domingo, 30 de octubre de 2016

BIENAVENTURADOS (MARTES)


"Al ver la multitud, Jesús subió al monte y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y él comenzó a enseñarles diciendo:
“Dichosos los que reconocen su pobreza espiritual, porque suyo es el reino de los cielos.
“Dichosos los que sufren, porque serán consolados.
“Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra que Dios les ha prometido.
“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán satisfechos.
“Dichosos los compasivos, porque Dios tendrá compasión de ellos.
“Dichosos los de corazón limpio, porque verán a Dios.
“Dichosos los que trabajan por la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.
“Dichosos los perseguidos por hacer lo que es justo, porque suyo es el reino de los cielos.
“Dichosos vosotros, cuando la gente os insulte y os maltrate, y cuando por causa mía digan contra vosotros toda clase de mentiras. ¡Alegraos, estad contentos, porque en el cielo tenéis preparada una gran recompensa! Así persiguieron también a los profetas que vivieron antes que vosotros."

Los cristianos deberíamos meditar cada día las bienaventuranzas. Nos preciamos de pertenecer a una sociedad cristiana, pero estamos muy lejos del espíritu de las bienaventuranzas. Sin embargo estas palabras son el núcleo de nuestra Fe. Cuando Jesús habla del Reino, se refiera a este mundo sin diferencias, en que los más débiles son realmente los felices. Nosotros, tras 20 siglos de cristianismo, seguimos buscando la felicidad por otros caminos.  Los que viven con este espíritu de las bienaventuranzas son los verdaderos santos.

¿QUIENES SON NUESTROS INVITADOS?


(Mañana y el martes no podré conectarme. os cuelgo hoy los comentarios)

"Dijo también al hombre que le había invitado:
– Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, a tus hermanos, a tus parientes o a tus vecinos ricos; porque ellos a su vez te invitarán, y quedarás así recompensado. Al contrario, cuando des una fiesta, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos; así serás feliz, porque ellos no te pueden pagar, pero tú recibirás tu recompensa cuando los justos resuciten."

Jesús nos sigue indicando quienes han de ser nuestros preferidos, quienes son sus preferidos: los pobres, los inválidos, los cojos, los ciegos...físicos y espirituales.
Vivimos en una sociedad en la que buscamos nuestros intereses y que se nos recompense. Junto a nosotros hay muchas personas que cada día, sin hacer ruido, entregan su vida por los preferidos de Jesús.  

HOY IRÉ A TU CASA


"Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad. Vivía en ella un hombre rico llamado Zaqueo, jefe de los que cobraban impuestos para Roma. Quería conocer a Jesús, pero no conseguía verle, porque había mucha gente y Zaqueo era de baja estatura.  Así que, echando a correr, se adelantó, y para alcanzar a verle se subió a un árbol junto al cual tenía que pasar Jesús. Al llegar allí, Jesús miró hacia arriba y le dijo:
– Zaqueo, baja en seguida porque hoy he de quedarme en tu casa.
Zaqueo bajó aprisa, y con alegría recibió a Jesús. Al ver esto comenzaron todos a criticar a Jesús, diciendo que había ido a quedarse en casa de un pecador. Pero Zaqueo, levantándose entonces, dijo al Señor:
– Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes; y si he robado algo a alguien, le devolveré cuatro veces más.
Jesús le dijo:
– Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque este hombre también es descendiente de Abraham. Pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se había perdido."

Zaqueo siente curiosidad por conocer a Jesús; pero el evangelio nos dice que era "pequeño", por eso se ha se subir a una higuera. Zaqueo era alguien odiado por sus conciudadanos, porque era un recaudador de impuestos para Roma. Se le consideraba un pecador. Y aparece la sorpresa. Jesús, al pasar bajo el árbol, le dice que irá a su casa a alojarse. El evangelio nos dice que bajó del árbol con rapidez y recibió a Jesús con alegría. Los demás se escandalizaron y criticaron a Jesús porque iba a la casa de un pecador.
Jesús, para "catequizar", para convertir a alguien no lo hace con sermones ni clases de religión. Lo hace alojándose en su casa. A los discípulos les decía "ven y verás". A Zaqueo le dice "voy a alojarme en tu casa". Zaqueo era un pecador, un pequeño. No sólo de estatura, probablemente como persona. Pero eso, entre toda la gente de Jericó, Jesús lo escoge a él. Decirle que va a habitar con él, basta para que se convierta. Ese habitar supone para Zaqueo desprenderse de la mita de sus bienes y devolver cuatro veces más a los que ha robado.
Jesús también se acerca a nosotros y nos dice: hoy iré a tu casa. Aceptarlo en nuestro hogar, significa un gran cambio en nuestra vida. Posiblemente por eso hacemos oídos sordos a su propuesta y seguimos subidos a nuestro árbol del egoísmo. 



LLIBRE D'AMIC I AMAT (325)


325.- Tingué l'Amat per la seva perfecció misericòrdia del seu Amic, i també en tingué per les necessitats del seu Amic. I sorgí la qüestió de per quina de les dues raons l'Amat perdonà més fortament les culpes del seu Amic.

325.- Tuvo el Amado, por su perfección, misericordia del su Amigo, y también la tuvo por las necesidades de su Amigo. Y surgió la cuestión de por cuál de las dos razones perdonó el Amado con más fuerza las culpas de su Amigo.

sábado, 29 de octubre de 2016

EL TRIUNFO DE LOS PEQUEÑOS


 "Sucedió que un sábado fue Jesús a comer a casa de un jefe fariseo, y otros fariseos le estaban espiando.
Al ver Jesús que los invitados escogían los asientos de honor en la mesa, les dio este consejo:
– Cuando alguien te invite a una fiesta de bodas, no te sientes en el lugar principal, no sea que llegue otro invitado más importante que tú, y el que os invitó a los dos venga a decirte: ‘Deja tu sitio a este otro.’ Entonces tendrás que ir con vergüenza a ocupar el último asiento. Al contrario, cuando te inviten, siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te invitó te diga: ‘Amigo, pásate a este sitio de más categoría.’ Así quedarás muy bien delante de los que están sentados contigo a la mesa. Porque el que a sí mismo se engrandece será humillado, y el que se humilla será engrandecido."

Al leer este evangelio, podemos cometer el error de interpretarlo como una norma de educación. O lo que es peor, utlizarlo haciéndonos pasar por humildes para que nos alaben y nos hagan subir más alto. Esto es pura hipocresía.
Jesús nos dice que para Él los importantes son los pequeños. Aquellos que la sociedad ignora, ningunea y desprecia, son los que serán los primeros en el Reino. A nosotros nos corresponde dónde nos colocamos. ¿Buscamos la grandeza? Pues aquellos que no cuentan para nadie, pasarán delante nuestro.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (324)


324.- Humilitat a humiliat l'Amat vers l'Amic a causa de la contrició, i també de la devoció. I sorgeix la qüestió de saber en quina d'ambdues l'Amat s'hagué humiliat més fortament vers l'Amic.

324.- la humildad a humillado al Amado hacia su Amigo a causa de la contrición, y también de la devoción. Y surge la cuestión de saber en cuál de las dos el Amado se humilló más hacia el Amigo.

miércoles, 26 de octubre de 2016

¿SOMOS SUS DISCÍPULOS? (VIERNES)


"Por aquellos días, Jesús se fue a un cerro a orar, y pasó toda la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, reunió a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los cuales llamó apóstoles. Estos fueron: Simón, a quien puso también el nombre de Pedro; Andrés, hermano de Simón; Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago hijo de Alfeo; Simón el celote, Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que traicionó a Jesús.
Jesús bajó del cerro con ellos, y se detuvo en un llano. Se habían reunido allí muchos de sus seguidores y mucha gente de toda la región de Judea, y de Jerusalén y de la costa de Tiro y Sidón. Habían venido para oír a Jesús y para que los curase de sus enfermedades. Los que sufrían a causa de espíritus impuros, también quedaban sanados. Así que toda la gente quería tocar a Jesús, porque los sanaba a todos con el poder que de él salía."

Como hoy es la festividad de san Simón y san Judas, leemos la llamada de Jesús, tras una noche de oración, de los doce discípulos a los que llamará apóstoles.
Bajan de la montaña y Jesús, con su ejemplo, muestra lo que debemos hacer todos los que queremos ser sus discípulos: curar del mal físico y espiritual a la gente. Si no dedicamos nuestra vida a curar a los demás, a hacer una sociedad mejor, si no salimos a su encuentro, no somos verdaderos discípulos.

SEGUIR EL CAMINO (JUEVES)


"También entonces llegaron algunos fariseos, a decirle a Jesús:
– Vete de aquí, porque Herodes te quiere matar.
Él les contestó:
–Id y decidle a ese zorro: ‘Mira, hoy y mañana expulso a los demonios y sano a los enfermos, y pasado mañana termino.’ Pero tengo que seguir mi camino hoy, mañana y al día siguiente, porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén.
¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los mensajeros que Dios te envía! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos como la gallina reúne a sus polluelos bajo las alas, pero no quisisteis! Pues mirad, vuestro hogar va a quedar desierto. Y os digo que no volveréis a verme hasta que llegue el tiempo en que digáis:
- ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!"

Jesús no teme a Herodes. Él conoce que su fin será en Jerusalén. No duda en seguir su camino. Lo que le sabe mal es que no le sigan ni le acojan. 
El camino de Jesús no lleva a la muerte, sino a la vida, a la Resurrección. Nosotros también debemos seguirlo sin temer las dificultades y los enemigos que podamos encontrar en él. Jesús nos protegerá como la gallina acoge a sus polluelos bajo sus alas.

PUERTA DE VIDA


"En su camino a Jerusalén, Jesús enseñaba en los pueblos y aldeas por donde pasaba. Alguien le preguntó:
– Señor, ¿son pocos los que se salvan?
Él contestó:
– Procurad entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos querrán entrar y no podrán. Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, vosotros, los que estáis fuera, llamaréis y diréis: ‘¡Señor, ábrenos!’ Pero él os contestará: ‘No sé de dónde sois.’ Entonces comenzaréis a decir: ‘Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras calles.’ Pero él os contestará: ‘Ya os digo que no sé de dónde sois. ¡Apartaos de mí, malhechores!’ Allí lloraréis y os rechinarán los dientes al ver que Abraham, Isaac, Jacob y todos los profetas están en el reino de Dios, y que vosotros sois echados fuera. Porque vendrá gente del norte, del sur, del este y del oeste, y se sentará a la mesa en el reino de Dios. Y mirad, algunos de los que ahora son los últimos serán los primeros; y algunos que ahora son los primeros serán los últimos."

A la pregunta de si salvan pocos o muchos, Jesús no contesta con cantidades. Responde cómo hemos de hacer para salvarnos: entrar por la puerta estrecha. La puerta de vida, que es la puerta de los pequeños y de los sencillos. Nosotros buscamos en nuestra vida el camino del poder, de la fama, del dinero. Jesús nos señala la puerta que está abierta a todos, del norte y del sur, del este y el oeste. No es una puerta atrayente. Las otras nos deslumbran, pero sólo esta puerta estrecha nos dará la vida. Los pequeños, los despreciados son los que entran por ella y pasarán de ser los últimos a ser los primeros. 
(Como pasaré dos días sin conectarme, os cuelgo también las reflexiones del jueves y del viernes)

LLIBRE D'AMIC I AMAT (323)


323.- No té el meu Amat diferència en humilitat, humil, humiliat; car tot és humilitat en pura actualitat. I per això l'Amic reprèn l'orgull, el qual vol pujar al seu Amat aquells que en aquest món la humilitat del seu Amat ha tant honrat, i l'orgull els ha vestit d'hipocresia, vanaglòria, vanitats.

323.- No tiene mi Amado diferencia en humildad, humilde, humillado; porque todo es humildad en pura actualidad. Y por eso el Amigo reprende el orgullo, que quiere elevar a su Amado, aquellos que en este mundo la humildad de su Amado ha honrado tanto, y el orgullo los ha vestido de hipocresía, vanagloria, vanidades. 

martes, 25 de octubre de 2016

EL REINO NACE DE LO PEQUEÑO


"Jesús decía:
- ¿A qué se parece el reino de Dios y a qué podré compararlo? Es como una semilla de mostaza que un hombre siembra en su campo, y que crece hasta llegar a ser como un árbol tan grande que las aves anidan entre sus ramas.
También dijo Jesús:
- ¿A qué podré comparar el reino de Dios? Es como la levadura que una mujer mezcla con tres medidas de harina para que toda la masa fermente."

Estas dos parábolas nos dicen lo mismo. Que el Reino de Dios nace de lo pequeño, un grano de mostaza, la levadura, y no de las grandes acciones.
El grano de mostaza y la levadura son el amor. El único que nos hace crecer. Que hace que demos lo mejor de nosotros.
Pero este amor necesita condiciones para transformarse en algo grande. Una tierra que la acepte, una humedad que lo mantenga vivo. Por desgracia, en nuestra sociedad hay demasiadas cosas que dejan nuestra tierra estéril: el egoísmo, el orgullo, las ansias de poder. Si sólo pensamos en nosotros este grano morirá.
Otra condición es la paciencia. La levadura necesita tiempo para poder fermentar la masa. Nosotros querríamos que el mundo cambiara en un instante, pero es poco a poco que puede hacerlo. Es nuestro amor aplicado día a día, el que conseguirá grandes frutos.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (322)


322.- Amat, si tu ajudes els homes justos contra llurs mortals enemics, ajuda a multiplicar els meus pensaments de desitjar els teus honors; i si tu ajudes els homes injustos a recobrar justícia, ajuda el teu Amic a fer de la seva voluntat un sacrifici a la teva llaor, i del seu cos un testimoni d'amor per via de martiri.

322.- Amado, si tu ayudas a los hombres justos conra sus mortales enemigos, ayuda a multiplicar mis pensamientos de desear tus honores; y si tu ayudas a los hombres injustos a recuperar la justicia, ayuda a tu Amigo a hacer de su voluntad un sacrificio en tu alabanza, y de su cuerpo un testimonio de amor por vía de martirio.

lunes, 24 de octubre de 2016

¿NORMAS O PERSONAS?


"Un sábado se puso Jesús a enseñar en una sinagoga. Había allí una mujer que estaba enferma desde hacía dieciocho años. Un espíritu maligno la había dejado encorvada, y no podía enderezarse para nada. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo:
– Mujer, ya estás libre de tu enfermedad.
Puso las manos sobre ella, y al momento la mujer se enderezó y comenzó a alabar a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, enojado porque Jesús la había sanado en sábado, dijo a la gente:
– Hay seis días para trabajar: venid cualquiera de ellos a ser sanados, y no el sábado.
El Señor le contestó:
– Hipócritas, ¿no desata cualquiera de vosotros su buey o su asno en sábado, para llevarlo a beber? Pues a esta mujer, que es descendiente de Abraham y que Satanás tenía atada con esa enfermedad desde hace dieciocho años, ¿acaso no se la debía desatar aunque fuera en sábado?
Cuando Jesús dijo esto, sus enemigos quedaron avergonzados; pero toda la gente se alegraba viendo las grandes cosas que él hacía."

En este texto hay varios detalles en los que debemos fijarnos.
Primero, que los judíos asociaban enfermedad al espíritu maligno, al diablo. Es un símbolo del mal que no nos deja ir erguidos por la vida. El mal que no nos deja elevarnos y crecer.
Segundo, que Jesús cura a aquella mujer sin que se lo pida. Jesús enseña en la sinagoga, pero también se fija en las necesidades de los que están allí y se adelanta a resolverlas. 
Tercero, que el jefe de la sinagoga está más preocupado por el cumplimiento de las normas, que por el bien de las personas. para él, lo que acaba de hacer Jesús es incumplir el mandato de no trabajar el sábado.
Cuarto, que Jesús le hace ver al jefe de la sinagoga que está considerando a aquella mujer y las personas que vienen a curarse, menos que un buey o un asno, a los que sí se les puede socorrer.
En definitiva, Jesús viene a decirnos, que las personas están por encima de las normas. Que el bien de la gente es más importante que nada y que una religión que sólo se basa en las normas, es una religión deshumanizada.  

LLIBRE D'AMIC I AMAT (321)


321.- Plorava l'Amic i deia a l'Amat aquestes paraules:
- Amat, no fores mai avar ni envejós envers el teu Amic en l'acte de donar-lo ésser, i de redimir-lo, i de donar-li moltes cruatures al seu servei. Doncs, ¿d'on vindria, Amat, que tu, que ets sobirana llibertat, fossis per el teu Amic avar de plors, pensaments, llanguiments, saviesa i amors per a honrar els teus honors? I, per això, Amat, el teu Amic et demana vida llarga, per tal que pugui rebre de tu molts dels dons damunt dits.

321.- Lloraba el Amigo y decía al Amado estas palabras:
- Amado, no fuiste nunca avaro ni envidioso hacia tu Amigo en el acto de darle el ser, y de redimirlo, y de darle muchas criaturas a su servicio. Entonces, ¿de dónde vendría, Amado, que tú, que eres soberana libertad, fueses para tu Amigo avaro de llantos, pensamientos, languideces, sabiduría y amores para honrar tus honores? Y, por esto, Amado, tu Amigo te pide larga vida, para poder recibir de ti muchos de los dones antes nombrados.

domingo, 23 de octubre de 2016

LA HUMILDAD NOS ABRE LAS PUERTAS DEL REINO


"Jesús contó esta otra parábola para algunos que se consideraban a sí mismos justos y despreciaban a los demás:
- Dos hombres fueron al templo a orar:e el uno era fariseo,f y el otro era uno de esos que cobran impuestos para Roma. El fariseo, de pie, oraba así: ‘Oh Dios, te doy gracias porque no soy como los demás: ladrones, malvados y adúlteros. Ni tampoco soy como ese cobrador de impuestos. Ayuno dos veces por semana y te doy la décima parte de todo lo que gano.’ A cierta distancia, el cobrador de impuestos ni siquiera se atrevía a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: ‘¡Oh Dios, ten compasión de mí que soy pecador!’ Os digo que este cobrador de impuestos volvió a su casa perdonado por Dios; pero no el fariseo. Porque el que a sí mismo se engrandece será humillado, y el que se humilla será engrandecido."


Ser humilde es reconocernos tal cual somos. Es la diferencia entre el fariseo y el cobrador de impuestos. El fariseo no se mira a sí mismo, mira los defectos del publicano para enaltecerse él. Si se mirase a sí mismo con sinceridad, seguramente encontraría muchos defectos y no se consideraría superior al otro. El publicano ve sus defectos y pide perdón.
Si somos sinceros, nos damos cuenta que, habitualmente actuamos como el fariseo. Consideramos que nosotros actuamos bien y no como los demás. Recorred Facebook y veréis cuantos mensajes encontramos criticando la actuación de los demás. En nuestro interior damos gracias porque nosotros no somos corruptos como esos...Y olvidamos las mil triquiñuelas que hacemos nosotros en la vida.
Ser humildes no significa rebajarse. Ser humildes es aceptarnos tal cual somos. Sin embargo luchamos por aparentar ser más de lo que somos. Pero la vida nos va colocando a cada uno en el lugar que nos corresponde.
Entre las dos actitudes que nos muestra hoy Jesús, la de engrandecer nuestro yo, o la de pedir perdón por nuestros errores, ¿cuál tomamos nosotros? 



LLIBRE D'AMIC I AMAT (320)


320.- Amat, que ets anomenat en un sol nom home i Déu! En aquell nom, Jesucrist, et vol la meva voluntat home i Déu; i si tu, Amat, has honrat tant el teu Amic sense mèrits seus, en l'acte de designar i voler el teu nom, ¿per què no honres tans homes ignorants que conscientment no han estat tan culpables envers el teu nom, Jesucrist, com ho ha estat el teu Amic?

320.- Amado, que eres nombrado con un solo nombre hombre y Dios! En eaqule nombre, Jesucristo, te quiere mi voluntad hombre y Dios; y si tú, Amado, has honrado tanto a tu Amigo sin méritos suyos, en el acto de designar y querer tu nombre, ¿ por qué no honras tantos hombres ignorados que conscientemente no han sido tan culpables hacia tu nombre, como lo ha sido tu Amigo?

sábado, 22 de octubre de 2016

DAR FRUTO


"Por aquel mismo tiempo fueron unos a ver a Jesús, y le contaron lo que Pilato había hecho: sus soldados mataron a unos galileos cuando estaban ofreciendo sacrificios, y la sangre de esos galileos se mezcló con la sangre de los animales que sacrificaban.
Jesús les dijo:
- ¿Pensáis que aquellos galileos murieron así por ser más pecadores que los demás galileos? Os digo que no, y que si vosotros no os volvéis a Dios, también moriréis. ¿O creéis que aquellos dieciocho que murieron cuando la torre de Siloé les cayó encima, eran más culpables que los demás que vivían en Jerusalén? Os digo que no, y que si vosotros no os volvéis a Dios, también moriréis.
Jesús les contó esta parábola:
- Un hombre había plantado una higuera en su viña, pero cuando fue a ver si tenía higos no encontró ninguno. Así que dijo al hombre que cuidaba la viña: ‘Mira, hace tres años que vengo a esta higuera en busca de fruto, pero nunca lo encuentro. Córtala. ¿Para qué ha de ocupar terreno inútilmente?’ Pero el que cuidaba la viña le contestó: ‘Señor, déjala todavía este año. Cavaré la tierra a su alrededor y le echaré abono. Con eso, tal vez dé fruto; y si no, ya la cortarás."

Los judíos creían que las desgracias ocurrían como castigo a los pecados. El libro de Job intenta desmentirlo. Y aquí lo hace Jesús. El éxito o el fracaso en la vida no dependen de si somos buenos o malo. Es más, muchas veces son los corruptos y deshonestos los que triunfan.
Para Jesús, lo importante es "volverse a Dios". Es decir, convertirse. Y Él espera pacientemente nuestro cambio, como el viñador de la parábola. Pero nosotros nos hemos de dejar cavar, regar, para poder dar fruto. Y este cavar y regar supone, a veces, sufrimiento y dificultades. Porque hemos de convertirnos con obras, no con palabras. Jesús espera que demos frutos.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (319)


319.- Amat, mai de tu vingué al teu Amic culpa ni mancament, ni vingué al teu Amic plenitud sense el teu do i perdó. I per tant, puix que l'Amic et té en tal possessió, no el tinguis en oblit en les seves tribulacions ni en el seu perill.

319.- Amado, nunca llegó de ti a tu Amigo culpa ni falta, ni vino a tu Amigo plenitud sin tu don y perdón. Y por tanto, ya que el Amigo te tiene en tal posesión, no lo olvides en sus tribulaciones ni en su peligro.

viernes, 21 de octubre de 2016

SABER MIRAR MÁS ALLÁ


"Jesús dijo también a la gente:
- Cuando veis que las nubes aparecen por occidente, decís que va a llover, y así sucede. Y cuando el viento sopla del sur, decís que va a hacer calor, y lo hace. ¡Hipócritas!, si sabéis interpretar tan bien el aspecto del cielo y de la tierra, ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo en que vivís?
¿Por qué no juzgas por ti mismo lo que es justo? Si alguien te demanda ante las autoridades, procura llegar a un acuerdo con él mientras aún estés a tiempo, para que no te lleve ante el juez; porque si no, el juez te entregará a los guardias y los guardias te meterán en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que pagues el último céntimo."

Jesús nos pide que miremos más allá. Todo lo que sucede tiene un sentido, pero hay que saber mirar. En los centros La Salle, este año tienen este lema: Mira más allá. Nunca habíamos tenido tanta información como ahora. pero no nos sirve de nada si no sabemos interpretarla, sacar conclusiones. Estamos rodeados de cosas y hechos que nos acercan a Dios; pero no sabemos mirar y no vemos. Nos distraen demasiadas cosas, o, simplemente, no queremos ver, nos da miedo ver.
Jesús acaba aconsejándonos que no tengamos enemigos. Debemos hacer las paces antes de que las consecuencias sean irremediables. Aquí también tenemos que saber mirar más allá.


LLIBRE D'AMIC I AMAT (318)


318.- En aquesta llibertat has posat, Amat, en perill la meva voluntat. Amat, en aquest perill has de recordar el teu Amic, el qual de la seva lliure voluntat treu servitud per a lloar els teus honors i per multiplicar en el seu cos llanguiments i plors.

318.- En esta libertad has puesto, Amado, en peligro mi voluntad. Amado, en este peligro has de recordar a tu Amigo, el que de su libertad saca servidumbre para alabar tus honores y para multiplicar en su cuerpo languideces y llantos.

jueves, 20 de octubre de 2016

EL FUEGO DEL AMOR


"He venido a encender fuego en el mundo, ¡y cómo querría que ya estuviera ardiendo! Tengo que pasar por una terrible prueba, ¡y cómo he de sufrir hasta que haya terminado! ¿Creéis que he venido a traer paz a la tierra? Pues os digo que no, sino división. Porque, de ahora en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres. El padre estará contra su hijo y el hijo contra su padre; la madre contra su hija y la hija contra su madre; la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra."

Este evangelio, de entrada, nos puede causar estupor. En Belén los ángeles cantaban "paz en la tierra" y Jesús, en la  Última Cena pedía al Padre que "sean uno".
El fuego del que habla Jesús es el fuego del amor. Pero Él es consciente, que este amor causará la división en este mundo. Es la lucha entre la entrega y el egoísmo. Es la diferencia entre vivir la vida para los demás, o encerrados en nosotros mismos, buscando sólo nuestro provecho. Si escogemos seguir a Jesús, no tendremos un camino fácil. Pero este es el único camino, el del Amor. Si somos sus discípulos, nuestro corazón arderá con este fuego.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (317)


317.- Mon voler has fet llire per a estimar els teus honraments o per a menysprear els teus valors, per tal que puguis al meu voler multiplicar els teus amors.

317.- Has hecho libre mi querer para amar tus honores o para despreciar tus valores, para que puedas a mi querer multiplicar tus amores.

miércoles, 19 de octubre de 2016

ADMINISTRADORES FIELES


"Y pensad que si el dueño de la casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría que se la abrieran para robarle. Estad también vosotros preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperéis.
– Señor, ¿has contado esta parábola sólo para nosotros, o para todos?
Dijo el Señor:
- ¿Quién es el mayordomo fiel y atento, a quien su amo deja al cargo de la servidumbre para repartirles la comida a su debido tiempo? ¡Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, encuentra cumpliendo con su deber! De verdad os digo que el amo le pondrá al cargo de todos sus bienes. Pero si ese criado, pensando que su amo va a tardar en volver, comienza a maltratar a los demás criados y a las criadas, y se pone a comer, beber y emborracharse, el día que menos lo espera y a una hora que no sabe llegará su amo y lo castigará. Le condenará a correr la misma suerte que los infieles.
El criado que sabe lo que quiere su amo, pero no está preparado ni le obedece, será castigado con muchos golpes. Pero el criado que por ignorancia hace cosas que merecen castigo, será castigado con menos golpes. A quien mucho se le da, también se le pedirá mucho; a quien mucho se le confía, se le exigirá mucho más."

En este texto Jesús nos pide responsabilidad. Que seamos fieles a la misión que nos ha encomendado. Y esta misión es la de ser sus testigos en este mundo. Lo cual pide, que amemos a los demás, que seamos servidores de los más débiles.
Corren tiempos en que nuestra sociedad está maltratando a sus semejantes. Inmigrantes encerrados en cárceles, a las que llamamos campos de refugio. Civiles bombardeados en nombre de la libertad: Una libertad de la que ellos carecen. Dios nos juzgará de todo ello. Y cuanto más alta es nuestra posición, más se nos exigirá.
Debemos administrar con fidelidad, las cualidades y los bienes que Dios nos ha dado.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (316)


316.- Amat que em fas estimar! Si no m'ajudes, ¿per què em volgueres crear? ¿I per què mi portares tantes llangors, i sostingueres tan gran passió? Puix tant m'has ajudat a pujar, ajuda'm, Amat, a devallar, a recordar, a odiar les meves culpes i els meus mancaments, per tal que els meus pensaments millor puguin pujar a desitjar, honrar, lloar els teus valors.

316.- ¡Amado que me haces amar! Si no me ayudas, ?por qué quisiste crearme?¿Y por qué me llevaste tantas languideces, y sostuviste tan gran pasión? Ya que me has ayudado tanto a subir, ayúdame, Amado, a bajar, a recordar, a odiar mis culpas y mis faltas, para que mis pensamientos puedan subir mejor a desear, honrar, alabar tus valores.

martes, 18 de octubre de 2016

TODOS SOMOS MISIONEROS


"Después de esto escogió también el Señor a otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde tenía que ir.
Les dijo:
- Ciertamente la mies es mucha, pero los obreros son pocos. Por eso, pedidle al Dueño de la mies que mande obreros a recogerla. Andad y ved que os envío como a corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa ni monedero ni sandalias, y no os detengáis a saludar a nadie en el camino. Cuando entréis en una casa, saludad primero diciendo:
- Paz a esta casa.
Si en ella hay gente de paz, vuestro deseo de paz se cumplirá; si no, no se cumplirá. Y quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, pues el obrero tiene derecho a su salario. No andéis de casa en casa. Al llegar a un pueblo donde os reciban bien, comed lo que os ofrezcan;  y sanad a los enfermos del lugar y decidles:
- El reino de Dios ya está cerca de vosotros."

Hoy es la festividad de san Lucas. Por esto se nos propone este evangelio, que ya comentamos no hace mucho; pero como estamos en la semana del Domund, de las misiones, este texto es muy pertinente.
Fijémonos que Jesús envía a setenta y dos discípulos. En la Biblia, los números siempre tienen un carácter simbólico. Enviar a setenta y dos es enviarlos a todos, la plenitud. Y es que todos, si somos sus discípulos, somos misioneros, enviados. Y lo hemos de hacer de dos en dos. El sentido de comunidad es esencial para el cristiano. Hoy se nos repite por todas partes, que la fe es algo privado, personal. Ciertamente lo es, pero los cristianos la vivimos en comunidad.
El texto nos señala también, que somos enviados a llevar la paz. Debemos mostrar el amor de Dios con sencillez, con nuestro ejemplo. Curando el cuerpo y el espíritu de los que se cruzan con nosotros. Anunciando el Reino de paz y de justicia que está cerca si nosotros contribuimos a crearlo.
Sabemos que estos discípulos regresaron alegres y contentos. Que sea lo mismo para nosotros. La alegría de quien se ha entregado a los demás.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (315)


315.- M'has posat, Amat, entre el meu mal i el teu bé. Que a la teva banda hi hagi pietat, misericòrdia, paciència, humilitat, perdó, ajuda, i restaurament; a la meva banda que hi hagi contrició, perseverança, recordança amb sospirs, llàgrimes i plors de la teva passió.

315.- Me has colocado, Amado, entre mi mal y tu bien. Que en tu lado haya piedad, misericordia, paciencia, humildad, perdón, ayuda, y restauración; en mi lado que haya contrición, perseverancia, recuerdo con suspiros, lágrimas y llantos de tu pasión.

lunes, 17 de octubre de 2016

EL ENGAÑO DE LA RIQUEZA


"Uno de entre la gente dijo a Jesús:
– Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.
Jesús le contestó:
– Amigo, ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?
También dijo:
– Guardaos de toda avaricia, porque la vida no depende del poseer muchas cosas.
Entonces les contó esta parábola: “Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. El rico se puso a pensar: ‘¿Qué haré? ¡No tengo donde guardar mi cosecha!’ Y se dijo: ‘Ya sé qué voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes en los que guardar toda mi cosecha y mis bienes. Luego me diré: Amigo, ya tienes muchos bienes guardados para muchos años; descansa, come, bebe y goza de la vida.’ Pero Dios le dijo: ‘Necio, vas a morir esta misma noche: ¿para quién será lo que tienes guardado?’ Eso le pasa al hombre que acumula riquezas para sí mismo, pero no es rico delante de Dios."

¿Cuántas familias están divididas a causa del dinero? Sin embargo Jesús nos repite muchas veces que el dinero no da la felicidad; que el dinero es un estorbo para la salvación. Luchamos en la vida por un dinero que no nos hace felices y que, además, no nos lo llevamos después de la muerte. las riquezas nos engañan.
Lo importante es lo que somos, no lo que tenemos. Y lo que nos hace felices es lo que compartimos, no lo que atesoramos. La verdadera riqueza delante de Dios es la de la entrega por los demás. La lucha por la justicia. La bondad del corazón. Esas deben ser nuestras riquezas. 

LLIBRE D'AMIC I AMAT (314)


314.- Es mogué l'Amic a estar per la perfecció del seu Amat, i es mogué a no estar pel seu mancament. I per això sorgeix la qüestió de quins dels moviments té, naturalment, un major domini en l'Amic.

314.- Se movió el Amigo a estar por la perfección de su Amado, y se movió a no estar por su ausencia. Y por esto surgió la cuestión de cual de los movimientos tiene, naturalmente, un mayor predominio en el Amigo.

domingo, 16 de octubre de 2016

JUECES INJUSTOS


"Jesús les contó una parábola para enseñarles que debían orar siempre y no desanimarse. Les dijo:
- Había en un pueblo un juez que no temía a Dios ni respetaba a los hombres. Y en el mismo pueblo vivía también una viuda, que tenía planteado un pleito y que fue al juez a pedirle justicia contra su adversario. Durante mucho tiempo el juez no quiso atenderla, pero finalmente pensó: ‘Yo no temo a Dios ni respeto a los hombres. Sin embargo, como esta viuda no deja de molestarme, le haré justicia, para que no siga viniendo y acabe con mi paciencia.’ 
El Señor añadió:
- Pues bien, si esto es lo que dijo aquel mal juez, ¿cómo Dios no va a hacer justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Los hará esperar? Os digo que les hará justicia sin demora. Pero cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará todavía fe en la tierra?"

El evangelio de hoy nos habla de la insistencia en la oración. Si aquél juez injusto escuchó al fin a la viuda, con más razón lo hará Dios que es un padre bueno. Debemos orar para pedir que venga cuanto antes el Reino. 
Pero también podemos mirar la parábola desde nuestra situación actual. En el evangelio, las viudas representan lo más marginal de la sociedad. En nuestro tiempo son los pobres, los inmigrantes, los despreciados, los abandonados. ¿No somos nosotros jueces injustos que desoímos sus súplicas?¿Hasta cuando deberán protestar para que los tengamos en cuenta y les hagamos justicia?
Nos quejamos del silencio de Dios. ¿Recordamos que somos nosotros, los que debemos ser la voz, las manos de Dios? Somos nosotros los que debemos hacer justicia. Y no, como por desgracia ocurre, porque los marginados insisten en sus peticiones, sino por amor, porque es a través nuestro que Dios puede repartir su amor a los hombres.



LLIBRE D'AMIC I AMAT (313)


313.- Pels camins de vegetació, i d'enteniment, i de sentit, d'imaginació, i d'enteniment, voluntat, anava l'Amic a cercar el seu Amat; i en aquells camins tenia l'Amic perills i llanguiments pel seu Amat, per tal que enlairés el seu enteniment i la seva voluntat vers el seu Amat, el qual vol que els seus amadors l'entenguin i l'amin altament.

313,- Por los caminos de vegetación y de entendimiento, y de sentido, de imaginación y de entendimiento,  voluntad. iba el Amigo en busca de su Amado, y en aquellos caminos tenía el Amigo peligros y languideces por su Amado, para que elevara su entendimiento y su voluntad hacia su Amado, el cual quiere, que sus amantes le comprendan y le amen altamente. 

sábado, 15 de octubre de 2016

ÉL ES NUESTRO REFUGIO


Por aquel tiempo, Jesús dijo:
- Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que ocultaste a los sabios y entendidos. Sí, Padre, porque así lo has querido.
Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce realmente al Hijo, sino el Padre; y nadie conoce realmente al Padre, sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar. Aceptad el yugo que os impongo, y aprended de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontraréis descanso. Porque el yugo y la carga que yo os impongo son ligeros."

El evangelio de la festividad de Santa Teresa de Jesús, empieza diciéndonos que son los sencillos los que encuentran de verdad la sabiduría, los que encuentran a Dios. Y luego nos llama a todos, los cansados y agobiados, porque Él es nuestro reposo, nuestro refugio.
Son dos condiciones para seguir sus auténticos seguidores: la sencillez y el abandono en sus brazos. Los orgullosos no aceptamos este camino. Preferimos ser "sabios y entendidos". Destacar en nuestra sociedad. Y si estamos agobiados y cansados, buscamos refugio en las comodidades y en el placer. 
Refugiarse en Jesús, es descubrir que la verdadera felicidad se encuentra en la sencillez, en las pequeñas cosas de cada día.

NADA TE TURBE


Unos momentos de meditación en el día de Santa Teresa.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (312)


312.- Creà l'Amat, i destruí l'Amic. Jutjà l'Amat, plorà l'Amic. Recreà l'Amat, infongué glòria a l'Amic. Finí l'Amat la seva operació i romangué l'Amic eternament en companyia del seu Amat.

312.- El Amado creó, y el Amigo destruyó. Juzó el Amado, lloró el Amigo. Recreó el Amado, infundió gloria al Amigo. Acabó el Amado su operación y permaneció eternamente el Amigo en compañía del Amado.

viernes, 14 de octubre de 2016

¿HIPÓCRITAS O DISCÍPULOS?



"Se juntaron entre tanto miles de personas, que se atropellaban unas a otras. Jesús comenzó a hablar, dirigiéndose primero a sus discípulos: Guardaos de la levadura de los fariseos, es decir, de su hipocresía. Porque no hay nada secreto que no llegue a descubrirse, ni nada oculto que no llegue a conocerse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en la oscuridad se oirá a la luz del día; y lo que habéis dicho en secreto y a puerta cerrada será pregonado desde las azoteas de las casas.
A vosotros, amigos míos, os digo que no debéis tener miedo a quienes pueden matar el cuerpo, pero después no pueden hacer más. Os voy a decir a quién debéis tener miedo: tened miedo a aquel que, además de quitar la vida, tiene poder para arrojar en el infierno. Sí, tenedle miedo a él.
¿No se venden cinco pajarillos por dos pequeñas monedas? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos. En cuanto a vosotros mismos, hasta los cabellos de la cabeza los tenéis contados uno por uno. Así que no tengáis miedo: vosotros valéis más que muchos pajarillos."

Jesús sigue atacando la hipocresía. Y lo hace atacando a los que en su tiempo se tenían por más piadosos, los fariseos. Les acusa de llevar una doble vida y les dice que todo lo oculto, un día u otro, llega a conocerse.
Todos debemos examinarnos si nuestra espiritualidad es auténtica o sólo una fachada.
Jesús les dice a sus verdaderos discípulos, que no tengan miedo. Hace unos días les decía, que por seguirle serían perseguidos. Hoy les dice que el Padre no se olvida de ellos y los protege y que lo grave no es la muerte del cuerpo, sino la del alma. El verdadero discípulo es aquél que se entrega y se abandona en los brazos de Dios. Si buscamos el reconocimiento de los demás y si buscamos seguridades, nuestra espiritualidad es simple hipocresía.