martes, 30 de noviembre de 2010

EL ANACORETA Y EL ENCUENTRO POR SORPRESA...



Al salir de misa el Anacoreta dijo a su joven seguidor:
- Celebramos san Andrés. Cae bien esta fiesta en Adviento. Jesús encuentra a Andrés y le dice: "Ven, sígueme y te haré pescador de hombres..."
El joven añadió:
- Y dejó las redes y lo siguió.
El anciano sonrió y exclamó:
- ¡Exacto! Reflexionamos en estos días sobre la espera del Señor, sobre su llegada...Y olvidamos que Él aparece cuando menos los esperamos y que nuestra respuesta ha de ser, la de dejarlo todo y seguirle.
Guardó un rato de silencio y luego prosiguió:
- Adviento son días de encuentro. Es ese tiempo para decidirnos a dejarlo todo, dar un salto en el vacío, confiando en que Él está ya aquí con nosotros...
Luego se sentó en un banco y dijo:
- Una vez aprendí este poema. Es un buen momento para recordarlo:
"Llega de día, llega de noche.
Se le espera por la puerta, llega por la ventana.
Le buscamos con alegría, llega con su cruz.
Estamos en guardia, nos llama desde dentro.
Rastreamos huellas, llega por senderos nuevos.

Llega en la abundancia
y más todavía en la pobreza.
Llega cuando triunfamos
y nos acompaña en los fracasos.
Llega cuando es deseado
y se presenta cuando no se le espera.

Llega en el silencio y en el áspero y abrasador viento.
Llega también en la multitud y el ruido.
Llega para dormirnos y para despertarnos.
Llega através de todas las caras que encontramos
a lo largo del día en nuestro camino.

Llega en el desierto de manantiales inciertos,
en las estepas de desconocidos pozos,
en los bosques frondosos en que nos perdemos,
en las altas cumbres que hollamos,
y en los valles que nos dan vértigo.

Llega a cada instante.
Llega en cada lugar.
Allí donde estamos, está.

Fiel a tu palabra
ya estás esperándonos."

lunes, 29 de noviembre de 2010

LA FE NO ES EXCLUSIVA


"Al entrar en Cafarnaún, se le acercó un centurión suplicándole:
- Señor, tengo en casa un criado paralítico que sufre horriblemente.
Jesús le respondió:
- Yo iré a curarlo.
Replicó el centurión:
- Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero di una sola palabra y mi criado quedará sano. Porque yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a uno: ¡ve! ya va; y a otro: ¡ven! y viene; y a micriado: ¡haz esto! y lo hace.
Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían:
- Os aseguro que jamás he encontrado en Israel una fe tan grande. Por eso os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el banquete del reino de los cielos."

La primera cosa que sorprende en este evangelio es la rapidez con la que Jesús responde: "Yo iré a curarlo". El centurión era extrangero y era pagano. Todo judío que entraba en casa de un pagano incurría inmediatamente en impureza. Por eso el soldado romano no pretendía que Jesús fuera a su casa, sino que con su Palabra curara a su criado. Esto hace que Jesús quede admirado de su Fe. Curiosamente, el otro momento en que Jesús queda admirado en el evangelio, es de la incredulidad de los suyos. Y es que la Fe no es patrimonio exclusivo de los "religiosos" ni de nadie. Se puede vivir cumpliendo los mandamientos, aceptando los dogmas, rezando regularmente y...no tener Fe. Y no estoy haciendo propaganda del relativismo ni del todo vale. Todo lo contario. Fe es algo mucho más profundo y serio que repetir unos dogmas, saberse un catecismo o rezar muy a menudo. De la misma manera que Jesús está dispuesto a ir a la casa del pagano, no tiene miedo de caer en impureza y se muestra como el buen pastor...el centurión nos enseña que creer es acoger plenamente y confiar totalmente en Jesús. 
Y nadie puede apropiarse de la Fe y considerarse dueño exclusivo de ella. Puede aparecer en cualquier hombre de buena voluntad que intenta ayudar a los demás. Porque no olvidemos, que el centurión no pide nada para él, ni siquiera para su familia. Si nos acercamos a todos con apertura, sin miedo a "contaminarnos", quedaremos sorprendidos por la Fe que encontraremos. 
Hoy es el día internacional de la Solidaridad con el Pueblo Palestino. Sólo un pequeño grupo de ellos es cristiano. Jesús prestaría su ayuda sin dudarlo, sin miedo a la impureza. Alzaría su voz contra la injustícia. Y posiblemente encontraría entre ellos más Fe de la que nosotros creemos poseer. Quizá nosotros somos demasiado "creyentes" y ponemos condiciones a nuestra Fe. Sólo el humilde, el sencillo, puede creer de verdad... 

domingo, 28 de noviembre de 2010

¡ESTAD EN VELA!


"En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: Dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por lo tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre."

La liturgia de hoy nos presenta otro texto apocalíptico. No son textos para asustarnos, sino para darnos esperanza, eso sí, son una invitación a estar alerta , a estar preparados. La sociedad del diluvio podría ser perfectamente la nuestra. Ajena a la injustícia, al sufrimiento del otro y que sólo piensa en pasarlo bien olvidándose de los demás. La parábola del ladrón nos invita a vigilar, a estar atentos, a no dejarnos cazar...Cada día es ese momento oportuno, ese "kairos", en el que debemos responder de nosotros mismos.
Este evangelio de hoy se complementa con las otras dos lecturas. La visión de Isaías nos muestra ese otro mundo que es posible si nos convertimos, si estamos en vela:
"Convertirán  sus espadas en arados, sus lanzas en podaderas. No alzará la espada nación contra nación, ni se prepararán más para la guerra. Caminemos a la luz del Señor"
Y Pablo nos dice cómo hemos de hacerlo:
" La noche está muy avanzada y el día se acerca: despojémonos de las obras de las tinieblas y revistámonos de las armas de la luz"
En otra carta nos mostraba estas armas. El casco de la Fe y el Amor y la coraza de la Esperanza. Esa Fe que, aunque sea una llama vacilante, ilumina la oscuridad de nuestra vida. Ese Amor que debe llenarla totalmente. Y la Esperanza en que el Reino, ese otro mundo, es posible, precisamente, si afrontamos la vida con Fe y Amor.
Es bueno que al empezar este Adviento nos examinemos y veamos qué hacemos con nuestra vida. Si pasamos por ella o somos conscientes. Se trata de ponernos en vela. Vivir es buscar una sociedad mejor. Vivir es luchar contra la injusticia. Vivir es Amar con mayúsculas. Siempre con la seguridad de que Él está con nosotros, porque está en todos y en todo... 

sábado, 27 de noviembre de 2010

VEN SEÑOR JESÚS


Mañana empieza el año litúrgico con el primer domingo de Adviento.
Tiempo de espera...¿Qué esperamos? Las calles y los comercios de las ciudades, con sus adornos, nos invitan a comprar. Es el grito del consumismo, y eso no tiene nada que ver con lo que esperamos...
Adviento es el tiempo, un tiempo de reflexión. No esperamos el consumismo de navidad. Esperamos a un Dios que se encarna.
 Adviento es un tiempo para descubrir, que ese Dios que anhelamos en nuestro interior, está mucho más cerca de lo que creemos. Porque cada día se encarna, se hace Hombre en los demás y en nuestro corazón
 Adviento es un tiempo para caminar, que es convertirse. Para marchar paso a paso hacia un mundo mejor, más justo, el Reino. Y eso se hace empezando por nosotros, por nuestro corazón.
Adviento es un tiempo para prepararnos a acoger a Dios. Y eso se hace acogiendo al Otro, al que nos cae bien y al que no tanto. Al que amamos y al que nos hace daño. Porque Él nos espera en todos y en todo. Quizá a veces muy escondido. ¿Acaso no lo ocultamos nosotros también a los demás?
Paso a paso. Día a día intentaremos acercarnos a Él. Para que luego la Navidad, no sea ese desastre de consumo en que la hemos transformado...

jueves, 25 de noviembre de 2010

25 DE NOVIEMBRE

Jornada contra la violencia a la mujer. Este vídeo puede ayudarnos a reflexionar de esta lacra que llena nuestra sociedad.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL DON DE CADA DÍA


Todo es gracia. Así finalizaba Bernanos su novela Memorias de un cura rural. Todo deberíamos recibirlo como un don y despertarnos cada mañana con ese sentimiento de que todo lo que nos va a suceder durante el día lo hemos de recibir como un regalo. Ya sé que en nuestros oídos esta afirmación puede rechinar y hacernos daño. ¿Recibir como un don una enfermedad? ¿Y si lo que me depara el día es un accidente o la muerte de un ser querido? O, ¿podemos considerar un don los niños que morirán de hambre, las niñas violadas, las catástrofes naturales...?
Tenemos derecho a quejarnos a imprecar...Eso también es rezar. Pero debemos tener la humildad de reconocer que no sabemos el sentido de las cosas y que, a pesar de las apariencias, Dios nos regala algo, incluso en la desgracia. Nos está hablando, diciéndonos algo que sólo podremos entender en la meditación. Nos está llamando a mirar, a estar junto a los que sufren...Nos dice que hemos de confiar.
Aunque no lo acabemos de entender, debemos rezar así:
Enséñame, Señor a vivir
el don de cada día.
Sin otros planes que los tuyos:
los de cada día.
Que el rostro de mi
Hermano sea nuevo
para mí, cada día.
Que sepa confiar en Ti, Padre.
Que cada día estrene su paz:
salud, enfermedad,
éxito o fracaso.
Enséñame, Señor
a vivir el don de cada día. 

lunes, 22 de noviembre de 2010

LOS NIÑOS DE LA CALLE


Hoy es un dejo un enlace del reportaje que emitió ayer Pueblo de Dios en la 2. Akuawa es un hogar, mucho más que un hogar como veréis en el reportaje, que los hermanos de La Salle tenemos en Abidjan. Quique, el Hno. Josep Enric, es de Reus y es actualmente el director de esta obra. El Hno. Cesar, a pesar de tener una grave enfermedad, sigue al pie del cañón.
Espero os funcione este link:

Nota: A partir de esta tarde asisto en Bujedo a un encuentro de animadores de comunidades de hermanos mayores. Estaré allí toda la semana. Intentaré seguir con mis posts diarios, pero no puedo asegurarlo.

domingo, 21 de noviembre de 2010

EL REY DE LOS PEQUEÑOS


"Después que Jesús fue crucificado, el pueblo permanecía allí y miraba. Sus jefes, burlándose, decían:
- Ha salvado a otros: ¡que se salve a sí mismo, si es el Mesías de Dios, el Elegido!
También los soldados se burlaban de Él y, acercándose para ofrecerle vinagre, le decían:
- Si eres el rey de los judíos, ¡sálvate a ti mismo!
Sobre su cabeza había una inscripción: «Éste es el rey de los judíos».
Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo:
- ¿No eres Tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros.
Pero el otro lo increpaba, diciéndole:
- ¿No tienes temor de Dios, tú que sufres la misma pena que Él? Nosotros la sufrimos justamente, porque pagamos nuestras culpas, pero Él no ha hecho nada malo.
Y decía:
- Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino.
Él le respondió:
- Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso."
Con la festividad de hoy iniciamos la última semana del año litúrgico. El próximo domingo comienza el Adviento.
Pese a su nombre pomposo, "Solemnidad de nuestro Señor Jesucristo Rey del universo", este día nos deja muy claro que Jesúcristo no es un Rey al modo de los poderes de esta tierra, sino que su poder sólo tiene sentido desde la pequeñez, la humildad, la sencillez...
Esto no lo hemos entendido siempre y hemos pretendido para la Iglesia los poderes y honores de nuestra sociedad. Y como dice un poema, "Él no llevaba tiara y andaba descalzo..."
Por eso la liturgia de hoy nos lo presenta en la cruz y sometido a las burlas de todos. El evangelio empieza con las tres tentaciones en el desierto y nos dice, que el diablo, al fracasar, lo abandonó hasta el momento oportuno. Aquí, al final del evangelio, en la cruz, encontramos ese momento. "Sálvate a ti mismo". De nuevo la tentación del poder, de dejar de ser Hombre y mostrarse como Dios. La misma tentación que seguimos sufriendo en la Iglesia. La de buscar el poder, la fuerza, el dominio sobre la tierra...Jesús responde como lo hizo toda su vida. Salvando a un débil. Él, que dijo que las prostitutas nos predecerían en el Reino, ahora le dice a un ladrón que él será el primero en estar  en el Reino junto a Él. Jesús, muriendo humillado en la cruz, da sentido en ese momento a todos nuestros sufrimientos y humillaciones, porque el Reino es de los pequeños y Él es el Rey de los Pequeños, porque Él fue el primero en hacerse pequeño. Nuestro mundo será el Reino de Dios el día que se devuelva la dignidad al Hombre. Cuando acabe la discriminación racial. El día en que hagamos desaparecer cualquier forma de opresión y de violencia. Cuando los niños no sean esclavizados, obligados a luchar o a prostiuírse. Cuando la mujer consiga la igualdad y se le reconozcan todos sus derechos. Entonces...el Reino estará aquí.
Luchar por ello, es luchar porque se cumpla aquello que cada día pedimos en el Padrenuestro: "Venga a nosotros tu Reino..."

sábado, 20 de noviembre de 2010

VOLVER A EMPEZAR


La música de este sábado es una invitación a no rendirse, a seguir luchando...Cada día es una ocasión para volver a emprender nuestro camino.

Pasa la vida y el tiempo

no se queda quieto
llevo el silencio y el frío
con la soledad.


En qué lugar anidaré
mis sueños nuevos
y quién me dará una mano
cuando quiera despertar.


Volver a empezar
que aún no termina el juego.
Volver a empezar
que no se apague el fuego.


Queda mucho por andar
y que mañana será un día
nuevo bajo el sol
volver a empezar.


Volver a empezar
volver a intentar


Se fueron los aplausos
y algunos recuerdos
y el eco de la gloria
duerme en un placard.


Yo seguiré adelante
atravesando miedos
sabe Dios que nunca es tarde
para volver a empezar


Volver a empezar
que aún no termina el juego.
Volver a empezar
que no se apague el fuego.


Queda mucho por andar
y que mañana sera un día
nuevo bajo el sol
volver a empezar.
Volver a intentar, volver a empezar

viernes, 19 de noviembre de 2010

FELIZ EL HOMBRE...


Todo hombre busca la felicidad. Desgraciadamente la buscamos donde no está. Creemos que nos vendrá del exterior, que es algo que se puede comprar y que nos ofrecerá la sociedad.
La felicidad está en nuestro interior. La felicidad requiere que seamos nosotros mismos y para ello hemos de conocernos. El día que lo intentamos, descubrimos que hemos estado viviendo con un desconocido. Vivímos con el que los demás quieren que seamos, no con quien somos.
Aquí os dejo este texto de Antonio López Baeza. 

FELIZ EL HOMBRE



Feliz el hombre
que se sabe en camino hacia sí mismo,
y, sin dar cabida en su corazón a estériles fantasías,
se enfrenta cada día con su propia realidad.


Feliz el hombre
que no se considera desprovisto de todo valor,
y, cultivando los dones recibidos,
se abre al infinito de Dios que mora en él.


Feliz el hombre
que se reconoce necesitado y hambriento
de algo que lo supere y dinamice
más allá de los límites de su yo posesivo.


Feliz el hombre
que huye de las respuestas prefabricadas,
y busca, aunque se vea incomprendido y solo,
la verdad que lo libere de toda rutina existencial.


Feliz el hombre
que cultiva las raíces de su solidaridad universal,
y acepta que su vida será más bella y fecunda
cuanto más hondo baje en la tierra del dolor compartido.
Él será una primevera en la historia de los hombres.

Y los miedos, vacíos y desesperanzas
que royeron el corazón de tantos hermanos,
no tendrán ya poder de muerte para muchos,
gracias a la descarga de amor que de él recibieron.


Feliz el hombre
que se propuso por encima de todo ser fiel a sí mismo,
porque en sí mismo
fue camino para el encuentro de Dios con los hombres.


(Antonio López Baeza)

jueves, 18 de noviembre de 2010

LAS DIFERENCIAS...


El martes fue el Día de la Tolerancia. No quiere decir que todo vale, sino que hemos de respetar las diferencias. Lo diferente no es necesariamente malo, ni peligroso. Es simplemente diferente. Corría por ahí un Power Point en la que se mostraba la poca integración de los inmigrantes y, que además, insistía cómo algunos no aceptaban un sueldo basura. Como si por el hecho de no estar en su tierra y de ser diferentes, justificara que se les ha de pagar una miseria: "Y si no, que se vuelvan a su tierra...". Cuando llamé racista al que hizo esta afirmación, por poco me tira por la ventana. nadie es racista, pero no toleramos la diferencia...
El vídeo se refiere a otra diferencia...la de los que llamamos deficientes. Creo que os gustará. Además, si tenéis niños en casa, puede ser muy educativo.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

ESPERANDO UN ANGEL...


No hace mucho era una moda. Libros, blogs, productos para llamarlos...Como todo en este mundo, nos hemos ido olvidando de ellos...ya no están de moda. Pero todos seguimos queriendo tener uno cerca de nosotros...
En la Escritura un ángel es un mensajero de Dios. Cuando Dios se quiere comunicar con el hombre, le manda un ángel. Abraham, Jacob...María, recibieron sus visitas. Y nosotros la recibimos cada día. Eso sí, ni nos enteramos. Esperamos un ser vestido de blanco, adornado con un par de alas...y se nos presenta de forma muy diversa. Ese amanecer de hoy, esas nubes rojas sobre el Mediterráneo, era un ángel que nos decía de parte de Dios: ¡Buenos días!
Ese pobre harapiento y sucio que hemos cruzado en la calle o en el pasillo del metro, era un ángel que nos decía de parte de Dios: Recuerda que Yo estoy en los miserables, en los abandonados. No te quejes de lo que te falta, otros están peor que tú.
El chofer del autobús, la adolescente que escuchaba música en si iPod casi sin mirarte, la enfermera del ambulatorio, la camarera del bar, el gurdia municipal...Todos eran ángeles. Todos llevaban un mensaje de Dios para ti. Claro, que hay que saberlos escuchar...
Pero hay algo más importante. Nosotros también somos ángeles para los demás. ¿Y si por una vez fueramos conscientes de que Dios habla a los otros a través nuestro?
Ya verás como esta noche te sentirás más acompañado que nunca. Notarás a tu alrededor todas aquellas personas y cosas que han sido ángeles para ti. Y te sentirás rodeado también, por aquellos para los que has sido un ángel...

martes, 16 de noviembre de 2010

EL ANACORETA Y LA CASA DE DIOS


Aquella noche, tras la oración, el joven que seguía al Anacoreta le dijo:
- ¿Dónde podré encontrar un lugar en que pueda gustar la alegría y la paz verdaderas?
Sonrió el anciano y, tomándole por un brazo, le hizo sentar en la penumbra de la capilla. Luego dijo:
- Ese lugar siempre ha existido y siempre ha estado a nuestro alcance. Pero normalmente no somos capaces de entrar en él.
Cerró los ojos y guardó silencio. Luego prosiguió:
- Ese lugar es nuestro interior. Somos casa de Dios. "Si alguien me ama cumplirá mi palabra, mi Padre lo amará, vendremos a él y habitaremos en él." (Jn 14, 23). "Habitad en mi y yo en vosotros".(Jn 15, 4)
Miró con ternura al joven y añadió:
- Lo que nos ocurre es que siempre estamos fuera de esa casa, fuera de nosotros. Nuestros pensamientos, emociones, sentimientos...nos llevan fuera de nosotros, del lugar que Dios ha escogido para vivir. Incluso cuando meditamos, en vez de quedarnos en ese lugar en el que Dios habita, salimos al exterior en busca de no sé que...
Luego concluyó:
- Hemos de hacer nuestra casa allí donde Dios tiene la suya. Y Él ha escogido hacerla en el interior de cada hombre...en nuestro interior.
Aquella noche el Anacoreta y su joven seguidor, permanecieron mucho rato sentados en la capilla...  

lunes, 15 de noviembre de 2010

LA VERGÜENZA DEL SAHARA...


Es nuestra vergüenza. No, no es la del Imperio Británico, ni de la France, ni del imperialismo USA. Es la vergüenza de nuestro país. El Sahara Occidental fue una provincia española. Sus habitantes tenían carnet de identidad español. Los vientos de los tiempos les llevaron a la independencia y España, simplemente, llanamente...los abandonó y olvidó. Los dejamos a merced del soberanismo marroquí y de la manipulación argelina. En manos de la multinacional que explota los fosfatos. Los dejamos solos...
Este es el drama de África y la vergüenza de nuestra "civilización". Esos países existen, en tanto en cuanto haya beneficios que podamos obtener de ellos. La mayoría de la materia prima que utilizamos, proviene de ellos. A nadie le importa, por ejemplo, que Obiang tenga a la mayoría de pueblos de Guinea Ecuatorial sin electricidad ni agua potable. Interesa el petróleo que el Norte obtiene de allí y que Obiang sea sumiso para poder obtenerlo ( a base de millones). Del Sahara Occidental interesan sus fosfatos. Ya nadie se acuerda de Sidi Ifni. Allí sólo hay arena y piedras. Es la vergüenza de la colonización. Un partido español, ante las elecciones catalanas, pedía que a los emigrantes se les obligara a firmar un contrato de integración y si no que se les expulse. ¿Qué contrato de integración nos hicieron firmar a nosotros cuando fuimos a robarles sus minerales y materias primas? (Llevárselas a precio de miseria y sacar después millones en negocios, es simplemente robar). Ya sé. Nosotros fuimos a "civilizarlos". Los efectos de nuestra "civilización" están a la vista: democracias frágiles y todo el dinero en manos de cuatro familias para que las multinacionales hagan su agosto.
Ahora, a nuestro gobierno, le ha entrado de golpe una crisis de prudencia..."Hay que asegurarse de los hechos." ¿Acaso creen que expulsan a los periodistas españoles para que estemos bien informados? 
Por desgracia, esta vergüenza que sentimos ahora, se irá disolviendo hasta que ya nadie sienta nada. Como ha pasado con Rwanda, Burundi, Zaïre, Gaza, Kurdistan...Los hombres padecemos de Altzheimer colectivo...   

domingo, 14 de noviembre de 2010

NO OS DEJÉIS ENGAÑAR


Algunos estaban hablando del templo, de la belleza de sus piedras y de las ofrendas que lo adornaban. Jesús dijo:
 –Vienen días en que de todo esto que estáis viendo no quedará piedra sobre piedra. ¡Todo será destruido!
 Preguntaron a Jesús:
–Maestro, ¿cuándo ocurrirán esas cosas? ¿Cuál será la señal de que ya están a punto de suceder?
 Jesús contestó:
 - Tened cuidado y no os dejéis engañar. Porque vendrán muchos haciéndose pasar por mí y diciendo: ‘Yo soy’ y ‘Ahora es el momento’, pero no los sigáis. Y cuando oigáis alarmas de guerras y revoluciones no os asustéis, pues aunque todo eso tiene que ocurrir primero, aún no habrá llegado el fin.
Siguió diciéndoles:
 - Una nación peleará contra otra y un país hará guerra contra otro;  en diferentes lugares habrá grandes terremotos, hambres y enfermedades, y en el cielo se verán cosas espantosas y grandes señales. Pero antes de eso os echarán mano y os perseguirán: os llevarán a juicio en las sinagogas, os meterán en la cárcel y os conducirán ante reyes y gobernadores por causa mía. Así tendréis oportunidad de dar testimonio de mí.  Haceos el propósito de no preparar de antemano vuestra defensa,  porque yo os daré palabras tan llenas de sabiduría que ninguno de vuestros enemigos podrá resistiros ni contradeciros en nada. Pero seréis traicionados incluso por vuestros padres, hermanos, parientes y amigos. Matarán a algunos de vosotros  y todo el mundo os odiará por causa mía, pero no se perderá ni un solo cabello de vuestra cabeza. ¡Permaneced firmes y salvaréis vuestra vida!

Jesús, o posiblemente el evangelista, emplea hoy para hablarnos un estilo apocalítico. Con esas imágenes y metáforas, su intención no es producir miedo, sino todo lo contrario, decirnos que al final el bien triunfará.
El centro de la religión judía era el templo. Era la presencia de Dios en medio del pueblo. Jesús, al decirles que no quedará piedra sobre piedra de él, les está señalando un cambio total. A Dios no hay que buscarlo en una obra humana, sino en el Hombre. Y esta fue una de las acusaciones que lanzaron ante Caifás para condenar a Jesús: "Dice que destruirá el templo"
Venimos de consagrar el templo de la Sagrada Familia. Esta, al igual que todas las iglesias, sólo tiene sentido si es una mediación que nos acerque a Dios. No es un fin en sí misma. Jesús nos lo dice muy claramente: "No os dejéis engañar". Dios no es posesión exclusiva de un templo, de un lugar, ni siquiera de unas personas. Es un Dios de todos. La seguridad de que Él está con nosotros no nos la da un templo, ni siquiera unas personas. Nos la da la incomprensión y la persecución. Porque el cristianismo es todo lo contrario de lo que señala el mundo. Ante la búsqueda de poder, de dominio, de gloria, Jesús nos predicó el Amor al débil, la lucha contra la injustícia, el elogio de la sencillez...Cuando la Iglesia se abraza con el poderoso, cuando busca alianzas en su propio provecho, cuando olvida al pobre...es cuando más lejos está de Dios.
Ser fiel al Evangelio no es fácil. Pero Jesús nos promete que Él permanecerá siempre junto a nosotros. Sólo nos pide perseverancia, fidelidad, firmeza...
Somos débiles y la tentación de la comodidad, del triunfo fácil, del compromiso con el poder la tenemos a la vuelta de la esquina...Se trata de elegir lo que nos compromete antes que lo cómodo. La oración auténtica nos dará fuerzas y luz para encontrar el camino en cada momento... 

sábado, 13 de noviembre de 2010

NO DEJES DE VOLAR


No hay que dejarse vencer por el pesimismo. La vida nunca ha sido facil. Se trata de ser perseverantes, de no dejarse vencer. Y sobre todo hay que tener una gran confianza en Él, que nunca nos abandona.
Espero que este vídeo os ayude a vencer el pesimismo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

EL SACRAMENTO DE LOS DEMÁS...


Los demás no son cosas, ni objetos, ni esclavos...Los demás son sacramentos de la Presencia de Dios. El otro, sea quien sea, pobre o rico, blanco o negro, inmigrante o autóctono...tiene la dignidad de Hijo de Dios. Desgraciadamente esto lo olvidamos a menudo y sembramos el mundo de diferencias.
He aquí el Salmo del Sacramento de los demás...

SALMO DEL SACRAMENTO DE LOS DEMÁS




Vivir es leer e interpretar el alfabeto
inscrito en el corazón de los hombres;
por fortuna nadie es analfabeto,
pues toda realidad y todo hombre
son señal elocuente de otra realidad
fundamento de todo: ¡Dios!
Nos envuelve y orienta lo simbólico
haciendo posible bajar, gozosamente,
a la fuente misma de lo real.
Así, todo es anuncio y profecía,
símbolo y contraseña de interioridad.
La entraña más honda de lo humano
es sacramental y se sustenta en el encuentro.
¡Es preciso ver con otros ojos
y vivir, sin dudarlo, en otro espíritu!
En el descenso a lo profundo de sí
ves que te recibes más que te haces
y la relación universal construye
la intimidad de la comunión,
presencializa lo sagrado
y llena de sentido el ser del otro.
Que no iremos hasta el fin
de uno en uno, sino de dos en dos,
y así será como nos conoceremos todos
en la plenitud final del ser: Dios.
No hay amor por el que no seamos heridos,
como desgrana el poeta cantor:
"Nunca estamos conformes
del quehacer de los demás
y vivimos a solas, sin pensar en los demás...
Las verdades ofenden si las dicen los demás,
las mentiras se venden, cuando compran los demás...
Porque son ataduras, comprender a los demás,
caminamos siempre a oscuras
sin contar con los demás...
Olvidamos que somos los demás de los demás,
que llevamos a cuestas, unos menos, otros más,
vanidad y modestia como todos los demás..."
Los demás de los demás es el hombre
vertebrado en términos de encuentro.


(Ricardo Fuertes)

jueves, 11 de noviembre de 2010

TIEMPO DE ESPERANZA


En todas las épocas se ha escrito lo mismo: "En estos tiempos calamitosos...". Y es, que desde que el hombre es hombre, las cosas no son como desearíamos que fueran. Si damos una mirada a nuestro mundo, el panorama que se nos presenta no es precisamente para echar las campanas al vuelo... Sin embargo son tiempos de Esperanza. Así, escrito con mayúsculas. Porque hay distintas maneras de esperar.
Hay esperas sin Esperanza. Esperas para sobrevivir. Los dos mendigos de "Esperando a Godot" de Samuel Beckett, saben desde el principio que Godot no vendrá. Es más, no creen en su existencia. Esperan por no desesperar.
Pero hay esperas activas. Esperas con Esperanza. Una espera gozosa, con los ojos abiertos.  Es la espera de quien, desde su parcela, lucha por la justícia, intenta repartir amor a su alrededor, se siente solidario. Es la espera de quien ya siente a Dios en su corazón. Es la espera de quien sabe verlo en los demás, en los débiles, en todas partes...Es la espera de quien cree que, pese a las apariencias, hay más bondad que maldad.
Faltan poco más de quince días para que empiece el Adviento, tiempo litúrgico de la Esperanza. Será bueno que vayamos preparando nuestros corazones, que nos vayamos transformando en el vigía que, empapado de rocío, espera alegre la Aurora... 

miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL ANACORETA Y EL HOMBRE QUE NO REZABA...


Aquel el hombre dijo al Anacoreta que él nunca rezaba. Rió el anciano y le dijo:
- Posiblemente tú eres el que mejor rezas. Antonio de Padua dijo: "Reza mejor el que no sabe que está rezando". Estoy seguro que rezas muchas veces sin saberlo.
Lo miró con simpatía y añadió:
- Seguro que no sabes que esas protestas que lanzas cuando algo te sale mal es una oración. Y cuando ríes de alegría. O cuando besas a tu hijo. Cuando te quedas extasiado ante la belleza...Todo es oración...si lo vivimos y decimos con sinceridad...Las palabras repetidas por rutina, los textos leídos rápidamente para acabar cuanto antes...por bellos que sean, no son oración. La oración siempre brota del corazón...  

martes, 9 de noviembre de 2010

TRAS EL VIAJE...


Sí. Lo sé. Es muy cómodo, quizá cobarde, esperar a comentar cuando todo ha acabado. He de reconocer, que dado el tono de lo que oía y leía, preferí guardar silencio. Uno se conoce y tuve miedo de excederme en mis comentarios. Lo que escribiré hoy, sin embargo, no varía demasiado de aquello que habría redactado el viernes o el sábado pasados. Eso sí, con más sosiego.
De entrada diré que no soy contrario a los viajes del Papa, pero sí a la forma como se realizan. El Papa es la cabeza de mi Iglesia, pero preferiría que lo fuera de una manera más evangélica y menos poderosa.
Ante el viaje papal se abrió la caja de los truenos y de los odios viscerales contra la religión. Y aparecieron los tópicos de siempre. Que se uniera a la campaña una radio pública, Catalunya Radio, es algo menos comprensible. Que en sus comentarios algunos periodistas demostraran simplement su falta de cultura, refuerza la idea de los bajos niveles de nuestra universidad. Y llegó el sábado la famosa frase del Papa en el avión. Media frase, porque nadie cita la continuación en la que pide concordia, diálogo y paz. Esa media frase, fruto como siempre, del mal asesoramiento que tiene el pontífice, no hay que nombrar la soga en casa del ahorcado, era el único titular para los medios de información.  Pero que en nuestro país confundimos estado laico con estado laicista, neutralidad con hacer desaparecer, es una evidencia y bastaba escuchar los comentarios que se hacían al viaje en los medios de comunicación. El Papa habló luego de familia, y naturalmente defendió la familia clásica, la de la mayoría de las personas, al fin y al cabo. Y también hablo de diálogo ciencia y religión y sobre la belleza. Y en la fundación Niño Jesús habló del amor al débil, al pequeño, al disminuído...¿Por qué en los titulares sólo salió  la alusión a la segunda república?
La realidad es que la ceremonia se realizó con gran equilibrio en aquel marco incomparable y muchos estuvimos las tres horas largas enganchados a la televisión. Cierto que el simbolismo de los ritos merecía una explicación. La simbología nunca es directa y necesita un aprendizaje que hemos perdido. También se nos ha de explicar la liturgia laica de la Fura dels Baus en los actos inaugurales de eventos deportivos, por poner un ejemplo. Un diez para TV3.
Pero ahora estamos en el después. Y de poco habrá servido el viaje, si no es para cambiar a mejor.
Pese a las afirmaciones de Rouco, el domingo fue evidente, que sí existe la iglesia catalana y que está más viva de lo que algunos creen. Parte de esa iglesia se reunió en la iglesia del Pi, disconformes con el viaje, pero respetuosos. El documento que elaboraron debería llegar al Vaticano. Así como diferentes cartas abiertas que han escrito sacerdotes y laicos. No se está contra el Papa, sino contra un modelo que el Vaticano II decía debía cambiarse y Juan Pablo II dijo que se debía revisar. El problema está en que cambiar el modelo del Papa supone cambiar el modelo del vaticano y por lo tanto cambiar la Curia. Esa famosa reforma que a Juan Pablo I le costó la vida y que Juan pablo II no logró realizar. No cambiaremos la Iglesia en dos días. Su gran estructura tiene demasiada inercia. Hoy pediría, por pedir que no quede, dos cosas para empezar:
. Cambiar el estilo autoritario por un estilo dialogante.  Una Iglesia que esté más preocupada por escuchar y dialogar,  que no por ordenar y mandar.
. Una Iglesia valiente defensora, ante los poderosos de este mundo, de los pobres, de los débiles, del hombre...
No creo que sea pedir demasiado, ¿o sí?

lunes, 8 de noviembre de 2010

JUNTOS PERO NO REVUELTOS


 Una de las cosas más complicadas en la amistad, es saber guardar las distancias. Saber permanecer cada uno en su sitio. Una de las mayores tentaciones es la de ser posesivos. Pensamos que el otro no sabrá vivir sin nuestra ayuda y lo que hacemos es ahogarlo, impedir su crecimiento.
Este fragmento de "El Profeta" de K. Gibran, nos lo recuerda:

Cantad y bailad juntos,
alegraos,
y que cada uno de vosotros conserve su soledad,
como las cuerdas de un laúd,
que están solas,
aunque vibren con la misma música.
Y permaneced juntos,
pero no demasiado próximos,
porque los pilares del templo están separados,
y ni el roble ni el ciprés crecen bajo la sombra uno del otro. 

domingo, 7 de noviembre de 2010

UN DIOS DE VIVOS


"En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron:
- Maestro, Moisés nos dejó escrito: Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella.
Jesús les contestó:
- En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor "Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob". No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos."
Los saduceos intentan tender una trampa a Jesús, pero no consiguen salirse con éxito. Este grupo de judíos no creía en la resurrección, porque solamente aceptaba los cinco libros del Pentateuco y allí no se dice nada de ella. Le presentan una aplicación ridícula de la ley del Levirato. La respuesta de Jesús es clara: la otra vida es otra cosa y Dios es un Dios de vivos, no de muertos. Todas las explicaciones que podamos dar sobre cómo será la otra vida, no dejarán de ser especulaciones y fantasías. Jesús deja claro que se tratará de otra cosa y Pablo y Juan nos lo recuerdan en sus cartas. Lo que sí nos dice Jesús claramente, es que Dios es un Dios de vivos. O sea, que los que nos han dejado "viven", y los que todavía estamos aquí hemos de seguirlo con nuestra "vida".  Tenemos tendencia a hacer de Dios un Dios de muertos, a sacarlo de nuestra vida. Lo colocamos bien alto en el cielo y en el otro mundo y vivimos como si no existiera. Intentamos que "moleste" lo menos posible. A lo sumo le dedicamos un ratito al día o a la semana o...cuando truena. Y Él es Dios de vivos y debe llenar todos los momentos de nuestra vida. Como lo hemos sacado de este mundo, pensamos que sólo nos relacionamos con Él en ciertos momentos a los que llamamos de oración. Y olvidamos que luchar por la justicia, hacer un mundo mejor, amar al otro, es unirnos al Dios de vivos que reside en la VIDA, en toda la VIDA, es hacer una oración de toda nuestra VIDA. No se trata de caer en el activismo; pero tampoco en un espiritualismo desencarnado, que relegue a Dios solamente a lo íntimo y privado. Que Dios es un Dios de vivos, significa que hemos de vivir siempre inmersos en Él. Así será como tras la muerte, seguiremos viviendo todos en Él...



sábado, 6 de noviembre de 2010

LA NOCHE


Nos cuenta el evangelio, que Jesús se retiraba por la noche a la montaña para orar. Los monjes se levantan por la noche para orar. Grupos de personas permanecen algunos días en adoración nocturna. Parece que la noche borra de nuestra mente todos los ruídos y nos centra en lo esencial, nos acerca a Dios.
Este poema oración, junto con la música del Claro de Luna de Claude Debussy, os proporcionará unos momentos de paz...

 LA NOCHE



A ti, Señor, entregamos nuestras vidas.
Ya la tierra, fatigada,
se reclina para el sueño.
Ya la luna, como un beso,
se ha posado en nuestras frentes.
Aunque todos no despiertan
para el día que amanece,
confiados, nuestras vidas
entregamos a la noche.
Aunque nadie se hace rico
con soñarlo solamente,
nuestras ansias más profundas
desatamos en la noche.
Oh Señor, nuestro descanso,
tú, la noche provechosa
que renuevas y acrecientas
nuestras vidas con tu vida.
Oh Señor, luz en la sombra,
y palabra en el silencio,
tú, la noche que realizas
nuestros sueños más hermosos.
En tus manos nos ponemos
con entera confianza.
No tememos recostarnos
en la noche de tu pecho.
En tu noche no hay engaños
ni es un sueño la esperanza.
No son falsas ilusiones
los deseos que nos diste.
Cuando ahora nuestros ojos
se sumergen en la noche,
en la noche de tu pecho
recostamos nuestras vidas.
A ti, Señor, entregamos nuestras vidas.
(Hno. Eduardo Malvido)

viernes, 5 de noviembre de 2010

EL ANACORETA Y EL REINO DE DIOS


El Anacoreta y su joven seguidor habían asistido durante tres horas, a la magnífica exposición sobre nuestro mundo, que habían hecho un prestigioso antropólogo y un gran economista. No habían recorrido cien metros de calle, cuando el anciano se sentó suspirando en un banco. Al cabo de un rato exclamó:
- ¡Lo importante no es explicar el mundo, sino cambiarlo!
Al ver la cara que ponía su joven seguidor, se aclaró:
- Sí. Ya sé. Para poderlo cambiar hay que conocerlo. ¿Pero, no crees que ya está "muy explicado"?¿Que hay demasiada gente explicándolo y poca cambiándolo?
Hizo una pequeña pausa, y como en un susurro siguió:
- Jesús no explicó el mundo. Intentó cambiarlo. Por eso pasó la vida curando, rodeado de los más humildes, "regañando" a los poderosos. Lo mataron, pero, precisamente su muerte inició el verdadero cambio.
Suspiró largamente:
- Y nosotros llevamos veinte siglos empeñados en que ese cambio no se produzca. Cuando Jesús decía que el Reino ya está aquí, nos indicaba que otro mundo es posible...Nosotros damos brillantes explicaciones sobre nuestra sociedad, hacemos prospectiva, pontificamos...Pero sólo los sencillos, los verdaderos seguidores de Jesús, hacen algo para cambiarlo...
Sonaron las diez de la noche en el reloj de una iglesia cercana. El Anacoreta se levantó y dijo:
- Vamos a casa. Y pensemos qué podemos hacer mañana para que el mundo cambie un poquito...