jueves, 30 de junio de 2016

VOLVER A ANDAR


"Después de esto, Jesús subió a una barca, pasó al otro lado del lago y llegó a su propio pueblo. Allí le llevaron un paralítico acostado en una camilla; y al ver Jesús la fe de aquella gente, dijo al enfermo:
– Ánimo, hijo, tus pecados quedan perdonados.
Algunos maestros de la ley pensaron: “Lo que este dice es una ofensa contra Dios.” Pero como Jesús sabía lo que estaban pensando, les preguntó:
– ¿Por qué tenéis tan malos pensamientos? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados quedan perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues voy a demostraros que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar pecados.
Entonces dijo al paralítico:
– Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.
El paralítico se levantó y se fue a su casa. Al ver esto, la gente tuvo miedo y alabó a Dios por haber dado tal poder a los hombres."

En el texto de hoy queda claro que lo que nos impide andar son nuestros pecados. Es nuestra falta de amor, nuestro egoísmo, lo que nos paraliza. El paso previo al "levántate y anda", es, "tus pecados quedan perdonados".
Los maestros de la ley se escandalizan. Ellos creen en un dios vengador, terrible, que busca venganza. Jesús nos presenta un Dios Padre, que busca a la oveja perdida, que se alegra más por un pecador que se convierte que por mil justos...
Si no avanzamos, si estamos paralizados, debemos examinar nuestra conciencia y ver cuáles son nuestras faltas. Dónde radica nuestro egoísmo. Si somos capaces de reconocerlos e intentamos cambiar, oiremos su voz que nos dice: ánimo, tus pecados te son perdonados. Levántate y anda.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (213)


213.- Si no basta l'amor de l'Amic a moure el seu Amat a pietat i perdó, basta l'amor de l'Amat a donar a les seves criarures gràcia i benedicció.

213.- Si no basta el amor del Amigo para mover a su Amado a la piedad y el perdón, basta el amor del Amado para dar a sus criaturas gracia y bendición.

miércoles, 29 de junio de 2016

PEDRO Y PABLO


 "Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo preguntó a sus discípulos:
– ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?
Ellos contestaron:
– Unos dicen que Juan el Bautista; otros, que Elías, y otros, que Jeremías o algún profeta.
– Y vosotros, ¿quién decís que soy? – les preguntó.
Simón Pedro le respondió:
– Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente.
Entonces Jesús le dijo:
– Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque ningún hombre te ha revelado esto, sino mi Padre que está en el cielo.Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a edificar mi iglesia; y el poder de la muerte no la vencerá. Te daré las llaves del reino de los cielos: lo que ates en este mundo, también quedará atado en el cielo; y lo que desates en este mundo, también quedará desatado en el cielo."

Se los considera las dos columnas de la Iglesia. Dos hombres con sus debilidades. Pedro niega a Jesús tres veces. Pablo persigue a la primera comunidad. Pero sobre ellos se levantará la Iglesia. 
Ante la pregunta de quién decís que soy yo, ambos responden con su vida. Pedro, tras Pentecostés, toma las riendas de la comunidad y da la cara ante las autoridades. Pablo, se encuentra con Jesús en el desierto y cae del caballo de sus seguridades. Será él quien abrirá la iglesia a todos los pueblos. Pedro tiene las llaves del Reino y Pablo hace que este Reino abrace a todos los hombres de la tierra.
Nosotros también somos débiles como lo eran ellos. Pero todos tenemos una misión que cumplir en esta vida. ¿Somos conscientes de ello?  

LLIBRE D'AMIC I AMAT (212)


212.- Vetllava, dejunava, plorava, feia almoina, a terres estrangeres anava l'Amic, per tal de poder moure a l'Amat a la seva voluntad, i enamorar els seus sotmesos a honrar els seus honraments.

212.- Velaba, ayunaba, lloraba, daba limosna, iba a tierras extranjeras el Amigo, para poder mover a el Amado a su voluntad, y enamorar a sus sometidos a honrar sus honores.

martes, 28 de junio de 2016

TEMPESTADES


"Jesús subió a la barca, y sus discípulos le acompañaron. De pronto se desató sobre el lago una tempestad tan fuerte que las olas cubrían la barca. Pero Jesús se había dormido. Sus discípulos fueron a despertarle, diciendo:
– ¡Señor, sálvanos! ¡Nos estamos hundiendo!
Él les contestó:
– ¿Por qué tanto miedo? ¡Qué poca es vuestra fe!
Dicho esto se levantó, dio una orden al viento y al mar, y todo quedó completamente en calma. Ellos, asombrados, se preguntaban:
– ¿Quién es este, que hasta los vientos y el mar le obedecen?"

La vida no es fácil. Nunca lo ha sido. Todos los tiempos han sido considerados "calamitosos" por los que los han vivido. El problema no está en las dificultades, si no en dónde depositamos nuestra esperanza; a quién acudimos en demanda de ayuda.
Nuestras dificultades son mayores, si Jesús parece dormido.  Pero Él no duerme. Él está despierto en nosotros. Ahí está nuestro problema. Somos nosotros los que lo olvidamos, los que nos separamos de Él. Si viviéramos constantemente en su presencia, nunca creeríamos que está dormido y tendríamos fuerzas para vencer la tempestad. Si vivimos inmersos en Él, nuestra mano no templará, nuestro espíritu permanecerá sereno. Porque Él calmará todas nuestras tempestades.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (211)


211.- Digues, foll, ¿per què tens tan gran amor?
Respongué:
- Perquè llarg i perillós és el viatge en què vaig a cercar el meu Amat. Portant un gros feix em convé cercar-lo, i cal caminar rabent; i totes aquestes coses no podria complir sense gran amor.

211.- Dí, loco, ¿por qué tienes tan gran amor?
Respondió:
- Porque largo y peligroso es el viaje en el que voy en busca de mi Amado.Llevando un gran fardo me conviene buscarlo, y hay que caminar deprisa; y todas estas cosas no las podría hacer sin amor.

lunes, 27 de junio de 2016

CAMINAR TRAS ÉL


"Jesús, viéndose rodeado por la multitud, ordenó pasar a la otra orilla del lago. Se le acercó entonces un maestro de la ley, que le dijo:
– Maestro, deseo seguirte adondequiera que vayas.
Jesús le contestó:
– Las zorras tienen cuevas, y las aves, nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza.
Otro, que era uno de sus discípulos, le dijo:
– Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.
Jesús le contestó:
– Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos."

El evangelio de Mateo de hoy, coincide con parte del de Lucas de ayer. Jesús ayer inicia su camino hacia Jerusalén. Es el camino del cumplimiento de su misión, el camino del Padre. Un camino que todos debemos recorrer siguiéndole a Él.
Este camino nos exige una entrega total. Un camino que nos exige la vida, disponibilidad total. Seguir a Jesús no es ir a misa, decir que lo queremos mucho...Seguir a Jesús, es vivir como Él.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (210)


210.- Amor, amar, Amic i Amat concorren tan fortament en l'Amat que són una sola actualització en essència, i l'Amic i l'Amat són diverses coses que concorden sense cap contrarietat ni diversitat d'essència. I per això l'Amat és amable sobre tots els altres amors.

210.- Amor, amar, Amigo y Amado concurren con tanta fuerza en el Amado que son una sola actualización en esencia, y el Amigo y el Amado son diferentes cosas que concuerdan sin ninguna contrariedad ni diversidad de esencia. Y por eso, el Amado es amable por encima de todos los demás amores.  

domingo, 26 de junio de 2016

EXIGENCIAS DEL SEGUIMIENTO


"Cuando ya se acercaba el tiempo en que Jesús había de subir al cielo, emprendió con valor su viaje a Jerusalén. Envió por delante mensajeros, que fueron a una aldea de Samaria para prepararle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirle, porque se daban cuenta de que se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto le dijeron:
– Señor, si quieres, diremos que baje fuego del cielo para que acabe con ellos.
Pero Jesús se volvió y los reprendió. Luego se fueron a otra aldea.
Mientras iban de camino, un hombre dijo a Jesús:
– Señor, deseo seguirte adondequiera que vayas.
Jesús le contestó:
– Las zorras tienen cuevas y las aves nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza.
Jesús dijo a otro:
– Sígueme.
Pero él respondió:
– Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.
Jesús le contestó:
– Deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el reino de Dios.
Otro le dijo:
– Señor, quiero seguirte, pero deja que primero me despida de los míos.
Jesús le contestó:
– El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás, no sirve para el reino de Dios."

Empieza en el evangelio de Lucas la subida a Jerusalén. Dura diez capítulos; lo que nos indica que esta subida es más teológica que histórica. Jesús inicia su camino al desenlace final, a la muerte por todos nosotros.
El texto de hoy comienza con una lección de tolerancia. Los discípulos quieren hacer bajar fuego del cielo sobre aquellos que les han rechazado. Jesús se enfada. El fuego de Jesús no es fuego de castigo, si no fuego de amor.
Luego Jesús nos enseña las exigencias para su seguimiento:
. dejarlo todo
. colocarlo a Él por encima de los ritos
. no volverse atrás.
Jesús nos llama a todos, pero nos cuesta seguirlo. Llevamos demasiado peso a nuestras espaldas. Seguirlo es dejarlo todo, quedarse sin nada, confiar plenamente en Él. Pero no es fácil desprenderse de todas las seguridades. Tendemos a quedarnos siempre con "algo" por un "por si acaso..."
Jesús está por encima de todas las ataduras, mandatos y prescripciones. Nos exige que seamos todo enteros para Él.  No quiere corazones partidos.
Jesús nos pide que abandonemos el pasado. Siempre debemos mirar hacia delante. El pasado es una rémora que nos impide avanzar. Si miramos atrás no vemos lo que tenemos delante. Nuestra misión la tenemos más allá de nuestro camino, no detrás. 
Nuestra vida también es una subida a Jerusalén. Y Él avanza delante nuestro. 



LLIBRE D'AMIC I AMAT (209)


209.- Temptà l'Amic l'amor a veure si es podia sostenir en l'ànim sense que no es rrecordés del seu Amat; i cessà el seu cor de pensar i el seus ulls de plorar; i s'anihilà l'amor i l'Amic romagué perplex i demanà a la gent si havien vist l'amor.

209.- Tentó al Amigo el amor para ver si se podía sostener animoso si acordar se su Amado; y cesó su corazón de pensar y sus ojos de llorar; y se aniquiló el amor y el Amigo permaneció perplejo y preguntaba a la gente si habían visto al amor.

sábado, 25 de junio de 2016

NOS LIBRA DE NUESTROS MALES


"Al entrar en Cafarnaún, un centurión romano se le acercó para hacerle un ruego. Le dijo:
– Señor, mi asistente está en casa enfermo, paralítico, sufriendo terribles dolores.
Jesús le respondió:
– Iré a sanarlo.
– Señor – le contestó el centurión –, yo no merezco que entres en mi casa. Basta que des la orden y mi asistente quedará sanado. Porque yo mismo estoy bajo órdenes superiores, y a la vez tengo soldados bajo mi mando. Cuando a uno de ellos le digo que vaya, va; cuando a otro le digo que venga, viene; y cuando ordeno a mi criado que haga algo, lo hace.
Al oir esto, Jesús se quedó admirado y dijo a los que le seguían:
– Os aseguro que no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe como este hombre. Y os digo que muchos vendrán de oriente y de occidente, y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; en cambio, los que deberían estar en el reino serán arrojados a la oscuridad de fuera. Allí llorarán y les rechinarán los dientes.
Luego Jesús dijo al centurión:
– Vete a tu casa y que se haga tal como has creído.
En aquel mismo momento, el criado quedó sanado.
Jesús fue a casa de Pedro, donde encontró a la suegra de este en cama, con fiebre. Le tocó Jesús la mano y la fiebre desapareció. Luego se levantó y se puso a atenderlos.
Al anochecer llevaron a Jesús muchas personas endemoniadas. Con una sola palabra expulsó a los espíritus malos, y también curó a todos los enfermos. Esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el profeta Isaías: Él tomó nuestras debilidades y cargó con nuestras enfermedades."

El evangelio de hoy nos relata dos milagros. Los más importante de las curaciones que hacía Jesús no es el hecho, si no lo que significan. Por eso el evangelista Juan les llama "signos", no milagros.
El primero es sorprendente, porque lo hace al siervo de un pagano. Sin embargo, el centurión romano demuestra una Fe mucho mayor que la de los israelitas. Empieza a vislumbrarse, que el mensaje de Jesús va dirigido a todos los hombres de buena voluntad. Que lo único que pide Jesús es nuestra Fe.
La suegra de Pedro, al sentirse curada, se pone a servir. El servicio ha de ser la respuesta adecuada a las gracias que recibimos de Dios.
La cita que hace Mateo del profeta Isaías nos describe la misión de Jesús: cargar nuestras debilidades y nuestros males. Jesús no quiere que suframos, si no que seamos felices. Problemas y dificultades surgirán siempre, porque es ley de vida. Pero Él está siempre junto a nosotros librándonos de nuestros males. caminando a nuestro lado.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (208)


208.- Trobà l'Amic un home que moria sense amor. Plorà l'Amic el deshonor que l'Amat prenia en la mort d'aquell home que moria sense amor, i preguntà a aquell home per què moria sense amor; i ell respongué que per tal com no hi havia qui li hagués donat coneixença de l'amor, ni qui l'hagués instruït a ésser amador. I per això l'Amic sospirà tot plorant i digué:
- Ah, devoció!, ¿quan sereu major a fi que la culpa sigui menor i que el meu Amat tingui molts fervents, ardits, lloadors, amadors, que no dubtin a lloar els seus honraments?

208.- Encontró el Amigo un hombre que moría sin amor. Lloró el Amigo el deshonor que el Amado tomaba en la muerte de aquel hombre que moría sin amor, y preguntó a aquel hombre por qué moría sin amor; y él respondió porque nadie le había dado a conocer el amor, ni le había instruido a ser amante. Y por esto el Amigo suspiró llorando y dijo:
- ¡Ah, devoción!, ¿cuándo serás mayor para que la culpa sea menor y que mi Amado tenga muchos fervientes, ardidos, alabadores, amantes, que no duden en alabar sus honores? 

viernes, 24 de junio de 2016

JUAN ES SU NOMBRE


 "Al cumplirse el tiempo en que Isabel había de dar a luz, tuvo un hijo. Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el Señor había sido misericordioso con ella. A los ocho días llevaron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. Pero la madre dijo:
– No. Tiene que llamarse Juan.
Le contestaron:
– No hay nadie en tu familia con ese nombre.
Entonces preguntaron por señas al padre del niño, para saber qué nombre quería ponerle. El padre pidió una tabla para escribir, y escribió: “Su nombre es Juan.” Y todos se quedaron admirados. En aquel mismo momento, Zacarías recobró el habla y comenzó a alabar a Dios. Todos los vecinos estaban asombrados, y en toda la región montañosa de Judea se contaba lo sucedido. Cuantos lo oían se preguntaban a sí mismos: “¿Qué llegará a ser este niño?” Porque ciertamente el Señor mostraba su poder en favor de él.
El niño crecía y se hacía fuerte espiritualmente, y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se dio a conocer a los israelitas."

La narración del nacimiento de Juan sigue el esquema de los nacimientos bíblicos de personajes. 
El nacimiento es un regalo de Dios a Isabel. Como en otros relatos bíblicos, la mujer ya no podía ser madre. Este niño es un don de Dios, y así lo entienden los vecinos y parientes.
La otra idea es el nombre de Juan. Nadie en su familia se llamaba así, pero por indicación del ángel ese es el nombre que se le debe imponer. Para los judíos el nombre definía la persona. Por eso vemos, cómo Dios al dar una misión específica, cambia el nombre a la persona. Juan significa: "Dios es misericordioso".
Juan será el Precursor. Él preparó al Pueblo para la llegada de Jesús. Lo hizo desde el desierto. Desde la sequía anunció la llegada del Agua Viva.
Juan nos marca la transición entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.  

LLIBRE D'AMIC I AMAT (207)


207.- Malalt estigué l'amor, perquè l'Amic oblidà el seu Amat; i malalt està l'Amic, car, per la sobreabundància dels seus records, el seu Amat li dóna treballs, ànsies i llanguiments.

207.- Estuvo enfermo el amor, porque el Amigo olvidó a su Amado; y el Amigo está enfermo, porque, por la sobreabundancia de sus recuerdos, su Amado le da trabajos, ansias y languideces. 

jueves, 23 de junio de 2016

BUENOS FUNDAMENTOS



"No todos los que me dicen ‘Señor, Señor’ entrarán en el reino de los cielos, sino solo los que hacen la voluntad de mi Padre celestial. Aquel día muchos me dirán: Señor, Señor, nosotros hablamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros. Pero yo les contestaré: Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, malhechores!
Todo el que oye mis palabras y hace caso a lo que digo es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Vino la lluvia, crecieron los ríos y soplaron los vientos contra la casa; pero no cayó, porque tenía sus cimientos sobre la roca. Pero todo el que oye mis palabras y no hace caso a lo que digo, es como un tonto que construyó su casa sobre la arena.Vino la lluvia, crecieron los ríos y soplaron los vientos, y la casa se derrumbó. ¡Fue un completo desastre!
Cuando Jesús acabó de hablar, la gente estaba admirada de cómo les enseñaba, porque lo hacía con plena autoridad y no como sus maestros de la ley."

Seguir a Jesús es algo más que palabras. La Palabra de Dios es VIDA. Si no hacemos de nuestras palabras, vida, no nos podemos considerar seguidores de Jesús.
Hacer de su Palabra nuestra vida, es fundamentarla sobre roca. Nos encontramos ante una crisis grave de espiritualidad. La gente abandona las iglesias. Hay muy pocas vocaciones religiosas y sacerdotales. ¿No habremos construido nuestra casa sobre arena? ¿Están en nuestros cimientos la meditación profunda de su Palabra y la entrega total en su cumplimiento?¿Le seguimos únicamente de palabra, pero nuestra vida es tibia y falta de compromiso?
Este fragmento de hoy, es el final del Sermón de la Montaña; ese compendio que hace Mateo de las enseñanzas de Jesús. Si se queda solamente en palabras, en buenos deseos, estamos edificando nuestra vida sobre arena. No nos extrañemos si todo se derrumba. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (206)


206.- Vingué l'amor a l'Amic, al qual amor l'Amic demanà què volia. I l'amor li digué que havia vingut a ell per tal que l'acostumés i l'eduqués de tal manera que, a la mort, pogués vèncer els seus mortals enemics.

206.- Vino el amor al Amigo, y el Amigo preguntó a este amor qué quería. Y el amor le dijo que había venido para acostumbrarlo y educarlo de forma que, en la muerte, pudiera vencer a sus mortales enemigos.

miércoles, 22 de junio de 2016

BUENOS FRUTOS


"Cuidado con los falsos profetas! Vienen a vosotros disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. Por sus frutos los conoceréis, pues no se recogen uvas de los espinos ni higos de los cardos. Así, todo árbol bueno da buen fruto; pero el árbol malo da fruto malo. El árbol bueno no puede dar mal fruto, ni el árbol malo dar fruto bueno. Todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego. De modo que por sus frutos los conoceréis."

El mundo está lleno de predicadores, maestros, gurus. Hay muchos libros de espiritualidad, de todos los colores, de autoayuda. ¿Podemos seguirlos a todos? Jesús nos dice que observemos sus frutos. El árbol bueno, da fruto bueno. Aquellos que remueven nuestro corazón, nos hacen crecer, nos producen paz, nos ayudan a amar a los demás, son los que producen frutos buenos. Los que nos ayudan a ser pacientes, buenos, mansos, fieles, son a los que debemos seguir.
Todos aquellos que nos llevan a entregarnos a los demás, a luchar por la justicia, a hacer que el Reino se haga visible entre nosotros, son los verdaderos profetas a los que debemos seguir.


LLIBRE D'AMIC I AMAT (205)


205.- Eclipsi hi hagué en el cel i tenebres a la terra; i per això l'Amic recordà que el pecat li havia fet absentar llargament el seu Amat del seu voler, per la qual absència les tenebres havien exiliat la lluïssor del seu enteniment, amb la qual es presenta l'Amat als seus amadors.

205.- Hubo un eclipse en el cielo y tinieblas en la tierra; y por esto el Amigo recordó que el pecado le había hecho ausentar largamente a su Amado de su querer, por esta ausencia, las tinieblas habían exiliado el resplandor de su entendimiento, con el que se presenta el Amado a sus amantes. 

martes, 21 de junio de 2016

HACE 50 AÑOS


Hoy hace 50 años que emití mis primeros votos. La Primera Profesión. 
Dad gracias a Dios con migo y ayudadme a pedir perdón por todas las cosas que debía hacer y no he hecho.

TRES CONSEJOS


"No deis las cosas sagradas a los perros, no sea que se revuelvan contra vosotros y os hagan pedazos. Y no echéis vuestras perlas a los cerdos, para que no las pisoteen.
Así pues, haced con los demás lo mismo que queréis que los demás hagan con vosotros. Esto es lo que mandan la ley de Moisés y los escritos de los profetas.
Entrad por la puerta estrecha. Porque la puerta y el camino que conducen a la perdición son anchos y espaciosos, y muchos entran por ellos; pero la puerta y el camino que conducen a la vida son estrechos y difíciles, y pocos los encuentran."

La espiritualidad es para todos, pero hay que tener el corazón dispuesto para recibirla. No se trata de elitismo, pero tampoco de un producto de consumo. No todos están preparados para acoger lo que viene de Dios.
Jesús nos presenta también lo que se conoce como la "regla de oro": hacer a los demás lo que nosotros queremos que los demás nos hagan. ¿Nos paramos a reflexionar antes de decir o hacer algo a los demás, si es lo que nos gustaría que nos digan o hagan a nosotros? 
No es fácil seguir la senda correcta. Acercarnos a la verdadera vida exige esfuerzo. Alcanzar la cima exige voluntad. Pero nosotros no estamos solos en nuestro camino. Él nos acompaña. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (204)


204.- Afirmava l'Amic que en el seu Amat hi havia tota perfecció, i negava que en el seu Amat, haguès cap mancament. I per això sorgia la qüestió de què era major: la afirmació o la negació.

204.- Afirmaba el Amigo que en su Amado existía la perfección total, y negaba que en su Amado, hubiera ninguna falta. Y por eso surgía la pregunta de qué era mayor, la afirmación o la negación.

lunes, 20 de junio de 2016

LLIBRE D'AMIC I AMAT (203)


203.- Es combatien culpes i mérits en la consciècia i en la voluntat de l'Amic; i justía, recordança, augmentaven la consciència; i misericòrdia, esperança, augmentaven benanança en la voluntat de l'Amat. I per això els mèrits vencien culpes i torts en la penitència de l'Amic.

203.- Luchaban culpas y méritos en la consciencia y en la voluntad del Amigo; y justicia y memoria, aumentaban la consciencia; y misericordia y esperanza, aumentaban el bienestar en la voluntad del Amado. Y por eso, los méritos vencían culpas y errores en la penitencia del Amigo.

domingo, 19 de junio de 2016

UNA MIRADA LIMPIA


"No juzguéis a nadie, para que Dios no os juzgue a vosotros. Pues Dios os juzgará de la misma manera que vosotros juzguéis a los demás; y con la misma medida con que midáis, Dios os medirá a vosotros. ¿Por qué miras la paja que tu hermano tiene en su ojo y no te fijas en el tronco que tú tienes en el tuyo? Y si tú tienes un tronco en el tuyo, ¿cómo podrás decirle a tu hermano: ‘Déjame sacarte la paja que tienes en el ojo’ ¡Hipócrita!, sácate primero el tronco de tu propio ojo, y así podrás ver bien para sacar la paja del ojo de tu hermano."

Jesús sigue abogando por nuestra fraternidad. Para ello nos pide que no juzguemos. Uno de los defectos que más mina las relaciones entre las personas, es la crítica. Nos empeñamos en ver los defectos de los demás. Nuestra mirada está empañada por la envidia y esto hace que interpretemos los actos de los demás atribuyéndoles malas intenciones o quitándoles mérito.
Basta ver lo que nos ocurre en política es tos días. La corrupción de los nuestros la excusamos o dudamos de ella, y el mínimo indicio de corrupción en los otros lo usamos como arma arrojadiza.
Olvidamos un elemental principio de psicología, que nos indica que solemos proyectar nuestros defectos en los demás. Es decir, que detectamos en los demás, con mayor facilidad, aquellos defectos que también tenemos nosotros.
En vez de juzgar a los otros, deberíamos examinarnos a nosotros mismos. Y deberíamos mirar a los otros con una mirada clara, transparente, limpia. 

PREGUNTAS...


"Un día estaba Jesús orando, él solo. Luego sus discípulos se le reunieron, y él les preguntó:
– ¿Quién dice la gente que soy yo?
Ellos contestaron:
– Unos dicen que Juan el Bautista; otros dicen que Elías, y otros, que uno de los antiguos profetas, que ha resucitado.
 – Y vosotros, ¿quién decís que soy? –les preguntó.
Pedro le respondió:
– El Mesías de Dios.
Pero Jesús les encargó mucho que no se lo dijeran a nadie.
Les decía Jesús:
– El Hijo del hombre tendrá que sufrir mucho, y será rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Lo van a matar, pero al tercer día resucitará.
Después dijo a todos:
– El que quiera ser mi discípulo, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz cada día y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por causa mía, la salvará."

Ante Jesús no nos podemos quedar indiferentes. Han de surgir preguntas. Jesús cuestiona nuestra vida. Podemos dar muchas respuestas, pero, ¿es la verdadera? Pedro responde en nombre de los discípulos: eres el Mesías de Dios. Pero, ¿Pedro tenía la idea auténtica de lo que significaba ser el Mesias?
Jesús puntualiza, porque sabe que los discípulos esperan un Mesías glorioso, rey, triunfador frente a los romanos...Sin embargo, Jesús es aquel que sufre, que da la vida por todos. Jesús es aquel que es rechazado por las personas importantes.
Hoy, Jesús, también nos pregunta quién creemos que es Él. Y hemos escrito tratados de cristología. Como a los discípulos, nos dice que guardemos silencio, porque Él es el pobre, el que sufre, el que llama a las puertas de Europa, el que huye de la guerra y de la miseria.
Hoy Jesús nos dice, que si queremos seguirle debemos "perder la vida". Pero también nos dice, que con ello ganamos la VIDA. Seguirle no es ganar privilegios ni reconocimientos humanos. Seguirle es sufrir junto al que sufre, abrir los brazos al que busca acogida, acompañar al que está solo, luchar por la paz...



LLIBRE D'AMIC I AMAT (202)


202.- Digues, foll, ¿què estimes més: la misericòrdia del teu Amat o la justicia del teu Amat?
Respongué que li convenia tant d'estimar i témer justícia, que cap primacia de voler no hi havia d'haver en la seva voluntat que li fes estimar res per damunt de la justícia del seu Amat.

202.- Dime, loco, ¿qué amas más : la misericordia de tu Amado o la justicia de tu Amado?
Respondió que de tal manera le convenía amar y temer la justicia, que no debía tener en su voluntad ninguna prioridad que le hiciera amar nada por encima de la justicia de su Amado.

sábado, 18 de junio de 2016

EL SEÑOR DE NUESTRA VIDA


"Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero.
Por tanto, os digo: No estéis preocupados por lo que habéis de comer o beber para vivir, ni por la ropa con que habéis de cubrir vuestro cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? Mirad las aves que vuelan por el cielo: ni siembran ni siegan ni almacenan en graneros la cosecha; sin embargo, vuestro Padre que está en el cielo les da de comer. Pues bien, ¿acaso no valéis vosotros más que las aves? Y de todos modos, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora?
¿Y por qué estar preocupados por la ropa? Mirad cómo crecen los lirios del campo: no trabajan ni hilan. Sin embargo, os digo que ni aun el rey Salomón, con todo su lujo, se vestía como uno de ellos. Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¿no os vestirá con mayor razón a vosotros, gente falta de fe? No estéis, pues, preocupados y preguntándoos: ‘¿Qué vamos a comer?’ o ‘¿Qué vamos a beber?’ o ‘¿Con qué nos vamos a vestir?’ Los que no conocen a Dios se preocupan por todas esas cosas, pero vosotros tenéis un Padre celestial que ya sabe que las necesitáis. Por lo tanto, buscad primeramente el reino de los cielos y el hacer lo que es justo delante de Dios, y todas esas cosas se os darán por añadidura. No estéis, pues, preocupados por el día de mañana, porque mañana ya habrá tiempo de preocuparse. A cada día le basta con sus propios problemas."

Jesús vuelve a oponer Dios al dinero. Si servimos al dinero, no podemos servir a Dios. Sólo podemos tener un Señor en nuestra vida.
Este Señor, Dios, no nos esclaviza. Lo pide todo de nosotros, pero Él nos lo da todo también. La condición es que solamente nos preocupemos de Él. La condición es que busquemos el Reino. Y Dios y el Reino no son ideas ni entelequias. Jesús nos señala que a Dios lo hemos de conocer a través del hombre y que el Reino empieza ya en este mundo. Nuestra preocupación debe estar centrada en que todos los hombres puedan comer, en que todos los hombres tengan con qué vestirse, en que reine la justicia en este mundo. Si hacemos de esta sociedad una sociedad fraterna, no nos faltará nada, porque habremos conseguido que Dios reine sobre nosotros.
Este texto podemos interpretarlo poéticamente, invitando a los hombres a no hacer nada y pensar que todo nos llegará sin esfuerzo. Esperar en la providencia no es una invitación al quietismo. Esperar en la providencia, es estar convencidos de que si hacemos de Dios el señor de nuestra vida y luchamos por el Reino, Dios será para nosotros un verdadero Padre. 


LLIBRE D'AMIC I AMAT (201)


201.- Digues, amant, ¿on és el teu poder?
Respongué:
- En el poder del meu Amat.
- ¿Amb què t'esforces contra el poder dels teus enemics?
- Amb les forces del meu Amat.
- ¿Amb què et conhortes?
- Amb els tresors eternals del meu Amat.

201.- Dí, amante, ¿dónde está tu poder?
Respondió:
- En el poder de mi Amado.
- ¿Con qué te esfuerzas contra los poderes de tus enemigos?
- Con las fuerzas de mi Amado.
- ¿Con qué te confortas?
- Con los tesoros eternos de mi Amado.

viernes, 17 de junio de 2016

¿DÓNDE ESTÁ NUESTRO CORAZÓN?


"No acumuléis riquezas en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar. Acumulad más bien vuestras riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye, ni las cosas se echan a perder, ni los ladrones entran a robar. Porque donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón.
Los ojos son como la lámpara del cuerpo. Si tus ojos son buenos, todo tu cuerpo será luminoso; pero si tus ojos son malos, todo tu cuerpo será oscuridad. Y si la luz que hay en ti resulta ser oscuridad, ¡qué negra no será la propia oscuridad!"

En este evangelio Jesús nos pide dos cosas. Que nuestro corazón sea libre y nuestra mirada pura.
Por desgracia, en nuestra sociedad, el corazón se encuentra atado al dinero. La economía es la que manda en el mundo. Esto hace que reine la desigualdad y que cada día seamos menos fraternos. Si no dejamos entrar a los refugiados en Europa, es por cuestión económica. Todas las guerras tienen una sola causa: la economía; dominar unos sobre otros.
Mirad las diferencias entre lo que cobra un maestro y el asesor de un banco. O la diferencia entre lo que cobra un médico y el gestor del hospital. 
Por otro lado, nuestra mirada es cada vez más turbia. Vemos malicia, malas intenciones, por todas partes. Vemos al otro como un enemigo, como un oponente; no como un hermano. Todo ello hace que vivamos en la oscuridad.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (200)


200.- Digues, amador, ¿tens riquesa?
Respongué:
- Tinc amor.
- ¿Tens pobresa?
- Tinc amor.
- ¿Per què?
- Per tal com l'amor no és més gran i per tal com no enamora molts amadors a honrar els honraments del seu Amat.

200.- Dí, amador, ¿tienes riqueza?
Respondió:
- Tengo amor.
- ¿Tienes pobreza?
- Tengo amor.
¿Por qué?
- Por la forma como el amor no es mayor y la forma como no enamora a muchos amadores a honrar los honores de su Amado.

jueves, 16 de junio de 2016

NUESTRA ORACIÓN


"Y al orar no repitas palabras inútilmente, como hacen los paganos, que se imaginan que por su mucha palabrería Dios les hará más caso. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis aun antes de habérselo pedido. Vosotros debéis orar así:
Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre.
Venga tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra
así como se hace en el cielo.
Danos hoy el pan que necesitamos.
Perdónanos nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos
a quienes nos han ofendido.
Y no nos expongas a la tentación,
sino líbranos del maligno.
Porque si vosotros perdonáis a los demás el mal que os hayan hecho, vuestro Padre que está en el cielo os perdonará también a vosotros; pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará el mal que vosotros hacéis."

Los discípulos le piden a Jesús que les enseñe a orar. Y empieza por decirnos que debemos emplear las menos palabras posibles. Nuestra oración, tanto si es privada como en grupo, siempre ha de ser comunitaria. Incluso en el silencio de mi habitación, debo rezar unido a todos los hombres. Por eso la oración está en primera persona del plural.
El padrenuestro empieza con la oración de alabanza. Muchas veces utilizamos la oración de petición y pocas la de alabanza; sin embargo, esta es la más perfecta y la que más veces deberíamos realizar.
Hemos de pedir por nuestras necesidades, para tener lo necesario para vivir cada día. Las demás peticiones son sobre nuestra manera de vivir. Pedimos el perdón de nuestras faltas, pero eso exige que nosotros perdonemos. Pedimos fuerzas para no caer en las tentaciones, para no faltar y pedimos que el mal quede lejos de nosotros.
Así dice Jesús, que debe ser nuestra oración.