producido a miles de kilómetros, sino que recibimos las imágenes al instante. Fuimos muchos los que vimos en directo, mientras mirábamos estupefactos la primera torre gemela ardiendo, cómo el avión impactaba en la segunda.
Nuestra forma de reaccionar es muy diversa.
Hay una buena parte de la sociedad que utiliza como respuesta la evasión. Simplemente mira hacia otra parte. Evita hacerse preguntas y buscar un sentido a las cosas. Huye de todo lo que represente sufrimiento, dificultad, lucha. Ante la desgracia, cambia de cadena ...No le incumbe. Es una reacción totalmente inmadura.
Otros reaccionan violentamente, revolviéndose contra los demás. Se acusa a Dios, se acusa a los gobiernos, se acusa a los científicos...Pocos se acusan a sí mismos y buscan la parte de culpa que tienen. Revolverse contra lo que ya ha sucedido no sirve para nada. El sano enfado, que nos lleva a actuar y a buscar soluciones... sí es positivo.
Se puede reaccionar con serenidad. No me refiero a la resignación, que muchas veces no pasa de ser una derrota. Me refiero a la fortaleza que hace que no perdamos los papeles y sepamos enfrentarnos con lucidez a la desgracia. Es a partir de ahí que encontraremos las auténticas soluciones. es a partir de ahí, que la desgracia nos ayudará a crecer.
La serenidad evitará que caigamos en la desesperación y hará que se nos encienda la luz de la esperanza. Esta es la actitud más sensata. No una esperanza vana, ilusa...sino, basada en la realidad, la fuerza que nos ayuda a mirar y a caminar hacia delante, a seguir luchando... 

jueves, 21 de enero de 2010

UN REGALO...



La Fe es un regalo, no un privilegio. A veces los creyentes adoptamos una postura de superioridad...y nos equivocamos. La Fe es un regalo, no algo que hemos conseguido con nuestros méritos.
La Fe es un regalo y un compromiso. Es un regalo que nos compromete, que toma toda la persona y la cambia. Y que después, hemos de ir alimentando por medio de la oración y de la entrega. De la verdadera oración que es entrega.
Desgraciadamente, en ocasiones, se utiliza la Fe como arma para atacar al otro. Como motivo de desprecio hacia el que no cree. Como causa de violencia contra el que no la tiene o la tiene distinta.
Si la Fe no nos hace humildes, tolerantes, serviciales, entregados, luchadores por la justicia....Lo nuestro no es Fe. Es fanatismo.

miércoles, 20 de enero de 2010

EL GRAN DICTADOR...



Esta es otra imagen falsa de Dios. Un Dios que manda, impone, decreta, prohibe, impide, dicta normas, lo controla todo. Este Dios se utiliza para tener a las pesonas sumisas, obedientes, supeditadas. Un Dios que nos mantiene a todos en la minoría de edad, que no nos deja crecer.
El problema radica en que, si remitimos las normas humanas (civiles o religiosas) a Dios. Y si estas normas son fruto de las circunstancias, de componendas o de ganas de poder,  las sacralizamos y la imagen de Dios queda ligada a nuestros intereses. Hemos transformado a Dios en un ídolo.
Nos encontramos ante un Dios opresor, cuando el Dios de Jesús es liberador. Ya en el Antiguo Testamento Dios es el libertador de pueblo...¿Por qué nos empeñamos en transformarlo en un dictador?.Dios no quiere sumisión, esclavos, menores de edad. Dios quiere hombres libres que le aceptan libremente y le siguen en libertad.

martes, 19 de enero de 2010

EXTRAÑO...



Cuando nadie escucha
a los tranquilos árboles,
cuando nadie percibe
el sol en el estanque,
donde nadie siente
la primera gota de lluvia,
ni ve la última estrella.
ni saluda al alba
de un modo gigante
donde empieza la paz
y termina la ira,
un pájaro permanece inmóvil
contemplando la obra de Dios:
una hoja que amarillea, dos flores que caen,
diez círculos en la charca.
Una nube sobre la ladera,
dos sombras en el valle
y la luz da en el blanco.
¡Ahora el amanecer ordena la captura
de la mayor fortuna,
la rendición
de un premio no menos maravilloso!
Más cercano y más claro
que cualquier maestro de las palabras,
Tú, Extraño interior
a Quien nunca he visto,
más profundo y más limpio
que el clamoroso océano,
¡agarra mi silencio,
sostenme en Tu Mano!
Ahora la acción es baldía
y el sufrimiento deshecho.
Las leyes se vuelven generosas,
los límites son derribados,
pues la envidia no tiene propiedad
y la pasión es ninguna.
¡Mira, la vasta Luz permanece inmóvil,
nuestra más pura Luz es Uno!

(Tomas Merton)

lunes, 18 de enero de 2010

¿INMOVILISMO O CAMBIO?



Empezamos hoy el octavario por la unión de los cristianos. Es decir, ocho días para que recemos y recordemos que sólo hay una Iglesia, la de Cristo y que hemos de intentar limar nuestras diferencias para considerarnos todos, miembros de la misma Iglesia.
Lo peor que nos puede ocurrir cuando buscamos la unidad, y eso también vale para el diálogo con otras religiones no cristianas, es, quedarnos en buscar un común denominador. Aquello que nos une. Este es únicamente un primer paso. Muy importante, sí, pero insuficiente. También debemos buscar sin tapujos lo que nos separa. Porque no se trata de renunciar a la propia identidad. Podemos estar de acuerdo con una especie de "humanismo universal". Quien vive su espiritualidad profundamente sabe, que reducir la espiritualidad a ese común denominador, es reducirla a mínimos, a algo superficial y sin vida. Eso sólo sirve como punto de partida.
El caso de la unión de los cristianos, el ecumenismo, para ser honesto, ha de evitar muchos peligros.
Si partimos de la afirmación de que la Iglesia católica es la única Iglesia de Cristo, matamos de raiz el ecumenismo. Sólo hay una alternativa: o eres de los nuestros o no eres Iglesia de Cristo. Tras este punto de partida, no hay diálogo posible y el ecumenismo es una pantomima.
Si leemos la historia de la Iglesia con seriedad y honestidad, constataremos que la división siempre la ha provocado el orgullo humano. La Iglesia Ortodoxa se separó por cuestión de primacía entre Roma y Constantinopla. La cuestión teológica del "filioque" es irrelevante. Lutero tenía razón en el tema de las indulgencias y, desgraciadamente, Roma siempre ha rozado la simonía. La mayoría de las tesis de Lutero, hoy no representan ningún problema para la Iglesia Católica. El orgullo y la intolerancia, provocaron la división.
Católicos y protestantes de base se entienden. Los monasterios son lugares de unión entre todos. Pero una eclesiología católica totalmente vertical (y totalmente preconciliar), una lectura machista del evangelio que impide el sacerdocio a las mujeres (más bien una no lectura, porque del evangelio no se puede deducir ni el sacerdocio del hombre, ni el no sacerdocio de la mujer) , una doctrina que pretende la interpretación literal de la Biblia y una doctrina totalmente desviada de la infalibilidad pontificia, son los que ponen una barrera a la unidad. 
El verdadero ecumenismo supone compartir la riqueza de los otros cristianos. La búsqueda del Espíritu Santo y el amor a la Palabra de los protestantes, por poner dos ejemplos.
Estos días hemos de meditar las palabras de Jesús en la Última Cena, tal como nos las transcribe Juan: "QUE TODOS SEAN UNO, COMO TÚ PADRE, ESTÁS EN MÍ Y YO EN TI, QUE TAMBIÉN ELLOS SEAN UNO EN NOSOTROS, PARA QUE EL MUNDO CREA QUE TÚ ME ENVIASTE" (Jn 17,21)
Mientras nos sigamos peleando entre nosotros, desvirtuándonos unos a otros...Impedimos que los hombres crean en Jesús. 

domingo, 17 de enero de 2010

EL VINO DEL AMOR



"En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí; Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino y la madre de Jesús le dijo: 'No les queda vino' Jesús le contestó: 'Mujer, déjame. Todavía no ha llegado mi hora'. Su madre dijo a los sirvientes: 'Haced lo que él diga' Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: 'Llenad las tinajas de agua'. Y las llenaron hasta arriba. Jesús les dijo: 'Sacad ahora y llevádselo al mayordomo'. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin sabefr de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo:'Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebido, el peor; tú en cambio has guardado el vino bueno hasta ahora". Así, en Caná de Galilea, Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él."

Todos sabemos que el Evangelio de Juan es el más teológico. este texto está lleno de símbolos. Nos quedaremos con uno, el central: la conversión del agua en vino. Todos los padres de la Iglesia coinciden en señalar que el agua simboliza la antigua ley y el vino la nueva ley promulgada por Jesús. se trata de su primer acto público y nos dice que la ley queda superada por la doctrina del Amor: Amar a Dios y al prójimo. Los primeros en percatarse del cambio no son los jefes (el mayordomo), sino los servidores, los humildes...
No siempre está claro el camino que debemos seguir. María nos señala lo que hemos de hacer cada momento: 'Haced lo que Él os diga'. Hasta la llegada de Jesús, regía la ley. Con Él, no es que quede derogada, sino que Jesús queda como ejemplo viviente de cómo hemos de cumplir la ley. Y su ejemplo es de Amor, a Dios y a los Hombres. Un ejemplo que llevó hasta las últimas consecuencias... 

sábado, 16 de enero de 2010

NO PREGUNTES A LA GENTE POR SU DIOS, PREGUNTA POR SU DOLOR


 Hoy no hay música del sábado. En todo caso tendría que colgar el Requiem de Mozart. Tampoco quiero entrar personalmente en la polémica sobre las declraciones del obispo Munilla. Os cuelgo un comentario Anónimo al post de José Mª Castillo sobre el tema. Como es anónimo no puedo pedirle permiso para copiarlo , pero no creo que tenga inconveniente en que lo haga. La Comunidad de hermanos de La Salle de Port au Prince parece ser que está indemne y que están acogiendo a las hermanas y alumnos en las instalaciones que quedan en pié.

"Creo que Munilla es torpe. Simplemente.Mucho. E inoportuno. Limitado. Lo que ha dicho esta fuera de tiesto en un momento de dolor y de horror como este, cuando lo que cuenta es la compasion, la solidaridad,el remangarse y dedicar toda la atencion, los medios y los recursos a la solucion y alivio de una catastrofe espantosa. Entiendo la indignacion de Castillo. Es natural siendo tambien sacerdote de la misma iglesia y sabiendo muy de cerca en qué estado andan los pobres de este mundo.

Sin embargo los cristianos o no cristianos compasivos y libres, no podemos perder el tiempo y la energia con estos personajes, que siempre andarán metiendo la pata. Sin mala intencion. Es que no dan para mas.
Sí que tiene razon en una cosa: la espiritualidad escasea. Sí. Y no porque no haya espiritualistas que van a su bola para ganarse un pedazo de hipotetico cielo mientras su projimo perece en un infierno de miseria y abandono propiciado por un primer mundo lleno de catedrales goticas,monasterios, palacios episcopales, arzobispales, papales...capillas sixtinas,marmoles, oros, inciensos y mirras, sino porque la verdadera espiritualidad es inseparable del mundo que tanto desprecian. Del crecimiento humano, del amor de verdad.Del desarrollo digno de los hijos de Dios, que no son solo los bautizados,sino TODOS!!!!!!
Me gustaria saber que opinaria de esas reflexiones episcopales mi amiga Natalia Martinez de Pablo, que ahora mismo está soportando en un suburbio de Port au Prince, la muerte en directo, el derrumbe del mísero hospital, de la escuela que se ha caido encima los niños...por supuesto de la casa que comparte con su comunidad, aunque ya falta una de ellas sepultada en escombros. En Haiti normalmente no hay nada. Hay que enviar directamente lo que necesitan porque alli el dinero no sirve. Allí,don Munilla, solo hay pura espiritualidad: el sufrimiento humano y la compasion gratuita de quienes aman. Una simbiosis que transforma la vida para siempre. Que engancha. Porque Natalia cuando viene de visita cada cinco años, suspira por volver cuanto antes. A lo mejor su ilustrísima creerá que es masoca, pero no. Secillamente, ama. Y esta interesadísima en que mejoren las condiciones de vida pésimas en que sobremueren sus amigos,alumnos y pacientes. Sus vecinos.
Si Natalia leyese las palabras del obispo, suponiendo que le quedase algo de tiempo para esas bagatelas, sonreiría y diría, "perdonale Senyor, porque no sabe lo que dice ni de lo que habla" y seguiria tan atareada y amorosa, atendiendo a los hijos de Dios. A sus hermanos de espiritu, que en este caso es un vínculo mucho mas fuerte que la sangre, que la carne y que la religion. Porque está claro,que religion a la vista está, no significa siempre espiritualidad,sino casi siempre division neoplatónica entre alma y cuerpo,entre materia y espiritu.
La verdadera espiritualidad no tiene sentido sin un cuerpo que la sostenga. Y un cuerpo sin espíritu nunca podría vivir ni respirar, ni moverse, ni amar, ni sentir el gozo de vivir...Creer que Dios nos ha creado enteros para que nos dividamos y hagamos la guerra entre cuerpo y espíritu, es un aberracion. Todo está integrado en la realidad de la creación. Somos nosotros los que aferrados a las ideas autómatas nos cerramos la puerta del crecimento, la luz de la inteligencia y la bondad del corazon."

viernes, 15 de enero de 2010

¿VALLE DE LÁGRIMAS?



Demasiadas veces hemos oído esta frase: "Este mundo es un valle de lágrimas". Este mundo lo hacemos un valle de lágrimas, deberíamos decir. El problema del sufrimiento, del mal, es un problema capital. Porque de él depende que se nos desmorone la imagen de Dios Amor que tenemos y se nos convierta en un Dios sádico. El sufrimiento de los inocentes es, sin duda, una de las principales causas de las crisis de Fe. La pregunta ¿dónde estaba Dios?, se hace más insistente cuando nos encontramos ante catástrofes como la que se ha vivido en Haití.
Para reflexionar sobre esta cuestión hemos de remitirnos otra vez a las imágenes que nos hemos hecho de Dios. Si nuestra imágen es la del director del teatro de marionetas, la de que todo lo que ocurre es "voluntad de Dios" y Él nos dirige como muñecos...es evidente que ese Dios sería nefasto, culpable de todos los males de la tierra y no merecería nuestro amor. Pero hay otra imagen que hemos maltratado. La del Dios Salvador y por la que malbaratamos todo el sentido de la Historia de la Salvación. Cuando presentamos a Dios como un ser terriblemente ofendido por el primer pecado del hombre, ofensa que sólo podía ser reparada con la sangre de su Hijo, tenemos igualmente la imagen de un Dios sádico y olvidamos el verdadero sentido de la Encarnación, que es darnos la vida, mostrarnos el camino hacia Dios, que es entregarnos al Hombre y así hacernos hijos de Dios. Esa es la auténtica Salvación.
En la vida siempre habrá sufrimiento porque somos criaturas, ligadas a una naturaleza que tiene sus debilidades. Somos irremediablemente limitados. Pero si algo está claro es, que la voluntad de Dios no es que suframos. Y cuando nosotros sufrimos, Él lo está haciendo con nosotros. Jesús no murió para aplacar a Dios con su sangre, sino víctima del poder religioso de su tiempo, que, precisamente, no  aceptó su mensaje de un Dios Abba, Amor, habitando en cada uno de nosotros, creyentes o no. 
En uno de los muchos correos que se reenvian en cadena (y los cuales borro sin reenviarlos), he leído que debíamos hacer penitencia, porque el terremoto de Haití era consecuencia de los pecados del mundo. Me quiere explicar esa persona, ¿qué culpa tiene la pobre gente de Haití de los pecados del mundo? Un terremoto es una catástrofe natural provocada por el deslizamiento de las placas continentales. Los pecados del mundo no se solucionan ni con catástrofes ni con penitencias para sufrir. Los pecados del mundo se solucionan cambiando de vida, buscando soluciones, con compromiso. Considerar este mundo como un valle de lágrimas; afirmar que hemos venido a este mundo para sufrir; pensar que el sufrimiento es lo que redime los pecados...es puro masoquismo. Y lo que es peor, es olvidarse de que Dios es Amor y el único que perdona...
Como decíamos ayer, hoy caben dos tipos de oraciones. La imprecatoria. Sí, es el momento de enfadarse un poco con Dios y preguntarle ¿Por qué?. Y la auténtica de petición, que es la de pensar qué puedo hacer yo por esta gente, ya que Dios actúa através del Hombre...
Porque Dios no es un Dios de muerte, sino de VIDA...

jueves, 14 de enero de 2010

¿POR QUÉ HEMOS DE REZAR?


Tras el post sobre el director del teatro de marionetas, más de uno puede preguntarse: Si Dios no actúa directamente sobre los acontecimientos del mundo, entonces, ¿qué sentido tiene rezar?

Está claro que la oración no hará cambiar a Dios ni cambiará la realidad...pero sí NOS CAMBIARÁ A NOSOTROS. El fin de la oración es como decía Santa Teresa: "tratar de amistad con Aquel que sabemos que nos ama." Se trata de contarle nuestros problemas como lo hacemos con nuestros amigos íntimos. Eso hará cambiar nuestra actitud ante el problema. Nos dará consuelo y ánimos para seguir luchando. Una madre que perdió a su hija de 27 años de una rápida enfermedad, decía: "mi familia y mis amigos rezaban, pedían su curación. Pero Dios no hizo nada. Bueno, sí, hizo mucho: me dió la fuerza para estar junto a mi hija y sobrellevar el dolor. Me estuvo acompañando siempre, me sostuvo y me dió, y me sigue dando, sentido a la vida tras la muerte de mi hija."

El rezar por los demás ha de mover nuestro corazón para buscar formas de ayudar a esa persona y nos dará fuerzas para llevarlo a la práctica.

Además la oración es mucho más amplia:

. Oración contemplativa: que nos hace crecer interiormente uniéndonos a Dios.

. Oración de acción de gracias, porque Dios nos mantiene y nos sostiene.

. Oración de alabanza ante las grandezas de la creación.

. Oración, por qué no, imprecatoria, de queja por las desgracias e injusticias del mundo.

. Oración comunitaria, en la que nos sentimos todos unidos ante Dios.

La base de nuestra oración ha de ser nuestra actitud. No rezamos para pedir a Dios que nos solucione nuestros problemas. Hemos de rezar para ponernos en sus manos, para buscar qué es lo que Él y su presencia en los Hombres, nos pide en cada momento...

miércoles, 13 de enero de 2010

LA INSATISFACCIÓN


Todos pasamos momentos de la vida en que nos encontramos insatisfechos; nos sentimos sin ganas de hacer nada; nos creemos incomprendidos. Con demasiada facilidad a este estado lo etiquetamos de depresión y desaprovechamos la ocasión de crecimiento personal que nos brinda este estado.
El crecer como personas nos hace entrar en esta insatisfacción. El saber remontarla o el quedarse ahí, es la clave de que sigamos creciendo o nos quedemos para siempre en ese estado.
El joven que acaba con ilusión su carrera y empieza el trabajo con fuerza, tarde o temprano sufre la desilusión de ver que no todo es como lo imaginaba.
La joven pareja que tras unos años de matrimonio ve evaporarse el amor que les unía.
Golpes que nos da la vida: quedarse huerfano, enviudar, perder el trabajo...
Si sabemos reconocer el problema y no nos quedamos dando vueltas a su alrededor, sino que buscamos soluciones y luchamos para salir hacia adelante, saldremos de él más maduros, más personas...
Lo mismo ocurre con la vida espiritual.
Un acontecimiento doloroso que remueve la imagen de Dios que teníamos.
Una experiencia de dolor ajeno (hambre en el tercer mundo, una catástrofe natural, una guerra), que nos remueve por dentro y nos dejan sin explicaciones.
La lectura de un libro o un curso de espiritualidad que nos desmonta todos los esquemas en los que basábamos nuestra vida espiritual...
Aceptar el problema, meditar y buscar consejo...nos harán ver que lo que tenemos es una simple crisis de crecimiento. Que del problema, con constancia, podemos salir más fuertes, y en el caso de la vida espiritual, más cercanos de ese Dios que suele hacerse presente por su ausencia.

CORAZÓN SOLIDARIO

Photobucket

Se trata de una nueva Campaña de la Fundacion Josep Carreras contra la leucemia.Lo que pretende esta campaña es CONSEGUIR 5.000 CORAZONES CONTRA LA LEUCEMIA, una para cada persona que enferma de leucemia cada año en nuestro país. Así, continuaremos dando fuerza a todos estos pacientes.Reenvía la imagen de arriba a todos tus amigos y así nos ayudarás a conseguir nuestro reto.Muchas gracias por ayudarnos a dar esperanza a los enfermos de leucemia.Alexandra Carpentier de Changy MecaResponsable de Prensa y ComunicaciónFundación Josep Carreras contra la LeucemiaC/Muntaner, 383 2on08021 BarcelonaT. 93 414 55 66 F. 93 201 05 88info@fcarreras.es
http://www.fcarreras.org/

martes, 12 de enero de 2010

EL DIRECTOR DEL TEATRO DE MARIONETAS...


Hubo un día en que realmente me indigné en África. Hacía ya cuatro días que intentaba llevarme al hospital a una niña afectada de un fuerte ataque de asma... Su padre no quería. Primero debía realizar las ceremonias tradicionales para sacarle el mal espíritu que le había entrado. Cuando al final logré llevarla, murió a los cinco minutos de haber ingresado. El padre exclamó: "Mawu kéré" (Ha sido la voluntad de Dios). Os aseguro que tuve que contenerme para no darle dos puñetazos. La idea de que todo lo que ocurre es porque Dios así lo quiere es posiblemente la que más daño a hecho a la fe de los hombres. El Dios superpolicía mantiene a las personas por miedo. El Dios director de marionetas las aleja.

Y esta idea está muy metida en nuestra foma de hablar: "Si Dios quiere...Dios mediante...Dios se lo ha llevado...gracias a Dios..." Estas frases, piadosas en sí, según el momento en el que se dicen, son realmente nefastas. Decir cuando un niño muere que "Dios se lo ha llevado", es provocar que esos padres no quieran saber nunca nada más de ese Dios. Decir "gracias a Dios perdí el avión que se estrelló..." es burlarse de los otros cien pasajeros que no lo perdieron. Ya no digamos decir que los gobernantes lo son "por la gracia de Dios..."

Y es que tenemos una idea totalmente falsa de la Providencia. Dios no es intervencionista. No somos marionetas en las manos de Dios. Eso sería tanto como negar nuestra libertad y lavarnos las manos de la responsabilidad de nuestros actos. ¿Los pobres los quiere Dios o los producimos nosotros con nuestro egoísmo? ¿Las malformaciones de un bebé en el parto las quiere Dios o son el fruto del error de un médico o de una medicina sacada al mercado por motivos económicos insuficientemente contrastada?

La parábola de los talentos ilustra la forma de actuar Dios. Nos da a cada uno nuestros talentos y Él se retira. El mundo está en nuestras manos y somos nosotros los que utilizamos mal nuestros talentos. Dios no actúa esclavizando, sino retirándose. Rilke, el poeta, lo dijo con unas hermosas palabras: "Dios crea como el mar forma los continentes, retirándose."

¿Quiere eso decir que estamos solos, que Dios nos ha dejado a nuestra suerte? No. Dios actúa, pero no de una forma determinista. Dios actúa porque es nuestro origen y porque nos mantiene. Dios es el que mantiene el universo y todo lo existente. Karl Rahner escribió: "Dios obra EL mundo, no EN el mundo".

Dios se retira para que el hombre pueda ser libre y ejercer su libertad. Sólo así se puede ser creyente. Si Dios fuese evidente, no habría fe, habría certeza. Dios actúa mediante nuestra libertad.

"El mundo y nosotros somos ahora la presencia escondida de Dios. La huella, el rastro de Dios en la realidad." (J.M.Mardones)


lunes, 11 de enero de 2010

HAZ UN RESET EN TU VIDA...


Por si le interesa a alguien...
RESETEAR LA VIDA, RESETEAR LA FE’
En el Monasterio de la Trinidad de Suesa del 29 al 31 de enero
COMISIÓN DE ESPIRITUALIDAD DE “AMIGOS DEL MONASTERIO DE SUESA”,
amosuesaes@gmail.com
SUESA (CANTABRIA).

ECLESALIA, 11/01/10.- Éste es el curso que Xavier Quinzá S.J junto con la Comunidad de Monjas Trinitarias de Suesa llevaremos a cabo en este comienzo de año.
Hoy, día de Reyes, escribimos este pequeño texto deseando a todos los que lo lean que no tengan miedo de resetear la vida, que no es otra cosa que una puesta a punto para adentrarnos en nuestro interior y quitar todas las capas que, a lo largo de nuestra existencia, hemos ido acumulando, por motivos sociales, culturales…
¿Por qué siempre intentamos tapar en vez de descubrir?, ¡Cuántas veces ponemos tiritas sobre las heridas cuando lo mejor es que las dé el aire!
Y eso hacemos con nuestro corazón, le ponemos parches y parches, y al final no es capaz de latir a su ritmo, el ritmo natural, acompasado, armónico… ¡Cuántas arritmias…! Intentamos que lata al compás desenfrenado de nuestras vidas, rápidas, estresadas, en donde lo mejor es no enterarnos de que tenemos corazón. El día que nos damos cuenta es porque late descompasadamente.
Por eso es tan importante volver a nuestro estado original, al momento de nuestro nacimiento, cuando todo era sencillo, limpio, diáfano, cuando aún no había en nosotras la malicia, ni el miedo. Éramos personas claras, nítidas, transparentes… quien nos miraba sólo podía sentir ternura y admiración ante alguien tan pequeño, tan desvalido, tan solo, tan natural, tan en sí mismo y tan para los demás.
Al crecer nos enseñan a llenarnos de cosas, para cubrir la desnudez de nuestro interior, y acumulamos con compulsión, ya no somos capaces de ilusionarnos ni sorprendemos, todo nos parece normal y no sabemos estrenar la vida, ni el nuevo día, no hay sorpresa, ni capacidad de admiración.
Necesitamos hacer extraordinario lo ordinario, lo cotidiano sorprendente... dejar ver nuestro interior sin miedo porque ahí habita lo mejor y más grande que tenemos, el Dios–Amor que nos posibilita la sorpresa, el deseo limpio, la amistad sincera, el ser su imagen… el ser preámbulo e itinerario de Él.
Necesitamos descubrirnos ante la belleza de la vida, del existir, del ser, del amar, del compartir, del desgranar…. Necesitamos volver al auténtico arte, el de la sencillez. DEJARNOS Amar sin miedo para ser capaces de amar sin miedo, recibiendo y dando. Dios en el Centro, un centro diáfano, purificado por el amor, que transparente la maravilla de ser su imagen.
Os invitamos a compartir esta gran experiencia, aprenderemos pistas en el curso que hemos preparado. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).
Para más información:
www.montrinisuesa.net

domingo, 10 de enero de 2010

DIOS SE MUESTRA...


"En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: 'Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego.'. En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: 'Tú eres mi hijo, el amado, el predilecto'."

Dios se muestra. Es lo que quiere decir la palabra griega teofanía. El bautismo de Jesús se considera una teofanía. El texto nos dice que el pueblo estaba a la espera del Mesías. Juan les dice que él no lo es. Y Jesús nos aparece, como uno más, haciendo cola y metiéndose en el agua.

Este es el Dios que se nos manifiesta. Un Dios hecho hombre, en medio de los hombres, haciendo cola como uno más y sumergiéndose en las aguas de la vida, en la humanidad. A ese Jesús empapado de humanidad, una voz le dice: "Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto..."

Juan predicaba un bautismo de conversión. Jesús nos muestra el bautismo del Espíritu, que es remojarse de humanidad, transformarse totalmente...Es entonces que oiremos la voz de Dios llamarnos, hijos amados, predilectos...

sábado, 9 de enero de 2010

EL SUPERPOLICÍA CÓSMICO...


Así denomina Jose María Mardones a la imagen que algunos, demasiados, tienen de Dios.
Los especialistas en Antropología Religiosa tienen dos teorías sobre cómo el hombre fue descubriendo a Dios en los primeros tiempos. Para unos al principio fue el miedo...Ante la grandiosidad del cosmos, ante las catástrofes incontroladas, el hombre veía su pequeñez y sentía miedo. M. Baktin dirá que entonces surgieron las religiones que, utilizando ese terror, dominaban al hombre y se justificaban ellas mismas. Ante el miedo humano ellas se presentaban como las únicas capaces de dominar a ese Dios terrible, y de paso, dominaban al hombre.
Para otros, entre ellos Mircea Eliade, no sería el miedo, sino la búsqueda de sentido a la vida, a las cosas. El hombre, admirado ante el cosmos, buscaría una explicación, un sentido a su vida...
Posiblemente ambos factores intervinieron y se entremezclaron. Lo cierto es que, en el pensamiento de muchas personas, sigue viviendo ese miedo; cuando lo que debería reinar es la idea de que por encima del dolor y las desgracias, hay una realidad que resplandece, una realidad de amor, que es la única que puede cambiar el mundo.
Las imágenes de Dios en el Evangelio son claras: El padre que espera al hijo pródigo cada día y a su regreso no tiene para él ni una sola palabra de despecho...El pastor que va en busca de la oveja perdida...Un Dios que se hace hombre para sufrir como y con nosotros y da su vida en una cruz...
Desgraciadamente la pastoral empleó demasiado tiempo el miedo para ayudar al hombre a ser bueno. Con esas imágenes del ojo que todo lo ve, del gran libro en el que todo se apunta para que después cada uno pague su culpa, con ese superpolicía cósmico...lo que se ha hecho es alejar a los hombres de Dios o a transformarlos en esclavos de la ley y no en dueños del Amor...
El amor es el que vence al temor. Ser cristiano es creer en el amor. El miedo nos lleva al dinero, a poseer, al poder. Y allí seguimos teniendo miedo: a perder el dinero, a perder lo nuestro, a perder el poder. Sólo el que ama es libre, con la libertad de los hijos de Dios, que nos hace libres para darnos a los demás plenamente...
El día que logremos convencernos de esto...empezará la nueva humanidad, el Reino ya estará aquí...

viernes, 8 de enero de 2010

EL DÍA DESPUÉS...


No. No me refiero a la película ni a la controvertida píldora...Me refiero al día después de las fiestas...Lo que realmente queda.

Cuando era pequeño, recuerdo, que ya en la noche de la fiesta me invadía la tristeza : ¡Oh! tanta ilusión en esperar y...ya se había acabado. Y como el niño sólo vive el presente, de nada me servía intentar recordar los buenos momentos. Pero esa misma vivencia del momento presente hacía que al día siguiente, al encontrar a los amigos en el cole, todo se olvidaba y me lanzaba a soñar en nuevas fiestas...

A los adultos no nos ocurre lo mismo. Cuantos más años tenemos, más tendencia a vivir en el pasado. Y la fiesta se convierte, ya desde el principio, en el agridulce recuerdo de la felicidad de otros años, de las personas que ya no estarán con nosotros...

El niño disfruta plenamente de la fiesta. No piensa en otra cosa. Para los adultos, la fiesta, además del coste económico, supone muchas veces una obligación. Invitar o ser invitados por personas que nos han dejado heridas, con las que no congeniamos. Demasiadas veces nuestra mente está en otro lugar con otras personas...

Al día siguiente quedan muchas cosas por recoger...No sólo botellas vacías, vasos y platos sucios...Hemos ido dejando trocitos de nosotros esparcidos a lo largo de las fiestas...Y hay que recogerlos si no queremos deshacernos; si no queremos llevarnos una sorpresa al mirarnos un día al espejo y ver que estamos troceados, que hemos perdido parte de nosotros...

Pero los adultos tenemos la gran ventaja de poder guardar en nuestro corazón los instantes de felicidad y rememorarlos...Y sin abandonar el avanzar y seguir viviendo, nos que da en un rinconcito nuestro, aquel beso de un hijo, aquella alegría en los ojos de los niños, aquella carta..

Os deseo un día después lleno de gratos recuerdos...

jueves, 7 de enero de 2010

LUGARES ESPECIALES: SANTUARIO DE LA VIGEN DE NURIA
















Se encuentra a 1967 metros de altitud, en un valle rodeado de altos picos, en la provincia de Girona. Sólo puede llegarse a pié o con un tren cremallera.
La primera referencia la encontramos en 1162. Cuenta la leyenda que el pastor Amadeo, en el año 1072, encontró la imagen junto a una olla. Construyó una capilla en el lugar...Se decía que en ese valle vivió como ermitaño en el siglo VIII, San Gil y que él había tallado la imagen.
Se transformó en un lugar de peregrinación, ya que se considera a la Virgen de Nuria patrona de los pastores y de las mujeres estériles. Las que metían la cabeza en la olla y tocaban una campana que está junto a ella, quedaban embarazadas al poco tiempo.
La iglesia actual es del año 1833 y el hostal se ha convertido en hotel Es un lugar en el que, a demás de los deportes de invierno, el resto del año, por su soledad y paz, lo utilizan personas que buscan unos días de tranquilidad.