viernes, 31 de agosto de 2012

POR TI MADRUGO....


"En esta primera hora de la mañana, tomar conciencia: para ti es mi música, para ti es mi vida, para ti es mi amor, para ti es mi presencia en este mundo, para ti es todo lo que soy.
Desde esta primera hora de la mañana: el don, la ofrenda de la vida como una maravillosa melodía, como una maravillosa canción.
Vivir enteramente para Él.
Para ti es mi música, Señor."
(José Fernández Moratiel)

Si cada mañana nos levantamos con estas ideas...todo el día se convertirá en una oración. 

jueves, 30 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y EL JOVEN QUE QUERÍA SER ALGUIEN


Lo encontró en la calle. Hacía tiempo que no visitaba al Anacoreta ni compartía ningún momento de oración con él. Cuando el anciano le preguntó la causa, respondió:
- No tengo tiempo. Estoy haciendo un master, asisto a conferencias, leo mucho...Quiero llegar a ser "alguien" en la vida.
Sonrió el Anacoreta con un deje de tristeza y le dijo:
- Hijo mío. No se trata de ser "alguien" en la vida, sino de ser tú. Me temo, que con todo el tiempo que gastas en ser alguien, olvidas de preguntarte cuál es realmente el camino que debes emprender para ser tú, cuál es tu verdadero camino.
El joven repuso:
- Quiero ser como mi abuelo. El fue un personaje importante e influyó en la sociedad de su tiempo.
El Anacoreta meneó la cabeza al tiempo que le decía:
- Me parece que si tratas de imitar a tu abuelo, dejas de ser tú mismo. Seguramente tu abuelo fue una persona importante, "alguien" como tú dices, porque fue él. Desarrolló sus capacidades. No se comparó con nadie ni buscó el éxito y la fama. En eso sí debes imitarlo. Y no creas que es más importante aquél que más sale en la prensa o en la televisión; aquel del que todo el mundo habla. 
Miró al joven a los ojos y concluyó:
- Aquel que está en paz consigo mismo porque hace las cosas bien porque cree que debe hacerlas bien y no para destacar, aquel es "alguien", porque es plenamente él. Aunque nadie lo alabe ni sea conocido...

miércoles, 29 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y LA VERDAD


Aquel hombre se acercó al Anacoreta y le pidió_
- Maestro. Enséñame la verdad. El anciano se sintió molesto, pero logró dominarse. Hizo sentar al hombre y le dijo.
- ¿Olvidas que Jesús dijo que no debemos llamar maestro a nadie, que hay un sólo Maestro y que todos somos hermanos?
El hombre repuso:
- Sí, es cierto; pero hay personas más sabias que otras y nos pueden enseñar el camino.
Sonrió el Anciano mientras movía la cabeza y respondió:
- Hay cosas que no se pueden enseñar. Te enseñarán mecánica, a escribir, un idioma...incluso filosofía, pero hay cosas que no se pueden expresar. Lo que sentimos al amar, lo que nos conmueve al ver llorar un niño, lo que nos admira de un paisaje...Intentamos expresarlo con un poema o una melodía o un cuadro. Pero lo que realmente quiere decirnos el artista sólo lo siente y lo sabe él.
Guardó unos momentos de silencio y concluyó:
- Yo no puedo enseñarte la verdad. Puedo enseñarte el error, cuál es el camino equivocado, dónde está la mentira, quitarte las falsas ideas...Pero la verdad sólo la puedes descubrir tú. Y eso se hace en la soledad. El día que descubras el verdadero sentido de la soledad, tú mismo irás descubriendo poco a poco la verdad...Y te darás cuenta de que no la podrás enseñar a  nadie, porque no tendrás palabras para hacerlo...
Y se retiró al lugar donde solía meditar...

martes, 28 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y EL JOVEN DÉBIL


El joven lloraba amargamente. Le explicaba al Anacoreta que era débil i siempre caía en los mismos defectos. Tras dejarlo desahogarse, el anciano le dijo:
- Hijo mío. No te desesperes ni te menosprecies. Fuerte no es el que nunca cae, sino el que sabe levantarse tras cada caída. Te admiro por tu fortaleza. Y no dudes, que cada vez que te levantas eres más fuerte. Así conseguirás mantenerte cada vez más tiempo en pie.
Y le invitó a rezar Vísperas con él. 

lunes, 27 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y LA PRESENCIA DE DIOS


Aquellas noches de calor intenso en las que se hacía difícil dormir, el Anacoreta y su joven seguidor, permanecían largo tiempo en la terraza contemplando el cielo estrellado.
El joven exclamó:
- ¡Qué fácil es sentir la presencia de Dios en estos momentos! En cambio nos cuesta mucho verlo presente en los demás.
Sonrió el anciano y dijo:
- Porque siempre tenemos presentes los defectos de los demás. ¿Cómo vamos a ver así a Dios presente en ellos? Vemos sus defectos físicos. Vemos sus defectos de carácter. Vemos sus manías y sus faltas...En el fondo nos estamos comparando continuamente con ellos, cuando no, proyectándonos...
Respiró profundamente y concluyó:
- No se trata de ignorar los defectos del otro, pero sí saber que sólo son personas tan débiles como nosotros y que sus defectos son nuestros defectos reflejados y que precisamente Dios brilla, se hace presente en la sencillez, en la debilidad, en la pobreza...Si miramos al otro así, veremos a Dios en Él.
Y siguieron contemplando las estrellas en silencio...  

domingo, 26 de agosto de 2012

EL DISCÍPULO


Al oír todo esto, muchos de los que seguían a Jesús dijeron:
– Su enseñanza es muy difícil de aceptar. ¿Quién puede hacerle caso?
Jesús, dándose cuenta de lo que estaban murmurando, les preguntó:
– ¿Esto os ofende? ¿Qué pasaría si vierais al Hijo del hombre subir a donde antes estaba? El espíritu es el que da vida; el cuerpo de nada aprovecha. Las cosas que yo os he dicho son espíritu y vida. Pero todavía hay algunos de vosotros que no creen.
Es que Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién el que le iba a traicionar. Y añadió:
–Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no lo trae.
Desde entonces dejaron a Jesús muchos de los que le habían seguido, y ya no andaban con él. Jesús preguntó a los doce discípulos:
– ¿También vosotros queréis iros?
Simón Pedro le contestó:
– Señor, ¿a quién iremos? Tus palabras son palabras de vida eterna. Nosotros sí hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.

Los escribas y fariseos no fueron los únicos en interpretar literalmente y escandalizarse de las palabras de Jesús que hemos leído los domingos anteriores. Muchos de los que le seguían también consideraron sus palabras duras y difíciles de entender y lo abandonaron.
Y es que no es fácil ser discípulo de Jesús. Seguir a Jesús no es cuestión de seguir una ideología, unas palabras, incluso unos dogmas. Seguir a Jesús es alimentarse de Él, hacerse uno con Él.Seguir a Jesús es cambiar nuestra vida. Si queremos seguirlo "intelectualmente", nos ocurrirá como aquellos seguidores que lo abandonaron porque era difícil de aceptar. Jesús llamaba a su seguimiento "volver a nacer".
Los apóstoles por boca de Pedro exclaman: ¿a quién iremos? Tus palabras son palabras de vida eterna. Pero también lo abandonarán en el momento culminante y lo dejarán sólo en la cruz. Sin embargo han empezado el camino. Porque ser discípulo es seguir un camino, seguir sus pasos...Un camino con altibajos, con alegrías, pero también con desfallecimientos. Ser discípulo es ir transformando nuestra vida poco a poco en la suya. Es decir, una vida al servicio de los demás. Una vida dedicada a luchar por la justicia. Una vida, por encima de todo, buscando la Unión con Él. 
Las palabras de Jesús son Espíritu y son Vida. No somos verdaderos discípulos de Él si no unimos en nuestra existencia las dos cosas: la meditación, la interiorización de sus palabras que nos lleva a la interiorización de su Espíritu, y la puesta en acción  de estas palabras, su imitación, que es hacernos Uno con su Vida.
Si sólo nos quedamos una de las partes, nos convertimos en contempladores de nuestro ombligo o en meros agitadores sociales condenados a quemarnos y abandonar.
No es fácil este camino. No es de extrañar que constantemente estemos tentados de abandonarlo.
Pero no hemos de tener miedo. Se trata de confiar en Él. Los apóstoles tampoco entendían sus palabras, pero confiaban en Jesús. Los apóstoles lo abandonaron, pero Él regresó para entregarles su Espíritu, para darles fuerza, para levantarlos de nuevo. Y a Él lo encontramos, nosotros, en la Eucaristía. Esa Eucaristía a la que debemos devolverle su verdadero sentido. Esa Eucaristía que es Unión.

sábado, 25 de agosto de 2012

viernes, 24 de agosto de 2012

NO ES FELICIDAD TODO LO QUE PARECE SERLO


Muchas veces creemos que ser feliz es tener cosas, cumplir deseos, conseguir aquello que deseamos. Olvidamos que ser feliz es deshacerse de las falsas ideas, de las ilusiones, de las fantasías y conseguir el desapego y el desprendimiento. Estar bien con los demás y con nosotros mismos...

jueves, 23 de agosto de 2012

REBROTAR


Viendo por  televisión las imágenes de los bosques y campos calcinados este verano, me vino a la mente una frase que leí no hace mucho: 
"Se pueden cortar todas las flores del campo, pero no se puede impedir que brote de nuevo la primavera."
Es cierto. Si nos paseamos ahora, por ejemplo por Montserrat, nadie pensaría que hace unos años fue pasto de las llamas. La naturaleza sabe regenerarse. Nosotros podemos ayudarla.
Lo mismo pasa con las personas. Pueden ocurrir en nuestra vida espiritual y material incendios, catástrofes, errores, que nos parecen definitivos y sin remedio. Pero siempre podemos florecer.
Tengo una amiga que ya lleva tres desintoxicaciones de la droga. Quizá vuelva a hundirse. Querría decirle a ella y a todas las personas que están destrozadas, que nada ni nadie puede impedir que rebrote en ellos otra vez la primavera. Como la naturaleza, el hombre tiene capacidad de regeneración. Además, nosotros podemos ayudarlos. Siempre hay Alguien que está dispuesto a ayudarlos.Y Él no falla nunca...

miércoles, 22 de agosto de 2012

EL BUEN AMIGO


Existen muchas ideas que pueden definir al buen amigo. Todos creemos tener claro qué es la verdadera amistad, pero no siempre lo es, aunque lo creamos.
La persona amiga es aquella que nos ayuda a descubrir nuestra auténtica personalidad. Es decir, aquella que nos ayuda a crecer.
Hay amigos que hacen lo contrario: anulan nuestra personalidad, nos absorben. El verdadero amigo está a nuestro lado y nos ayuda a conocernos, en lo bueno y en lo malo. Duda del amigo que nunca te corrige o nunca disiente de lo que dices. El buen amigo siempre nos dirá la verdad, aunque al principio nos duela, porque sabe que sólo a partir de ella podemos crecer.
Al verdadero amigo lo encontraremos a nuestro lado en los momentos más difíciles y negativos de la vida, aunque no nos lo merezcamos.

martes, 21 de agosto de 2012

SENTIRSE ÚTIL


Otra frase interesante:
"Una persona que es útil socialmente, por muy avanzada que sea su edad, tiene siempre una vejez plena, rica y fecunda."
Cuando una persona se jubila, puede creer que ya no es útil. Pero hay muchas maneras de serlo. Muchas personas aprovechan su jubilación para hacer un voluntariado. Otros ayudan a sus hijos en la educación y cuidado de sus nietos.
El problema surge cuando el anciano empieza a hacerse dependiente. Entonces empieza a creer que es un estorbo. y esto no es cierto. El anciano siempre puede ser útil a la familia con su sonrisa, sus consejos, siendo causa de paz y de unión entre sus miembros. Muchos jóvenes se sienten más unidos a sus abuelos que a sus padres. Esos abuelos ayudan en gran manera a la adquisición de madurez de esos jóvenes.
Alguno me dirá: "Yo soy soltero. No tengo ni nietos ni hijos". Todo lo dicho vale igual. Tienes sobrinos y los hijos de tus sobrinos. Tienes vecinos y amigos. Siempre podemos ser útiles a alguien.
El anciano es útil a la sociedad si "se siente útil". Esa persona nunca será un estorbo y se sentirá plena, rica y fecunda.

lunes, 20 de agosto de 2012

LO INESPERADO


Ayer, mientras acompañaba a un enfermo en las urgencias del Hospital del Mar (por cierto, ¿alguien puede decirme dónde he de sugerir que pongan una silla para el acompañante y no lo condenen a pasarse todo el día de pié?), leí esta frase:
"Envejecer es renunciar a que lo imprevisto se introduzca en la vida de nuestras personas."
Y es cierto, con los años, nos molestan cada vez más los cambios. Los que cuidamos ancianos hacemos todo lo posible para que en su vida surjan los menos imprevistos posibles. Pero el huir de los cambios tiene el peligro de sumirnos en la monotonía; de hacer de nuestra vida una pura rutina sin aliciente alguno. El anciano que cada mañana al levantarse, espera con alegría y esperanza lo nuevo que le deparará la jornada, es joven de espíritu.
Tengo una amiga, que  está entrando en este problema. Le cuesta salir de casa. Aunque sus amistades vengan a buscarla, encuentra mil excusas para no moverse. Pero es que ya ni sus libros, ni internet, ni nada de lo que antes le gustaba le atraen ya. Es peligroso caer en esta dinámica. Porque aboca directamente en perder las ganas de vivir. Acaba uno esperando la muerte sentado en un sillón. Y a los 65 años todavía queda mucho por hacer y muchos imprevistos por disfrutar.
Espero que mi amiga hoy tenga fuerzas para abrir el ordenador...

domingo, 19 de agosto de 2012

HACERNOS UNO


"Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi propio cuerpo. Lo daré por la vida del mundo.
Los judíos se pusieron a discutir unos con otros:
– ¿Cómo puede este darnos a comer su propio cuerpo?
Jesús les dijo:
– Os aseguro que si no coméis el cuerpo del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida. El que come mi cuerpo y bebe mi sangre tiene vida eterna; y yo le resucitaré el día último. Porque mi cuerpo es verdadera comida, y mi sangre verdadera bebida. El que come mi cuerpo y bebe mi sangre vive unido a mí, y yo vivo unido a él. El Padre, que me ha enviado, tiene vida, y yo vivo por él. De la misma manera, el que me coma vivirá por mí. Hablo del pan que ha bajado del cielo. Este pan no es como el maná que comieron vuestros antepasados, que murieron a pesar de haberlo comido. El que coma de este pan, vivirá para siempre." 

Tenemos aquí el punto culminante del discurso de Jesús sobre el pan de vida, que Juan viene ofreciéndonos estos domingos.
Los judíos no lo entendieron. Tomaron el concepto comer su carne y beber su sangre literalmente. Cuando leo este texto, siempre recuerdo a las tribus africanas a las que falsamente hemos tratado de caníbales. En realidad el guerrero comía el corazón del enemigo valiente para hacer suyas sus virtudes. Jesús nos habla simbólicamente y nos dice, con la imagen de comer su carne y beber su sangre, que debemos hacernos uno con Él. Por eso la Eucaristía es el núcleo del cristianismo. Recibir la Eucaristía es hacernos uno con Él y hacernos uno con los demás hombres. 
Desgraciadamente tomamos la Eucaristía como una obligación, como un acto al que debemos asistir cada domingo...y no como el momento en que, tomando el pan y el vino de la Eucaristía, nos transformamos en otros Cristos. El momento en que nos hacemos verdaderamente hermanos de todos los hombres. Por eso salimos de la misa igual que hemos entrado. Por eso nuestras vidas no cambian y seguimos viviendo encerrados en nuestro egoísmo.
Ojalá, poco a poco, logremos hacer de nuestras Eucaristía lo que son en realidad. La conmemoración de la entrega total de Jesús a la humanidad, el acto de unión a ese Jesús y a todos los hombres.

sábado, 18 de agosto de 2012

MÚSICA DEL SÁBADO: ALLELUIA VIR DEI BENEDICTUS OMNI

Hoy os dejo este precioso vídeo de canto gregoriano. Son los monjes benedictinos de la Abadía de Notre Dame de Fontgombault. Cantan "Alleluia vir Dei benedictus omni"

viernes, 17 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y LOS IDEALES


El joven seguidor comentó al Anacoreta:
- Un profesor nos dijo en la Universidad que no había que tener ideales. Que los ideales nos llevan a la frustración.
El anciano tardó un rato en responder. Luego dijo:
- Depende de lo que entendamos por ideales. Si son aspiraciones por encima de nuestras posibilidades, el fin, naturalmente, es el fracaso. 
Miró al joven y prosiguió:
- Quizá sea mejor hablar de metas que de ideales. De objetivos a corto o medio plazo que podemos ir consiguiendo y dando cada vez un paso hacia adelante.
Sonrió al decir:
- La clave está en nuestro autoconocimiento.  Si no nos conocemos, lo más seguro es que soñemos con ideales inalcanzables, imposibles para nosotros, o, por el contrario, demasiado simples cuando estamos llamados a hacer algo grande. Ambos nos llevarán al hundimiento, a la no realización como personas.
Dejo de sonreír al concluir:
- Pero lo peor que le puede ocurrir a una persona es carecer totalmente de ideales. Entonces la vida no tiene sentido. Se convierte en un ir pasando...Eso nos puede ocurrir a los ancianos. Nosotros no podemos tener grandes ideales, pero sí pequeñas metas, objetivos que den sentido a lo que nos queda de vida. Aunque sea algo tan simple como cuidar cuatro flores, pasear al nieto, esperar con alegría un nuevo día...

jueves, 16 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y LA PERSONA FRACASADA


Lloraba amargamente. Había puesto toda su ilusión, todas sus fuerzas en aquel proyecto y había fracasado.
El Anacoreta le dejó llorar sin interrumpirlo. Al final le dijo:
- El fracaso no es nunca el final del camino. Puede ser el inicio de un triunfo.
Y una chispa de luz se encendió en sus ojos...

miércoles, 15 de agosto de 2012

PORTADORES DE JESÚS


"Por aquellos días, María se dirigió de prisa a un pueblo de la región montañosa de Judea, y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura se movió en su vientre, y ella quedó llena del Espíritu Santo. Entonces, con voz muy fuerte, dijo Isabel:
– ¡Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres, y ha bendecido a tu hijo! ¿Quién soy yo para que venga a visitarme la madre de mi Señor? Tan pronto como he oído tu saludo, mi hijo se ha movido de alegría en mi vientre. ¡Dichosa tú por haber creído que han de cumplirse las cosas que el Señor te ha dicho!
María dijo:
“Mi alma alaba la grandeza del Señor.
Mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador,
porque Dios ha puesto sus ojos en mí, su humilde esclava,
y desde ahora me llamarán dichosa;
porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas.
¡Santo es su nombre!
Dios tiene siempre misericordia
de quienes le honran.
Actuó con todo su poder:
deshizo los planes de los orgullosos,
derribó a los reyes de sus tronos
y puso en alto a los humildes.
Llenó de bienes a los hambrientos
y despidió a los ricos con las manos vacías.
Ayudó al pueblo de Israel, su siervo,
y no se olvidó de tratarlo con misericordia.
Así lo había prometido a nuestros antepasados,
a Abraham y a sus futuros descendientes.”
María se quedó con Isabel unos tres meses, y después regresó a su casa."

María fue la primera discípula. Fue la primera portadora de Jesús a los demás y guardaba todas las cosas en su corazón. María es nuestro modelo de apostolado fundamentado en la oración, en la meditación de la vida y las palabras de Jesús.
La primera acción que María realiza al saberse portadora de Jesús, es ir a ayudar a su prima Isabel. Y lo hizo aprisa, con diligencia.
Y María nos da la primera lección sobre Dios. Nos dice que es misericordioso. Nos dice que es el Dios de los sencillos, los humildes, los pobres. El magníficat es un poema con muchas reminiscencias del Antiguo Testamento, pero que nos muestra ya el espíritu del Sermón de la montaña, de las Bienaventuranzas.
Esta sencilla muchacha de pueblo, nos da a todos una lección que todavía no hemos aprendido: que a Dios no se le encuentra en las riquezas. Que Dios prefiere el pobre al rico. Que Dios está con el sencillo, no con el poderoso.
En estos tiempos de crisis y de dificultades para tantas personas, esta actitud de ayuda, de solidaridad, de amor que nos muestra María, debería ser el camino a seguir por los que nos llamamos cristianos.

(Además del vídeo correspondiente a la festividad de hoy os dejo este otro que también me envía la Hna. Regina Goberna de Sant Benet de Montserrat. Presenta la ermita 
hospedería de Sant Salvador de Bellver en Osona. El padre Marcel Capellades es el ermitaño)




martes, 14 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y EL PAISAJE INTERIOR


El Anacoreta y su joven seguidor paseaban ante un espléndido paisaje en la montaña. El joven preguntó:
- ¿Por qué nos sentimos tan bien interiormente, cuando nos encontramos rodeados de belleza? 
Sonrió el Anacoreta y respondió:
- Porque nuestro interior no es ajeno a lo que percibimos a nuestro alrededor. Ese paisaje exterior resuena en nuestro paisaje interior. Por eso aquí nos encontramos más felices y nos parece que tenemos más energía, que todo es bueno. Nos parece estar más cerca de Dios.
Hizo una breve pausa y concluyó:
- Pero lo inverso también sucede. Nuestra belleza interior, el vivir conscientes de la presencia de Dios en nosotros, transforma nuestro entorno y lo percibimos más hermoso. Por eso hay personas que son capaces de ser felices, de ver la belleza en los medios más hostiles.
Y siguieron felices su paseo...

lunes, 13 de agosto de 2012

GRACIAS POBLET.


Hacía dos años, que por diversas circunstancias, faltaba a mi cita anual al Monasterio de Poblet. Una semana completa de silencio y retiro. Es algo que siempre recomiendo a todos. Es cierto, que para quien no está habituado a la vida monacal es mejor empezar con menos, dos o tres días. El gusto os entrará y acabaréis, que cuando realicéis una semana completa, se os pasará volando y os sabrá a poco. También es importante que preparéis los días, primero teniendo un objetivo claro y luego llevando material para leer y meditar. Es muy bueno escribir esos días un diario con vuestras reflexiones, que luego os servirán durante el año. Sobre todo, no se os ocurra ir con las manos en los bolsillos. Salvo una gracia especial, esos días se podrían transformar en un tedio insoportable. 
No tengáis miedo en preguntar aquello que no entendéis o explicaciones sobre cosas que os llamen la atención. El monje hospedero os atenderá o os podrá en contacto con otro monje que pueda ayudaros.
Y pasad buenos ratos en la penumbra de la capilla reflexionando, meditando textos concretos del Evangelio
Este año, como prácticamente la semana empezaba con la festividad de la Transfiguración, escogí este tema para mis reflexiones. Como guía unos Ejercicios Espirituales predicados por el cardenal Martini, publicados en la Ed. Sal Terrae, bajo el título: "La transformación de Cristo y del cristiano a la luz del Tabor". No os asustéis. Martini, un gran especialista en Sagrada Escritura, no se sube por las nubes, sino que nos presenta nuestro Tabor, nuestro lugar de encuentro con Jesús que nos haga transformar nuestra vida en la cotidianidad.
Doy las gracias a Poblet, porque ya es la 13 vez que hace de Tabor para mi. El año pasado fue el Miracle y el otro Montserrat. Pero para quien quiera un lugar en el que el silencio es palpable, donde una comunidad te arropa y te acoge como lo harían a Cristo mismo, os aconsejo Poblet. Sé que encontraréis a lo largo y ancho de España otros lugares semejantes. Yo os recomiendo el que conozco.
Gracias Poblet, por permitirme un año más recobrar fuerzas espirituales para el resto del año. Y tal como se presentan las cosas, me parece que me van a hacer mucha falta. 

sábado, 4 de agosto de 2012

HASTA PRONTO Y MÚSICA DEL SÁBADO: EL SONIDO DEL SILENCIO

Desde el día 5, es decir, mañana, hasta el día 12, estaré en el Monasterio Cisterciense de Poblet. Buscando el silencio, la paz...Buscándole a Él . Estos días el blog permanecerá también en silencio. Espero volver con ánimos renovados. Los tiempos andan revueltos y el futuro es incierto. Hoy necesitamos más que nunca oír su voz. Esa Voz que nos habla en el silencio...Sentir sus brazos que nos protegen y nos dan fuerzas para seguir adelante. 
Espero que os acordéis de mí  en vuestras oraciones. Y los que no rezáis, que tengáis un pensamiento positivo hacia mí.


viernes, 3 de agosto de 2012

EL ANACORETA Y LA GENEROSIDAD


Llegó triste y desalentado:
- Me paso la vida ayudando a los demás y parece que nadie se da cuenta. No me sirve de nada.
El Anacoreta le puso una mano sobre el hombro y le dijo:
- ¿Acaso los ríos beben de sus aguas?¿Crees que los árboles comen sus frutos? El agua, el fruto de nuestras acciones es para los demás; no para nosotros. A eso se le llama generosidad. Esa ha de ser tu alegría...

jueves, 2 de agosto de 2012

EL ANACORETA SUBE A UNA MONTAÑA


Aprovechando las vacaciones, el Anacoreta y su joven seguidor salieron de excursión y subieron a una montaña. El día era claro y radiante y la vista era espléndida.
El joven exclamó:
- Aquí uno se siente como una mota de polvo en medio del mundo. Insignificante. ¡Qué magnífica es la naturaleza!
Sonrió el Anacoreta y dijo:
- Por eso es tan importante tomar distancia ante los problemas y ante las cosas. Podemos darnos cuenta así de nuestra contingencia, de que no somos indispensables. Pero a la vez, el darnos cuenta de que, a pesar de todo existimos, nos ayuda a dar gracias por esta vida, por nuestra existencia y a darle una finalidad. 
Hizo una pausa y concluyó:
- Si pudiendo no existir existo, es porque debo hacer algo con mi vida. Es porque debo contribuir, aunque sea con una chispa, a esta luminosidad radiante del universo.
Y tomó un trago de agua de la cantimplora mientras seguía contemplando el paisaje...

miércoles, 1 de agosto de 2012

PAZ...




Paz para las almas angustiadas.
Paz para los pueblos enfrentados.
Paz para los cuerpos doloridos.
Paz para las conciencias atormentadas.
Paz para los espíritus resentidos. ¡PAZ!


La paz de la concordia y el buen entendimiento.
La paz del corazón, curadas y cicatrizadas las heridas.
La paz que brota de la justicia.
La paz del que vive en la verdad.
La paz que crece en la libertad.¡PAZ!


Paz, no solamente ausencia de guerra.
Paz, no la paz de los cementerios.
Paz, no la paz de los resignados.
Paz, no la paz del miedo y la sumisión.
Paz, no la paz recelosa y armada.
Paz, sin vencedores ni vencidos,
sin prepotentes ni humillados. ¡PAZ!


Una paz solidaria, compartida.
Una paz que es reconciliación
con la vida y con nosotros mismos.
Reconciliación entre los hombres,
entre los pueblos, entre las razas,
entre los vecinos, entre los ciudadanos. ¡PAZ!


Una paz que es reconocimiento
y estima, tolerancia y respeto.
Con el mundo y con la naturaleza entera.
Una paz que asume las tensiones,
que afronta los conflictos
y los resuelve pacíficamente.
Una paz dialogante, convergente. ¡PAZ!


(Joaquín Suárez)