lunes, 31 de enero de 2011

BIENAVENTURADOS LOS QUE SOBRAN...


El post que iba a escribir hoy lo dejo para mañana. Lo que nos dice Mari Paz en Ecclesalia me ha parecido tan interesante que quiero compartirlo con vosotros.

 SOBRA LA GENTE


MARI PAZ LÓPEZ SANTOS, pazsantos@wanadoo.es
MADRID.


ECLESALIA, 31/01/11.- Llego a la conclusión de que sobra la gente. Sobramos todos. ¿Y quienes somos los que sobramos? Sencillamente los que no tenemos la sartén por el mango. ¿De qué sartén se trata?: del poder económico en manos de unos pocos, cada vez menos.
Este pensamiento tan triste me invadió leyendo que un grupo empresarial de medios de comunicación de este país va a reducir su plantilla en unas 2.500 personas (“gente”). Conozco trabajadores (“gente”) de la empresa líder del grupo y lo que me comentan, como la misma empresa publica ostentosamente, es que sigue dando beneficios “económicos”, que desde luego no están destinados a la “gente que sobra” según los criterios de los pocos que manejan el gran cotarro económico-mundial.
Sobran los niños, cuesta criarlos y educarlos.
Sobran los jóvenes que quieren un trabajo digno que les permita construir su vida sin dependencia de sus mayores.
Sobran los adultos que quieren mantener su puesto de trabajo para seguir atendiendo a la familia y pagando la hipoteca.
Sobran los viejos que se dejaron la piel construyendo la sociedad del bienestar y ahora parece que es molesto ocuparse de que estén bien atendidos y cuidados.
Sobran los pobres que caen en la zanja de la exclusión social, que cada día es más ancha y más profunda.
Sobran los emigrantes, salvo que se ajuste al patrón de mano de obra esclava.
Sobran, y mucho, los que denuncian la injusticia, la opresión y la falta de derechos.
Sobran… los que ya no tiene voz, ni ánimos, ni fuerzas.
Pero al mismo tiempo y leyendo las noticias sobre la muerte del Samuel Ruiz, obispo de Chiapas, defensor de los indígenas, recordé una entrevista que le hicieron hace ya bastantes años en televisión, en la que el periodista le preguntó cual era su opinión sobre el capitalismo neo-liberal. Samuel Ruiz, con una voz serena y de forma escueta, se limitó a contestar: “Es la bicha”. La vida de este obispo me elevó el ánimo.
La bicha que decía D. Samuel se está comiendo a la gente que sobra y está engordando a un ritmo peligroso. Imagino que tendrá su sitio en Davos, en estos días que hay que seguir partiendo y repartiéndose la tarta económica mundial.
Menos mal que el pasado domingo escuchamos una vez más a Mateo 5,1-12 que nos repitió, en palabras para el tiempo de hoy: “Bienaventurados los que sobran porque serán acogidos, abrazados y se les dará la creatividad, la fuerza, la solidaridad y el amor que les permita enfrentar a la “bicha”, ayudados por sus pastores que serán la voz principal en el camino de los que no tiene voz”.
(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

domingo, 30 de enero de 2011

OTRO MUNDO ES POSIBLE...


"En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso a hablar, enseñándoles:
- Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados. Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo."

Permitidme que tome prestado el título del estupendo libro de Gonzalez Faus (Ed. Sal Terrae). Es lo que me sugiere la liturgia de hoy. La expresión de Mateo "pobres de espíritu" la hemos utilizado a veces para edulcorar las Bienaventuranzas, pero, sin embargo, esa expresión es más fuerte que la de pobres a secas. Las Bienaventuranzas no son un elogio de la pobreza, a la que ciertamente hay que combatir. Ni la santificación de las lágrimas y del sufrimiento que hay que erradicar. Las Bienaventuranzas nos señalan un cambio total de paradigma, una subversión de los valores del mundo, una forma de vivir distinta. Nos indican que otro mundo es posible.
Corremos el riesgo de transformar este texto en canto de sirenas, en poesía romántico-mística. Sin embargo nos está señalando que hay otra forma de vivir, diferente al "tú a lo tuyo", al que más vale quien más tiene, a nuestra cacareada sociedad del bienestar..., que muchas veces no es sino la sociedad del egoísmo. Las Bienaventuranzas nos indican un camino de lucha por el compartir, el amar, consolar, compadecerse, buscar la paz...por encima de nuestros intereses. Es más, nos dicen, que si buscamos la felicidad olvidándonos de los demás, no la encontraremos.
Ese es el camino que Jesús nos indica a los cristianos y ese es el camino que deberíamos compartir y buscar con todos los hombres de buena voluntad. Nos gustaría ser una Iglesia poderosa, dominante en el mundo y...el camino de las Bienaventuranzas se acerca más a lo que nos señala el profeta Sofonías en la primera lectura: "Dejaré en tu país un pueblo humilde y pobre. El resto de Israel buscará refugio en el nombre del Señor". El "resto de Israel", ese pequeño grupo de seguidores... Y Pablo también lo entendió así y, por eso, se lo recuerda a la comunidad de Corinto, formada por gente humilde en su mayoría: "Dios, para confundir a los sabios, ha escogido a los que el mundo tiene por ignorantes..."
Esta es la lógica de Dios: el camino de la felicidad, es el camino de la sencillez. Un camino que empieza cambiando nuestro corazón. Este camino nos hará felices, aunque al transitarlo seamos incomprendidos...




sábado, 29 de enero de 2011

ENTRA Y CIERRA LA PUERTA...


Thomas Merton, en su estupendo libro, "NUEVAS SEMILLAS DE CONTEMPLACIÓN", escribió:
Debería haber al menos un lugar o un rincón donde nadie pueda encontrarte, molestarte u observarte. Tendrías que ser capaz de desatarte del mundo y liberarte, quitando los nudos de todos los finos hilos y cuerdas de la tensión que te atan, por la vista, el sonido o el pensamiento, a la presencia de otras personas."Tú en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre en lo secreto...". Una vez que hayas encontrado tal lugar, conténtate con él y no te inquietes si, por alguna razón de peso, tienes que salir de allí. Ámalo, regresa a él tan pronto como te sea posible y no tengas prisa en cambiarlo por otro.
No es fácil en nuestra sociedad urbana encontrar ese lugar. Posiblemente no se trata ni siquiera de un lugar, sino de un momento en el que sepamos aislarnos de todo y unirnos a Él en nuestro interior. Al empezar el día o al acabarlo suelen ser los mejores momentos. Tampoco se trata de que te olvides de los demás o de que no puedas rezar en grupo. Si ese lugar o momento son de verdadera conexión con Él, no dudes que saldrás con más fuerzas y más ganas de luchar por un mundo mejor. Esa es precisamente la prueba de que tu oración es auténtica y no un mero mirarse el ombligo...

viernes, 28 de enero de 2011

EL ANACORETA LOS SENTIDOS Y LA REALIDAD


El Anacoreta quedó admirado de la cantidad de gente que viajaba en el metro o el autobús y caminaba por la calle con auriculares en las orejas. Sentado con su joven seguidor le comentó:
- Nos dicen que la realidad es lo que podemos percibir con nuestros sentidos. Y nunca como ahora habíamos maltratado tanto nuestros sentidos. Constantemente estimulamos el oído, la vista, el gusto...Y no nos damos cuenta, que, sin querer, los estamos atrofiando. Cada vez necesitamos sonidos más fuertes, colores más vivos, sensaciones más fuertes, para reaccionar. Poco a poco vamos perdiendo la sensibilidad...
Se levantó y quedó un momento extasiado contemplando el suave caer de la lluvia y las gotas deslizándose sobre el cristal de la ventana. Luego añadió:
- Construímos nuestra realidad con lo que percibimos. Pero nuestros sentidos son limitados. Hay sonidos que no oímos, colores que no vemos, olores que no podemos captar...Y si encima embotamos nuestros sentidos...La realidad es más amplia que lo que nos muestran los cinco sentidos. Quizá tenemos más de cinco....¿Por qué no consideramos a la intuición como un sentido?¿Qué alimentan la imaginación y la creatividad?
Se volvió sonriendo al joven y concluyó:
- Lo  cierto es, que debemos educar nuestra sensibilidad si queremos captar con perfección la realidad...Con los cinco sentidos olemos a hierba fresca, vemos un prado verde, tocamos el frescor del rocío, oímos el canto de los pájaros. ¿Pero, qué es lo que hace que unas personas se emocionen ante esto y otras casi ni se den cuenta? Posiblemente no se trata de cantidad de estímulos, sino de sensibilidad...

jueves, 27 de enero de 2011

EL ANACORETA Y EL HOMBRE PERFECTO, PERO TRISTE.


Aquel hombre era la admiración de todos. Era intachable en su conducta, cumplidor a la perfección, fiel a la ortodoxia de las ideas...pero confesaba no ser feliz.
- He pasado mi vida cumpliendo escrupulosamente mi deber y, sin embargo, no he alcanzado la felicidad.
El Anacoreta, tomándole de la mano le hizo sentar y le dijo:
- La felicidad no es un pago por la ley cumplida. No puedes exigir la felicidad como si Dios te la debiera por tu comportamiento. Y si pasamos la vida cumpliendo nuestro deber para recibir luego un premio, nos equivocamos de medio a medio y tendremos una decepción tremenda.
Guardó unos momentos de silencio y luego prosiguió:
- La felicidad no depende de nuestras obras. La felicidad depende del amor. Somos felices porque nos sentimos amados. Y a veces, estamos tan ocupados en cumplir nuestro deber, en buscar la doctrina ortodoxa, en seguir perfectamente las normas, que no atendemos al amor. No nos damos cuenta que Dios nos ama, que los demás nos aman y que todo en la vida, es don gratuito...Así no podemos ser felices.
Miró con ternura al hombre triste y concluyó:
- Vive la vida como un regalo, no como un deber y serás feliz...

miércoles, 26 de enero de 2011

EL ANACORETA Y LA COCINA EN TIEMPO DE CRISIS...


Una amiga le explicaba al Anacoreta, como a pesar de las dificultades económicas había podido comer todos los días.
- He aprendido a aprovechar hasta las sobras para cocinar otro plato. Se trata de saber trabajar con lo que se tiene. Los resultados son sorprendentes...
El anciano comentó a su joven seguidor:
- Lo mismo nos ocurre con la persona. Soñamos con lo que no somos y con cualidades que no tenemos. Sin embargo, se trata de aceptarnos como somos, con nuestros defectos y nuestras virtudes, y trabajar a partir de esos materiales. Los defectos, que tanto hemos luchado por erradicar, si los sabemos trabajar, se transforman en virtudes. Si sabemos aceptarnos y aceptar los hechos tal cual nos vienen, veremos cómo nuestra vida se va transformando poco a poco. El artista empieza teniendo sólo barro en sus manos, pero es capaz de transformarlo en una obra de arte...
Y el Anacoreta y su joven seguidor, con el arroz que había sobrado el día anterior y un par de huevos, cocinaron una estupenda tortilla. Y si no os lo creéis...probad vosotros.

martes, 25 de enero de 2011

EL ANACORETA Y EL PERRO LADRADOR...


El Anacoreta y su joven seguidor observaban cada día la misma escena en el parque. Dos señoras paseaban sus perros. La más joven llevaba un pastor alemán grande y precioso. La más mayor paseba un pequeño caniche. Cuando coincidían, el caniche ladraba furioso y hacía esfuerzos para avalanzarse sobre el pastor. Este, permanecía indiferente, hasta que hacía un gesto contra el pequeño perro. El caniche corría entonces a refugiarse tras su dueña.
El Anacoreta reía y dijo al joven:
- Con las personas pasa lo mismo.
El seguidor puso cara de no entender a qué se refería...
- Sí. Fíjate. Lo que hace ladrar de esa manera al caniche es el miedo. Cuando alguien te ataque mucho y no acabes de entender por qué lo hace, no creas que te odia, aunque lo parezca. Seguro que por alguna razón te tiene miedo. Lo contrario al amor no es el odio. Suele ser el miedo. El racista, si fuera sincero con sigo mismo, se daría cuenta que el inmigrante, el diferente, el otro, le da miedo. Cree que viene a destruirlo, a pisotear sus derechos o simplemente no entiende la diferencia.
Miró hacia las señoras que se alejaban en direcciones diferentes con sus perros y concluyó:
- Cuando creas que alguien te odia, intenta hacerte próximo...si dejas de darle miedo, seguro que desaparecerán los ataques..
El joven añadio:
- Si permite que me acerque, claro.
Y ambos rieron juntos...

lunes, 24 de enero de 2011

CAMINAR, VIVIENDO LA VERDAD...


A Tomás, que no entiende nada, Jesús le responde:
- Yo soy el camino, la verdad y la vida.
Quizá la forma de seguir a Jesús, es caminar, viviendo la verdad. La Fe es ese camino hacia la verdad que hemos de recorrer cada día.
Nos acechan dos peligros. Creernos poseedores de la verdad, cuando sólo somos buscadores y volvernos intolerantes con los demás. Utilizarla en nuestro provecho, como arma contra los demás. La intolerancia transforma en mentira nuestra verdad.
Pero también podemos caer en el extremo contrario. No recorrer el camino de la verdad y aceptar como válido cualquier sendero o simplemente, por miedo a dónde pueda  conducirnos el camino, sentarnos y quedarnos observando el bello paisaje sin movernos. Podemos vestir de tolerancia lo que es claramente cobardía.
Sólo el que tiene sus botas gastadas por el camino, puede comprender el caminar de los demás.

domingo, 23 de enero de 2011

CONVERTIRSE Y SER LUZ


"Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan, se retiró a Galilea. Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que habla dicho el profeta Isaías: "País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló." Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo:
- Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.

Pasando junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo:
- Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron. Recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo."

Tras las fiestas de Navidad, encontramos unos textos que nos muestran el inicio de la vida pública de Jesus. Juan ha sido encarcelado y Jesús se instala junto al lago. Aparentemente retoma el mensaje del Bautista. "Convertíos, porque está cerca el Reino". Pero esta conversión tiene una consecuencia importante: "seguidme". Para Juan convertirse es hacer penitencia. Para Jesús, es ir tras Él.
La primera lectura de Isaías nos señala la causa de la conversión: "El pueblo que avanzaba a oscuras ha visto una gran luz, una luz resplandece para los que vivían en el país de las tinieblas." Y en el salmo cantamos "El Señor me ilumina y me salva". Todo nos lleva al prólogo del evangelio de Juan. Esta Luz es Jesús. La cuestión está en aceptar o no aceptar esta luz. En seguirla o no. 
Convertirse no es cambiar de ideas. No es ponerse una etiqueta. No es como afiliarse a un partido. Es seguir a Jesús. Es cambiar totalmente nuestra vida e intentar día a día, hacerla semejante a la de Él. Ser nosotros, también, luz para el mundo.
Avanzamos en el Octavario por la Unidad y precisamente en la segunda lectura, Pablo, echa en cara a los Corintios sus divisiones. Como ahora la comunidad se dividía en partidarios de este o del otro, en progres o carcas, en...Pablo dice que Cristo no lo ha enviado a bautizar, a hacer adeptos, sino a anunciar la Buena Nueva, y esto, sin teorías, "sin lenguas de sabios" dice Él, porque corremos el riesgo de anunciarnos a nosotros en vez de anunciar a Jesús. Convertirse es ser luz para los demás. Es anunciar la Buena Nueva: "los ciegos ven, los cojos andan...". Poca luz somos si andamos divididos y criticándonos los unos a los otros. Si en vez de curar, consolar, luchar por la justícia, nos dedicamos a competir por quién tiene la teoría más bonita... 

sábado, 22 de enero de 2011

LÍBRANOS DEL MAL...


El sufrimiento es inevitable para el hombre. Lo que varía es la manera de enfrentarse a él. Desgraciadamente, sobre todo si el dolor es ajeno, podemos justificarlo de manera totalmente inaceptable.
Decirle a alguien que sufre, que Dios prueba a los que ama, provocará la reacción de rechazar con fuerza ese amor. Queriendo consolar al sufriente, estamos acusando a Dios de ser causante directo del mal. Un Dios que utiliza el dolor para mostrar su amor, para que nos acerquemos a Él, lo que provoca, es precisamente, que nos alejemos inmediatamente de Él. La lucha contra el sufrimiento, el buscar formas de soportarlo, nos ayuda a crecer como personas, pero ese no es el camino que Dios quiere para que crezcamos. 
Otro razonamiento con el que debemos ser prudentes, es el de decirle al que sufre, que con su dolor puede salvar al mundo. El único dolor que salva al mundo realmente, es el de Cristo en la cruz. El querer asociarnos a ese dolor cuando sufrimos, es loable, es darle sentido a ese sufrimiento, pero no es un fin en sí mismo. En ese caso deberíamos  buscar todos los hombres, como conclusión lógica, el mayor sufrimiento por amor a la humanidad. El misterio del sufrimiento podemos vivirlo unidos al Dios que "sufre" en el sufriente; pero seguirá siendo un misterio.
También solemos decir al que padece, que ofrezca su sufrimiento a Dios. ¿Es que podemos ofrecer algo malo a Dios? Con este consejo estamos dando la imagen de un Dios sádico al que le complace el dolor ajeno. Lo que hemos de ofrecer a Dios es la aceptación de este dolor, la lucha contra este dolor. Lo que podemos hacer es unirnos a todas las personas que sufren injustamente...Pero el sufrimiento, el por qué el hombre sufre, seguirá un misterio.
Job no se resigna ante la desgracia. No comprende el por qué y no acepta el razonamiento de los amigos, que poniéndose en el lugar de Dios, le dicen que ha de sufrir por sus faltas, que Dios quiere redimirlo por el sufrimiento, que se merece el sufrimiento...Dios riñe a esos amigos, que simplemente repetían la doctrina oficial de aquellos tiempos sobre el dolor. Dios alaba a Job, aunque este proteste. Lo alaba porque no culpa a Dios de sus males, pero no le explica la razón del sufrimiento. El sufrimiento no tiene un valor positivo. Dios no quiere el mal. El dolor es un fallo del ser. Engrandecer el sufrimiento es simplemente masoquismo. Dios quiere que el hombre viva, y lo haga feliz.
Nuestra postura ante el hombre sufriente ha de ser en primer lugar de reconocimiento del misterio del dolor y no la elaboración de razonamientos abstractos y vacíos, que normalmente provocan indignación.
Por otro lado hemos de permitir al que sufre, que pueda expresar su dolor. Si repasáis los salmos, veréis que muchos de ellos son imprecatorios, quejas ante el mal que no se entiende.
Es a partir de ahí que cabe nuestra solidaridad. Que es compañía, apoyo, amor, y no palabras de falsa piedad, cuando no culpabilizadoras para el que sufre. Solidaridad, que es ayuda para calmar el dolor. El samaritano cura y deja al herido en manos de quien puede curarlo. Solidaridad, que comporta reconocer que el sufrimiento no es solamente físico, sino también moral, y ahí, es donde podemos ayudar más y mejor, con nuestra amistad, nuestra comprensión, nuestro amor...
Jesús pasó su vida curando a los que se le acercaban. Y  la oración que nos enseñó, acaba con la petición: LÍBRANOS DEL MAL...   

viernes, 21 de enero de 2011

TRADICIÓN Y COMUNIDAD


Tradición y Comunidad. Dos palabras que suenan sospechosas cuando hablamos de religión. La primera nos huele a tradicionalismo, inmovilismo...y la segunda a gregarismo.
Sin embargo, si queremos avanzar en el camino espiritual hemos de basarnos en la tradición y el cristianismo, pese a la propaganda de que lo religioso es sólo personal, se vive fundamentalmente en comunidad.
Tradición no significa que nada puede cambiar, que todo está dicho. Tradición significa que nuestro espejo es el Evangelio...Que buscamos lo que Jesús dijo y tratamos de vivirlo hoy. Tradición significa que nos consideramos herederos del camino espiritual de los que nos precedieron. Y ahora que estamos en el Octavario por la Unidad, no estaría mal recordar que también somos herederos de nuestros hermanos separados. Sin las Iglesias Evangélicas no habríamos avanzado en la interpretación de la Escritura. La Iglesia Ortodoxa nos enriquece con su teología del Espíritu y con la mística de sus monjes...Tradición no significa inmovilismo, sino avanzar sobre la base de los que nos han precedido...
Comunidad no es gregarismo. Se habla mucho de que la religión es algo personal, algo que debe vivirse en la intimidad. Lo que es cierto en parte, puede ser una trampa, cuando no una excusa para hacer desaparecer de la vista todo lo que huela a espiritualidad...El Cristianismo es comunitario, porque su único mandamiento es el Amor. Porque Jesús nos dice que a Dios lo hemos de buscar y lo encontramos en el Otro. Porque Él se hace presente en medio de los reunidos en su nombre.
Necesitamos la oración personal, el silencio, la soledad, para enriquecer nuestra vida espiritual. Pero, no para quedarnos encerrados en un quietismo intimista y egoísta, sino para volver hacia los Otros con más fuerza e ilusión. Entre la espiritualidad centrada en uno mismo y el abuso de grandes encuentros, está una religión vivida desde dentro, pero vivida con mis hermanos... 

jueves, 20 de enero de 2011

ESCUCHAR A DIOS...


Hablamos muchas veces del "silencio de Dios". Ante una catástrofe, una desgracia o la injusticia, nos preguntamos dónde estaba Dios, por qué calla. Sin embargo Dios nos habla y hay personas que tienen una sensibilidad especial para saberlo escuchar. Nosotros vivimos agobiados por mil actividades y sólo nos acordamos de santa Bárbara cuando truena. De la misma manera, que nos atrevemos a quejarnos preguntando a Dios, dónde estaba en el momento de la desgracia, Él puede preguntarnos dónde estamos nosotros a lo largo del día, que no nos acordamos de Él. Y nos repetirá otra vez que Él se acerca a nosotros en el prójimo, en el Otro, especialmente en el pobre, el sencillo, el necesitado. Está en mil y un detalles a lo largo del día, que no sabemos ver... Escribimos libros profundos sobre la ausencia de Dios, y resulta que los ausentes somos nosotros. Nuestra multitud de actividades no nos permite darnos cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor. Nos recomiendan silencio, el desierto...para no dejar que el activismo nos desconecte de esa otra realidad, la verdadera realidad, en la que nos encontramos con Dios. Tener los sentidos despiertos a la presencia de Dios nos ayuda a verlo y escucharlo en los demás y en los acontecimientos del día a día.
Vivir así, nos hace vivir unidos a nuestros hermanos los hombres, y sentirnos uno en el Uno...

miércoles, 19 de enero de 2011

LA GUERRA...SANTA?


Estamos en la semana de la Unidad...Si hay algo incomprensible, es la violencia en nombre de Dios. Sin embargo la historia está llena de guerras de religión. Claro, que si escarbamos un poco más, tras la excusa de la religión encontramos siempre la lucha por el poder político o el poder económico.
Si alguien no puede emplear la violencia en nombre de Dios, es precisamente un cristiano. ¿Violencia en nombre de un Dios que es Amor? Si somos violentos e intolerantes, es que no hemos entendido nada de nuestra Fe. La imagen de Dios que tenemos es una falsa imagen. Si nuestro Dios es el que nos mostró Jesús, no podemos imponerlo. A Dios se le muestra con nuestro ejemplo, amando, siendo comprensivos y tolerantes.
Cuando condenamos, perseguimos, excluimos, estamos muy lejos de ser seguidores de Jesús, que no acababa de romper la caña quebrada ni apagaba el pabilo que aún humeaba...
Nada justifica la guerra. La única cosa por la que vale la pena luchar en esta vida, es por el Amor y esa no se hace con armas. Es la única lucha que nos llevará a la Unidad...

martes, 18 de enero de 2011

LA UNIDAD


 “Cuando hayáis llegado a vuestra habitación, sed amables con aquellos que han elegido puertas diferentes y con aquellos que siguen aún en el vestíbulo. Si están equivocados, necesitan mucho más de vuestra oraciones, y si son vuestros enemigos, entonces se os ha mandado rezar por ellos. Esa es una de las reglas comunes a toda la casa”. ( C. S. Lewis ,Mero Cristianismo, Ed. Rialp, Madrid 1995).
Empieza hoy el Octavario por la Unión de las Iglesias. Personalmente prefiero decir, de la Unión de la Iglesia, porque Iglesia hay una sola: la de Jesucristo. Somos nosotros los que nos hemos empeñado en dividirnos y en rechazarnos los unos a los otros.
Leeréis estos días, que se trata de buscar lo que nos une sin ceder en las cosas de Fe y de Moral. Enunciado así, dificilmente lograremos la unidad. Todo lo más, alcanzaremos una entente y un respeto, pero cada uno seguirá enrocado en su posición. Porque precisamente, se trata de saber qué es lo inamovible en Fe y Moral, y qué es lo que se nos ha ido adhiriendo a lo largo de los tiempos y de lo que se puede prescindir.
Si queremos conseguir la Unidad de la Iglesia hemos de acercarnos lo más posible a Jesucristo. Escuchar su Espíritu. Buscar lo que Él quiere de nosotros. La Iglesia está formada por la unión de todos los que seguimos a Jesucristo y profesamos la misma Fe. Se trata pues de profundizar en esa Fe. Se trata de acercarnos con humildad a los Evangelios, para saber cuál es el camino que debemos emprender, qué es lo que verdaderamente nos une, dónde está el Espíritu actuando.
Mientras partamos de una posición de poder, de suficiencia; mientras discutamos sobre primacías y sobre teorías, no alcanzaremos la unidad. 
La frase de Lewis con la que he encabezado este post, nos recuerda la necesidad de la oración. Rezar por el otro, es acercarse a él. De ahí este Octavario. Ocho días para recordarnos, que tenemos diferencias, pero que Jesús nos une. Los primeros cristianos causaban admiración: "Mirad cómo se aman", decían de ellos. El día que nosotros logremos reflejar ese Amor, haremos de este mundo, un mundo de Unidad... Más importante que las doctrinas, es saber repartir Amor a nuestro alrededor. Al final de los tiempos seremos juzgados sobre el Amor...no sobre nuestros conocimientos y creencias. El Amor es el único punto de Unión... 



lunes, 17 de enero de 2011

EL ANACORETA Y EL GATO...


El Anacoreta y su joven seguidor estaban sentados en un parque. Paseaba por allí un gato. Un niño intentaba acercarse a él. Al final, ofreciéndole un trozo de su merienda logró que el gato se dejara acariciar...Hasta que intentó agarrarlo. Entonces el gató le soltó un zarpazo y huyó a toda velocidad...
Rió el Anacoreta y dijo:
- ¿Has visto? A las personas nos ocurre lo mismo. Algunos se quejan de que no logran tener amigos. Dicen que cuando creen tenerlos, huyen...
Volvió a reir y prosiguió:
- A las personas nos gusta que nos acaricien, pero no que nos agarren. Y a veces confundimos la amistad con la posesión. No acariciamos, agarramos al amigo, porque queremos que sea nuestro...Y naturalmente se aparta de nosotros...En nuestras relaciones empezamos acariciando...pero solemos acabar agarrando. El resultado es que nos quedamos solos...
Y siguieron contemplando el parque y sus moradores...

domingo, 16 de enero de 2011

MOSTRAR A JESÚS


"En aquel tiempo, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:
- Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo dije: Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo. Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.
Y Juan dio testimonio diciendo:
- He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo. Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios."

Esta vez el Evangelio nos presenta el Bautizo de Jesús en el texto de Juan.
Hoy nos fijaremos en lo que hace Juan:
Muestra a Jesús a los hombres. Primeramente sabe reconocerlo. Sabe verlo lleno del Espíritu. Luego reconoce que es más que él y lo señala a los demás. Él es el que viene a salvarnos, quien nos trae la vida. Los cielos "se abren" para nosotros por su mediación.
Juan, ese hombre austero que habitaba el desierto, supo ver los que los otros no veían. Supo reconocer a Jesús.
Juan es modelo de lo que debemos ser los cristianos:
Anunciadores de Dios.
Pero para ello, primero hemos de conocerlo. Y eso sólo es posible por medio de la meditación, del silencio, del desierto. Únicamente cuando hayamos abierto nuestro corazón a Dios, podremos mostrarlo a los demás. Jesús ha de habitar en nuestro corazón. Sólo así podremos anunciarlo, porque no lo haremos solamente con palabras, sino con toda nuestra vida. Como Juan hemos de ser bautismo de agua para los demás. Mostrar caminos de conversión con nuestro ejemplo. Es así como el Espíritu podrá derramarse sobre nosotros y podremos alcanzar el Reino de Dios... 

sábado, 15 de enero de 2011

DE DIOSES Y HOMBRES


Ayer por la tarde fui al cine. Me habían recomendado una película, pero me llevé la sorpresa de que aquel mismo día la habían retirado. En una de las salas proyectaban "De dioses y hombres", y decidí entrar. No me arrepiento.
La película nos cuenta el secuestro de los monjes cistercienses de Tibhirine, Argelia, el 26 de marzo y su posterior asesinato.
El inicio del film nos presenta una comunidad perfectamente integrada en el pueblo musulmán, asistiendo a sus fiestas, trabajando con ellos y ofreciéndoles servicios médicos. Un grupo islamista radical comienza a asesinar a los extranjeros, por lo que tanto gobierno argelino como francés, les aconsejan abandonar el país. Ahí comienza el meollo de la película: la decisión de quedarse.
El autor no se mete a invistigar si los argelinos y los franceses hicieron todo lo posible para evitar la tragedia o no. Se dedica a bucear en el alma de unas personas que sufren y dudan para tomar una decisión.
Nos presenta con sencillez y claridad la vida de los monjes cistercienses. Personas de vida sencilla, que alternan el trabajo con la oración y que su única forma de predicar es el testimonio de su vida plenamente evangélica. Así lo entenderá en un principio Ali Fayattia, el jefe de los terroristas, y por ello les protegerá mientras vive.
La película nos presenta claramente ese contrapunto oración - trabajo, con los bellos cantos del Lucernario, cuya letra nos explica, más si cabe, la actitud de los monjes. Vemos también la base de la vida comunitaria monacal, en la que la obediencia parte siempre del diálogo entre todos. Sucesivamente iremos viendo las dudas y los sufrimientos de cada uno de los monjes, ante la situación y la necesidad de tomar una decisión. Al final es unánime: "Nuestra vida no tendría sentido, no sería consecuente, si nos vamos".
Fueron secuestrados la noche del Juves Santo, madrugada del Viernes Santo. La escena de lo que podríamos llamar su "Última Cena", a mi me parece genial y de una gran fuerza expresiva. Todos eran en ese momento, el Cristo que se prepara a su muerte y todos se sienten Uno. La mezcla de risas y lágrimas nos acercan a la muerte y a la gloria. Creo que ese es el verdadero final del film. Los pocos miutos que quedan en los que se nos presenta el secuestro y la marcha por la montaña, y las letras indicando que los mataron y nunca se ha sabido exactamente quién lo hizo, ya me parecen anecdóticas.
Es una película lenta, para reflexionarla y saborearla.
Os invito a todos a verla.

viernes, 14 de enero de 2011

GEOGRAFÍA CELESTIAL


Ayer escuchaba por la radio burlas sobre la declaración del Papa de que el purgatorio no es un lugar. Les parecía que la Iglesia decía digo donde dijo diego...Que hasta ahora nos habían engañado...etc.etc.etc. Ciertamente sacerdotes y religiosos tenemos la culpa de la tremenda ignorancia religiosa de la gente. Me ocurre con una compañera de universidad. Apenas hablamos de religión, porque es imposible. Ella basa su agnosticismo en unas ideas religiosas propias de la catequesis de primera comunión de hace cuarenta años...Vamos, que si la religión fuera eso, yo también sería agnóstico...
Es triste escuchar sermones y leer escritos espirituales, que insisten en conceptos superados y no tienen en cuenta que la Fe no es un montón de ideas inamovibles, sino un constante adentrarse y un descubrimiento progresivo de Dios. Se sigue defendiendo el creacionismo puro y dudo y se ataca el evolucionismo sin matización alguna, por poner algún ejemplo.
Os dejo esta pequeña entrevista al estupendo teólogo Torres Queiruga

"No hay que hacer una descripción física de una geografía celestial"
Asegura que la definición de purgatorio del Papa no es algo novedoso sino que forma parte del "conocimiento común teológico" desde hace años y que una situación similar viven otros términos de tradición católica como el infierno o el paraíso. Prueba de ello es que el teólogo coruñés Andrés Torres Queiruga ya analizó estas cuestiones en su obra ¿Qué queremos decir cuando decimos infierno? Lo entrevista A. Ramil en La Opinión de A Coruña.
-¿Suponen las palabras de Benedicto XVI un cambio en el concepto de purgatorio que tiene la Iglesia?
-Para nada, lo único que demuestra es la ignorancia teológica que vive nuestra sociedad actual ya que afirmar que el purgatorio no es un lugar físico forma parte del conocimiento común teológico desde hace años.
-Entonces, ¿en qué consiste exactamente el purgatorio?
-Se trata de un proceso espiritual interno. Es lógico pensar que, dado que nadie muere siento totalmente bueno, hay una especie de conversión y purificación en el encuentro con Dios.
-Las representaciones tradicionales de este concepto religioso, ¿han provocado que la población tenga una visión errónea del mismo?
-Sí y el hecho de que la predicación no esté muy actualizada en este sentido también contribuye a que la población desconozca el verdadero significado del purgatorio. En este sentido hay que decir que las palabras del Papa son positivas porque ayudan a que los católicos comprendan que el objetivo no es convencer a Dios de la purificación de nuestros pecados para que sea bueno y nos libre de las penas del purgatorio. Lo fundamental es alimentar nuestra fe y nuestra esperanza en que el encuentro con Dios será para todos salvación definitiva.
-¿La misma confusión existe con el infierno y el paraíso?
-Sí. Tanto el infierno como el paraiso y el purgatorio son cuestiones que sobrepasan el espacio y el tiempo y por tanto no hay que hacer una descripción física de una geografía celestial. Aluden a procesos espirituales que intuimos a la luz de las experiencias reales que vivimos en nuestra vida presente y que tratamos de expresar con símbolos que animen nuestra esperanza.
Blog católico de oraciones y reflexiones pastorales sobre la liturgia dominical. Para compartir y difundir el material brindado. Crremos que Dios regala Amor y Liberación gratuita e incondicionalmente.

jueves, 13 de enero de 2011

ORACIÓN DEL PAYASO


Tengo una amiga, que dedica sus últimos posts al humor religioso. Considera, que habitualmente estamos demasiado crispados. Es una gran debota de Juan XXIII, modelo de persona con gran sentido del humor. Es profesora de religión en la escuela pública, por lo que los otros profesores la miran como un bicho raro...Pero ella nunca pierde el buen humor. Le gusta hacer el payaso, bueno, la payasa...Y sobre todo se abandona en las manos de aquél que ríe eternamente, por eso no se desanima.
A ella le dedico esta oración de Ulibarri

Oración del payaso

Señor, soy un tonto, pero te quiero,
te quiero tremendamente, locamente,
que es la única manera que tengo de amar,
porque sólo soy un payaso.

Señor, acepta la ofrenda en este atardecer...
Mi vida, como una flauta,
está llena de agujeros...,
pero tómala en tus manos divinas.

Quiero que tu música pase a través de mí
y llegue hasta mis hermanos, los hombres;
que sea para ellos ritmo y melodía
que acompañe su caminar,
alegría sencilla de los pasos cansados.
(Ulibarri Fl.)

miércoles, 12 de enero de 2011

LA VERDADERA AUTORIDAD...


Confundimos autoridad con dominio, poder, fuerza...Creemos que un gobierno tiene autoridad cuando tiene bajo control a todos sus subditos, incluídas sus ideas y sentimientos. Sin embargo, la palabra autoridad, proviene de "augere", que significa "hacer crecer". El profesor con autoridad no es aquel que en su clase nadie respira sin su permiso. Un gobernante con autoridad no es aquel que tiene "bajo control" a todas las personas...Un profesor con autoridad es aquel que hace crecer a sus alumnos. Un gobernante con autoridad es aquel que hace crecer a todas las personas de su país.
Cuando los gobernantes piensan que todo se arregla con leyes, prohibiciones y represión, no es de extrañar que sean incapaces de solucionar los problemas. El crecimiento se logra con el diálogo y la participación, no con órdenes. En un país que se ha visto sometido largo tiempo a una dictadura, no es de extrañar, que al caer esta, reine la más absoluta anarquía. Aquella autoridad no ayudó a crecer a los ciudadanos...
La auténtica ayuda que debemos dar a los países del Tercer Mundo no es solamente medicamentos o alimentos, sino, por encima de todo, herramientas que hagan crecer como personas a sus habitantes.
Os dejo este vídeo de Amnistía Internacional sobre Haití. Creo que nos ayudará a reflexionar.

martes, 11 de enero de 2011

VERDADES SOBRE LA INMIGRACIÓN...


Arcadi Oliveras es un economista, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona... Pero por encima de todo, es una gran persona, un gran activista social, que nunca tiene un no para colaborar con cualquier organización que luche por la justícia, por sencilla y humilde que sea.
Aquí os dejo este resumen de una conferencia que pronunció en la Federación de Asociaciones de Inmigrantes del Vallés (FAIV). Cuando criticamos a los inmigrantes, los queremos fuera de nuestra casa, los tratamos como delincuentes, olvidamos las verdaderas causas de la inmigración y quienes son los verdaderos delincuentes. Arcadi nos lo dice sin pelos en la lengua.

lunes, 10 de enero de 2011

SOBRE EL HUMO Y OTRAS PROHIBICIONES...


Recuerdo, que en mi infancia, tranvias, autobuses y trenes, estaban decorados con unos letreros que decían más o menos: "Prohibido escupir","Prohibido blasfemar", "Prohibido asomar la cabeza por la ventanilla","Prohibido echar papeles al suelo"...La mayoría de estos rótulos hoy nos harían sonrojar... A pesar de ellos se seguía y se sigue que escupiendo en el suelo, tirando papeles, blasfemando etc.etc.etc.
Anda el personal revuelto con la llamada Ley del Humo...Entiendo la desazón de algunos. Fui fumador de sesenta cigarrillos de rubio al día hasta hace 17 años y sé lo que me costó dejar de fumar...Pero una cosa tengo clara. No fue una Ley la que me ayudó en el intento, sino el convencimiento propio. Por un lado, intentar no destrozarme la salud y por otro, la vergüenza de gastar en humo un dinero del que otros, a mi alrededor, carecían para sus necesidades básicas...
Seguramente será cosa de la ley del péndulo histórico que nos lleva de un extremo a otro, pero está claro que de la sociedad del todo vale y a mi nadie me prohibe nada, estamos volviendo a otra en la que se pretende regular por Ley hasta lo más nimio. Olvidamos, que lo que mueve al hombre, lo que le hace tomar decisiones, no son las leyes sino el convencimiento. Y las decisiones se toman a partir de la educación, de la formación y de la experiencia.
Ciertamente las normas de educación las hemos aprendido de nuestros padres y en la escuela...Pero también en la práctica. Si hemos tenido que soportar el que alguien nos tire el humo de su cigarro por la cara, hará que no se nos ocurra a nosotros hacer otro tanto con los demás.
Las leyes, dada nuestra naturaleza rebelde, nos incitan a saltarnoslas o a cumplirlas cuando nos ven para no caer en la multa.
No recomiendo a nadie que fume. Ni es bueno para la salud ni lo es para el bolsillo. Pero tampoco veo lógica la persecución hacia el fumador , si se sigue fabricando tabaco y se sigue vendiendo...¿Por qué no se prohibe consumir alcohol en público, tan dañino como el tabaco? Ya sé, en USA la ley seca no sirvió para nada. Me temo que aquí la ley del humo tampoco servirá para nada. Las leyes hay que dejarlas para las cosas de importancia. Han de ser amplias, poner límites, pero no muros y barreras opresoras a cada paso. Es la mentalidad, lo que debemos cambiar. No podemos decir que fumar es perjudicial con un cigarrillo en la mano o haciendo negocio con el tabaco. Se trata de educación, de conseguir una sociedad adulta, que sepa tomar sus propias decisiones. 

domingo, 9 de enero de 2011

SOBRE ÉL HE DERRAMADO MI ESPÍRITU...



"En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole:
- Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?
Jesús le contestó:
- Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así lo que Dios quiere.
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía:
- Este es mi hijo, el amado, mi predilecto."

Jesús venía a cumplir las profecías del Antiguo Testamento. Lo lógico habría sido que iniciara su vida pública en el Templo de Jerusalén, entre los doctores y los escribas. Sin embargo lo hace junto al Jordán mezclado entre la gente sencilla y los pecadores. Y es allí donde tiene lugar la primera manifestación de Dios y de su misión. Juan se extraña de verlo allí. Para Jesús, en cambio, está claro que la voluntad de Dios es, que permanezca entre los humildes, los pobres, los pecadores...aquellos que no cuentan para la sociedad.
Y es allí donde el Espíritu desciende sobre Él. La frase que nos ofrece Mateo, "Este es mi hijo, el amado, mi predilecto", nos enlaza con el texto de Isaías, que hoy leemos como primera lectura. Es importante que lo remarquemos, porque ese texto nos da la clave de los que es el Espíritu de Jesús:
"Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que promueva el derecho en las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pabilo vacilante no lo apagará..."
¿Qué es eso, sino el Espíritu del Amor? Jesús viene a salvar, a curar, a consolar...no a juzgar, ni a condenar, ni a oprimir...Jesús es el hijo amado y nos hace a nosotros, sus hermanos, hijos amados del Padre, al que hemos de obedecer como Él, mediante el Amor. Si gritamos, condenamos, matamos, oprimimos..., aunque digamos hacerlo en su nombre, nos equivocamos de camino y nos alejamos de Él. El Espíritu es amor, paz, comprensión.
Si somos humildes, sencillos, pobres..., hoy, junto a Jesús, escucharemos la voz del Padre que nos dice:
- Vosotros sois mis hijos amados, mis preferidos, en los que me complazco.
Si estamos convencidos de ello, repartiremos a nuestro alrededor paz, comprensión, amor...No matemos al Espíritu...No transformemos la religión en una teoría, a Dios en un concepto...

sábado, 8 de enero de 2011

EL RESENTIMIENTO...


Muy a menudo nos encontramos con personas cumplidoras, serias, intachables y sin embrago...tristes y malhumoradas. Esto nos puede ocurrir cuando somos víctimas del resentimiento. Cuando el motivo profundo de nuestro actuar es la búsqueda de reconocimiento, de un premio. Nouwen, en su estupendo libro "El regreso del Hijo pródigo", asocia este comportamiento al del hijo mayor. No entiende el perdón del pedre, porque él no ha actuado por amor, sino para cumplir un deber, buscando el reconocimiento...no el amor de su padre. Es un resentido. Cree que no es correspondido, valorado, por su trabajo. Está lleno de resentimiento como Caín. Y el resentimiento es la ira congelada, reprimida, que paraliza y mata todo vestigio de amor. El hijo mayor lo tiene más difícil, que el calavera de su hermano, para regresar al abrazo del padre...El resentido no sabe perdonar, porque anda dándole vueltas a los mismos sentimientos, que no hacen sino corroerle las entrañas.
Estas personas resentidas llenan internet de ataques, amargura, condenas contra los demás. Estas personas transforman la Iglesia en una inquisición, las comunidades  en un club de solterones y las familias en un infierno.
Reconocernos débiles; saber perdonar. No perder nunca de vista el Amor, es la única forma de lograr hacer de este mundo un mundo mejor...

viernes, 7 de enero de 2011

EL ANACORETA Y LOS BARRENDEROS...


La mañana del 1 de Enero, el Anacoreta y su joven seguidor, paseaban por el centro de la ciudad. Una brigada de barrenderos se esforzaban por hacer desaparecer la basura generada por miles de personas celebrando el Año Nuevo en las calles...Cristales, latas, serpentinas, papeles...Con sus escobas y sus mangueras volvían a dejar la ciudad limpia, como si hubiese sido una noche más...
El Anacoreta movió la cabeza y dijo al joven:
- Todos pensamos en nuestros derechos...Exigimos ser servidos...y olvidamos a los demás. Queremos salir de fiesta y necesitamos que funcionen los autobuses, el metro, el tren...Pedimos más vigilancia nocturna para que aumente nuestra seguridad. Deseamos que los servicios de urgencias de los hospitales estén prestos a atendernos a cualquier hora del día y de la noche...Ensuciamos con nuestro alboroto, pero después exigimos una ciudad limpia.
Suspiró y continuó:
- Olvidamos que detrás de esos servicios hay personas como nosotros...¿Ves estos barrenderos? Poca Noche Vieja celebraron...se tenían que levantar pronto, por un sueldo mísero, para limpiar lo que ellos no han ensuciado...Los conductores de autobus, metro...también tienen una familia y ganas de celebración...Dudo que nadie les haya dado las gracias...Alguno puede que piense que para eso cobran...¡Hay tantas personas detrás de la más pequeña de las cosas de las que disfrutamos...!
Miró fijamente al joven seguidor y concluyó:
- Hemos de valorar a todas esas personas...Y hemos de entender, que, en nuestra sociedad, debería prevalecer el deseo de ayudarnos, de servirnos, los unos a los otros, con respeto, alegría y confianza...
Y siguieron paseando por la ciudad que todavía dormía...excepto los barrenderos...

jueves, 6 de enero de 2011

EL ANACORETA , LA ESTRELLA Y LOS SABIOS...


Este post lo publiqué el 6 de enero del 2009 en mi anterior blog:"La Cueva del Anacoreta". Nos puede ayudar a convertirnos en "sabios"

"-Tenemos tendencia a leer muy superficialmente el evangelio. Hemos leído u oído tantas veces las mismas palabras y las mismas historias. Y cuando nos encontramos ante textos como el de los Magos, con una gran carga simbólica, corremos el peligro de quedarnos en la pura anécdota…

Así empezó a hablar el Anacoreta al salir de la meditación, mientras calentaban la leche para el desayuno.
- El evangelio habla de sabios…¿Te has fijado en la semejanza entre las palabras sabiduría y saborear? El sabio es aquél que saborea las ideas, la realidad…el que medita. Por eso fueron capaces de ver una "estrella" diferente…y entendieron lo que significaba. Y lo dejaron todo.
Suspiró…
- Y se lanzaron tras ella. Y como pasa con nuestra Fe, llegó un momento en que se les ocultó. Justo cuando ya estaban cerca, se les ocultó. ¡Cuánto saben de esto los místicos con su noche oscura del alma…! Pero, no se desanimaron. Preguntaron y volvieron a encontrar la estrella. ¡Qué curioso! Aquellos que les ayudaron a encontrarla de nuevo, no creían en ella….
Se entristeció unos momentos su mirada antes de seguir:
- Nosotros somos como Herodes. Nos preguntan por la estrella, nuestros consejeros nos la señalan y, en veces de seguir tras ella, tememos perder nuestros privilegios, nuestro poder, nuestro dominio e intentamos por todos los medios destruir esa estrella, y para ello destruimos a los hombres: ¡esos son los inocentes!
Sacó a toda velocidad la cacerola del fuego porque la leche ya hervía y empezaba a subir…
- Ellos, los sabios, fueron los únicos en reconocer a Dios en aquel niño acabado de nacer en una cueva maloliente de pastores…Supieron ver al Dios "escondido"; ese Dios que se oculta al orgullo, al poder, a la violencia, al odio….Ese Dios que únicamente los verdaderos "sabios" saben ver en el hombre, en el hermano, en el amigo y…en el enemigo.
Y empezaron a desayunar en silencio…"

miércoles, 5 de enero de 2011

SALMODIA DEL 117


Esta tarde y esta noche son de ilusión para los niños...al menos aquí, en nuestra sociedad que sigue siendo rica a pesar de la crisis. Hoy os dejo un texto que escribió el Hno. Adriano hacia el año 1990...Lo tituló "Salmodia del 117". No está mal que hoy recordemos que existen otros niños...
" Quisiera rezarte, Señor, por todos los niños. Por todos los que debemos hacernos niños. Por todos los que merecen tu predilección.
Por los niños que han de pasar su infancia de mano en mano, entre prostitutas y borrachos y drogadictos, te pido, Señor.
De todos los niños que nacen sin ser queridos; que nunca serán verdaderamente queridos, acuérdate, Señor.
Para los niños que se entrenan en la delincuencia o en la droga desde muy pequeños y marcan su esclavitud de toda la vida, sal a su paso y sálvalos, Señor.
De los niños internados en centros de tribunales de menores por culpa de sus padres; de los que son abandonados; de los que no pueden ser atendidos por sus padres, acuérdate, Señor.
A los niños  a quienes nadie habla de Ti; que no reciben la doctrina ni la vida de tu Evangelio; que nadie cultiva espiritualmente, háblales Tú directamente, Señor y llena su corazón.
De los niños maltratados, objeto de tortura física o psíquica, que viven aterrorizados, preocúpate, Señor.
De los niños que no pueden seguir el ritmos de su escolaridad y van dejando la escuela antes de tiempo, no te olvides, Señor.
A los niños que nacen tarados con defectos en su cuerpo en su espíritu y que nunca serán como los demás y se sentirán siempre marginados, acompáñales Señor.
De los niños que reciben buena educación, que son atendidos por buenos padres y buenos maestros y pueden cultivar sus aptitudes y tienen todas las satisfacciones necesarias, acuérdate Señor.
A los niños que mueren si haber gozado de la vida, si apenas conocer el mundo, dales la inmensidad de tu Cielo y que desde allí se acuerden de todos los niños que quedan en el mundo."

martes, 4 de enero de 2011

EL ANACORETA Y LA FRAGILIDAD...


Andaba preocupado el joven seguidor. Mientras paseaban por la montaña cercana a la ciudad dijo al Anacoreta:
- Somos tremendamente frágiles. La mínima cosa nos hace tambalear. Un pequeño problema de salud nos pone de mal humor, impide que nos concentremos, cambia nuestro carácter. La más pequeña dificultad nos hace caer y desmonta el trabajo que hemos realizado durante años...
Sonrió el Anacoreta y guardó silencio. Al cabo de un rato, frente a ellos, en medio del camino, un pequeño pájaro picoteaba en el suelo. El anciano se paró, y, señalando al pajarillo, dijo:
- ¿Ves ese pajarillo? Su belleza radica en que es frágil. Como una florecilla...Un niño despierta ternura por su fragilidad. No es malo que seamos frágiles. Gracias a ella dependemos unos de otros, necesitamos de los demás. La fragilidad nos aleja del orgullo, nos ayuda a vernos tal cual somos...
Se detuvo un instante viendo alzar el vuelo al pajarillo y concluyó:
- Siempre deberíamos meditar sobre nuestra fragilidad. Nos ayudaría a aceptarnos y a aceptar a los demás...Y. sobre todo, sabernos frágiles, nos ayuda a dejarnos caer en las manos de Dios...

lunes, 3 de enero de 2011

¡GRACIAS!


Gracias a todos los que me habéis felicitado y habéis mostrado, de una forma u otra, vuestra amistad. Os lo digo con estas bellas palabras de Neruda. 

"Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreir a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios, y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
 no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
 pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
 no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.
Queda prohibido no crear tu historia.
Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti, este mundo no sería igual."
(Pablo Neruda)