sábado, 30 de abril de 2016

¿QUÉ "MUNDO" NOS ODIA?


"Si el mundo os odia, sabed que a mí me odió primero. Si fuerais del mundo, la gente del mundo os amaría como ama a los suyos. Pero yo os escogí de entre los que son del mundo, y por eso el mundo os odia, porque ya no sois del mundo. Acordaos de lo que os dije: ‘Ningún sirviente es más que su amo.’ Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; y si han hecho caso a mi palabra, también harán caso a la vuestra. Todo esto van a haceros por mi causa, porque no conocen al que me envió."

Debemos tener cuidado con este evangelio, porque en vez de invitarnos a la lucha y la imitación de Jesús, puede hacer de nosotros personas acomodadas y felices en nuestra traición al evangelio. Podemos quedarnos tan felices, porque nos critican por nuestra conducta alejada de lo que Jesús nos pide para seguirle.
Primero hemos de aclarar a qué se refiere Jesús cuando habla del mundo. No se refiere a las personas sencillas y corrientes, si no al poder, al mal, a los que dominan. Son a estos a los que molestaremos siendo fieles, siguiendo a Jesús. A Él lo odiaron los poderosos de su tiempo; no la gente sencilla.
Cuando en la Iglesia hemos buscado el apoyo de los poderosos; cuando nos hemos codeado con los gobernantes y los hemos llenado de alabanzas buscando sus beneficios, hemos sido traidores al mensaje de Jesús. 
El odio que Jesús dice que nos tendrán, es el odio contra los que obran como Él lo hizo. El odio contra los que defienden a los pobres, luchan contra la injusticia, no se tuercen ante el poder corrupto. Cuando nuestra vida sea acorde con su Palabra, entonces seremos aceptados.
Debemos preguntarnos, ¿qué "mundo" nos odia? Así sabremos si somos verdaderos seguidores de Jesús o no.


LLIBRE D'AMIC I AMAT (152)


152.- Tant plorà i clamà l'Amic vers el seu Amat, fins que l'Amat devallà de les altures sobiranes del cel, i vingué a la terra a plorar, i plànyer, i morir per amor, i per educar els homes a estimar i a conèixer, lloar, els seus honraments.

152.- Tanto lloró y gritó el Amigo hacia su Amado, que el Amado bajó de las alturas soberanas del cielo, y vino a la tierra a llorar, plañir, y morir por amor, y para educar a los hombres en amar y conocer, alabar, sus honores.

viernes, 29 de abril de 2016

ELOGIO DE LA SENCILLEZ


"Por aquel tiempo, Jesús dijo: 
- Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que ocultaste a los sabios y entendidos. Sí, Padre, porque así lo has querido.
Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce realmente al Hijo, sino el Padre; y nadie conoce realmente al Padre, sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar. Aceptad el yugo que os impongo, y aprended de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontraréis descanso. Porque el yugo y la carga que yo os impongo son ligeros."

Hoy leemos este evangelio porque es la festividad de santa Catalina de Siena, doctora de la Iglesia y copatrona de Europa.
Este evangelio nos dice, que la verdad la captan los sencillos y no los sabios y entendidos. Porque son los sencillos los que son capaces de conocer a Jesús y al Padre a través de Él. 
Jesús tiene sus brazos abiertos a los cansados y agobiados. En ellos encontramos la paz. Seguir a Jesús no es fácil, pero su carga es ligera caminando con Él.
Catalina de Siena es un ejemplo de la auténtica vida mística: una profunda vida de oración y meditación que le lleva a entregarse totalmente a los demás. La vida en su "celda interior" le lleva a escuchar los gritos de los pobres, de los enfermos, de Jesús sufriente.
Será criticada y atacada por unos y amada y apreciada por la gente sencilla como ella. Como las mujeres de su tiempo, sin estudios, sin formación alguna, tendrá una gran influencia en la sociedad y en la Iglesia de su tiempo. Anima al papa Gregorio XI a abandonar Aviñón y regresar a Roma. Contribuye también a la paz en Italia. Ella, una mujer sencilla, insta al Papa a que reforme la Iglesia y a que en vez de hacer la guerra, luche para conseguir la paz entre romanos y florentinos.
La figura de Catalina, mujer del siglo XIV, nos dice muchas cosas a la sociedad del siglo XXI.   

LLIBRE D'AMIC I AMAT (151)


151.-Vedà la paraula l'Amat al seu Amic; i es consolava l'Amic en la mirada del seu Amat.

151.- Prohibió la palabra el Amado a su Amigo; y el Amigo se consolaba con la mirada de su Amado.

jueves, 28 de abril de 2016

LA ALEGRÍA DE AMAR


"Yo os amo como el Padre me ama a mí; permaneced, pues, en el amor que os tengo. Si obedecéis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo obedezco los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Os hablo así para que os alegréis conmigo y vuestra alegría sea completa."

Jesús quiere que nuestra alegría sea completa. El secreto de esa alegría auténtica, una alegría que brota del interior, no una alegría que se esfuma fácilmente, es el amor. Pero no un amor cualquiera, si no el amor de Dios.
Se trata de un amor íntimo, auténtico. El amor que el Padre tiene a Jesús, y, que Jesús nos tiene a nosotros. Un amor que es unión total. Obedecer sus mandamientos es algo más profundo que cumplir unas normas. Es escuchar su Palabra, es seguir su ejemplo. Es intentar ser como Él. El amor del Padre es donación. El del Hijo es ofrenda. Así debe ser nuestro amor. Donación completa a los demás y ofrenda de nuestra vida a Dios. Esa será nuestra verdadera alegría. No una vida fácil, si no una vida que ha de ser entrega y ofrenda. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (150)


150.- Jurava l'Amic a l'Amat que pel seu amor estimava i sostenia treballs i patiments; i per això pregava a l'Amat que l'estimés i que li fessin pena els seus treballs. Jurà l'Amat que era natura i propietat del seu amor que estimés tots aquells que l'estimaven i que tingués pietat d'aquells que pel seu amor sostinguessin treballs. S'alegrà l'Amic i es consolà en la natura i en la propietat essencial del seu Amat.

150.- Juraba el Amigo al Amado que por su amor amaba y aguantaba trabajos y sufrimientos; y por eso pedía al Amado que amara y le diesen pena sus trabajos. Juró el Amado que era naturaleza y propiedad de su amor que amara a todos aquellos que le amaban y que tuviera piedad de aquellos que por su amor aguantaban trabajos. Se alegró el Amigo y se consoló en la naturaleza y en al propiedad esencial de su Amado.

miércoles, 27 de abril de 2016

NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT


Hoy es la festividad de Nuestra Señora de Montserrat. Que la "Moreneta" nos proteja a todos con su amor maternal.

LA VID VERDADERA


"Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador. Si uno de mis sarmientos no da fruto, lo corta; pero si da fruto, lo poda y lo limpia para que dé más. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado. Seguid unidos a mí como yo sigo unido a vosotros. Un sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no está unido a la vid. De igual manera, vosotros no podéis dar fruto si no permanecéis unidos a mí.
Yo soy la vid y vosotros sois los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí nada podéis hacer. El que no permanece unido a mí será echado fuera, y se secará como los sarmientos que se recogen y se queman en el fuego.
Si permanecéis unidos a mí, y si sois fieles a mis enseñanzas, pedid lo que queráis y se os dará. Mi Padre recibe honor cuando vosotros dais mucho fruto y llegáis así a ser verdaderos discípulos míos."

Jesús se nos presenta como una vid. Pero no como una vid cualquiera, si no como la vid verdadera. Aquella vid que cuida el Padre. Aquella vid, de la que nosotros también formamos parte, de la que somos sarmientos.
Debemos tener claras dos ideas. La primera, que debemos dar frutos. No basta con decir que formamos parte de la viña. Hay que producir frutos. Si no, el Padre nos apartará de la viña. La segunda, que para dar fruto debemos estar unidos a Jesús. Sólo así podremos producir mucho fruto. Debemos estar íntimamente unidos a Jesús, no sólo de palabra. Debemos seguir sus enseñanzas y actuar como Él. Meditar su Palabra y ponerla en práctica. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (149)


149.- Cantava l'Amat i deia:
- Es dediquen els meus lloadors a lloar els meus valors; i els enemics dels meus honraments els turmenten i els tenen menyspreu. I per això he tramès ordre al meu Amic que planyi i plori el meu deshonor. I els seus planys i els seus plors són nats dels meus amors.

149.- Cantaba el Amado y decía:
- Se dedican mis loadores a alabar mis valores; y los enemigos de mis honores los atormentan y les desprecian. Y por eso, he dado la orden a mi Amigo de que lamente y llore mi deshonor. Y sus lamentos y sus llantos nacen de mis amores.

martes, 26 de abril de 2016

LUZ Y SAL DEL MUNDO


"Vosotros sois la sal de este mundo. Pero si la sal deja de ser salada, ¿cómo seguirá salando? Ya no sirve para nada, así que se la arroja a la calle y la gente la pisotea.
Vosotros sois la luz de este mundo. Una ciudad situada en lo alto de un monte no puede ocultarse; y una lámpara no se enciende para taparla con alguna vasija, sino que se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa. Del mismo modo, procurad que vuestra luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que hacéis, alaben todos a vuestro Padre que está en el cielo."

Hoy también tenemos un evangelio distinto del de Pascua, porque es San Isidoro de Sevilla.
Jesús nos dice a sus seguidores, que somos sal y luz del mundo. La sal da gusto a los alimentos. La luz ilumina las tinieblas. Si somos cristianos de verdad debemos dar "gusto" a la vida. Debemos mostrar que la vida vale la pena vivirse. Para ello, hemos de empezar por tener "gusto" nosotros. Si nuestra vida es sosa, monótona, vulgar, carente de sentido, difícilmente podremos contagiar vida a los demás. Lo mismo ocurre con la luz. Para transmitirla, hemos de empezar por estar nosotros iluminados. Si permanecemos en la oscuridad, solo repartiremos oscuridad.
Al ver a los primeros cristianos, la gente exclamaba: ¡Mirad cómo se aman! ¿Dicen hoy los mismo de nosotros? Me temo que no. Ser luz y sal es el reto que se nos presenta hoy ante nosotros.  

LLIBRE D'AMIC I AMAT (148)


148.- Deia l'Amic:
- Vestit estic de roba vilment; mes l'amor vesteix de plaents pensaments el meu cor, i el cos de plors, llanguiments, passions.

148.- Decía el Amigo:
- Estoy vestido vilmente de ropa; pero el amor viste mi corazón de pensamientos placenteros, i el cuerpo de llantos, languideces, pasiones.

lunes, 25 de abril de 2016

ANUNCIAD LA BUENA NUEVA


"Y les dijo:
- Id por todo el mundo y anunciad a todos la buena noticia. El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea será condenado. Y estas señales acompañarán a los que creen: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán nuevas lenguas; cogerán serpientes con las manos; si beben algún veneno, no les dañará; pondrán las manos sobre los enfermos, y los sanarán.
Después de hablarles, el Señor Jesús fue elevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Los discípulos salieron por todas partes a anunciar el mensaje, y el Señor los ayudaba, y confirmaba el mensaje acompañándolo con señales milagrosas."

Al ser hoy la festividad de San Marcos, comentamos su evangelio y no el del lunes de la 5ª semana de Pascua.
Jesús nos envía a todos sus seguidores a anunciar la Buena Nueva. Somos responsables de la fe de los demás. La fe no es una posesión particular y privada, si no que se debe compartir y vivir en comunidad.
La fe ha de ser universal. Debemos hablar "nuevas lenguas", adaptarnos a las diferentes culturas. La fe no nos libra del mal, de "serpientes" y "venenos", pero nos ayuda a hacerle frente y vencerlo.
La señal clara de que estamos en el buen camino de la fe, es que "sanamos" a los demás, los hacemos mejores, les quitamos el mal.
Marcos no nos relata la Ascensión gráficamente. Simplemente nos dice que Jesús es elevado al cielo junto al Padre. Los discípulos ya no tienen miedo y salen por todas partes a anunciar el evangelio. Eso debemos hacer todos los que nos llamamos seguidores de Jesús.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (147)


147.- Escarnia i reprenia la gent l'Amic per tal com anava com a foll per amor. I l'Amic menyspreava els seus escarnis i reprenia la gent per tal com no estimava el seu Amat.

147.- Escarnecía y reprendía la gente al Amigo por la forma como iba como un loco por amor. Y el Amigo menospreciaba sus escarnios y reprendía a la gente por la manera como no amaban a su Amado. 

domingo, 24 de abril de 2016

UN MANDAMIENTO NUEVO


"Después de haber salido Judas, Jesús dijo:
– Ahora se manifiesta la gloria del Hijo del hombre, y la gloria de Dios se manifiesta en él. Y si él manifiesta la gloria de Dios, también Dios manifestará la gloria del Hijo del hombre. Y lo hará pronto. Hijitos míos, ya no estaré mucho tiempo con vosotros. Os doy este mandamiento nuevo: Que os améis los unos a los otros. Así como yo os amo, debéis también amaros los unos a los otros. Si os amáis los unos a los otros, todo el mundo conocerá que sois mis discípulos."

Empieza el evangelio de hoy con una afirmación que puede sorprendernos. Judas acaba de marchar, se inicia el proceso que acabará con la muerte de Jesús en la cruz, y Él afirma, que ahora se manifiesta su gloria. Lo que a nosotros nos puede parecer un fracaso es un triunfo para Jesús. Lo es, porque es el triunfo del amor. Da su vida por todos nosotros. Nosotros buscamos triunfar en la vida y no lo logramos, porque no buscamos el triunfo del amor. Muchas veces triunfamos a costa de los demás, pasando por encima de los otros. Eso nunca será un triunfo.
La clave del triunfo está en el mandamiento nuevo que Jesús nos da. ¿Nuevo?¿Acaso el escriba no supo definir el primer mandamiento, como el mandamiento del amor? La novedad está en que este amor debe ser como el amor que Jesús nos tiene. Es decir, un amor total. Un amor que es entrega hasta dar la vida. No un amor de meras palabras, un amor poético y romántico, o un amor que se reduce al deseo. Lo que Jesús nos pide es un amor como el suyo, que llena toda nuestra vida. un amor que no es palabra, si no vida. Un amor que es entrega total. Un amor, que es dar la vida por los demás. 
Un amor universal, que ha de traspasar los límites del cristianismo y llenar toda la sociedad. Pero, ¿cómo lo conseguiremos si nosotros somos incapaces de amarnos?



LLIBRE D'AMIC I AMAT (146)


146.- Déu ha creat la nit perquè l'Amic vetlli i reflexioni en les nobleses del seu Amat; i s'imaginava l'Amic que l'havia ceada perquè reposessin i dormissin aquells que estan treballats per l'amor.

146.- Dios ha creado la noche para que el Amigo vele y reflexione en las noblezas de su Amado; y se imaginaba el Amigo que la había creado para que descansaran y durmieran aquellos que están trabajados por el amor. 

sábado, 23 de abril de 2016

CONOCER A DIOS


"Si me conocéis, también conoceréis a mi Padre; y desde ahora ya le conocéis y le estáis viendo.
Felipe le dijo entonces:
– Señor, déjanos ver al Padre y con eso nos basta.
Jesús le contestó:
– Felipe, ¿tanto tiempo hace que estoy con vosotros y todavía no me conoces? El que me ve a mí ve al Padre: ¿por qué me pides que os deje ver al Padre? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí? Las cosas que yo os digo no las digo por mi propia cuenta. El Padre, que vive en mí, es el que hace su propia obra. Creedme que yo estoy en el Padre y el Padre en mí; si no, creed al menos por las propias obras. Os aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago; y hará otras todavía más grandes, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidáis en mi nombre yo lo haré, para que por el Hijo se manifieste la gloria del Padre. Yo haré cualquier cosa que me pidáis en mi nombre."

Ayer era Tomás el que no entendía. Hoy es Felipe. En realidad somos todos los que no entendemos nada. Queremos conocer a Dios, escribimos grandes libros sobre Dios y olvidamos que a Dios no se le conoce, se le experimenta. Al Padre se llega a través de Jesús. A Dios se llega a través de Jesús presente en el hombre. Ayer nos decía que Él era el camino. Seguir a Jesús es la única forma segura de llegar a Dios. 
A lo largo de la historia hemos elaborado, queriendo llegar nosotros solos a Dios, imágenes que no tienen nada que ver de Él. imágenes que alejan en vez de acercar a Dios. 
Si nuestra fe en Jesús es verdadera, seremos semejantes a Él y haremos sus obras: hacer ver a los ciegos, andar a los paralíticos, resucitar a los muertos. Es decir, amaremos a los demás, haremos crecer nuestra sociedad, seremos también nosotros camino hacia el Padre.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (145)


145.- Plorava l'Amic pel que havia perdut, i no hi havia qui el pogués aconsolar, per tal com els seus penediments eren irrecuperables.

145.- Lloraba el Amigo por lo que había perdido, y no había quien lo pudiera consolar, por cómo sus arrepentimientos era irrecuperables.

viernes, 22 de abril de 2016

CAMINO, VERDAD Y VIDA


"No os angustiéis: creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir; si no fuera así, no os habría dicho que voy a prepararos un lugar. Y después de ir y prepararos un lugar, vendré otra vez para llevaros conmigo, para que vosotros también estéis donde yo voy a estar. Ya sabéis el camino que lleva a donde yo voy.
Tomás dijo a Jesús:
– Señor, no sabemos a dónde vas: ¿cómo vamos a saber el camino?
Jesús le contestó:
– Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre."

El anuncio de la partida de Jesús, dejó a sus discípulos angustiados. Lo mismo nos ocurre a nosotros cuando no lo encontramos, cuando no lo sabemos ver. El motivo para la esperanza es muy grande: TODOS tenemos cabida en la casa del Padre. Todos estamos llamados a ella. El camino, al contrario que Tomás, nosotros ya lo sabemos. El camino es Jesús. El camino, la verdad y la vida. Seguir a Jesús, es la forma de encontrar el camino y la verdad. Hacernos uno con Jesús, es la forma de obtener la vida.
Si nuestra sociedad anda desorientada, es porque nos hemos alejado de Jesús. Nos hemos alejado de Jesús que habita en cada hombre. Hemos convertido al otro en un oponente, en un adversario, en un enemigo. Esto nos divide, engendra la violencia, crea desigualdades. El día que consideremos al otro como un hermano, que seamos imágenes de Jesús, encontraremos la verdad y recibiremos la vida plena. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (144)


144.- Es plany l'Amic i es queixa el cor d'escalfor d'amor. Es mor l'Amic, el plora l'Amat i li dóna consolació de paciència, esperança, guardó.

144.- Se lamenta el Amigo y se queja el corazón de calor de amor. Se muere el Amigo, lo llora el Amado y le da consolación de paciencia, esperanza, galardón.

jueves, 21 de abril de 2016

SEGUIDORES


"Os aseguro que ningún sirviente es más que su señor y ningún enviado es más que el que lo envía.  Dichosos vosotros, si entendéis estas cosas y las ponéis en práctica.
No me estoy refiriendo a todos vosotros: yo sé a quiénes he escogido. Pero tiene que cumplirse lo que dice la Escritura: ‘El que come conmigo se ha vuelto contra mí.’ Os digo esto de antemano, para que, cuando suceda, creáis que yo soy. Os aseguro que quien recibe al que yo envío me recibe a mí, y quien me recibe a mí recibe al que me ha enviado."

Jesús acaba de dar una lección a sus seguidores, lavando los pies a los discípulos. Era algo que, en aquellos tiempos, quedaba reservado a los esclavos.
Ser enviado exige humildad. No somos más que el que nos envía. Y el que nos envía lavó los pies a sus discípulos, se hizo esclavo, dio su vida.
Cuando por el hecho de ser sus seguidores exigimos privilegios y cuotas de poder, nos volvemos contra el que nos ha enviado.
Ser su enviado es ser su imagen. Los otros han de ver a Jesús a través de nosotros, de nuestra vida. Antes de quejarnos del alejamiento de Dios de nuestra sociedad, debemos mirarnos a nosotros mismos y ver si realmente mostramos a Jesús en nuestras vidas. Está claro el cambio ha de comenzar por nosotros mismos. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (143)


143.- Si veus amador honrat amb nobles vestits, honrat amb vanaglòria, gras pel menjar i dormir, sàpigues que en aquell veus damnació i turments; i si veis amador pobrament vestit, menyspreat per la gent, descolorit i magre pel dejunar i el vetllar, sàpigues que en aquell veus salvació i perdurable benedicció.

143.- Si ves un amante honrado con nobles vestidos, honrado con vanagloria, gordo por el comer y el dormis, has de saber que en él ves condena y tormentos; y si ves un amador pobremente vestido, despreciado por la gente, pálido y delgado por el ayuno y la vela, has de saber que en él ves salvación y bendición perdurable.

miércoles, 20 de abril de 2016

LA LUZ DEL MUNDO


"Jesús dijo con voz fuerte:
- El que cree en mí no cree solamente en mí, sino también en mi Padre, que me ha enviado. Y el que me ve a mí, ve también al que me ha enviado. Yo, que soy la luz, he venido al mundo para que los que creen en mí no permanezcan en la oscuridad. Pero a aquel que oye mis palabras y no las obedece, no soy yo quien le condena, porque yo no he venido para condenar al mundo sino para salvarlo. El que me desprecia y no hace caso de mis palabras, ya tiene quien le condene: las palabras que he dicho le condenarán el día último. Porque yo no hablo por mi propia cuenta; el Padre, que me ha enviado, me ha ordenado lo que debo decir y enseñar. Y sé que el mandato de mi Padre es para vida eterna. Así pues, lo que digo, lo digo como el Padre me ha ordenado."

Jesús es la luz del mundo. La luz que ilumina nuestro interior y nos ayuda a conocer nuestra pequeñez y miseria. La luz que nos anima, porque, a pesar de ello, Él nos acoge y nos ama.
La luz que ilumina el mundo, aunque nosotros nos resistimos a aceptarla. Una luz que ilumina las cosas bellas de esta tierra, para que demos gracias y alabemos a Dios por ellas. Una luz que ilumina las miserias de nuestra sociedad para que luchemos por corregirlas. Una luz que ilumina a todos los hombres, para que los amemos.
¿Sería igual nuestro mundo si hubiésemos aceptado esta luz? ¿Habría hambre, muerte, destrucción? ¿Encontraríamos pobres sentados en las aceras de nuestras ciudades y gente durmiendo en los portales y en los cajeros de los bancos?¿Encontraríamos personas pidiendo refugio en nuestras puertas?
Jesús nos trae a todos la luz de su salvación; pero nosotros debemos aceptar esa luz. ¿A qué esperamos? 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (142)


142.- Missatger del seu Amat era l'Amic per els prínceps fidels i infidels, per tal que els mostrés l'art i els principis de conèixer i estimar l'Amat.

142.- Mensajero de su Amado era el Amigo para los príncipes fieles e infieles, para que les enseñara el arte y los principios de conocer y amar al Amado.

martes, 19 de abril de 2016

SOMOS UNO


"Era invierno, y en Jerusalén celebraban la fiesta en que se conmemoraba la dedicación del templo. Jesús estaba en el templo, paseando por el pórtico de Salomón. Los judíos le rodearon y le preguntaron:
– ¿Hasta cuándo nos vas a tener en dudas? Si tú eres el Mesías, dínoslo de una vez.
Jesús les contestó:
– Ya os lo he dicho y no me habéis creído. Las cosas que yo hago con la autoridad de mi Padre, lo demuestran claramente; pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna y jamás perecerán ni nadie me las quitará. Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar. El Padre y yo somos uno solo."

Para comprender a Jesús hay que ser de su rebaño. Es decir, hay que reconocer su voz. En nuestra sociedad vivimos rodeados de voces que reclaman nuestra atención y puede ser difícil de reconocer la voz de Jesús: pero Él, sí nos conoce. En términos bíblicos, el verbo conocer tiene un significado más profundo, que el que nosotros le damos hoy. Significa una relación profunda, física, mental y espiritual, con el que conocemos. Que Jesús conozca sus ovejas, nos indica que se une a ellas, que forman una sola cosa. 
Nuestra respuesta debe ser el seguimiento, que, no sólo es de ideas, si no de obras. Un seguimiento total. Este conocimiento de Jesús implica la unión con Él. Y, puesto que Él y el Padre son uno, es también para nosotros la unión con Dios. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (141)


141.- Es gloriava i s'alegrava l'Amic en les nobleses del seu Amat; llanguia l'Amic per sobreabundància de reflexions i pensaments. I sorgia la questiò de quins sentia més fortament: els plaers o els turments.

141.- Se gloriaba y se alegraba el Amigo en las noblezas de su Amado. Languidecía el Amigo por sobreabundancia de reflexiones y pensaminetos. Y surgía la pregunta de cuáles sentía con más fuerza: los placeres o los tormentos.

lunes, 18 de abril de 2016

LA PUERTA


 "Jesús añadió:
- Os aseguro que el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que se mete por otro lado, es ladrón y salteador. El que entra por la puerta, ese es el pastor que cuida las ovejas. El guarda le abre la puerta, y el pastor llama a cada oveja por su nombre y las ovejas reconocen su voz. Él las saca del redil, y cuando ya han salido todas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen porque reconocen su voz. En cambio no siguen a un extraño, sino que huyen de él porque no conocen la voz de los extraños.
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron lo que les quería decir.
Volvió Jesús a decirles:
- Os aseguro que yo soy la puerta por donde entran las ovejas. Todos los que vinieron antes de mí fueron ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta: el que por mí entra será salvo; entrará y saldrá, y encontrará pastos.
El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia."

Hoy Jesús nos indica las cualidades del Buen Pastor. El que entra por la puerta, llama a cada oveja por su nombre y estas lo conocen. Él las saca del redil, camina delante y ellas le siguen y reconocen su voz. Jesús se describe a sí mismo, pero a la vez nos indica cómo han de ser los pastores de la Iglesia.
Jesús se atribuye otro símbolo: la puerta. Una puerta abierta, acogedora. Una puerta que nos lleva a la vida.
Todo verdadero pastor ha de pasar por esa puerta, si no, es un ladrón. Y que el pastor pase por esa puerta significa que ha de ser como Jesús. Si nuestra vida no trata de imitar la de Jesús, no somos pastores. Cuando en la Iglesia se ha usado o se usa el puesto de pastor para tener poder, riquezas y dominio, no se es un buen pastor, si no un bandido. Y pastores no son únicamente la jerarquía. Todos somos pastores de alguien. Todos tenemos la obligación de ayudar a los demás a salir del corral, de conocerlos "por su nombre", de andar delante en el camino del compromiso y la entrega. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (140)


140.- Passar volia l'Amic al darrer fi pel qual estimava el seu Amat, i els altres fins li feien nosa al seu passatge; i per això llargs desigs i pensaments donaven a l'Amic tristesa i llanguiment.

140.- Quería el Amigo ir a la última finalidad por la que amaba a su Amado, y las otras finalidades le molestaban en su camino; y por eso largos deseos y pensamientos daban tristeza y languidez al Amigo.

domingo, 17 de abril de 2016

SEGUIR A JESÚS


"Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna y jamás perecerán ni nadie me las quitará. Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar. El Padre y yo somos uno solo."

La semana pasada, Juan nos presentaba a Jesús como alimento, como pan para hacernos uno con Él. esta semana nos lo presenta como pastor. Un pastor que nos conoce, al que debemos escuchar y seguir.
La imagen del pastor podemos interpretarla mal. podemos reducir el cristianismo a una jerarquía que manda (pastorea) y unos fieles que debemos obedecer como ovejas (borregos). Esto es una simplificación muy alejada de lo que Jesús quiere decirnos presentándose como pastor. La relación que Jesús quiere que tengamos con Él, es mucho más profunda. 
Primero quiere que reconozcamos su voz, que escuchemos su voz. Y Jesús nos habla de muchas maneras. Nos habla a través de su Palabra en los evangelios. Pero nos habla también por la boca de nuestros hermanos más necesitados. Nos habla en los acontecimientos del día a día.
También Jesús nos indica que Él nos conoce uno a uno. Nos conoce de verdad. Los que están llamados a ser pastores en la Iglesia, deben hacer lo mismo. Acercarse a la gente, conocerlos. No dirigir desde un despacho.
Jesús dice que sus ovejas le siguen. No se es cristiano únicamente por conocer un catecismo, o cumplir una liturgia. Se es cristiano cuando seguimos a Jesús, con todo lo que esto comporta. No un seguimiento borreguil, si no una entrega total, un intentar vivir como Él vivió. Seguirlo es intentar ser como Él.
Y en la última afirmación, "el Padre y Yo somos uno solo", Jesús nos dice que solamente podemos llegar a Dios que a través de Él. Que solamente podemos conocerlo, conociéndolo a Él. Todo lo que se aleje de Jesús, son elucubraciones y falsas imágenes de Dios.
Hoy el evangelio nos pide, que sigamos a Jesús.



sábado, 16 de abril de 2016

LLIBRE D'AMIC I AMAT (139)


139.- Se n'anava l'Amic a combatre per honrar el seu Amat, i portà en la seva companyia fe, esperança, caritat, justícia, prudència, fortalesa, temperància, amb què vencés els enemics del seu Amat; i hauria estat vençut l'Amic, si no l'hagués ajudat el seu Amat a fer saber les seves nobleses.

139.- Se iba el Amigo a combatir para honrar a su Amado, y fue acompañado de fe, esperanza, caridad, justicia, prudencia, fortaleza, templanza, con los que vencer a los enemigos de su Amado; y habría sido vencido, si no le hubiese ayudado su Amado a dar a conocer sus noblezas. 

PALABRAS DE VIDA ETERNA


"Al oír todo esto, muchos de los que seguían a Jesús dijeron:
– Su enseñanza es muy difícil de aceptar. ¿Quién puede hacerle caso?
Jesús, dándose cuenta de lo que estaban murmurando, les preguntó:
–¿Esto os ofende? ¿Qué pasaría si vierais al Hijo del hombre subir a donde antes estaba? El espíritu es el que da vida; el cuerpo de nada aprovecha. Las cosas que yo os he dicho son espíritu y vida. Pero todavía hay algunos de vosotros que no creen.
Es que Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién el que le iba a traicionar. Y añadió:
– Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no lo trae.
Desde entonces dejaron a Jesús muchos de los que le habían seguido, y ya no andaban con él. Jesús preguntó a los doce discípulos:
– ¿También vosotros queréis iros?
Simón Pedro le contestó:
– Señor, ¿a quién iremos? Tus palabras son palabras de vida eterna. Nosotros sí hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios."

Los que siguen sin entender el sentido de las palabras de Jesús lo abandonan. No es fácil seguir a Jesús. Hoy, muchos de los que dicen no tener Fe, en realidad es que no han entendido a Jesús. Tienen una falsa imagen de Dios. Siguieron la catequesis de niños y allí acabó todo. Ya no profundizaron más en el contenido de su Fe, como sí lo hicieron en otras materias. Llegó un momento en que se les hizo imposible aceptar esa falsa imagen de Dios y dejaron de creer. 
A Dios se llega a través de Jesús. La Fe, animada por el Espíritu, debe crecer día a día por el seguimiento de Jesús. Al Padre lo descubrimos cada vez un poco más, mediante la meditación de la Palabra y haciéndonos uno con Jesús, siguiéndolo. Por eso Pedro reconoce en nombre de los otros discípulos, que la Palabra de Jesús da la vida para siempre. Esa Palabra es la que debemos meditar cada día. No con meditaciones teóricas y etéreas, sino aplicando esa Palabra a las situaciones de cada día, a la vida cotidiana. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (138)


138.- Oblidà l'Amic tot això que està sota el cel sobirà, per tal que l'enteniment pogués pujar més amunt a conèixer l'Amat, el qual la voluntat desitja predicar, contemplar.

138.- Olvidó el Amigo todo lo que está bajo el cielo soberano, para que el entendimiento pudiese subir más arriba a conocer al Amado, del cual la voluntad deseaba predicar, contemplar.

viernes, 15 de abril de 2016

EUCARISTÍA


"Los judíos se pusieron a discutir unos con otros:
– ¿Cómo puede este darnos a comer su propio cuerpo?
Jesús les dijo:
– Os aseguro que si no coméis el cuerpo del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida. El que come mi cuerpo y bebe mi sangre tiene vida eterna; y yo le resucitaré el día último. Porque mi cuerpo es verdadera comida, y mi sangre verdadera bebida. El que come mi cuerpo y bebe mi sangre vive unido a mí, y yo vivo unido a él. El Padre, que me ha enviado, tiene vida, y yo vivo por él. De la misma manera, el que me coma vivirá por mí. Hablo del pan que ha bajado del cielo. Este pan no es como el maná que comieron vuestros antepasados, que murieron a pesar de haberlo comido. El que coma de este pan, vivirá para siempre.
Jesús enseñó estas cosas en la reunión de la sinagoga en Cafarnaún."

Queda claro que los judíos no entendieron las palabras de Jesús. Incluso entre los romanos corría el bulo de que los primeros cristianos, en sus reuniones, sacrificaban un niño y se lo comían. Jesús habla de su cuerpo glorificado tras la Resurrección; de su ser. Pero posiblemente tampoco hemos entendido nosotros sus palabras, porque tras años de comulgar, nada ha cambiado en nosotros. Quizá, incluso hemos dejado de comulgar porque no le encontramos ningún sentido. Hasta el punto que hemos convertido la 1ª comunión en un acto social, que demasiadas veces se convierte en la primera y la última comunión.
La Eucaristía es la donación total de Jesús a nosotros, hasta formar un sólo ser. Es el pan que nos da la vida, porque nos une a Jesús y nos une a todos los hombres.  La Eucaristia nos hace a todos hermanos nuestros y hermanos de Jesús. Nos hace verdaderos hijos de Dios ¿De verdad somos conscientes de ello? Si nuestra vida no cambia, es que no lo somos.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (137)


137.- Demanaren a l'Amic de què naixia l'amor, i de què vivia, i per què moria. Respongué l'Amic que l'amor naixia del recors, i vivia de la intel·ligència, i moria per oblidament.

137.- Preguntaron al Amigo de qué nacía el amor, y de qué vivía, y por qué moría. Respondió el Amigo que el amor nacía de los recuerdos, y vivía de la inteligencia, y moría de olvido.

jueves, 14 de abril de 2016

TRES CONCLUSIONES


"Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre, que me ha enviado; y yo lo resucitaré el día último. En los libros de los profetas se dice: ‘Dios instruirá a todos.’ Así que todos los que escuchan al Padre y aprenden de él vienen a mí.
No es que alguien haya visto al Padre. El único que ha visto al Padre es el que ha venido de Dios. Os aseguro que quien cree tiene vida eterna. Yo soy el pan que da vida. Vuestros antepasados comieron el maná en el desierto, y sin embargo murieron; pero yo hablo del pan que baja del cielo para que quien coma de él no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi propio cuerpo. Lo daré por la vida del mundo."

Hoy se acaba este discurso de Jesús, que nos presenta el evangelio de Juan. Y lo acaba dándonos las tres ideas clave de estas palabras:
. El Padre nos amó primero. No somos nosotros los que nos dirigimos al Padre, si no que es Él quien viene a nosotros.
. A Dios nadie lo ha visto. Es decir, por nosotros mismos no podemos conocer a Dios. Está por encima de nuestros razonamientos. Esto hace que podamos tener "imágenes" de Dios completamente falsas. Y muchos de los que se declaran ateos, lo son ante esas falsas "imágenes" de Dios.
. Jesús es el que nos da a conocer al Padre. Y no lo hace con ideas, si no con su propia vida. Con su cuerpo, que es el pan que nos alimenta. Es su vida la que nos señala cómo es Dios. Y la Eucaristía es precisamente, hacerse uno con Jesús, asimilar su cuerpo, hacer nuestra su vida.