sábado, 27 de febrero de 2010

ESTE ES MI HIJO AMADO...



Es muy tarde. Bueno, para mí es muy tarde. Esta es mi entrada del domingo. Estaré fuera de casa hasta la noche; por eso os hago ahora la entrada. Esta mañana ha muerto uno de mis ancianos de Cambrils, Ramón (Gloria y Soqui, el del peluquín que parecía Calimero, ¿lo recordáis?). Tenía 97 años. Parecía que no tenía ningún problema de salud y...ha querido vivir la Transfiguración, el evangelio de este domingo. Estuvo muchos años en el mismo colegio, un pueblo junto a Barcelona. Ya hace unos años, el ayuntamiento, comunista, le nombró hijo adoptivo de la población. Para las personas buenas no hay ni barreras, ni ideologías ni partidos.
Hoy, cinco comunidades de Barcelona nos hemos reunido para hacer una "calçotada". Primero media hora de oración en nuestra capilla presidida por Jesús Resucitado. He pensado en las entradas que hace últimamente un amigo en internet. Como no me lee, puedo comentarlo libremente. Habla de las vocaciones. Que si unos seminarios están llenos y otros vacíos. Que si los religiosos de siempre nos quedamos solos...Sí. No somos todo lo austeros que deberíamos ser. Ya lo se. Mi Cueva es un hotel de cinco estrellas. Sólo olvidamos un detalle. Las vocaciones no dependen de nosotros, sino que son un don de Dios. Y lo importante no es el número, lo que se diga de nosotros, el poder, sino lo fieles que somos a Cristo. Y ni él ni yo, somos nadie para juzgar a nadie. Simplemente no sabemos el amor de Dios que se encierra en el corazón de cada uno. Hay monjas de clausura que no caben en su monasterio...Hay otras, igualmente austeras y fieles a su vocación, que sólo son cuatro ancianas. ¿Quienes somos nosotros para juzgar?
Esta tarde he visto una película preciosa. Un DVD de nuestro departamento de pastoral que está en el primer piso de mi casa. Mi presupuesto, si quiero comprar libros, no me llega para ir al cine. "El color del paraíso". Una película iraní de Majid Majidi de una belleza y espiritualidad impresionante. La historia de un niño ciego en Irán. Me importa un pimiento lo que puedan pensar algunos. Vuelvo a afirmarlo: EN TODAS LAS RELIGIONES HAY QUIEN ENCUENTRA A DIOS Y LO HACE CENTRO DE SU VIDA. ¿Sabéis por qué? Allí donde hay humanidad; allí donde se sabe encontrar, vivir el dolor del hombre, allí se encuentra a Dios. ¿Sabéis por qué han vuelto a retirar el libro de Pagola? Porque allí se nos muestra al Jesús hombre. Al Dios Hombre; que es el único que nosotros podemos conocer. Porque a Dios nadie lo ha visto. Ese Dios es el único que nos puede hacer hermanos. Ese Dios desmonta la supremacía de unos sobre otros. Ese Dios molesta a los que quieren dominar.
Bueno. Ahora os quería comentar el evangelio de la Transfiguración y ya me he alargado demasiado. Pero quizá ya lo he comentado. Jesús se Transfigura ante sus discípulos. Pedro se quiere quedar allí. El Padre dice: "Este es mi Hijo, el escogido. Escuchadle". Y nos dice el texto: "Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo." En la Pasión oirémos las últimas palabras de Jesús: "Padre, por qué me has abandonado". Lo siento, pero ese es el verdadero Jesús. El que el Padre deja solo. El que sufre. El incomprendido. El abandonado. El insultado... "Este es mi Hijo amado". No el que triunfa, el poderoso, el que domina. El niño de la película, dirigida por un musulmán, se pregunta por qué Dios le ha hecho ciego y así no puede verle. El profesor le ha dicho que a Dios no se le ve con los ojos. Desde ese día él intenta verlo con sus otros sentidos: en el canto de los pájaros, en las piedras del río, en las plantas...En el Otro. No en el poder, las multitudes, los grandes templos.
Pero no me hagáis mucho caso. Ayer recibí siete anónimos llamándome hipócrita. Que predico lo que no cumplo. Es verdad. Por eso hace años que intento rezar con la oración que practicaban los anacoretas del desierto: "Señor Jesús, ten piedad de mí, que soy un pobre pecador."


LA MÚSICA DEL SÁBADO: MI NUEVO AMOR - MI VIDA ESTÁ LLENA DE TI

Hoy os dejo con dos canciones de Roberto Orellana. Espero os gusten.



viernes, 26 de febrero de 2010

HOY UN POCO DE HUMOR....


CONSEJO: NO DISCUTAS CON LOS NIÑOS DE AHORA....

1.- Una niña le estaba hablando de las ballenas a su maestra. La profesora dijo que era físicamente imposible que una ballena se tragara a un ser humano porque aunque era un mamífero muy grande su garganta era muy pequeña. La niña afirmó que Jonás había sido tragado por una ballena. Irritada, la profesora le repitió que una ballena no podía tragarse a ningún humano; físicamente era imposible. La niña dijo: - Cuando llegue al cielo le voy a preguntar a Jonás. La maestra le preguntó: - ¿Y qué pasa si Jonás se fue al infierno? La niña le contestó: - Entonces le pregunta usted.

2.- Una maestra de preescolar estaba observando a los niños de su clase mientras dibujaban. Ocasionalmente se paseaba por el salón para ver los trabajos de cada niño. Llegó donde había una niña que trabajaba diligentemente, y le preguntó qué estaba dibujando. La niña replicó: - Estoy dibujando a Dios. La maestra se detuvo y dijo: - Pero nadie sabe cómo es Dios. Sin pestañear, y sin levantar la vista de su dibujo, la niña contestó: - Lo sabrán dentro de un minuto. 3.- Una profesora de catecismo estaba discutiendo los Diez Mandamientos con sus pupilos de 5 y 6 años. Después de explicar el mandamiento de 'Honrar a tu padre y a tu madre', les preguntó: - ¿Hay algún mandamiento que nos enseñe cómo tratar a nuestros hermanos y hermanas? Un muchachito (el mayor de su familia) contestó: - No matarás.

4.- Una honesta niña de siete años admitió calmadamente a sus papás que Luis Miguel la había besado después de la clase. - ¿Cómo sucedió eso? - Preguntó asombrada su mamá. - No fue fácil -admitió la pequeña señorita-, pero tres niñas me ayudaron a agarrarlo.

5.- Un día una niña estaba sentada observando a su mamá lavar los platos en la cocina. De repente, notó que su mamá tenía varios cabellos blancos que sobresalían entre su cabellera oscura. Miró a su mamá y le preguntó inquisitivamente: - ¿Por qué tienes algunos cabellos blancos, mamá? Su madre le contestó: - Bueno, cada vez que te portas mal y me haces llorar o me pones triste,uno de mis cabellos se vuelve blanco. La niña asimiló esta revelación por un rato y luego dijo: - Mami, ¿por qué TODOS los cabellos de mi abuelita están blancos?

6.- Un niño de tres años fue con su papá a ver una camada de gatitos recién nacidos. De regreso a casa, le informó apresuradamente a su mamá que había dos gatitos y dos gatitas. - ¿Cómo supiste eso? -Le preguntó su mamá. - Papá los levantó y miró por debajo -replicó el niño-. Creo que allí tienen la etiqueta. 7.- Todos los niños habían salido en la fotografía y la maestra estaba tratando de persuadirlos a cada uno de comprar una copia de la fotografía del grupo. - Imaginaros qué bonito será cuando ya seáis todos mayores y digáis: 'Allí está Catalina, es abogada', o también 'Ese es Miguel, ahora es doctor'. Sonó una vocecita desde atrás del salón: - Y allí está la maestra. Ya se murió.

jueves, 25 de febrero de 2010

CUANDO LA NOCHE ES OSCURA...


Hay momentos en los que se te cae la vida encima. Una enfermedad, nuestra o de un familiar cercano, nos quedamos sin trabajo, alguien que amamos que desaparece de nuestra vida...

Existe una trampa sibilina: creer que sólo se puede ser feliz en los momentos luminosos. Porque lo normal es que nuestra vida esté formada por luces y sombras; momentos luminosos y otros de oscuridad. Si nuestra felicidad es profunda, tiene raíces, se puede ser feliz llorando. Claro que alcanzar este tipo de felicidad no es fácil. Supone tener la vida enraizada en el amor; en el de verdad. Y la vida nos enseña que, aunque deseamos con todas nuestras fuerzas, ser amados, lo único que está a nuestro alcance, es amar a los otros. Y teniendo encuenta que nuestro amor no se puede imponer. Probablemente más de una vez no tendremos más remedio que decir adiós y pasar página...

La felicidad es algo distinto de pasarlo bien o mal. La felicidad radica en saber que nuestra vida tiene sentido, aunque sea una vida de sufrimiento; estar conformes con nosotros mismos. La felicidad se encuentra en la entrega a los otros. En vivir para...En tener un proyecto y luchar por él. Teniendo la seguridad que lo importante es la lucha, no el conseguir realizar totalmente el proyecto.

Y todo esto, a nivel simplemente humano.

La alegría se vuelve más profunda y más estable cuando está arropada por la Fe. Cuando sentimos junto a nosotros a Dios. O no lo sentimos, porque esa puede ser la causa de la oscuridad, pero confiamos . Él, que nos guía por cañadas oscuras y hace que no temamos. El salmo 90 debe ser nuestra oración en los momentos oscuros. Leía el otro día, que un agente de pastoral encontró en la cárcel a una prostituta con sida, leyendo ese salmo. Ella le dijo: "me gusta este salmo, porque cuenta todo lo que Dios no ha hecho conmigo en mi vida". El sacerdote le preguntó : "Entonces, ¿ por qué lo rezas?. La prostituta le contestó: "Es en lo último que puedo agarrarme".

Ya lo sé. Esto no es fácil. Las recetas parece que sólo sirven para quien no las necesita. Pero en esos momentos hemos de seguir buscando, luchando, convencidos de que no estamos solos en este combate. Y que de lo que se trata, es de convertir nuestra vida en Vida...

miércoles, 24 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y EL DIÁLOGO


Al caer la tarde, el Anacoreta y el joven que le seguía hablaban sobre los sucesos de la jornada. El joven dijo:

- En nuestra sociedad lo que falta es diálogo. Todos tenemos nuestras ideas preconcebidas y no escuchamos al otro. Buscamos el triunfo de nuestro ego, lo que nos beneficia y nada más. Ego contra ego. El diálogo es establecer la relación Yo y Tú.

Ante la sorpresa del joven, el Anacoreta dijo:

- Lo que falta es "triálogo"...

Miró sonriendo al muchacho y prosiguió.

- Oí el otro día esta palabra referida a otra cosa. Pero a mi me sugiere lo que ha de ser el diálogo. La relación entre dos personas, un Yo y un Tú como bien dices, recíproco...Pero me temo que si no está la tercera persona, un Él, el Mediador, difílmente habrá acuerdo...

Hizo una pausa y añadió:

- Y, ¿qué mejor mediador que Dios? "Trialogar" es dialogar en presencia de Dios. Así nos deshacemos de nuestros egos y podemos realmente enriquecernos los dos...

Rió el joven y dijo:

- Ahora entiendo por qué los dos siempre llegamos a un acuerdo. "Trialogamos"...

martes, 23 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y CÓMO AYUDAR AL QUE SUFRE...


El discípulo se acercó al Anacoreta. Se le veía muy molesto. Antes de que el anciano le preguntara qué le pasaba, el joven dijo con enfado:
- No hay derecho. He intentado consolar a mi amigo en su dolor y, en vez de agradecérmelo, me ha mandado a paseo con violencia...
Rió el Anacoreta y respondió:
- No me extraña. No hay cosa más molesta que, cuando has recibido un duro golpe, te vengan a dar consejos, a poner paños calientes y a intentar levantarte.
El joven que le seguía preguntó extrañado:
- No entiendo. ¿Entonces, qué hemos de hacer?¿Dejarlo tirado?
Sonrió el Anacoreta e hizo sentar al joven. Luego dijo:
- Todos necesitamos un tiempo para "digerir" nuestra situación. Es lo que se llama vivir el tiempo de duelo. Cuando algo nos ha golpeado y nos ha dejado hundidos, primero necesitamos llorar, lamentarnos, quizá gritar...El buen amigo no dirá nada. Se quedará junto a nosotros en silencio. Cuando vea que nos vamos calmando, entonces, como mucho, nos tomará la mano. Pero siempre en silencio. ¿Sabes por qué? Porque primero necesitamos asumir nuestra debilidad. El hecho de que el amigo esté junto a nosotros...es suficiente para hacernos ver que no estamos solos. Somos débiles, pero ahí hay alguien para sostenernos.
Luego, mirándole a los ojos, añadió:
- Sabes...Esa es la ventaja de tener Fe. Sabemos que Él siempre está a nuestro lado. No como un mago...Él no nos curará el cáncer...Él no nos encontrará trabajo...Él no nos devolverá a nuestro hijo...Él nos da fuerzas para luchar. ¿Sabes cuál es la alegría más auténtica? La del que ha visto el horror y puede seguir sonriendo. Teresa de Calcuta pasó los últimos años de su vida en una constante noche oscura...sin embargo no perdió la sonrisa. Contempla la sonrisa del misionero que vuelve tras vivir años conviviendo con el hambre, la enfermedad, la injusticia...
Se paró unos instantes y concluyó:
- Pues nosotros hemos de ser ese Dios presente en silencio junto al que sufre...
Y permanecieron los dos, uno junto al otro, en silencio durante un buen rato...

lunes, 22 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y EL AGOBIO...

(Cuadro de Eduardo Kingman)

El Anacoreta se había levantado con dolor de cabeza. Hacía días que notaba a sus amigos agobiados por los problemas: enfermedades, muertes, soledad...A nuestro anciano le sucedía muy a menudo que sentía como suyas las penas de los demás. Sentado ante sus iconos, con una vela y una varilla de incienso meditó la frase del Evangelio: "Venid a mí los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré, porque mi yugo es suave y mi carga ligera..."
Nos invita a ir a Él. ¿Dónde está Él? En nuestro corazón, en el de los demás. Sí, claro, en la iglesia también. Pero de nada sirve entrar en un templo, si después no entro en mi corazón...
Su carga es ligera...Pero que dura nos resulta a veces. ¿Cómo puedo hacérselo entender a quien le han diagnosticado un cáncer o a un familiar muy próximo? ¿Cómo puedo hacérselo ver a quien se haya hundido en el pozo de la depresión?
Quizá es que no soy yo quien debe decírselo...Eres Tú, con tu presencia. Sólo cuando te sentimos de verdad en nuestro interior...aunque no comprendamos, podemos sentir paz...
Si Tú no te haces notar en su interior, yo no tengo otra cosa que hacer, que sufrir con ellos y mirarte a Ti...

domingo, 21 de febrero de 2010

ENTRAR EN EL DESIERTO


"En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: 'Si eres el Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan'. Jesús le contestó: 'Está escrito: No sólo de pan vive el hombre'. Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un  instante todos los reinos del mundo, y le dijo: 'Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo'. Jesús le contestó: 'Está escrito: ¡Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo darás culto'. Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: 'Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: 'Encargará a los ángeles que cuiden de ti', y también: 'te sostendrá en sus manos, para que tu pie no tropiece en las piedras'. Jesús le contestó: 'Está mandado: No tentarás al Señor tu Dios'. Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión."

El desierto es una de las figuras más ricas en simbolismo de toda la Biblia. Significa lugar de encuentro con Dios en la soledad. Lugar de penalidades y penitencia. Lugar de tentación... Aquí lo encontramos asociado a la cifra cuarenta. Pensamos inmediatamente en el Éxodo, en el Pueblo de Dios caminando en el desierto...
Este texto de hoy nos presenta nuestro camino espiritual, nuestra vida.
Primero hemos de fijarnos en el verbo llevar, utilizado en forma progresiva: "El Espíritu lo fue llevando por el desierto....". Es decir, el Espíritu lo acompañaba. Es el primer requisito para nuestra vida espiritual: dejarnos acompañar por Él. De ahí que toda espiritualidad que no está fundamentada en la oración y la meditación, corre el riesgo de ser mera ideología.
Pero, puede sucedernos que tras años de oración, de apostolado, de vivencia...nos despertemos un día cansados, secos, sin ver nada...Es la prueba, la tentación. Nadie nos dijo que nuestro camino espiritual iba a ser un camino de rosas, pero en el fondo lo creíamos. Ahora estamos ante la tentación  de abandonarlo. Tentación que es diferente para cada uno:
Unos, ante la diversidad de caminos, de teorías, de doctrinas, nos encontraremos perplejos. Y se nos presentará la idea de abandonarlo todo y salirnos del desierto.
Otros, nos preocuparemos por la falta de frutos. Años trabajando y mi iglesia está vacía, mi congregación sin vocaciones, y nos asalta la tentación de tomar el camino cómodo.
Hay quienes tras años de oración, encontramos un día, que rezar no nos dice nada y pensamos en dejar de hacerlo.
También podemos creer que lo mejor es conseguir el máximo poder posible, religioso y civil, con la intención, claro, de que todos alaben a Dios y dejar el desierto para buscar la influencia en la sociedad.
Jesús responde al diablo con una cita de la Escritura. El Espíritu pondrá en nuestros labios, cada vez, la respuesta adecuada; en nuestro corazón, el sentimiento adecuado; en nuestra mente la resolución pertinente.  Necesitamos esos momentos de oración. Aunque no sintamos nada. Aunque contemos, como Teresa, los clavos del zapato de quien está arrodillado delante nuestro...
Y no penséis que son cuarenta días. Es toda una vida, como lo fue para los que salieron de Egipto. Ninguno entró en la tierra prometida. Moisés sólo llegó a verla... 

sábado, 20 de febrero de 2010

LA MÚSICA DEL SÁBADO: MOMENTOS DE PAZ

Hoy os dejo esta música que podéis utilizar para relajaros un momento, pero también para hacer unos instantes de oración, intentando entrar en vuestro interior, ese auténtico sagrario que es nuestro corazón, y donde, no lo dudéis, está Él.

viernes, 19 de febrero de 2010

LA VOZ DEL PROFETA O LA CUARESMA COMO LIBERACIÓN...


Esta Cuaresma no haré el comentario diario de la liturgia, sino puntualmente (los domingos por supuesto). Hoy voy a hacer un "no comentario". Vamos, que el texto de Isaías de hoy se comenta solo.
El Pueblo de Israel , hoy nosotros, se quejaba de que Dios no les ayudaba a pesar de sus ayunos y del cumplimiento de los ritos. ¿Para qué ayunar si no haces caso? ¿Mortificarnos si no te fijas?
 El profeta Isaías, os recuerdo que en la biblia profeta es el que habla en nombre de Dios, no el que predice el futuro, les responde:
"Mirad: el día de ayuno buscáis vuestro interés, y apremiais a vuestros servidores; mirad: ayunáis entre riñas y disputas, dando puñetazos sin piedad. No ayunéis como ahora, haciendo oír en el cielo vuestras voces. ¿Es ése el ayuno que el Señor desea, el día en que el hombre se mortifica? Mover la cabeza como un junco, acostarse sobre estera y ceniza, ¿a eso le llamáis ayuno, día agradable al Señor?
El ayuno que yo quiero es este: abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo y no cerrarte a tu propia carne.
Entonces éstallará tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino tu justicia, detrás irá la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor, y te responderá; pedirás auxilio y te dirá: Aquí estoy.
Si destierras de ti los cepos, y el señalar con el dedo, y la maledicencia; si das tu pan al hambriento y sacias el estómago del indigente, surgirá tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía."


jueves, 18 de febrero de 2010

VENDEDOR DE PEINES EN UN PAÍS DE CALVOS...


En un cursillo para profesores de religión uno de ellos dijo: En clase me siento como un vendedor de peines en un país de calvos.
 Quien quiere transmitir la Fe, en esta sociedad nuestra, es posible que se sienta así, ofreciendo lo que nadie cree necesitar.
Ayer por la noche escuchaba un programa de radio que se titula algo así como "modos de vivir". Suelen hablar una psicóloga y un "antropólogo". Lo escribo entrecomillado, porque no sé que nombre darle. Hablaban sobre la crisis y, sobre todo el "antropólogo", hacían hincapié en que las medidas económicas no eran suficientes. Hace falta cambiar de vida. La tan traída y llevada sociedad del bienestar, ha hecho de nosotros, personas que creemos que todo ha de conseguirse sin esfuerzo; que todo ha de estar al alcance de la mano; que todo son derechos. Y resulta que eso no es posible. Es más, la felicidad no está en ese tener y hacer. MP3,MP4,Ipod, viajes a cualquier lugar del planeta, lo último del mercado...no nos hacen felices. Y proponían la sencillez de vida. El enriquecerse interiormente. La ternura. La belleza de lo simple y sencillo. Recomendaban unos minutos de silencio cada día...
Si no hubiese puesto la radio al inicio del programa, estaría seguro de que estaba escuchando un sermón cuaresmal. El estilo de vida que aconsejaban aquella psicóloga y aquel "antropólogo", era la vida evangélica. La vida que predicaba Francisco de Asís...Seguramente, si hubiesen empezado el programa bajo el título, "Sermón Cuaresmal", la mayoría de los que escuchaban, habrían cambiado de emisora...
Si los profesores de religión, los curas y frailes...nos sentimos a veces como vendedores de peines en un país de calvos...el problema no está en los calvos. Está en los vendedores, que en vez de peines hemos de vender crecepelo...o pelucas. No se trata de cambiar el Evangelio, de edulcorarlo...sino de cambiar el lenguaje. 
Aquellos señores estaban hablando de lo que nosotros llamaríamos ascética sin darle este nombre y con ideas que todo el mundo podía entender. Estaban diciendo que teníamos que comer con sencillez, vestir con sencillez..., preguntarnos antes de adquirir algo, si realmente lo necesitamos. No estaban edulcorando la vida. No es fácil hacer eso y menos enseñárselo a hacer a nuestros hijos o alumnos. Nosotros hablamos de ascética y penitencia y todo el mundo desaparece en cinco minutos...
Me parece que a la gente no le asusta lo religioso, sino "los religiosos"...
Mi experiencia en este medio me lleva a la misma conclusión. Casi siempre soy yo, y los que nos consideramos religiosos, los que impedimos que los demás crean...no el evangelio ni la idea de Dios...

miércoles, 17 de febrero de 2010

CAMINO DE GALILEA...


Los biblistas nos dicen que las Escrituras se han de leer desde la Resurrección. Cuaresma es la preparación a la Pascua y es bueno contemplarla desde la Resurrección. Aquella mañana, en el sepulcro, un joven vestido de blanco les dijo a las mujeres , que Él había resucitado y que fueran todos a Galilea donde lo encontrarían.
¿Qué significa Galilea? Volver a empezar. Retornar a los inicios. Fue allí donde todo empezó. Se trataba de que los discípulos volvieran a recorrer esos tres años de vida con Jesús,  encontraran el verdadero sentido de los hechos y las palabras que Él había hecho y dicho.
Cuaresma, empezando con ese recuerdo de nuestra debilidad, que es el mensaje del Miércoles de Ceniza, nos invita, tambien a nosotros, a empezar de nuevo.
Porque:
Cuaresma es mirar a Jesús a los ojos, mirar su rostro,
aprender sus rasgos de memoria,
interiorizarlos, hacerlos nuestros,
que formen parte de nuestra historia.
Cuaresma es subir al Tabor y al Calvario,
ir desde el desierto hasta Pascua,
sin mirar atrás, sin perderse,
superando el esfuerzo con esperanza.
Cuaresma es abrir totalmente nuestra casa
- desornedada, oscura -
y dejar entrar el aire que la limpie,
y que entre el sol radiante, que la ilumine,
y que se transforme en una vidriera de colores.
Cuaresma es escuchar la Palabra poderosa, 
que nos sacuda el corazón,
y una vez renovado, que habite en él el Espíritu.
Cuaresma es suplicar fuego y agua,
para apagar la sed y calmar el frío.
Que el fuego se convierta en llama airosa
y el agua en río inagotable.
Cuaresma es salir en busca del hermano
y ponerte a servirlo al instante,
descubrir, con amor, sus problemas,
que son los problemas de Jesús. 

martes, 16 de febrero de 2010

EN BUSCA DE LAS RAÍCES PERDIDAS...


Una de las luchas en las que nuestra sociedad cree haber vencido, es la de la conquista de la autonomía de la persona, frente a todas las formas de autoridad, incluso la divina. Pero esto nos ha traído una consecuencia nefasta: hemor perdido nuestras raíces y nos sentimos perdidos. La tentación para algunos es la marcha atrás y se vuelven a hacia un Dios agarradero, tapagujeros, intimísimo, que les separa del mundo, que les livera de su angustia existencial.
Pero, realmente, la autonomía de la persona es una gran conquista y de lo que se trata es de buscar la manera de integrarla con la autoridad de Dios.
Hemos de empezar por considerar a Dios como un Padre, pero no el padre castrador que nos muestra Freud, sino un padre adulto que se alegra de corazón con la autonomía de su hijo. Evidentemente la Fe también nos llevará hacia el Dios Creador y Señor, el padre Absoluto. Para que ese Dios no entre en conflicto con nuestra autonomía, sólo cabe el mantener con Él una relación afectiva.
¿Cómo relacionarnos afectivamente con Dios? Si queremos que esa realación no sea falsa o incompleta, la hemos de realizar a dos niveles:
- Mediante la experiencia de Dios vivida a través de todo lo humano: Ver a Dios en el Hombre. Amar a Dios a través del amor al Hombre.
- Mediante la experiencia de Dios en la intimidad. Es decir, mediante el recogimiento, el silencio, la oración, las ceremonias litúrgicas. Lo que podríamos denominar espacio y tiempo sagrado.
Para que nuestra experiencia de Dios sea completa debe tener las dos vertientes: "en" el mundo y "más allá del" mundo. Si nos quedamos solamente en la primera experiencia, Dios pasa a ser un símbolo, un referente para luchar por la justicia, pero nada más. Si nos quedamos en la segunda experiencia, Dios se transforma en algo íntimo que me desconecta de la realidad y de la vida.
Nuestras raíces están en un Dios que se nos hace presente en el Hombre y en una vida interior, que si está animada por la presencia de Dios, nos impulsa a salir fuera de nosotros y da sentido a todo lo que hacemos. 

lunes, 15 de febrero de 2010

¿AYUNO Y ABSTINENCIA?


El próximo miércoles empezamos el tiempo de Cuaresma. Cuarenta días que sirven de preparación al misterio central del cristianismo, el Misterio Pascual. El número cuarenta se asocia simbólicamente al tiempo en el que se ha de superar una prueba: los cuarenta años de Israel en el desierto...Jesús pasó cuarenta días en el desierto...
Pero, ¿qué sentido tiene hoy la Cuaresma?
Pues...el de siempre. Es un tiempo de penitencia y de oración con una finalidad muy clara: convertirse, cambiar, mejorar, avanzar...en nuestro camino de hombres hacia Dios.
La penitencia por ella misma no tiene sentido. En el mejor de los casos sirve para ejercitar nuestra voluntad. Nuestra penitencia debe ser solidaria. Carne o pescado no deja de ser un símbolo, un recordatorio. Si no comemos carne, pero hacemos una mariscada...poco sentido tiene esta abstinencia.  Si nos frotamos las manos porque el ayuno nos va a permitir bajar aquellos kilitos que nos sobran...,lo despojamos de su verdadero sentido.
Ayuno y penitencia han de hacerse para asociarnos al sufrimiento de Jesús, al Dios que sufre en los hombres. Lo que realmente ahorremos con nuestro ayuno y abstinencia debe ir a una obra social.
La verdadera penitencia es el soportar al otro, el dedicar parte de nuestro tiempo a ayudar al necesitado. Para esta Cuaresma deberíamos plantearnos algún trabajo para los otros. Sin olvidar a los que nos rodean, a los más próximos. No sea que pasemos el tiempo pensando en Haití y nos olvidemos de las necesidades de nuestros padres, nuestra pareja o nuestros hijos.
Cuaresma es un tiempo para convertirnos, para mejorar. Eso debemos hacerlo cada día, pero estos cuarenta nos los presentan para que nos dediquemos a ello con más fuerzas. Es un tiempo para pararse y volver a empezar si es necesario, o cambiar un rumbo equivocado.  Es un tiempo para recordar todos nuestros buenos propósitos y decidirse a ponerlos en práctica. Por eso ha de ser un tiempo de meditación y oración.
Y como todos los días de nuestra vida, es un tiempo para reconocer nuestra debilidad, que somos frágiles y que necesitamos empezar cada día con nuevos ánimos. Que sin Él...no somos nada.

LA ESCOLANÍA DE MONTSERRAT CANTA POR HAITÍ


Los niños de la Escolanía de Montserrat han decidido, por iniciativa propia, cantar por Haití.
Lo harán el 5 de marzo a las 20'30 h. en la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona.
Las entradas serán numeradas y se pueden conseguir en:
- Centre Passatge: Passatge mercader 13 -Barcelona  Tel: 932151599
- Escola Arrels: Cardenal Tedeschini 76 -Barcelona  Tel: 933524454
Ingreso en c/c 2100-0828-61-0104536912 Escolanía de Montserrat amb Haití
(enviar justificante del ingreso a escolonia.haiti@gmail.com
Los que vivimos en o cerca de Barcelona será una buena ocasión para ser solidarios y pasar una buena velada.
El precio son 15 euros.

domingo, 14 de febrero de 2010

HÉROE ANÓNIMO


"En aquel tiempo, bajó Jesús del  monte con los Doce y se paró en un llano con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedentes de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y Sidón. Él, levantando los ojos hacia sus discípulos les dijo: 'Dichosos los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del Hombre. Alegráos ese día y saltad de gozo: porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡Ay de vosotros los ricos, porque ya tenéis vuestro consuelo! ¡Ay de vosotros los que estáis saciados porque tendréis hambre! ¡Ay de los que ahora reís, porque haréis duelo y lloraréis! ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Es lo que hacían vuestros padres  con los falsos profetas'."

Posiblemente nunca habremos tenido tantas cosas para ser felices...y seguimos sin serlo. Jesús, con las Bienaventuranzas, nos dice que hemos errado el camino. Que buscamos la felicidad donde no está. La buscamos en tener, en consumir y caemos en la trampa del querer cada vez más...La buscamos en la belleza, y nos quedamos en el exterior de las cosas sin llegar donde se encuentra la belleza de verdad. Identificamos felicidad con éxito y no nos damos cuenta que el fracaso también forma parte de la vida. La identificamos con la euforia y buscamos la alegría como sea...aunque sea artificial por las drogas o el alcohol. Aunque luego quedemos llenos de tristeza. La identificamos con el placer y olvidamos que el dolor forma parte de la condición humana...
Y nos topamos con Jesús que nos señala otra dirección. Y encontramos en la vida personas que no tienen nada y son felices, porque saben dar. Porque se entregan. Como el Héroe Anónimo de la canción.

viernes, 12 de febrero de 2010

MÚSICA DEL SÁBADO: GOING HOME

Os cuelgo ya esta noche la música del sábado. Mañana estaré muy liado y no sé cuando podré entrar. El vídeo es de alta definición. Si podéis verlo a pantalla completa, mejor. Os servirá para unos momentos de paz y de meditación.

¿ES SÓLO UNA PARADOJA MÁS?


En el comentario al evangelio de hoy, José María Castillo acaba diciendo: "Las técnicas de comunicación nos han incomunicado a casi todos".
¿Es una paradoja más?
A simple vista la afirmación de Castillo parece falsa. Hoy podemos comunicarnos con gran facilidad a miles de kilómetros en un instante. Blogs, espacios, facebook, webs...unen cada día a millones de personas. Pero, ¿realmente nos estamos comunicando? Esa forma de comunicarse, ¿crea realmente lazos?
Para empezar, nos encierra muchas veces en una habitación. Corremos el peligro de que, queriendo ampliar tanto nuestros horizontes, resulte, que, no sólo los del barrio o del bloque de pisos, sino los que viven con nosotros, se transformen en desconocidos. ¿Acaso no conocéis personas, que sea la hora que sea en la que os conectéis, ellos siempre están conectados? ¿No salen nunca?¿No hacen otras cosas?
Analizad los espacios. ¡Cuánta soledad oculta! Y por desgracia, los espacios no siempre solucionan la soledad. A veces la aumentan. Si no sabemos comunicarnos con quien vive a nuestro lado, difícilmente podremos hacerlo con quien vive lejos y tiene una cultura diferente. Evidentemente hay blogs y blogs. Los hay de quien le gusta escribir y quiere compartir lo que escribe: poesía, humor, ensayo... O a quien le gusta viajar y quiere compartir su afición con los demás. El artista que expone sus cuadros o sus fotografías. El que comparte su espiritualidad, sus ideas, sus sentimientos...Pero desgraciadamente hay mucho espacio narcisista. Su único propósito es tener una gran red y recibir cada día un buen número de comentarios del estilo: ¡qué guap@ eres! ¡Tú si que vales! ¡Todos te queremos mucho cariño! En ellos se mandan besos a mansalva, fotos con florecitas, angelitos y muchachas bellas...
A los autores de esos blogs la comunicación, desgraciadamente, los incomunica más. Cambian la vida real por su ordenador, por el mundo virtual. Y si alguien tarda más de lo que ell@s creen normal en comentarles, hacen entradas llorando por que no les quieren, son malos amigos y se sienten muy decepcionados; ell@s que lo dan todo por sus amig@s virtuales... 
Luego están los que entran en este mundo con el únio propósito de hacer daño. Si hay un blog que funciona bien...se trata de destruírlo. Si se encuentran con alguien con un espacio narcisista, lo envuelven en sus redes, lo manipulan, lo utilizan contra otros, para después dejarlo tirado.
Naturalmente que no puedo olvidar aquellas muchas personas para las que internet les sirve y les servirá, para abrirse, pedir ayuda, relacionarse sanamente...Esas personas que han hecho auténticas amistades...Personas que han aprendido, han reflexionado, han crecido, gracias a este medio.
Sí, quizá Castillo exagera al decir "casi todos". ¿O no?

jueves, 11 de febrero de 2010

DIOS COMO AGONÍA...

(cuadro de Francisco Valdepeñas Maruenda)
Mis entradas, como ya sabéis, son el fruto de mis meditaciones y lecturas. Pero hay veces, como hoy, que aparecen como un chispazo. Me despierto entrada la noche y me viene a la mente una idea para exponerla aquí. No. No es ninguna iluminación. Simplemente que el cerebro sigue trabajando mientras dormimos. Es lo que ha sucedido hoy. A las cuatro de la madrugada me he despertado pensando, en que a Dios lo encontramos como una agonía.
Utilizo la palabra agonía en su sentido griego: lucha. Por eso, a ese momento en que el organismo humano lucha entre la vida y la muerte, corrientemente le llamamos agonía.
Me ha venido a la mente esa escena en la que Jacob, de retorno a su tierra, junto a un torrente, pasa la noche luchando con un ser misterioso. (Gn 32, 23-33) Los autores espirituales han identificado a este personaje con Dios.
Jacob ha tenido que huír. Su hermano Esaú no le había perdonado la jugarreta por la cual le había arrebatado la primogenitura, aprovechándose de la ceguera de su padre Isaac. El nombre hebreo "ya'aqob", significa precisamente "el suplantador". Jacob vuelve a pedir perdón a su hermano. Lucha toda la noche con un extraño personaje sin que haya ni vencedor ni vencido.
Las consecuencias de esta lucha son dos. Ese personaje le cambia el nombre. Ahora se llamará Israel y como de sus doce hijos nacerán las doce tribus, toda su descendencia tomará su nombre: pueblo de Israel. La otra consecuencia es, que Jacob quedará cojo (no rías Gloria) tras la lucha.
En la vida, un día u otro, nos toca luchar con Dios. La Fe es un don, pero es un don agónico: hay que luchar para conseguirla. Hay que luchar con Dios. No nos es fácil aceptar a Dios, porque eso exige cambios en nosotros. Jacob había engañado a su hermano. Nosotros lo engañamos continuamente dejándolo morir de hambre y de miseria. Jacob vuelve para reconciliarse. Nosotros, ante la injustícia también tenemos bellas palabras, pero no cambiamos un ápice nuestra vida. Hasta que Dios nos agarra una noche...cuando no vemos nada, cuando desesperamos de todo y nos cambia. Nos da un nombre. En el A.T. el nombre es la persona. Cambiarnos el nombre es cambiarnos como personas: hacernos otro. Y nos deja cojos. Hace lo más importante para que podamos ayudar a los demás: nos hace conscientes de nuestra debilidad.
Puede haber personas para las que el camino de su fe ha sido plácido y sin lucha...Pero me temo que la mayoría de ellos, se han hecho un dios a su medida...Los más nos resistimos, luchamos...en la oscuridad de la noche...   

miércoles, 10 de febrero de 2010

PUES ESTAMOS LISTOS...

A que nos hacen pagar por poner música de fondo en los blogs...

EL ANACORETA Y LA ORACIÓN DE LA MAÑANA...


Mientras desayunaban, el Anacoreta dijo al joven que le seguía:
- Unos momentos de meditación al iniciar el día, son muy importantes. Cada mañana estrenamos nuestra misión, llevar amor a todos nuestros hermanos. Somos cristianos porque la gracia que hemos recibido no es sólo para nosotros, sino para los demás. Piensa que el que comunica la Buena Nueva no es testigo de sí mismo. Ni siquiera es bueno que hable demasiado de sí mismo y sus experiencias. Es testigo de lo que ha visto y de lo que ha oído. Es testigo de la Palabra que medita cada día. Sólo así se hace transmisor del Espíritu que ha infundido la Luz en su corazón.
El joven que le seguía respondió:
- Entonces, quizá será mejor callar.
Sonrió el Anacoreta mientras decía:
- Ciertamente hablamos demasiado...Pero si eres fiel a esa meditación matutina, verás como encuentras la fuerza y el sentido para hablar...Porque tu palabra no será mera charla; se transformará en compartir el fuego que se ha encendido en tu corazón...

martes, 9 de febrero de 2010

NO DARÁS FALSO TESTIMONIO NI MENTIRÁS...


Todos tenemo claro lo que es mentir. Nos cuesta algo más ponernos de acuerdo en cuándo es lícito mentir. Hemos calificado algunas mentiras como "piadosas". Las decimos para no hacer daño. Otras las llamamos "políticas". Todos sabemos que la promesas electorales se olvidan al día siguiente de las elecciones. Su finalidad es conseguir votos.
Pero de lo que quiero hablar hoy, es de la importancia que tiene este mandamiento en la sociedad de la información y la comunicación. En el mundo del internet, no dar falso testimonio, significa algo más que la exigencia de no mentir.
Dar falso testimonio en internet, es dar una imagen deformada de las personas y de la cosas.
Dar falso testimonio en internet, es repetir como un loro, sin reflexionar, lo que dicen algunos, sin reparar que en este medio hay personas desalmadas, que, escudándose tras un nick, sólo buscan destruir y hacer daño.
No entraré en detalles. Los implicados ya saben a qué me refiero. Los que no saben de qué va, les basta con la advertencia de que sean prudentes en este medio, si no quieren  sufrir.
Cometí un error. Lo reconocí al día siguiente y pedí perdón públicamente. Desde ese día se me ha perseguido pública y privadamente. Y lo que más me duele, se ha perseguido a quienes intentaron defenderme.
Hoy se abandona otro espacio. Algunos se han visto obligados a privatizarlo. Quien hoy abandona su espacio había puesto sus ilusiones en él. Nos había dejado entrever, día a día, su corazón. Marcha cansada de tanto despropósito. Para mí es una herida más. Para ellos otro éxito. ¡Qué triste es considerar un triunfo la desgracia ajena!
La versión oficial volverá a dictaminarme culpable. A estas alturas, buena parte de la gente que me visitaba me considera un monstruo. Ya sabéis: cuando una mentira se repite mil veces, todo el mundo acaba creyendo que es verdad.
Que Dios os perdone, como yo ya hace tiempo os he perdonado. Aunque no lo creáis...

lunes, 8 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y LOS TRES AMORES,,,


Paseban el Anacoreta y el joven que le sigue por el parque. En el tronco de un árbol vieron tres corazones gravados. Entonces el Anacoreta dijo:
- Los tres amores...
El joven añadió:
- Eros, Fília y Ágape.
Sonrió el anciano diciendo:
- No. No me refería a eso. Hablaba de los tres amores que debemos tener los hombres.
Ante la cara de extrañeza de su seguidor, se explicó:
- Debemos tener tres amores en la vida: Amor a Dios, amor al prójimo y amor a nosotros mismos.
Luego, sentándose en un banco, prosiguió:
- Solemos predicar siempre el primero. Pero...los tres son importantes. Si no nos amamos a nosotros mismo, si no nos aceptamos, es imposible amar a Dios y amar al prójimo. Si no amamos al prójimo, el amor a nosotros mismos es narcisismo, egoísmo...y el amor a Dios es en ese caso falso, mera santurronería. Y para amar a Dios auténticamente, nos hemos de amar a nosotros y amar al prójimo, si no, es posible que nuestro amor a Él sea falso y sin sentido...
y se quedaron sentados un buen rato contemplando a los niños jugar y a los ancianos tomar el sol en aquella mañana de invierno...

domingo, 7 de febrero de 2010

IR MAR ADENTRO...


En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la Palabra de Dios, estando Él a orillas del lago de Genesaret; y vio dos barcas que estaban junto a la orilla. Los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: 'Rema mar adentro y echad las redes para pescar'. Simón contestó:' Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes'. Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande, que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón pedro se arrojó a los pies de Jesús, diciendo: 'Apártate de mí, Señor, que soy un pecador' Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces qe habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: 'No temas: desde ahora, serás pescador de hombres'. Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, le siguieron.
Este fragmento del Evangelio, la pesca milagrosa al inicio de la vida pública de Jesús (la otra se produce tras la resurrección),es de una gran riqueza y podemos sacar de él muchas enseñanzas.

  • Lo primero que observamos es que, ni Simón Pedro ni Santiago y Juan forman parte de la multitud que sigue a Jesús. Ellos están en la orilla arreglando sus redes. Como ellos, nosotros tenemos tendencia a buscar la seguridad de la orilla, a preocuparnos de nuestras cosas y permanecer al margen de los demás.

  • Es Jesús quien va en busca de ellos. La iniciativa siempre es de Él. ¡Qué ilusos somos si creemos que lo hemos encontrado por nuestros estudios, razonamientos, oraciones!¡Qué orgullosos somos si pensamos que hemos convertido a alguien con nuestras obras! Siempre es Él quien  llama. Lo buscamos sin saber que Él ya está con nosotros.

  • Y su voluntad es clara: "ID MAR ADENTRO."Nosotros preferiríamos quedarnos en la orilla, con nuestras seguridades, remendando nuestras redes, es decir, nuestro colegio, nuestra parroquia, nuestra ONG...Él nos manda lanzarnos, arriesgarnos, fiarnos de Él. De nada sirven nuestras redes si no las empleamos siguiendo su voluntad.

  • Es así como logramos una gran pesca. Sólo si cumplimos su voluntad pescaremos. Y su voluntad es, que rompamos todas las ataduras y nos lancemos a mar abierto...Que nuestras redes se transformen en sus redes.

  • Él nos hace "pescadores de hombres". No nos hemos enterado de la misa la mitad si creemos que ser pescador de hombres significa ser proselitistas. Esta expresión significa ser "salvadores de hombres". Si queremos cumplir su misión, hemos de luchar por salvar al hombre del mal, que es el egoísmo, la injustícia y también el hambre y la pobreza.

  • Si queremos seguirle, si queremos ser "salvadores de hombres", hemos de dejarlo todo. Dejar nuestros egoísmos, nuestros planes...para hacernos Hombres como Él. Dejar nuestras redes y tomar las suyas. Jesús se hizo hombre para salvar al Hombre. Nosotros hemos de hacernos auténticos hombres, para salvar al Hombre.   

sábado, 6 de febrero de 2010

LA MÚSICA DEL SÁBADO: LLORA, PERO NO TE RINDAS. DIOS NO SE EQUIVOCÓ CONTIGO

Hoy dedico esta canción a todas mis amigas y a todos mis amigos que sufren, moral y psicológicamente. A quellos que se sienten solos. De manera especial a los que no creen, porque ellos aún están más solos...
(Valverde es mejicano. El concierto está gravado en Perú. Las alusiones que hace a este país son anecdóticas en este canto.)

viernes, 5 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y EN EL INTERIOR...DIOS


El joven que seguía al Anacoreta le preguntó.
- El otro día alguien me dijo que esa idea que hoy priva entre los escritores espirituales, de hacer mirar a la persona al interior, de buscar a Dios en nuestro centro, no era sino una trampa para eliminar a Dios del mundo...¿Tú también lo crees?
Miró el anciano al joven; le hizo sentar y tras unos momentos en silencio respondió.
- Hay dos cosas distintas y es importante distinguirlas. No es lo mismo una espiritualidad seria, que busca a Dios en el interior, que quien, porque no quiere saber nada de Dios y le estorba la religiosidad en la sociedad, repite siempre que la religión es algo personal e íntimo de cada uno.
Guardó otro instante de silencio y prosiguió:
- A Dios lo encontramos en todo y eso no es panteismo. Mira que te digo que vive en todo y lo envuelve todo, no que todo sea Él. Y eso se lo dijo claramente Pablo a los atenienses:"En Él vivimos, nos movemos y existimos". Y lo dijo Jesús en la última Cena: "El Espíritu de la verdad, el que el mundo no puede recibir porque no lo percibe ni lo conoce; vosotros lo reconocéis porque vive con vosotros y está en vosotros"
Sonrió plácidamente y añadió:
- A veces colocamos a Dios fuera de nosotros, distante...Eso nos conduce a que nos relacionamos con Él sólo unos instantes y sólo en unos lugares. Cuando siempre hemos de permanecer en su presencia...ya que está en nosotros, en el otro, en la naturaleza...envolviéndolo todo. Ser conscientes de esto, transforma toda nuestra vida en oración. No digo que no debamos tener momentos fuertes de relación con Dios. Hemos de buscar ese momento de meditación más profunda cada día. Hemos de buscar un momento para estar en ese lugar sagrado...Pero luego, durante todo el día hemos de vivir esa consciencia de estar unidos a Dios. Y como ese Dios está en los demás, eso nos hace vivir unidos a todos los Hombres. Eso nos ayudará a sentir sus alegrías y sus dolores como nuestros. Nos hará vivir en la auténtica Paz y transmitirla a nuestro alrededor...
Y levantándose se sintieron llenos de Paz y lo vieron todo envuelto en Luz... 

jueves, 4 de febrero de 2010

EL ANACORETA Y EL CAMINO DE LA PAZ (abril 2008)


Buscando por ahí, he encontrado este texto que publiqué en la Cueva en abril del 2008. Me ha parecido interesante y os lo vuelvo a ofrecer.

"El visitante llevaba años luchando por mejorar en su vida espiritual. Se esforzaba en eliminar defectos. Luchaba por conseguir virtudes...Sin embargo se encontraba inquieto, angustiado, nervioso...

El Anacoreta lo miró amistosamente y le dijo:

- Ciertamente la vida es lucha. Debemos fijarnos objetivos y luchar por alcanzarlos...,pero la lucha no lo es todo. El fin no justifica los medios y lo olvidamos demasiado a menudo.Para conseguir la virtud hacemos cosas que nos hacen perder la paz, y eso no puede ser bueno.El objetivo no es la lucha, sino la paz.

El visitante, que había pasado su vida luchando para ser mejor, no acababa de convencerse.

- Mira - le dijo el Solitario - Hemos de luchar con nuestras fuerzas y con las de los demás. Hemos de confiar en Dios. Si luchas sólo, quizá llegues a ser muy pobre, casto, asceta...pero dudo que llegues a ser humilde, caritativo y que la paz anide en tu corazón. San Benito, en el prólogo de su Regla no les dice a sus monjes que busquen la perfección. Les dice: "Apártate del mal y obra bien: busca la paz y corre tras ella". Créeme, por santa que sea tu lucha, si pierdes la paz, no es la lucha de Dios...

Y le invitó a rezar Vísperas..."

miércoles, 3 de febrero de 2010

PISTAS PARA LA ORACIÓN...


Una de las formas de hacer meditación es repetir una frase del Evangelio, acoplándola a la respiración a modo de mantra. Esta forma de meditar no es una moda venida recientemente del budismo o del zen. Es una forma de meditar que empleaban los padres del desierto y que han conservado los monjes ortodoxos.
Aquí os dejo alguna frase que puede servir, además de la clásica: "Señor Jesús, ten piedad de mi que soy un pobre pecador"
  • Como los discípulos repetir: "Señor, ¿a dónde iremos? Sólo Tú tienes palabras de vida eterna
  • Como el centurión: "Señor, no soy digno de que entres en mi casa; di una sola palabra y mi alma será salva"
  • Como Tomás: "Señor mío y Dios mío"
  • Como los apóstoles: "Señor, enséñanos a rezar"
  • Como Pedro: "Señor, Tú lo sabes todo, sabes que te amo"
  • Como el padre del epiléptico: "Creo, Señor, per aumenta mi Fe"
  • Como el ciego: "Señor, haz que vea"
  • Como el publicano: "Señor, ten piedad de mí, que soy un pobre pecador"
  • Como la samaritana: "Dame de Tu agua viva, para que nunca más tega sed"
  • Como María: "El Señor ha hecho en mí maravillas"
  • Como los discípulos de Emaús: "Quédate con nosotros"......
Seguramente, vosotros encontraréis muchas más.

martes, 2 de febrero de 2010

LUZ DEL MUNDO...


Hoy es la fiesta de la Presentación del Señor, Luz de todos los Pueblos, de ahí las candelas.
"¡Mira las aves en lo alto! ¿Es suyo el canto
que se alza en medio del bosque iluminado
hiriendo al que lo escucha con tan brillantes flechas?
¡Hace varias estaciones que nacimos aquí, naturaleza,
en tu mundo de grávidos espejos!
El aire tranquilo espera tan sólo una nota,
una luz, un rayo, y será la primavera de los ángeles:
un destello, un vistazo del reluciente estanque, y entonces
Asperges me!, dulce desierto, y mira: ¡estamos redimidos!
Porque, como un grano de fuego
que arde en el corazón de toda esencia viviente,
Dios planta su indiviso poder...
entierra su pensamiento, demasiado grande para el mundo,
en semillas y raíces y hojas y flores,
hasta que, a la sorprendente luz de las sombras,
sobrecargado el religioso silencio de la primavera,
la creación descubre el apremio de su eterno secreto,
demasiado terrible para soportarlo.
Y dondequiera que miremos, tan sólo hay rocas y árboles,
praderas y colinas y ríos y aves y firmamento,
y nuestras propias almas brillan dentro de nosotros
y nos rocían con su luz,
mientras el campo silvestre,
desconocido y no frecuentado,
produce gavillas de fuego puro y transformador.
Y entonces la imagen escrita, adiestrada en el sacrificio,
la profundamente unida tri-unidad
impresa en nuestro más profundo ser,
herida por la brillante sílaba de semejante intuición,
se vuelve hacia dentro y planta esa luz allá en el fondo,
en el centro de la oscuridad y el olvido,
y se zambulle después en busca de la llama.
(Thomas Merton)

lunes, 1 de febrero de 2010

CRISTIANOS ANÓNIMOS...


Creo que esta expresión es de Karl Rahner. Se aplica a los que consideramos "cristianos sin saberlo". Se lo decía a un amigo que, declarándose agnóstico, sin embargo en su vida reflejaba perfectamente los valores del Evangelio. No le hacía ninguna gracia y entiendo el por qué. Si a mí, porque utilizo técnicas orientales en la meditación o amo el silencio y perderme en la naturaleza, un budista me considerara "budista anónimo", no lo aceptaría. En el fondo ahí se encierra el error de considerar todo lo bueno cristiano y todo lo malo, ateo. En este caso deberíamos llamar a los malos cristianos, "ateos anónimos".
Luchar por la justicia, amar a todos los hombres, ser honestos...son valores cristianos, es el mensaje del Evangelio...pero no basta para ser cristiano. Ser cristiano es considerar a Jesús como nuestro Salvador, es relacionarse con Él, es tomar la opción personal de seguirle.
Fuera del cristianismo también hay personas buenas, personas que rezan, personas que luchan por la justicia y contra la inhumanidad...Cristiano es el que confiesa su Fe en Jesús de Nazaret. Las motivaciones del cristiano se basan en la Fe. La cosmovisión del cristiano procede de la Fe. El sentido de su vida lo encuentra en la Fe.
No volveré a llamar nunca más a mi amigo, cristiano anónimo. Eso sí, seguiremos trabajando juntos, cada uno desde su sitio, por hacer un mundo mejor. Y seguiremos siendo grandes amigos...