martes, 31 de diciembre de 2013

REFLEXIÓN DE FIN DE AÑO


Al acabar el año, es bueno mirar atrás y tomar decisiones para empezar el año nuevo intentando corregir los errores caminos, buscando conseguir una sociedad mejor.
Hoy quiero echar una mirada a las diferencias que existen en nuestra sociedad. Los datos que os daré son de PNUD, sacados de la Agenda Iberoamericana 2014.
En el año 2011 había en el mundo 870 millones de personas que pasaban hambre. Menos que en el 2009, que eran 1.023 millones, pero más que en el 2005, que eran 848 millones.
Por otro lado, el número de personas con un patrimonio de 4,5 billones (mil millones) de dólares era de 1.210 personas. Pues bien, aplicando un impuesto del 2% a esas personas, se obtendrían más de 80.000 millones de dólares, que serían suficientes para garantizar durante diez años las necesidades básicas de todo el planeta.
¿Seremos capaces el próximo año de hacer algo al respecto? Me temo que no. Porque son esas 1.210 personas las que dominan el mundo y deciden sobre su futuro, no los gobiernos por más democráticos que sean.
Perdonad esta reflexión tan negativa. Esta noche, en todo el mundo se lanzarán cohetes, se abrirán botellas de cava, se tirarán confetis y serpentines, se bailará y se cantará, se comerán las doce uvas...Pero,¿lo harán todas las personas? Me temo que unos centenares de millones no. Las dos terceras partes de la humanidad... 

lunes, 30 de diciembre de 2013

PARÁBOLA (10)


Se me mostraron unas hojas de otoño cayendo de un árbol; después vi el árbol desnudo de toda hoja. Y escuché estas palabras:
No te preocupes. La fuerza vital se encuentra en el interior y a partir de esta fuerza el árbol volverá a brotar de nuevo. Has de saber que lo que es viejo ha de morir para que pueda nacer lo nuevo.

domingo, 29 de diciembre de 2013

SAGRADA FAMILIA


"Cuando ya los sabios se habían ido, un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto. Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.”
José se levantó, tomó al niño y a su madre y salió de noche con ellos camino de Egipto, donde estuvieron hasta que murió Herodes. Esto sucedió para que se cumpliese lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “De Egipto llamé a mi hijo.”

Después de la muerte de Herodes, un ángel del Señor se apareció en sueños a José, en Egipto, y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre y regresa a Israel, porque ya han muerto los que querían matar al niño.”
José se levantó, tomó al niño y a su madre y volvió a Israel. Pero cuando supo que Arquelao gobernaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá; y habiendo sido advertido en sueños por Dios, se dirigió a la región de Galilea. Al llegar, se fue a vivir al pueblo de Nazaret. Esto sucedió para que se cumpliera lo que dijeron los profetas: que Jesús sería llamado nazareno."

El domingo después de la Navidad celebramos la festividad de la Sagrada Familia. Se nos propone como modelo de familia la de Jesús. 
La familia es una institución tan antigua como la humanidad. En las culturas más ancestrales quedaba ligada y protegida por el clan. Monógamas o polígamas, la familia era una estructura cultural, social y económica. Durante muchos siglos el matrimonio era un contrato. Para el cristianismo no fue un sacramento hasta la Edad Media. Se sometía al derecho romano. Pero, sí encontramos bastantes textos de los Padres, en los que se recomienda que el matrimonio se realice bajo la bendición del obispo y se propone como modelo el amor de Cristo a su Iglesia.
La sociedad actual está cambiando el modelo de familia. De hecho, con la creación de las grandes ciudades, ya cambió entre el modelo rural y el urbano.
De la Sagrada Familia no debemos extraer la estructura, por cierto anómala, porque José sólo era padre adoptivo, sino sus virtudes.
El texto de hoy nos presenta a un José solícito y preocupado por su familia, que debe emigrar para salvarla. Luego, la familia de Nazaret, sería una familia humilde que vivió de su trabajo. En esta familia se ven reflejadas todas las que hoy día luchan por sobrevivir, por dar educación a sus hijos, por encontrar en futuro.
Pero no olvidemos que el mismo Jesús traspasa el concepto de familia a todos aquellos que le siguen, a todas las personas de buena voluntad, que son capaces de amar, compartir, luchar por la justicia.
Hoy tenemos el reto de intentar hacer familias estables, que se amen, en una sociedad que tiende a dividirnos y a hundirnos en el individualismo.

sábado, 28 de diciembre de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: FIL DE LLUM (HILO DE LUZ)

Es triste que una amiga te llame, porque no puede pagar la habitación en la que vive. Es triste ver que la vida te se va derrumbando. Por eso me gusta especialmente esta canción de Polseres Vermelles, que nos anima a levantarnos, a no desfallecer a confiar en que podemos seguir adelante.

viernes, 27 de diciembre de 2013

UNA IGLESIA COMEDOR


El día de Navidad, como ya llevan haciendo unos años la Comunidad de San Egidio de Barcelona, han celebrado la comida de Navidad con los sin techo, con los que duermen en cajeros, portales, rincones de la ciudad. (unas 500 personas). Lo han hecho en la iglesia de Sant Just i Pastor, una de las basílicas de la ciudad. Hay quien se escandaliza de que una iglesia se transforme en comedor. Se olvidan de que la primera misa y la de los primeros cristianos fue una cena. Y se olvidan de que se dejaron de hacer, porque, mientras los más ricos comían mucho, los pobres se quedaban con poca cosa. ¡Qué cosa puede haber más cristiana que una cena de indigentes en una iglesia! Supongo que quitaron el Santísimo del sagrario, dirá alguno. Podían quitarlo, porque Cristo estaba presente, más presente que nunca, en aquellos indigentes que llenaban la iglesia. (Cuando disteis de comer al hambriento a mí me alimentásteis...)
Es un ejemplo de la solidaridad de estos días. De los muchos que ha habido. Recogidas de alimentos, conciertos solidarios, maratón...Pero,¿arreglamos la sociedad con estos actos? ¿Por qué no tenemos la valentía de exigir a los políticos que pongan remedio a las causas? Todos estos actos no dejarán de ser paliativos, sino atacamos a las causas que lo producen. El lema "otro mundo es posible", se quedará en eso,  en meras palabras, si no tenemos la valentía de luchar, de pedir, de salir a la calle para cambiar la sociedad corrupta en la que vivimos. Si no existiera el fraude fiscal, la crisis prácticamente sería nula. Si se pensara antes en las personas que en los bancos...Si no existiera la corrupción...
Toda la predicación de Jesús, el Reino, nos lleva a una sociedad solidaria, sin clases, en la que todos somos hermanos. Predicar esto, ha sido considerado demasiado tiempo como subversivo. 
El Niño, desde la pobreza de su nacimiento, que celebramos con opíparas y excesivas comilonas, nos está señalando a todos aquellos que no comen, que no tienen techo, que han de huir de su país. ¿Somos de verdad cristianos?    

jueves, 26 de diciembre de 2013

miércoles, 25 de diciembre de 2013

HOY OS HA NACIDO UN SALVADOR


Y esta será la señal:
Encontrarás que ha nacido en tu corazón...
...si estás vacío como el pesebre que lo acogió aquella noche.
...si permites que en las capas más profundas germine la semilla de la Vida.
...si te consideras como un ser incompleto, inacabado.
...si no te acoplas, ni te acomodas, ni te adaptas.
...si no es el pasado el protagonista de tu manera de vivir.

Encontrarás que ha nacido en tu corazón...
...si permites la diferencia y amas la diversidad.
...di no confundes tu pequeño mundo con la plenitud.
...si la dispersión no aplasta el futuro que late en este instante.
...sin no descuidas lo inmediato ni las pequeñas cosas de cada día
y sabes percibir en ellas el aroma del amor.
...si te das cuenta de que lo único real es invisible.

Encontrarás que ha nacido en tu corazón...
...si adviertes que una cosa es la sabiduría del corazón y otra
la erudición de las cosas.
...si crees que la vida no se toma por la fuerza,
sino que la vida tan solo se da, se ofrece en silencio
...si ves que cuanto más comprendes y sabes de Dios, 
más te queda por saber y comprender.
...si te dejas abrazar, sin miedo, por el aliento creador de la vida.
...si las relaciones dejan de ser un atentado amenazador
y se convierten en la posibilidad de un nuevo reconocimiento.

Encontrarás que Dios ha nacido en tu corazón...
...si cada día estás en forma para la integración y la transformación.
...si vez cada cosa rodeada como de una luz que protege
y muestra a la vez, el tesoro escondido.
...si tu escucha es tan pura que llega a percibir la música
vibratoria del cosmos.
...si no construyes desde el recuerdo y la nostalgia, desde el pesimismo
de un ayer que ya pasó.
...si crees que tu silencio, en ti vacío, brotará lo que es nuevo,
inefable.
...si crees que en tu silencio brotará la bondad y la ternura
de nuestro Dios.
(José Fernández Moratiel)

FELICES NAVIDADES A TODOS

martes, 24 de diciembre de 2013

TÚ MISMO ERES NAVIDAD


Si eres nómada, viajero de geografías y culturas,
y permites que sus vientos acaricien e impregnen tu piel
y te lleguen hasta la médula de los huesos.

Si tu casa es el camino y vives sin domiciliarte,
y así entras en relación con todas las estaciones de la vida.

Si sabes que Alguien sale a tu encuentro,
si sientes que una presencia brota desde lo hondo de tu ser,
inefable, inmaculada.

¡Tú mismo eres Navidad!

Si nace de ti una fuente, como un río en el que todos pueden beber
y volverse como tú viajeros y nómadas.

Si crees que en el rostro más extraño
alguien espera darse a conocer calladamente, como una nueva aurora.

Si en los éxodos cotidianos sabes que Él está presente,
que tú estás presente,
en las horas de calma y en el ruido de la agitación.

¡Tú mismo eres Navidad!

Si nada ni nada te retiene ni te aprisiona.
Si redimes la Navidad perseguida y aprisionada
y amas el llanto de su nacimiento.

Si descubres que todos los latidos,
el del mar, el de las estrellas, el del fuego, el de la tierra entera,
son tu latido, un único latido.

Si olvidas tu edad, tu rostro y te dejas absorber hacia dentro.
Si en vez de inventariar diferencia te das cuenta
que, a la luz de tu mirada, se van borrando las separaciones
y todo vuelve a su unidad original.

¡Tú mismo eres Navidad!

(José Fernández Moratiel)

Lo he traducido de una versión catalana. Posiblemente encontréis pequeñas diferencias con la versión original que es en castellano.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Y EL CIELO HABITARÁ EN NUESTRA TIERRA


Esto es lo que hemos estado esperando en este Adviento. Que el cielo descienda a la tierra. Que Dios se encarne y se haga uno de nosotros.
Os brindo para que lo meditéis, este texto de Fernández  Moratiel:
" A veces los humanos hemos visto el cielo y la tierra como dos opuestos, como dos hostilidades, dos enemigos, pero en realidad el cielo y la tierra están reconciliados.
Jesús es la gran reconciliación del cielo y la tierra, en Él está todo el cielo y en Él está toda la tierra.
Somos de la tierra y somos del cielo.
Cada respiración es como el abrazo que el cielo da a la tierra que eres tú.
Déjate, sencillamente, besar y abrazar por el cielo. Tú también eres reconciliación del cielo y la tierra.
Todo el cielo habita en tu corazón, todo el Paraíso mora en tu corazón.¿Qué otra cosa puedes soñar? ¿Qué otra cosa puede desear tu corazón?
Es Jesús, es todo lo divino lo que habita en ti, lo que mora en ti. Él ha querido hacer de ti tu morada.
Y el cielo habitará en nuestra tierra."
(José Fernández Moratiel)

domingo, 22 de diciembre de 2013

SE LLAMARÁ EMMANUEL


"El nacimiento de Jesucristo fue así: María, su madre, estaba comprometida para casarse con José; pero antes de vivir juntos se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto. Ya había pensado hacerlo así, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: 
- José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque el hijo que espera es obra del Espíritu Santo. María tendrá un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados.
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta:
“La virgen quedará encinta,
y tendrá un hijo
al que pondrán por nombre Emanuel.”
(que significa: “Dios con nosotros”).

Cuando José despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado, y tomó a María por esposa."

Los evangelios, mas allá de la infancia de Jesús, no hablan de José. Sin embargo, en este texto, vemos su grandeza. Otro judío de su tiempo habría denunciado a María por infidelidad. Él quiere protegerla y decide marcharse en secreto. El ángel le explicará el por qué de esta maternidad. 
En este texto nos encontramos con dos nombres para el Niño. El de la profecía, Emmanuel, Dios con nosotros, y el que el ángel pide a José que le ponga: Jesús, Dios salva.
Para los judíos el nombre era muy importante, determinaba la persona. Estos dos nombres nos enmarcan teológicamente a Jesús: Él es la salvación y Él es la Presencia de Dios entre nosotros.
Nosotros, si queremos ser discípulos de Jesús, debemos ser salvación para los demás y presencia de Dios para los demás. Nuestra vida debe estar dedicada a la salvación, a ayudar a los otros, a la solidaridad. Nuestra vida debe ser tan transparente, que seamos presencia de Dios para todos. Ese es el camino del cristiano y, sólo lo somos, en la medida que sea real en nuestra vida.
   

sábado, 21 de diciembre de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: SÓLO SÉ QUE ESTÁS AQUÍ

Él nace y está a nuestro lado, cuando nos sentimos solos, cuando sufrimos, cuando todo nos sale mal, cuando nos creemos inútiles, cuando no encontramos sentido a la vida. Siempre está a nuestro lado. 

viernes, 20 de diciembre de 2013

HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA



El evangelio de hoy nos narra el sí de María al anuncio del ángel. Os dejo este precioso texto de San Bernardo. El cisterciense se coloca en lugar de María y ora. También esta ha de ser nuestra oración en Adviento.
"Hágase en mí según tu palabra. Hágase en mí por el Verbo según tu palabra. Hágase carne de mi carne según tu palabra, el Verbo que ya existía desde el principio en Dios.
No sea una palabra proferida, porque pasa; sino concebida, para que permanezca. Revestida, pero no de aire, sino de carne. Hágase en mí según tu palabra, no sólo porque pueda escucharla con los oídos, sino tocarla con mis manos, contemplarla con los ojos y llevarla a cuestas. No se haga en mí la palabra escrita y muda, sino encarnada y viva. No trazada con caracteres sin voz sobre pergaminos resecos, sino impresa vivamente en forma humana en mis castas entrañas; no por los rasgos de una pluma, sino por obra del Espíritu Santo.
En múltiples ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a nuestros padres por los profetas. Nos dicen las Escrituras que unos escucharon la Palabra, otros la proclamaron y otros la cumplieron, pero yo os pido que se haga en mi vientre según tu Palabra. No quiero una palabra que predique o que declame. Quiero una Palabra que se dé silenciosamente. Hágase que se encarne personalmente y descienda a mi corporalmente. Hágase universalmente para todo el mundo y en particular hágase para mí según tu palabra. (Bernardo de Claraval)

jueves, 19 de diciembre de 2013

EL AMOR DE DIOS ES ETERNO


El texto de hoy de Isaías presenta la relación de Dios con nosotros como un matrimonio. Es decir, que nuestra unión con Dios debe ser profunda, total. Convencidos de que Él siempre nos será fiel, aunque nosotros le fallemos.
"Por un breve instante te abandoné, pero ahora te acojo con inmenso cariño. En un arrebato de ira te oculté mi rostro por un momento, pero mi amor por ti es eterno - dice el Señor, tu libertador-". (Is 54,7-8)

miércoles, 18 de diciembre de 2013

LLOVED CIELOS AL SEÑOR


"Cielos, destilad el rocío; nubes, lloved la liberación; ábrase la tierra y brote la salvación."
Que las nubes lluevan al Justo. Es el deseo de Isaías y es nuestro deseo ahora y siempre. No olvidemos que siempre es Adviento y siempre es Navidad. Siempre hemos de buscar al Señor y Él se encarna cada día en cada uno de los hombres. Sólo nos falta saberlo ver.

martes, 17 de diciembre de 2013

UN DIOS DE TODOS


Las genealogías hebreas se hacen por línea masculina. Por eso llama la atención, que en la genealogía que leemos hoy en el evangelio de Mateo, se nombre a cuatro mujeres hasta llegar a María. Entre ellas dos no sin ni siquiera judías. Rut era moabita y Rahab, además, era prostituta. Las dos judías, una, la mujer de Urías cometió adulterio con David y, la otra, Tamar tuvo descendencia de su suegro mediante engaño.
Mateo incluye a esas cuatro mujeres y nos indica que Dios es un Dios de todos. La salvación se ofrece a todo el mundo y no es cosa de unos privilegiados. A Jesús se llega por todos los caminos si sabemos buscarlo. Justos y pecadores están llamados a seguirlo y de lo que se trata es de imitarlo y ser, nosotros también, personas abiertas a toda la humanidad. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

ESCUCHAR A JESÚS


En el evangelio de hoy encontramos a Jesús enseñando en el Templo. Acaba de expulsar a los mercaderes y, los sacerdotes, muy molestos, se dirigen a Él para preguntarle con qué autoridad ha hecho eso. A los sacerdotes no les importa lo que Jesús hace ni lo que dice. Ellos se consideran la autoridad suprema en el Templo y no admiten lo que Jesús ha hecho. 
Jesús no responde directamente. Lo hace con otra pregunta que sabe que no responderán. Si la contestan, Él también lo hará.
Nosotros nos equivocamos también como los sacerdotes. Según quién nos dice las cosas, le hacemos caso o no. No miramos la verdad de lo que nos dice, sino quién nos lo dice. Y los religiosos podemos creer, que por serlo, sólo nosotros tenemos el derecho de hablar sobre Dios, de decidir qué es bueno o qué es malo. A creernos  ser la "autoridad" en materia religiosa. 
Jesús, con la pregunta sobre Juan Bautista los enfrenta con ellos mismos. Y, preocupados como están por la "autoridad", no se atreven a responder por temor a las consecuencias, que sería perderla ante el pueblo. Jesús nos enseña que la única autoridad es su Palabra, que debemos escuchar y meditar en nuestro interior. 

domingo, 15 de diciembre de 2013

EL QUE HA DE VENIR


"Juan, en la cárcel, oyó hablar de lo que Cristo estaba haciendo, y envió algunos de sus seguidores a preguntarle si él era quien había de venir o si debían esperar a otro.
Jesús les contestó: 
- Id y contadle a Juan lo que estáis viendo y oyendo:  los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios de su enfermedad, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la buena noticia. ¡Y dichoso aquel que no pierde su confianza en mí!”
Cuando se fueron, Jesús comenzó a hablar a la gente acerca de Juan, diciendo: “¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Una caña sacudida por el viento? Y si no, ¿qué salisteis a ver? ¿Un hombre lujosamente vestido? Los que se visten lujosamente están en las casas de los reyes. En fin, ¿a qué salisteis? ¿A ver a un profeta? Sí, verdaderamente, y a uno que es mucho más que profeta. Juan es aquel de quien dice la Escritura:
‘Yo envío mi mensajero delante de ti
para que te prepare el camino.’

Os aseguro que, entre todos los hombres, ninguno ha sido más grande que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él." 

Juan está perplejo. Desde la cárcel oye hablar de Jesús y ve que no coincide con lo que él ha predicado en el desierto. Él ha anunciado alguien que ha de venir a liberar al pueblo judío de la dominación romana y hacer de Israel una gran nación. Es la idea que tenían en el Antiguo Testamento del Mesías. Por eso manda a sus discípulos a preguntarle si es Él o han de esperar a otro.
Jesús les dice que le expliquen a Juan lo que ven y oyen. Y les compara lo que dice Isaías en la primera lectura de hoy (Is 31, 5-6).Empieza el Nuevo Testamento y de ahí las palabras que dedica a Juan. El Reino, no es un reino de dominación, de exclusión, de gloria humana efímera. El Mesías nos trae un Reino de liberación, que nos devuelve la vista, nos hace andar , nos destapa el oído y nos limpia de la lepra. Jesús no contesta con una definición teórica de lo que Él es. Muestra sus obras. Y así nos señala nuestro camino a seguir: la entrega, el amor. 
Si hoy nos preguntan si somos cristianos o no. ¿Podremos responder como Jesús, mirad, los ciegos ven, los cojos andan, los sordo oyen, los leprosos quedan limpios...?

sábado, 14 de diciembre de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: PER TOTS (POR TODOS)

El pasado hay que contemplarlo positivamente. Aprovechar para pedir por todas aquellas personas que lo forman. Después, dejar que se vaya cantando, y, nosotros seguir a delante. Esto es lo que nos dice esta canción.



Por los que me han enseñado a amar.
Por los que siempre han sabido escucharme.
Por aquellos que confiaron en mí
cuando decidí cambiar mi destino.

Por los que me guardan los pequeños secretos.
Por los que me han hecho sentir especial.
Por aquellos con los que he tenido buenos silencios,
de los que no molestan, que hacen sentir bien.

Por el que estaba conmigo junto al hogar,
grandes conversaciones de invierno en el Ampurdán.
Por aquellos que tanto me han apoyado
animándome a ver el vaso medio lleno.

Por los que llenaron el polideportivo
de no sé que noche de San juan.
Por los que compartieron caminatas,
en días de verano, eso sí era amistad.

Todo mi pasado se desnuda
y sube a la terraza,
se estira en una hamaca,
toma el sol con una copa de champán,
mirando las vistas, la ciudad está preciosa.
Se levanta y se va cantando.

Por aquellos que han sido mis referentes.
Y los que creen que les he ayudado.
Por el que me ha acompañado a aquella terraza
de luna tan clara, que marcó Marruecos.

Por todos los que me han hecho reaccionar.
También por los que me han hecho reír.
Por aquellos con los que he ido a la playa,
y he hecho una cerveza, aceitunas, ¡por favor!

Por la que me dio el primer beso.
Y por la que me ha visto llorar tanto.
Por la que perdí los papeles
en dos butacas de un cine olvidado.

Por los que dimos aquellas caladas
del primer Ducados, teníamos 12 años.
Por los que me dejaron copiar en los exámenes,
parece mentira el tiempo que hace...

Por el que amo pero ya no está.
Por los que saben cuando estoy nervioso.
Por aquellos con quien tanto me he abrazado
cuando gritábamos ¡gol! las noches de fútbol.

Y por último, los que no he vuelto a ver,
algunos estarán siempre dentro de mí,
otros, el tiempo me los ha hecho olvidar,
pero, quizá, yo estoy en el recuerdo de alguno de ellos. 
++++++++
Y aquí os dejo L'OVELLA PERDUDA (la oveja perdida) de Mannel

viernes, 13 de diciembre de 2013

NO LO ENTENDEMOS


En la primera lectura, el Señor, a través de Isaías, dice a su pueblo: ¡Ojalá hubieras entendido mis mandatos!
En el evangelio, Jesús, nos dice que seguimos sin entender. Porque Juan vivía en el desierto austeramente, decían de él, que tenía un demonio. A Jesús, que comía y bebía, asistía a bodas y banquetes,  le acusan de ser un comilón y un borracho, amigo de pecadores.
Nos fijamos en lo accesorio y olvidamos lo fundamental. Miraban las extravagancias de Juan, pero no escuchaban su invitación a la conversión y a preparar los caminos al Señor. De Jesús veían que comía y bebía con los que ellos tenían por pecadores y no escuchaban su mensaje de amor a todos y de seguir la voluntad del Padre.
Queremos reducir a Dios a pautas, ritos y comportamientos y olvidamos lo fundamental : la Palabra de Dios que debe estar en el centro de nuestras vidas. La Vida Nueva, el Reino, es lo que debemos captar. No las cosas accesorias, que cambian con los tiempos. Nosotros, como el pueblo de Israel, nos aferramos a lo de siempre y olvidamos buscar a Dios, poner a Jesús en nuestras vidas.  

jueves, 12 de diciembre de 2013

GUSANILLO DE JACOB


La lectura de Isaías es otro canto a la sencillez. Dios promete restaurar a Israel y lo denomina con el nombre de gusanillo. A Dios le gusta la sencillez.Teresa de Lisieux lo entendió muy bien y en ello se basa su santidad, la espiritualidad de la Infancia Espiritual. Que no tiene nada de infantilismo.
"Estamos en el siglo de los inventos y quisiera encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús. He buscado en los Libros Santos y he leído: Si alguien es muy pequeño, que venga a mi. Me acerqué, pues a Dios y adiviné que había encontrado lo que buscaba. Poe eso no necesito crecer; sino al contrario, quedar pequeña, achicarme cada vez más."
(Teresa de Liseux, Historia de un alma)

miércoles, 11 de diciembre de 2013

VENID TODOS


Hoy me siento obligado a copiaros el evangelio de hoy. Este fragmento es precioso:

"Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar. Aceptad el yugo que os impongo, y aprended de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontraréis descanso. Porque el yugo y la carga que yo os impongo son ligeros."

La primera idea en la que debemos fijarnos es que Jesús dice  TODOS. No algunos elegidos. Él nos llama a todos los hombres de todas las razas, clases, condiciones. TODOS los que se sienten cansados y agobiados.
La segunda idea es, que su carga es ligera. ¿Por qué hemos hecho de la religión un cúmulo de mandatos y obligaciones? Jesús, en otra parte del evangelio, acusa a los fariseos de cargar a los demás con fardos que ellos no son capaces de llevar. ¿Por qué los cristianos seguimos colocando fardos en las espaldas de los hombres? Una religión que provoca miedo, angustia, que no nos da la paz, no puede acercarnos a Dios. Es a Jesús a quien debemos colocar en medio de la Iglesia. Y esta es la tercera idea. Jesús no es alguien severo, un juez preparado a controlar y castigar. Él mismo nos dice que es paciente y humilde de corazón. ¿A cuántas personas hemos hecho huir de la Iglesia, por colocar mandatos, prohibiciones y obligaciones en el centro de ella, en vez de a  Jesucristo, manso y humilde que nos trae la paz?

martes, 10 de diciembre de 2013

BUSCAR AL HERMANO


El evangelio de hoy, el del pastor que deja en el monte a las 99 ovejas para ir en busca de la perdida, nos invita a no despreciar a nadie. El pequeño, el despreciado, el insignificante...el extraviado, es tan importante como el sabio, el alabado...el fiel. De hecho Isaías ya nos ha dicho en la primera lectura que "se eleven los valles, y los montes y colinas se abajen". La forma de construir un camino al Señor, es haciéndonos iguales. Nadie tiene derecho a considerarse el "bueno" y mirar con desprecio a los "malos". Si algo nos pide Jesús, y nos lo recuerda el Papa Francisco, es que debemos ir en busca de los extraviados, marchar a la periferia. Quizá nos llevemos alguna sorpresa y descubramos, que están más cerca de Jesús que nosotros.

lunes, 9 de diciembre de 2013

COSAS EXTRAORDINARIAS


El evangelio de hoy acaba con esta frase:
- "Hoy hemos visto cosas extraordinarias."
Jesús se encuentra en el interior de una casa. Además de sus seguidores, están también allí fariseos y maestros de la ley, guiados por la curiosidad. Traen a un paralítico. Al no poder entrar, lo bajan desde el techo. La fe de aquellos cuatro portadores hace que Jesús exclame:
- Tus pecados te son perdonados.
En aquellos tiempos se asociaba pecado y enfermedad. Si alguien era ciego o paralítico o leproso...era porque había pecado; castigo de Dios.
Jesús viene a decirle, que no se preocupe por sus pecados, porque están perdonados. Y lo más sorprendente, es que el perdón viene a causa de la fe de los cuatro que lo han traído a su presencia. ¿Somos conscientes de que nuestra fe puede ayudar a los demás?¿Somos conscientes de que nuestra falta de fe, o nuestra fe falsa, ayuda a la indiferencia religiosa de los demás?
Fariseos y maestros de la ley no han entendido nada. Con su mirada prepotente, consideran a Jesús un blasfemo, alguien que hace lo que no debe. Jesús no se inquieta y le dice al paralítico:
- Levántate, carga tu litera y vete a casa.
Hasta ese momento eran los cuatro hombres los que cargaban la litera. Si queremos andar, debemos cargar nosotros con nuestros problemas. Ese es el resultado de nuestra fe. Si sabemos reconocer nuestros defectos, aceptar nuestras deficiencias y cargar con ellas, tendremos fuerzas para levantarnos y volver a casa.
Todos los presentes reconocieron que Jesús hacía cosas maravillosas. También nosotros podremos hacerlas y ayudar a los demás a cargar con sus problemas y marchar hacia adelante. Basta revestirnos con su Espíritu. Como Jesús, ser misericordiosos, perdonar. Adviento nos llama a seguir por este camino.

domingo, 8 de diciembre de 2013

PREPARAR CAMINOS Y ALLANAR SENDEROS


"Por aquel tiempo se presentó Juan el Bautista en el desierto de Judea. En su proclamación decía:
- ¡Convertíos a Dios, porque el reino de los cielos está cerca!
Juan era aquel de quien el profeta Isaías había dicho:
- Una voz grita en al desierto:
¡Preparad el camino del Señor;
abridle un camino recto!
Juan iba vestido de ropa hecha de pelo de camello, que se sujetaba al cuerpo con un cinturón de cuero; su comida era langostas y miel del monte. Gentes de Jerusalén, de toda la región de Judea y de toda la región cercana al Jordán salían a escucharle. Confesaban sus pecados y Juan los bautizaba en el río Jordán.

Pero viendo Juan que muchos fariseos y saduceos acudían a que los bautizara, les dijo: 
- ¡Raza de víboras!, ¿quién os ha dicho que vais a libraros del terrible castigo que se acerca? Demostrad con vuestros actos que os habéis vuelto a Dios, y no os hagáis ilusiones diciéndoos: ‘Nosotros somos descendientes de Abraham’, porque os aseguro que incluso de estas piedras puede Dios sacar descendientes a Abraham. Ya está el hacha lista para cortar de raíz los árboles. Todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego. Yo, ciertamente, os bautizo con agua para invitaros a que os convirtáis a Dios; pero el que viene después de mí os bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.o Él es más poderoso que yo, que ni siquiera merezco llevarle las sandalias. Trae la pala en la mano, y limpiará el trigo y lo separará de la paja. Guardará su trigo en el granero, pero quemará la paja en un fuego que nunca se apagará."

 Juan Bautista nos invita a preparar los caminos al Señor. Ese arreglar caminos y allanar senderos es otra de las imágenes de Adviento. Pero no es simple poesía. Los cristianos debemos ser caminos que lleven a la humanidad hacia Dios. Por desgracia, demasiadas veces, hacemos lo contrario; alejamos a los hombres de Dios.
El mensaje de hoy es doble. Por un lado nos invita a que abramos un camino por el que el Señor pueda entrar en nosotros. Por otro, nos invita a ser camino para que los demás lleguen a Dios.
La petición de conversión que se nos hace, es ese cambio total de nuestra vida, que haga que Jesús entre en nuestro corazón, para que después podamos trasmitirlo a los demás. Para ello hemos de ser fieles a su Palabra, con nuestra vida y todo nuestro ser. Se trata de seguir sus pasos, de ser otro Cristo para los otros.

DECIR SÍ A DIOS


"A los seis meses envió Dios al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret, a visitar a una joven virgen llamada María que estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. El ángel entró donde ella estaba, y le dijo:
– ¡Te saludo, favorecida de Dios! El Señor está contigo.
Cuando vio al ángel, se sorprendió de sus palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo:
– María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo: y Dios el Señor lo hará rey, como a su antepasado David, y reinará por siempre en la nación de Israel. Su reinado no tendrá fin.
María preguntó al ángel:
– ¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?
El ángel le contestó:
– El Espíritu Santo se posará sobre ti y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti como una nube. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios. También tu parienta Isabel, a pesar de ser anciana, va a tener un hijo; la que decían que no podía tener hijos está encinta desde hace seis meses. Para Dios no hay nada imposible.
Entonces María dijo:
– Soy la esclava del Señor. ¡Que Dios haga conmigo como me has dicho!

Con esto, el ángel se fue." 

En España y algún otro lugar se celebra la Inmaculada este domingo. En el evangelio de hoy vemos cómo la historia de la salvación depende del sí de María. Pero Dios sigue llamando, nos sigue llamando a todos. Él está esperando nuestro sí. Un sí a su voluntad. Todos creemos que hemos dado este sí. Pero, cuando la vida se nos tuerce, cuando no entendemos lo que nos pasa, nos cuesta ver y aceptar la voluntad de Dios. ¿Intentamos, de verdad, averiguar qué es lo que Dios quiere de nosotros? ¿Somos conscientes de qué de nuestro sí, no sólo depende nuestro futuro, sino el de otras personas?
Quizá olvidamos que, para oír la voz de Dios necesitamos hacer el silencio en nuestro interior y saberlo ver presente en los demás. María es modelo de silencio y de escucha. Ella guardaba todas las cosas en su corazón. María se entrega totalmente y por ella llaga la salvación a la humanidad. 
Adviento para nosotros, es como los nueve meses en que María esperó la llegada de Jesús. Una espera ilusionada, a pesar de las dificultades.

sábado, 7 de diciembre de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: WONDER CHILD (NIÑO MARAVILLOSO)

La cantante irlandesa Mary Black nos ofrece esta canción a ese Niño Maravilloso que esperamos en Adviento.



Este niño que significa el mundo para mí.
No hay nada más encantador.
Un niño puede nacer en un lugar en ruinas
y, mágicamente, mejorarlo.
Lo veo en una habitación de oro
con el libro de la vida ante él.
Extraños instrumentos sobre sus cartas
y el brillo del vidrio en su interior.

Es tu Niño Maravilloso
y mis sueños se hacen realidad.
Lo has buscado toda la vida.
Lo ves ahora, volando sobre el universo.

Este niño construye un violín.
Uno seguirá el amor del viajero.
Otro aplicará el arco
para llegar al anterior.

Lo veo en una habitación de oro
con la luna y las estrellas sobre él.
Su sonrisa sencilla es la puerta del cielo
con la Reina de todos a su lado.

Es tu Niño maravilloso
y mis sueños se van haciendo realidad.
Lo has buscado toda la vida.
Lo veo ahora, volando sobre el universo.
Tu Niño maravilloso
i mis sueños se hacen realidad.
Lo has buscado toda la vida.
Lo veo ahora volando sobre el universo.... 


viernes, 6 de diciembre de 2013

VER OTRA VEZ LA LUZ


La Luz es una de las imágenes más clásicas de Adviento. En estos días esperamos la Luz que vendrá. El texto de Isaías nos dice que "los ojos de los ciegos verán sin tinieblas ni oscuridad". En el evangelio se nos narra la curación de dos ciegos por Jesús. Todos somos ciegos y necesitamos VER de verdad. En la vida nos rodean demasiadas cosas que nos ciegan. Todo lo que percibimos lo pasamos por el filtro de nuestro ego, de nuestros prejuicios...
Hoy os dejo una oración de Simeón el Nuevo Teólogo, un santo de la Iglesia Ortodoxa, que vivió entre los siglos X y XI.
"Ven, tú que anhelas mi pobre alma y mi alma te desea. Ven, oh Solo, del que está solo; porque, como ves, estoy solo. Te doy gracias, porque eres para mí un día sin atardecer, un sol sin ocaso...
La luz ha vuelto a resplandecer en mí. La contemplo en claridad. Abre una vez más el cielo, disipa una vez más la noche. Una vez más descubre todo. Una vez más es contemplada ella sola. Y el que está sobre cielo, al que ninguno de los hombres ha visto jamás, éste se concentra una vez más en mi espíritu, en mí, en el cogollo de mi corazón - ¡oh misterio sublime! - la luz desciende y me levanta sobre todo...
En verdad, estoy aquí donde está la luz, sola y sencilla, y renazco a la inocencia contemplándola, sencillamente."

jueves, 5 de diciembre de 2013

ABRID LAS PUERTAS


Isaías nos dice hoy: "Abrid las puertas para que entre el pueblo justo que ha sido fiel". Jesús en el evangelio nos indica que entrar o no entrar no depende de palabras bonitas, sino de actos realizados con seriedad: la casa construida sobre roca.
Las paredes sirven para protegernos, pero, a veces, lo que hacen es aislarnos del otro, encerrarnos en una torre de marfil. Nuestras puertas han de estar siempre abiertas a las necesidades de los otros. Las palabras no sirven para nada, si no van acompañadas de hechos. 
Adviento es tiempo de abrir puertas y ventanas, de quitar telarañas y prepararnos a recibir a un Dios que se nos acerca en el que sufre, en el que llora, en el hambriento, en el desnudo...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

SECAR LAS LÁGRIMAS...


Isaías sigue presentándonos a un Señor que "destruirá la muerte para siempre y secará las lágrimas de todos los rostros." Y el Evangelio nos muestra a Jesús que siente compasión de la multitud que lleva tres días con Él sin comer. Nos encontramos ante el Señor misericordioso que no quiere el sufrimiento ni el dolor. Como los apóstoles, quizá nos encontramos perplejos ante la afirmación de Jesús. Ante la desgracia, la injusticia, el dolor, las lágrimas, esperamos que Dios solucione las cosas. Olvidamos que, el sentido profundo de la Encarnación que esperamos en Adviento, es que Dios se hace hombre. Que Dios actúa en la historia por nuestras manos. Somos nosotros los que debemos solucionar las desgracia, luchar por la justicia, calmar el dolor y secar las lágrimas de la humanidad. Nosotros somos las manos, los pies, los labios de Dios, que nos han de acercar a besar y acariciar al que llora.

martes, 3 de diciembre de 2013

EL ESPÍRITU DEL SEÑOR


La liturgia de hoy se centra en la idea de que aquél que vendrá, posee el Espíritu del Señor. Isaías nos aclara en qué consiste ese espíritu: de inteligencia y sabiduría, de consejo y de valor, de conocimiento y temor de Dios. 
"No juzgará por apariencias, ni sentenciará de oídas. Juzgará con justicia a los débiles, sentenciará a los sencillos con rectitud; Será la justicia el ceñidor de sus lomos; la fidelidad, el cinturón de sus caderas. habitará el lobo junto al cordero, la pantera se tumbará con el cabrito, el ternero y el leoncillo pacerán juntos; un muchacho pequeño cuidará de ellos. La vaca vivirá con el oso, sus crías se acostarán juntas; el león comerá paja, como el buey, el niño de pecho jugará junto al escondrijo de la serpiente, el recién destetado meterá la mano en la hura del áspid. nadie causará ningún daño en todo mi monte santo..."(Is 11,4 - 9)
Y en el evangelio encontramos a Jesús dando gracias porque son los sencillos los que entienden esto y no los sabios ( o los que creen serlo). Son los sencillos los que saben encontrar el amor.
Queremos arreglar nuestra sociedad con el poder y la fuerza; pero sólo lo lograremos si alcanzamos ese Espíritu de sencillez, si buscamos la justicia, la paz, lograremos esa sociedad, que no es, sino el Reino de Dios. Y ese espíritu sólo se consigue viviendo con intensidad cada momento presente. Sintiéndonos en cada instante en la presencia de Dios y unidos a nuestros hermanos. Viviendo conscientemente cada instante de nuestra vida. 

lunes, 2 de diciembre de 2013

ALGUIEN LLAMA A LA PUERTA


En Adviento, alguien llama a la puerta. Es Jesús. Todo aquél que busca, que siente la necesidad de algo más que lo simplemente material, debería seguir la liturgia de Adviento. Porque esa sensación de que algo falta en nuestro interior, de que nuestra vida es incompleta, no es, sino la llamada de Jesús a nuestra puerta. Adviento podemos resumirlo en tres ciclos. 
El ciclo de Isaías, que comprende la primera semana y la segunda hasta el miércoles. Allí se nos presenta una salvación que es para todos. Una religión representada por un banquete. Un Justo, que es salud, misericordia, compasión, amor. Un Mesías que busca a los desvalidos, a los cansados, a los despreciados por la sociedad.
El ciclo de Juan Bautista comprende, desde el jueves de la segunda semana hasta el día 16 de diciembre. Allí nos vemos reflejados como buscadores, como vigías que escrutan los signos de los tiempos. Juan nos señala la venida, pero nosotros debemos actuar, buscar, prepararnos para recibir su llegada.
El ciclo de María nos lleva del 17 al 24 de diciembre. Aquí la profecía se hace historia concreta. María es el modelo de cómo debemos acoger a Jesús. No sólo le abre la puerta, sino que lo introduce en su interior., para después entergarlo (ese es el sentido profundo de la maternidad). Jesús don recibido, se hace don regalado a toda la humanidad la noche de Navidad.
¡Qué distinto es el Dios que nos presenta Adviento del que, a veces, nos han presentado algunas instituciones religiosas! Por eso el Papa Francisco nos repite que hemos de volver al Evangelio. Allí está el verdadero cristianismo. Un cristianismo, que como vemos en el evangelio de hoy, a veces, comprenden mejor, como el centurión del evangelio de hoy, aquellos que no son creyentes.
Ese Jesús que esperamos...es el que atraerá a todas las personas de oriente o de occidente. Un Jesús que llama a todas las puertas...

domingo, 1 de diciembre de 2013

¡VELAD!




"Como sucedió en tiempos de Noé, sucederá también en la venida del Hijo del hombre. Antes del diluvio, y hasta el día en que Noé entró en el arca, la gente comía, bebía y se casaba. Pero cuando menos lo esperaban, vino el diluvio y se los llevó a todos. Así será también en la venida del Hijo del hombre. En aquel momento estarán dos hombres en el campo: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán. Dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a la otra la dejarán.
Permaneced despiertos, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Entended que si el dueño de una casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, permanecería despierto y no dejaría que nadie entrara en su casa a robar. Así también, vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperéis."

Hoy empieza el tiempo de Adviento y las lecturas de la liturgia nos introducen con claridad en su espíritu. En la primera, Isaías nos invita a seguir los caminos del Señor. Un camino de paz, a la luz de Dios. Pablo, en la segunda lectura, nos dice que ya hemos dormido bastante, que es el momento de levantarse y de revestirnos de las armas de la luz. En el evangelio, Mateo, nos muestra a Jesús diciéndonos, que debemos permanecer despiertos. 
Este es el camino de Adviento. Despertarnos, vigilar, vivir conscientemente, seguir el camino del Señor. Nuestra sociedad, a pesar de que alardea de inteligente y racional, es una sociedad dormida. Una sociedad que intenta huir por todos los medios de la realidad. Buscamos mil excusas para no ver la realidad, para vivir en un mundo ficticio. No oímos los lamentos del que sufre. No sabemos ver a Dios en el hombre. No escuchamos la llamada de la justicia. Somos sonámbulos por el mundo. Por ello el día que nos despertemos, nos preguntaremos: ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, desnudo?
Adviento es ese tiempo para abrir los ojos, para mirar la realidad, primero en nuestro interior y luego a nuestro alrededor. Vivir el Adviento, es permanecer como un vigía bajo la lluvia, la nieve y la escarcha, atentos a la llegada del alba. Es aprender a vivir el presente, la realidad, que nos llevarán al futuro. Es vivir con los ojos abiertos, cada momento, cada instante. Es vivir la Presencia.