martes, 16 de julio de 2019

ESTIMULANDO


Estos chicos son autistas profundos o tienen síndrome de Down a los que no se les ha estimulado de pequeños. La mayoría no hablan o lo hacen con gran dificultad. Por eso, uno de los trabajos que hay que hacer con ellos es estimularles.
La semana pasada se les enseñó a limpiarse los dientes. Todo esto después de que con fondos de botella fabricaran una dentadura en la que se veían los efectos de comer demasiados dulces y de no limpiarlos.
Esta semana estamos estimulando los sentidos. Hoy hemos trabajado el tacto y el gusto. Les hemos hecho tocar diferentes materiales y oler cosas distintas.





lunes, 15 de julio de 2019

LA CASA DE LOS PITUFOS Y EL BOSQUE DE PIEDRA






El Hermano Danilo, Director del Instituto Pedagógico La Salle Abancay, es nativo de la región. Con una gran amabilidad, los días festivos nos hace visitar lugares fantásticos que están fuera de los circuitos turísticos.
La casa de los Pitufos y el bosque de tierra, formados por la erosión de rocas volcánicas, es algo sorprendente. Se encuentra alrededor de 4.000 metros de altura en el altiplano Peruano. A cuatro horas de pista de tierra de Abancay. Os dejo una muestra de las fotografías que saqué, para que os hagáis una idea.

martes, 9 de julio de 2019

TRABAJO DURO



Tras los pocos días que llevamos los voluntarios ayudando en las clases del Centro para niños disminuidos, nos hemos dado cuenta de la dureza del trabajo de los educadores (todas son educadoras menos un educador). Salimos cansados y nosotros sólo estamos de auxiliares. 
Son chicos con disminuciones severas. Agravadas por el entorno familiar. El colegio lleva poca más de 20 años de existencia. El Instituto Pedagógico La Salle (Escuela Normal), con la ayuda del profesor Amadeu Clausó, decidieron crearla ante una dura realidad. Niños a los que se les ocultaba, incluso se les encadenaba para que no molestaran y a los que se les consideraba una maldición. Hoy día existe otro centro similar.
Pero viendo las dificultades de lenguaje de la mayoría de los niños, pensamos que pocos estímulos han recibido de su entorno familiar.
Las fotos corresponden a media mañana, en que se les da una alimentación. Hoy eran arroz con lentejas, más la fruta que ellos traían de casa. Los mayores participan en la elaboración. En la segunda foto, Liz prepara un zumo de papaya. Los niños son de todas las clases sociales. Por lo que he visto comer a algunos, creo que poco deben comer en sus casas.
Vuelvo a señalar mi admiración por la dedicación, entrega e ingenio, que demuestran estos educadores.  


domingo, 7 de julio de 2019

VISITA A CHALUANCA


Ayer sábado no había ninguna actividad en el Centro. Aprovechamos para hacer una salida. El Hno. Danilo, Director del Colegio y del Instituto Pedagógico nos llevó a su pueblo, Chalhuanca. Y nos invitó a comer en su casa con sus padres. Los peruanos son muy acogedores.
La fotografía es el Santuario del Señor de las Ánimas, el patrón de esta población.
Por la mañana visitamos las aguas termales de Pincahuacho, unos 4000 metros de altura. Las chicas se bañaron en la piscina y yo, que no tenía traje de baño, lo hice en un cuarto particular en una bañera. Muy relajante y bueno para el reuma. Por tres soles. Haciendo el cambio allí dividid por 3,66 y os saldrá el precio en euros.
Por la tarde, de regreso visitamos unos puentes colgantes muy interesantes.



  
El contraluz hizo la foto artística.


jueves, 4 de julio de 2019

DOS DÍAS TRANQUILOS




Dos dies de huelga. Quieren cerrar la Universidad de Abancay por no reunir las condiciones. Aquí huelga es huelga. No funciona nada. Piedras en medio de las calles para que no circulen los coches. Nuestros niños, los recogen con un microbús por toda la ciudad, no pueden venir. Piquetes más o menos violentos por toda la ciudad.
Ayer lo aprovechamos para programar las actividades de la próxima semana. Hoy con Ilda, la directora del Centro, hemos ido a caminar por los alrededores de Abancay. Hay que entrenarse para andar sin problemas a esta altura. En las subidas te falta el aire enseguida. Pero ha ido todo bien. Nos hemos encontrado al volver un piquete, pero nos han dicho: "ustedes son gente de bien. Pasen que no les haremos nada". Esta tarde, los chicos del Instituto Pedagógico (lo que aquí llamábamos antes Escuelas Normales) harán danzas, porque el sábado es el día del Maestro. Mañana se van de excursión.
La foto es del día que llegamos. Nos recibieron bailando. Los dos que bailan, el chico tiene síndrome de Down y la chica es autista.

sábado, 29 de junio de 2019

PROYECTO DE VERANO


Mañana domingo por la tarde emprendo el vuelo hacia el Perú. El año pasado ya lo hice. Un proyecto solidario en el distrito San Juan de Lurigancho de Lima. Durante el año os he dejado alguna fotografía y algún vídeo de lo que allí se hace. Os confieso que allí quedó mi corazón. Y si tuviera "algunos" años menos, pediría quedarme allí.
Este año, el proyecto solidario también es en Perú, pero en un lugar diferente. En Abancay, en plenos Andes a 2300 metros de altura. Allí hay un centro para niños con discapacidades, con nombre catalán: Germà Jaume Hilari. Un profesor jubilado de la Salle Seo de Urgel es quien lo ha apoyado durante muchos años. Ahora está enfermo. El Hno. Jaume Hilari, san Jaume Hilari, fue martirizado en Tarragona durante la guerra civil. Era de Enviny, pueblo del Pallars; también de las montañas. La foto la he sacado de internet. Ya os iré colgando las que pueda hacer estos días.
Mañana emprendo el vuelo a Lima. De allí a Cuzco y luego cuatro horas de coche hasta Abancay.
Me despido de vosotros durante unos días. En cuanto pueda me comunicaré con vosotros. Todo depende de las posibilidades técnicas y de tiempo que tenga.
Espero que sea una buena experiencia. Y, sobre todo, que nuestra presencia, cuatro chicas y yo, sea positiva y enriquecedora para esos niños.
La foto de abajo es del lugar donde estuve el año pasado. Este año es un lugar rural, muy distinto. Ya os contaré.
Hasta pronto. Rezad por mí.


LAS LLAVES DEL CORAZÓN


"Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo preguntó a sus discípulos:
– ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? 
Ellos contestaron:
– Unos dicen que Juan el Bautista; otros, que Elías, y otros, que Jeremías o algún profeta. 
– Y vosotros, ¿quién decís que soy? – les preguntó.
Simón Pedro le respondió:
– Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente. 
Entonces Jesús le dijo:
– Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque ningún hombre te ha revelado esto, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a edificar mi iglesia; y el poder de la muerte no la vencerá. Te daré las llaves del reino de los cielos: lo que ates en este mundo, también quedará atado en el cielo; y lo que desates en este mundo, también quedará desatado en el cielo." 

Las llaves del Reino no son las llaves del poder, como desgraciadamente la Iglesia ha interpretado muchas veces. Las llaves del Reino son las llaves que abren los corazones, las llaves del Amor. Unas llaves que implican imitar a Jesús. Es decir, entregarse totalmente a los demás. Curar, devolver la vista, ayudar a andar, devolver la vida...El papa Francisco lo ha entendido correctamente. Por eso, aunque lo critiquen, se arrodilla ante los hombres y mujeres, sean creyentes o no. Por eso pide perdón por los males causados por la Iglesia. por eso prefiere cristianos manchados del barro de la entrega, antes que los puros que se olvidan de los demás.
"Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” La pregunta quema a los apóstoles y a nosotros hoy. Porque la respuesta implica una toma de posición fundamental sobre el sentido de la vida. ¡Por eso a esta pregunta nunca se acaba de responder! “Tú eres el Mesías, el hijo de Dios vivo”, se atreve a decir Pedro. Quizá esté muy lejos aún de entender el verdadero alcance de estas palabras, pero ha dado en el clavo. Y no por casualidad, sino por un largo descubrimiento que ha ido haciendo de Cristo y, sobre todo, por una intuición que le sobrepasa: “Eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre del cielo”. Pedro cree, rodeado todavía de una gran oscuridad. Y Jesús exclama: tú vas a ser el fundamento, la roca, la piedra de base de la comunidad que nace.
“Te daré las llaves del reino”. Dar las llaves a un niño es reconocer que ha crecido y es capaz de ser independiente; es confiarle una responsabilidad. Esa llave es un poder y, por tanto, un peligro. Pero a lo largo de toda su vida Jesús no ha dejado de desmitificar el poder humano. Porque es indudable que existe una tendencia clara a acapararlo, a convertirlo en propiedad personal, a erigirlo en absoluto.
Pero las llaves, antes que un poder, son un servicio confiado. Esas llaves no son sólo para Pedro. “Me atrevo a decir, afirma san Agustín, que estas llaves las tenemos todos”. Jesús nos ofrece el universo con “las llaves puestas”. Nos toca a nosotros abrir.
La figura del Apóstol Pedro, prontamente, fue cobrando un lugar importante en las primeras comunidades. Seguir a Jesús y sentir a Dios como Padre son la clave para llevar a cabo una nueva misión en su vida: liderar, como lo hiciera Jesús, a las comunidades; incluso, dando la vida por ellas. Así se constituyó en una sólida columna para la Iglesia y modelo de liderazgo eclesial.
Igualmente el Apóstol Pablo: es admirable su lucha por abrir el cristianismo naciente a nuevas culturas y formas de pensar, para que todas las personas hagan la experiencia gozosa de Dios Padre y desde ahí vivan como verdaderos hermanos y hermanas. Su lucha no permitió que el cristianismo se quedara como un grupo judío más, sino que, también con sus reflexiones teológicas, ayudó a construir nuestra siempre nueva identidad. ¿Qué me enseñan Pedro y Pablo en mi seguimiento de Jesús?" (Koinonía)