domingo, 30 de junio de 2013

SEGUIDORES DE JESÚS


"Cuando ya se acercaba el tiempo en que Jesús había de subir al cielo, emprendió con valor su viaje a Jerusalén. Envió por delante mensajeros, que fueron a una aldea de Samaria para prepararle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirle, porque se daban cuenta de que se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto le dijeron:
– Señor, si quieres, diremos que baje fuego del cielo para que acabe con ellos.
Pero Jesús se volvió y los reprendió. Luego se fueron a otra aldea.
Mientras iban de camino, un hombre dijo a Jesús:
– Señor, deseo seguirte adondequiera que vayas.
Jesús le contestó:
– Las zorras tienen cuevas y las aves nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza.
Jesús dijo a otro:
– Sígueme.
Pero él respondió:
– Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.
Jesús le contestó:
– Deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el reino de Dios.
Otro le dijo:
– Señor, quiero seguirte, pero deja que primero me despida de los míos.
Jesús le contestó:

– El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás, no sirve para el reino de Dios." 

De entrada puede parecernos extraño que Lucas haya unido esos pasajes aparentemente dispares. Pero juntos nos indican cómo deben y no deben ser los seguidores de Jesús.
Un seguidor de Jesús debe ser exigente con uno mismo y abierto con los demás.
Los apóstoles quieren hacer bajar fuego del cielo, eliminar, a aquellos samaritanos que no les quisieron recibir. Jesús los regaña. Un seguidor de Jesús no puede ser fundamentalista; no debe condenar a quien no piensa como él. Cuando se colocan las ideas por encima de todo, se cae en el fundamentalismo.
Si en el primer fragmento se muestra la exigencia que tenemos con los demás, en el segundo fragmento vemos las múltiples excusas que encontramos para seguir " a medias" a Jesús. Dejamos la religión en palabras y olvidamos, que en el cristianismo, es el seguimiento a una persona. Los detalles: no tener casa, no despedirse de la familia, no enterrar a los muertos...son sólo imágenes. Lo que Jesús quiere decirnos es que debemos seguirlo íntegramente. Que no valen las medias tintas.
Y nunca debemos olvidar que a Jesús, en esta tierra, lo encontramos en el otro, sobre todo en el pobre y perseguido. Seguir a Jesús es entregarnos y luchar por la justicia. Amar a Jesucristo es amar al otro. Y tener siempre el corazón abierto para acoger a todo el mundo, aunque nos odien o no piensen lo mismo que nosotros.

sábado, 29 de junio de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: JESUS WAS AN ONLY SON

A partir de este sábado os colgaré canciones de ahora, que os pueden servir para dialogar con jóvenes, vuestros hijos o vuestros alumnos. Hoy os dejo con Bruce Springsteen:

viernes, 28 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LOS BANCOS


El Anacoreta y su joven seguidor pasaron junto a un grupo de manifestantes, que gritaban ante un Banco contra los desahucios y se quejaban del engaño de las preferentes.
El anciano movió con tristeza la cabeza y dijo:
- Es triste, pero la banca se basa en un principio inmoral. No sólo se enriquecen con el dinero de los demás, sino que cuando lo prestan quieren sacar partido de la necesidad. Ellos tienen un dinero, que además no es suyo, es de los que lo ha depositado allí, prestan, pero no para ayudar, sino para luego tener todavía más dinero. Así cada vez el dinero se concentra más en unas pocas manos. esto es monstruoso.
Sonrió con melancolía y añadió:
- Lo más triste es que los cristianos  aceptamos esta economía, cuando es totalmente a lo que nos señala Jesús. Rezamos cada día "perdónanos nuestras deudas" y ahogamos a los demás con las suyas. Esta petición se aplica al terreno humano, moral y también al económico. ¡Qué lejos estamos del evangelio!

jueves, 27 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LOS VALORES


Un grupo de profesores discutía sobre la falta de valores en su alumnos y la dificultad que encontraban para transmitírselos.
El Anacoreta les dijo:
- El problema de los niños y jóvenes es que en su entorno carecen de referentes para los valores. Si no se viven en la familia, en el entorno social, difícilmente los captaron por más que los expliquéis.
Luego añadió:
- Los valores no se transmiten con deducciones abstractas. Los niños han de "sentir" los valores. Eso requiere que en la escuela creemos un entorno que le ayude a vivir, a sentir los valores. Eso requiere, que hemos de ayudar a los padres para que en la familia se cree ese entorno. Eso requiere, que hemos de luchar para que en la sociedad se palpen los valores. No es fácil. Se trata de luchar contra el poder, la violencia, el tener, el egoísmo, el hedonismo, la corrupción. 
Suspiró y concluyó:
- Si nosotros no encarnamos los valores, los niños y jóvenes nunca los harán suyos, por falta de referentes...  

miércoles, 26 de junio de 2013

"JESÚS LLAMA A LA PUERTA DEL CIELO"


Hoy es dejo este poema. A mí me gusta y me conmueve. Es del poeta libanés Khalil Gibran. Pero lo que más me llama la atención, es que lo escribió cuando tenía 12 años. Me gusta la sensibilidad y la exaltación espiritual de un muchacho, que ya era hondamente religioso.

JESÚS LLAMA A LA PUERTA DEL CIELO

¡Padre, padre mío, abre la puerta!
Han venido conmigo hombres magníficos.
Abre la puerta para que podamos entrar.
Todos y cada uno de nosotros somos los hijos de tu corazón.
Abre, padre mío, la puerta.
Padre, padre mío, llamo a tu puerta.
Traigo a un ladrón hoy mismo crucificado juanto a mí.
Pues él también tiene un alma afable,
y desea que lo acojas.
Robó para saciar el hambre de sus hijos.
Pero sé que te va a gustar el brillo de sus ojos.
Padre, padre mío, abre tu puerta.
Te traigo a una mujer que se entregó al amor;
alzaron piedras contra ella, pero
yo conozco tu bondadoso corazón y los detuve.
Aún no se ha marchitado las violetas en sus ojos,
y tu abril sigue viviendo en sus labios.
Sus manos sostienen la cosecha de tus días,
y ahora desea entrar en tu casa.
Padre, padre mío, abre tu puerta.
Te traigo un asesino,
 a un hombre con el rostro ensombrecido.
Él cazó por sus hijos pero lo hizo sin seso.
En sus brazos brillaba el calor del sol,
el jugo de su tierra corría por sus venas;
exigió carne para su gente,
porque la carne le estaba prohibida,
su arco y su flecha fueron demasiado rápidos,
y cometió un asesinato.
Por eso está aquí.
Padre, padre mío, abre la puerta.
Te traigo a un bebedor,
a un mundo sediento de un mundo distinto de este.
Deseaba sentarse a tu mesa , con una copa,
soledad a su diestra
y desesperación a la siniestra.
Miró fijamente el interior de la copa
y vio tus estrellas reflejadas en el vino.
Entonces apuró la copa, porque quería alcanzar 
tu cielo.
Porque quería alcanzar su ser más íntimo.
Pero se perdió por el camino y comenzó a dar
traspiés.
Lo encontré a la puerta de la taberna,padre, lo
recogí del suelo,
y él se vino conmigo, sonriendo la mitad del camino.
Ahora está conmigo,
y sin embargo llora, porque la amabilidad
le conmueve.
Por eso lo traigo a tu puerta.
Padre, padre mío, abre la puerta.
Te traigo a un jugador, a un hombre,
que cambió su cuchara de plata por un sol dorado;
y como si fuera una de tus arañas,
tejió su tela y esperó
a la mosca, que también va a la caza de pequeños mosquitos.
pero perdió, como todos los jugadores,
y cuando lo hallé, vagaba por las calles de la ciudad.
Lo miré a los ojos, y supe que su plata no se había transformado en oro,
el hilo de sus sueños se había roto.
Le ofrecí mi compañía
y le dije: "Observa el rostro de tus hermanos,
observa mi rostro.
Ven con nosotros, nos encaminamos a una tierra fértil
más allá de la colina de la vida.
Ven con nosotros".
Y él vino.
¡Padre, padre mío, has abierto la puerta!
Mira: aquí están mis amigos.
Los he buscado por todas partes;
pero estaban atemorizados y no quisieron acompañarme,
hasta que les revelé tu promesa y tu gracia.
Ahora que has abierto tu puerta,
ahora que has recibido y dado la bienvenida a mis
compañeros,
ya no hay pecadores sobre la tierra,
que no cuenten conmigo y con tu recibimiento.
No existe el infierno, ni el purgatorio;
sólo existes tú y el cielo,
y existe el hombre sobre la tierra,
el hijo de tu venerable corazón.
(Khalil Gibran) 

martes, 25 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL CONSAGRADO


Se acercó un religioso y le pidió un consejo al Anacoreta. El anciano, tras reflexionar unos instantes le dijo:
- Podría decirte muchas cosas, pero hoy se me ocurre esta. Hazte compañero de viaje y escucha humildemente a las personas. Los hombres están desorientados y el religioso, por encima de sus devociones,  debe ayudar a dar sentido a la vida. No debemos creer que somos mejores porque somos consagrados. No debemos estar tan preocupados por nuestra perfección, que olvidemos a los demás. 
Miró a los ojos al religioso y concluyó:
- Hazte compañero de viaje. No temas mancharte con el polvo y el barro del camino. Así nosotros y los demás descubriremos, que Jesús camina a nuestro lado 

lunes, 24 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL DIOS ESCONDIDO


La escuchó largo rato sin decir nada. Aquella mujer, creyente, le explicó todos los problemas que sufría. Sus hijos en el paro, su marido enfermo y una economía familiar que empezaba a caer en barrena. La mujer afirmaba llorando:
- Cada vez veo a Dios más lejos de mí. En estos momentos difíciles querría verlo a mi lado, sentir su ayuda, tener la certeza de que todo se arreglará. Pero Dios se me esconde cada día más.
El Anacoreta tardó largo rato en hablar, dejando que la mujer llorara en silencio. Luego dijo:
- La desgracia, la injusticia, los fracasos en la vida, hacen que mucha gente se cuestione la existencia de Dios; al menos de un Dios que nos ama. ¿Cómo puede permitir la injusticia?¿Cómo puede permitir el sufrimiento del inocente?¿Por qué parece que abandona a sus seguidores?
La miró con ternura a los ojos y le dijo:
- Lo siento. No tengo una respuesta. Quizá no hay respuesta para la mente humana. Yo sólo pienso en el niño que se siente desgraciado porque sus padres le prohíben algo que sería prejudicial para él y que no es consciente de ello, porque no le dejan hacer lo que quiere. Pero claro, nosotros no somos niños, somos adultos y el ejemplo no nos sirve.
Sonrió mientras hacía una pausa:
- En esos momentos sólo cabe una gran confianza. Dejarse caer en manos de Dios. Sí, no entendemos nada, pero confiamos en Él. Hemos de tener la seguridad que con una mirada confiada, cualquier acontecimiento de nuestra vida puede transformarse en un encuentro con Dios. Hasta el más gran fracaso. Lo que hoy creemos un mal, puede ser el camino para obtener un gran bien.
Cuando la mujer se marchó, dijo el Anacoreta a su joven seguidor:
- Quizá  debería haberme limitado a escuchar. Cada vez que me encuentro en una circunstancia parecida, creo que sobran las palabras. Que lo único que debería haber hecho, es escucha y tomar con ternura su mano entre las mías... 

domingo, 23 de junio de 2013

¿QUIÉN ES JESÚS?



"Un día estaba Jesús orando,l él solo. Luego sus discípulos se le reunieron, y él les preguntó:
– ¿Quién dice la gente que soy yo?
Ellos contestaron:
– Unos dicen que Juan el Bautista; otros dicen que Elías, y otros, que uno de los antiguos profetas, que ha resucitado.
– Y vosotros, ¿quién decís que soy? – les preguntó.
Pedro le respondió:
– El Mesías de Dios.
Pero Jesús les encargó mucho que no se lo dijeran a nadie.
Les decía Jesús:
– El Hijo del hombre tendrá que sufrir mucho, y será rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Lo van a matar, pero al tercer día resucitará.
Después dijo a todos:
– El que quiera ser mi discípulo, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz cada día y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por causa mía, la salvará."


Si Jesús nos preguntase hoy, ¿quién soy Yo?, seguramente muchos echaríamos mano de nuestros conocimientos de cristología para hacer una síntesis lo más perfecta posible. Jesús sonreiría y nos corregiría: Os pregunto "quién" soy, no "qué" soy.

Entonces miraríamos en nuestro interior buscando la experiencia que tenemos de Él. Porque Jesús, o es el centro de nuestra vida, el que nos muestra el Padre, el que nos salva, o es una simple idea, un montón de palabras escritas en miles de libros. Jesús ha de ser "alguien" para nosotros. 
Pedro sabe quién es Jesús, pero su definición es teórica. Por eso Jesús explica lo que supone ser el Mesías de Dios. Entregarse totalmente hasta la muerte por los hombres. Y añade que eso es lo que debemos hacer nosotros si queremos seguirlo. 
¿Quién es Jesús? 
Jesús es todo aquel que se acerca a nosotros necesitado de amor, de ayuda, pidiendo justicia. Y nosotros somos Jesús cuando sabemos amar, entregarnos, dar la vida por los otros. Cargar con la cruz no es buscar penitencias y sacrificios extra. Cargar con la cruz es vivir cada momento de nuestra vida pensando en los demás, como un acto de entrega. Como nos sugiere el dibujo de Fano, cargar con la cruz es escribir nuestra vida con amor. Seguir a Jesús, es intentar ser las manos, los pies, el corazón de Jesús volcado a los otros

viernes, 21 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL SILENCIO DE DIOS


El joven seguidor comentaba que llevaba un tiempo en que le parecía que Dios estaba ausente en su vida. No oía su voz como antes y todo era sequedad en su vida espiritual.
El Anacoreta lo hizo sentar frente a él. Y mirándolo con simpatía le dijo:
- El sentir el silencio, la ausencia de Dios no es necesariamente malo. Es más, es un signo de amistad. Toda amistad consta de un encuentro y de una separación. De una presencia y una ausencia. En cambio, entre dos personas que no se aman, no hay ni encuentro ni ausencia.
Sonrió levemente y continuó:
- Todos las personas de espiritualidad profunda, han tenido momentos en que sentían la ausencia de Dios. Esta ausencia puede ser el inicio de otro encuentro más profundo. María Magdalena ante el sepulcro vació, es el modelo de la persona que siente la ausencia en su corazón. Pero esa ausencia le permitirá hacer el encuentro con una presencia más profunda: la de Jesús resucitado.
Puso la mano sobre el hombro del joven y concluyó:
- No temas. Volverás a sentirlo presente y escucharás su voz en una dimensión más profunda. Lo que muchas veces creemos que es una puerta cerrada, es un puente hacia Dios.

jueves, 20 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL PADRE NUESTRO


Tras la misa, de camino hacia casa, el Anacoreta comentó el evangelio con su joven seguidor:
- Rezamos tantas veces el padrenuestro, que corremos el riesgo de que se transforme en "palabras vanas", justo lo que Jesús deseaba que no fuera la oración.
Guardó silencio mientras cruzaban una calle con mucho tránsito y luego prosiguió:
- El padrenuestro es más que una oración. Es un plan de vida. Lo que pedimos no lo hemos de esperar de brazos cruzados, sino trabajar por alcanzarlo. Al rezar el padrenuestro estamos diciendo que hemos de transformar nuestra vida en una alabanza. Que hemos de luchar por el Reino, es decir, por un mundo en el que reine la justicia. Que debemos preguntarnos a cada momento cuál es la voluntad de Dios para intentar cumplirla. Pedir el pan de cada día, es comprometerse a compartir e intentar que nadie muera de hambre en el mundo. Debemos saber pedir perdón y para ello debemos de empezar por perdonar nosotros a todo el mundo. Es entonces cuando Dios nos librará de todo mal.

miércoles, 19 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL AMOR AL PRÓJIMO


El joven seguidor, al que le tocaba ese día presidir la oración, leyó para la meditación el texto del evangelio en que Jesús nos invita a "amar al prójimo como a nosotros mimos". Mientras desayunaban, el Anacoreta comentó:
- La mayoría de los comentarios que oigo o leo sobre amar al prójimo como a nosotros mismos, suelen referirse a que el otro tiene nuestros mismos derechos, y que debemos desear para él lo mismo que deseamos para nosotros. Yo creo que la frase es mucho más profunda. Amar al otro como a nosotros mismos es amarlo como formando parte de nosotros mismos. Es amarlo buscando la unidad, considerándolo parte de nuestro mismo ser. 
Sonrió diciendo:
- Se lo oí comentar así a Raimon Panikkar y no lo he olvidado nunca más. 

martes, 18 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LA VOCACIÓN DE SER HOMBRES


El Anacoreta se dirigió a su joven seguidor con un libro en la mano y le dijo:
- Escucha lo que Enzo Bianchi escribió a los jóvenes:
"Realizar la vocación de ser hombres vale para creyentes y no creyentes; no hay tareas diversas, hay una sola tarea: llegar a ser hombres, hacer de la propia vida humana una obra maestra...La existencia cristiana no se añade desde arriba a la existencia humana que viene de abajo; se funde con la humanidad en una única vida, sin divisiones ni separaciones. Eso sí, el modelo es Jesús que vive para los otros y se hace cordero en medio de los lobos."
Miró a los ojos del joven y concluyó:
- Si todos lucháramos honestamente por ser verdaderos hombres, en el mundo habría menos divisiones y reinaría la paz.

lunes, 17 de junio de 2013

UNA FRASE


No sé de quien es. La he encontrado entre mis papeles y me parece interesante compartirla.
"Para buscar información, la lectura; para encontrar respuestas, la meditación; y para las grandes intuiciones, el silencio."

domingo, 16 de junio de 2013

LA FUERZA DEL AMOR



"Jesús en casa de Simón el fariseo
Un fariseo invitó a Jesús a comer, y Jesús fue a su casa. Estaba sentado a la mesa, cuando una mujer de mala fama que vivía en el mismo pueblo y que supo que Jesús había ido a comer a casa del fariseo, llegó con un frasco de alabastro lleno de perfume. Llorando, se puso junto a los pies de Jesús y comenzó a bañarlos con sus lágrimas. Luego los secó con sus cabellos, los besó y derramó sobre ellos el perfume. Al ver esto, el fariseo que había invitado a Jesús pensó: “Si este hombre fuera verdaderamente un profeta se daría cuenta de quién y qué clase de mujer es esta pecadora que le está tocando.” Entonces Jesús dijo al fariseo:
– Simón, tengo algo que decirte.
– Dímelo, Maestro – contestó el fariseo.
Jesús siguió:
– Dos hombres debían dinero a un prestamista. Uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta: pero, como no le podían pagar, el prestamista perdonó la deuda a los dos. Ahora dime: ¿cuál de ellos le amará más?
Simón le contestó:
– Me parece que aquel a quien más perdonó.
Jesús le dijo:
– Tienes razón.
Y volviéndose a la mujer, dijo a Simón:
– ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa y no me diste agua para los pies; en cambio, esta mujer me ha bañado los pies con lágrimas y los ha secado con sus cabellos. No me besaste, pero ella, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies. No derramaste aceite sobre mi cabeza, pero ella ha derramado perfume sobre mis pies. Por esto te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; pero aquel a quien poco se perdona, poco amor manifiesta.
Luego dijo a la mujer:
– Tus pecados te son perdonados.
Los otros invitados que estaban allí comenzaron a preguntarse:
– ¿Quién es este que hasta perdona pecados?
Pero Jesús añadió, dirigiéndose a la mujer:
– Por tu fe has sido salvada. Vete tranquila.
Mujeres que ayudaban a Jesús
Después de esto, Jesús anduvo por muchos pueblos y aldeas proclamando y anunciando el reino de Dios. Le acompañaban los doce apóstoles y algunas mujeres que él había librado de espíritus malignos y enfermedades. Entre ellas estaba María, la llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios;  también Juana, esposa de Cuza, el administrador de Herodes, y Susana, y otras muchas que los ayudaban con lo que tenían." 

Jesús nos da hoy una gran lección: el amor está por encima de todo.
El fariseo se horroriza. Primero, porque una mujer está besando y perfumando los pies de Jesús. Segundo, porque esa mujer es una pecadora y Jesús, al dejarse tocar por ella, está siendo impuro.
Jesús nos pone frente a frente a una pecadora y a un fariseo cumplidor estricto de la ley. Y Jesús se decanta por la pecadora, porque ama más. Como otras veces, nos dice que el amor está por encima de la ley. Hoy, además, iguala Fe y Amor. Nos dice que sus pecados le son perdonados, porque ama más. Y luego a ella le dice que su Fe la ha salvado. Porque ciertamente la Fe no radica en el cumplimiento de unas normas, ni siquiera en la creencia de unos dogmas, sino en el Amor. El fariseo Simón ve en lo que hace la mujer solamente la transgresión de unas leyes, una impureza. Jesús ve en sus lágrimas, sus besos y su perfume, el amor de quien se siente agradecido, porque se sabe perdonado.
Nosotros apartamos a la gente de Dios, excomulgamos. Jesús abre los brazos a todos y sabe ver el amor que hay en el fondo del corazón de cada persona. ¿Cuál es nuestra actitud ante los homosexuales o los divorciados, por ejemplo? Desgraciadamente creo que juzgamos y condenamos.
Jesús no sólo acepta a aquella mujer, sino que, después, nos dice el evangelio, que le seguía como discípula. Posiblemente es la Magdalena que encontramos al pie de la cruz. Nosotros, los puros, lo abandonamos a primeras de cambio en el Huerto de los Olivos...

sábado, 15 de junio de 2013

viernes, 14 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL VERDADERO YO


El Anacoreta comentó:
- Todas las personas buscan desarrollar su yo. El problema está en que no sabemos lo que es el verdadero yo o no acertamos con el camino para desarrollarlo.
Miró a su joven seguidor y prosiguió:
- Nos cuesta mucho descubrir que el auténtico yo es un "nosotros". Ciertamente hemos de buscarlo en nuestro interior, pero sólo lo encontramos cuando matamos el egoísmo y vemos nuestro yo personal sustentado por los demás. En ese yo personal-comunitario es donde está el conocimiento de Dios y de todo lo que existe. En ese yo personal-comunitario está la Persona divina, origen de todo ser.

jueves, 13 de junio de 2013

EL ANACORETA Y DESEAR EL BIEN


Hablaban sobre el perdón. El Anacoreta dijo:
- No sólo hay que perdonar, sino desear el bien. Cuando perdonamos, damos la razón al amor.
El joven seguidor objetó:
- Sí, pero si ya es difícil perdonar a quien nos ha hecho daño, mucho más es desearle bien. Lo que queremos es que se haga justicia y que pague por lo que ha hecho.
Guardó el anciano unos momentos de silencio y añadió:
- Pues no sólo hemos de perdonar, sino desear el bien a nuestros enemigos. Los pueblos que mantienen la pena de muerte, simplemente no perdonan. Y la justicia nunca debe ser una venganza. Ha de buscar redimir al culpable, rehabilitarlo para la sociedad. Desgraciadamente confundimos justicia con venganza. Cuando la justicia es una injusticia, lo que hacemos es abrir el camino a muchas más.
Miró al joven con benevolencia y concluyó:
- Ya sé que esto es difícil para nosotros, pero es un fin al que debemos tender. Debemos seguir el camino del perdón y del deseo del bien a todos...

miércoles, 12 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LA VOZ DE DIOS


Habían finalizado su meditación matutina. El joven seguidor comentó:
- Tras estos momentos de meditación me siento lleno y feliz.
El Anacoreta sonrió complacido y le dijo:
- Es que Dios nos habla de diferentes maneras. Una de ellas es a través del silencio de la meditación. En ese silencio se vislumbran grandes cosas. Pero Dios también nos hable a través de la naturaleza, a través de los demás, a través de los acontecimientos de cada día...
Miró a su seguidor a los ojos y concluyó:
- Se trata de saber distinguir la voz de Dios. Y donde mejor se oye, es en el silencio...

martes, 11 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LA COMUNIDAD



Volvían de una celebración litúrgica multitudinaria en una gran iglesia. El joven seguidor comentaba:
- ¡Ojalá las ceremonias sean siempre tan concurridas!
Sonrió el Anacoreta y respondió:
- Lo importante no es la cantidad de personas que asisten, sino el que formen una comunidad. Por desgracia, muchas veces, lo que encontramos es una colectividad, una masa, un grupo, pero no forman necesariamente una comunidad.
Luego añadió:
- Demasiadas veces, los asistentes a una ceremonia litúrgica, formamos un grupo pasivo, un grupo de desconocidos entre nosotros, meros espectadores de lo que se hace en el presbiterio. Eso es puro teatro.
Miró al joven a los ojos y prosiguió:
- El término iglesia originariamente significa asamblea. Ni es un edificio, ni es una estructura jerárquica. Es la asamblea de los Hijos de Dios. Es la asamblea de los discípulos de Jesús. Es la comunidad de hombres que se sienten hermanos y por eso rezan juntos, meditan juntos, cantan juntos y luchan juntos por la justicia.
Y concluyó preguntando:
- ¿Crees que esa es la imagen que dan nuestras ceremonias litúrgicas?  

lunes, 10 de junio de 2013

"AMORIZAR" EL MUNDO


Ayer acabé de leer el estupendo libro de Amedeo Cencini, "Mirad al futuro...". Allí encontré dos citas estupendas, que quiero compartir con vosotros. La primera es de Arturo Paoli, un Hermanito de Jesús, la congregación de los seguidores de Charles de Foucauld.

"Hoy el término evangelización no es ya sinónimo de catequización y mucho menos se entiende en el sentido de conquistar, de hacer prosélitos. Me parece mucho más cercano el término acuñado por Teilhard de Chardin (otro gran intérprete del diálogo con el mundo y su dimensión además sacramental): amorizar el mundo."

La otra cita es del sacerdote y poeta italiano Primo Mazzolari, precursor del Vaticano II:

"...también nosotros nos empeñamos en descender...
no para reordenar el mundo,
no para devolverle la mesura,
sino para amarlo;
para amar también aquello que no podemos aceptar,
también aquello que no es amable,
ya que dentro de cada rostro y bajo cada corazón se encuentra,
junto a una gran sed de amor,
el rostro y el corazón del amor".

Nuestra sociedad, el mundo, necesita que lo llenemos de amor. Esa es la verdadera y la única globalización: la del amor. Todo lo demás es colonialismo, imperialismo encubierto. El dominio del capitalismo. Urge que cada uno, desde su pequeño rincón, se esfuerce en transmitir amor, en crear grupos que sepan amar, en transformar su entorno en un entorno de amor. Ese es el Reino del que nos habla Jesús.

domingo, 9 de junio de 2013

SOLIDARIOS CON LOS QUE SUFREN


"Después de esto se dirigió Jesús a un pueblo llamado Naín. Iba acompañado de sus discípulos y de mucha otra gente. Al acercarse al pueblo vio que llevaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda. Mucha gente del pueblo la acompañaba. Al verla, el Señor tuvo compasión de ella y le dijo:
– No llores.
En seguida se acercó y tocó la camilla, y los que la llevaban se detuvieron. Jesús dijo al muerto:
– Muchacho, a ti te digo, ¡levántate!
Entonces el muerto se sentó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a la madre. Al ver esto, todos tuvieron miedo y comenzaron a alabar a Dios diciendo:
– Un gran profeta ha aparecido entre nosotros.
También decían:
– Dios ha venido a ayudar a su pueblo.

Y por toda Judea y sus alrededores corrió la noticia de lo que había hecho Jesús." 

Jesús llega a Naín y se encuentra con una mujer llorando. Una viuda que entierra a su hijo único. Nadie le pide nada, pero Jesús no puede mantenerse impasible ante el dolor. Nos dice el evangelio que tuvo compasión. Es una palabra que no nos gusta porque la interpretamos mal. Nos da la sensación de que el que se compadece se coloca por encima del compadecido. Sin embargo compadecer significa "padecer-con". Estar a su lado. Algo que ahora llamamos empatía.
Esa viuda es símbolo de toda persona sin futuro. Sin marido y sin hijo quedaba totalmente abandonada. Hoy encontramos a nuestro alrededor personas que la crisis ha hundido totalmente y que no ven futuro alguno. Personas, que como la viuda, están "enterrando su hijo único".
Jesús se acerca a ella y le dice que no llore. Luego, junto al féretro, le dice al muchacho que se levante. Él empieza a hablar. Jesús se lo entrega a su madre.
Si de verdad queremos ser discípulos de Jesús, debemos actuar como Él. No podemos quedarnos indiferentes ante el dolor ajeno. Lo hemos de hacer nuestro. Debemos secar las lágrimas ajenas. Luchar para que los hombres no queden abandonados, no para nuestro provecho, sino para el de ellos. Jesús podía haberse quedado aquel muchacho como un discípulo. Sin embargo se lo devuelve a su madre, para que pueda seguir luchando por ella.
Ser cristiano es ser solidario con el que sufre. Ser cristiano es ayudar a levantarse a quien está "muerto" y luchar por devolver la esperanza a un mundo hundido en la desesperación.

sábado, 8 de junio de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: AVE MARÍA DE BRAHMS

Hoy, festividad del Corazón de María, os dejo esta Ave maría interpretada por la Escolanía de Montserrat.



Y esta versión digital de Caricias sobre el Océano de los Niños del Coro, que ha publicado Mannel.

viernes, 7 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LA VIOLENCIA


Miraban el telediario. El joven seguidor exclamó:
- ¡En todas partes hay violencia!
El Anacoreta sonrió pícaramente y repuso:
- Quizá la violencia la consideren los periodistas más noticia. Pero yo creo que hay más no-violencia que violencia. Hay violencia donde reina la mentira y no-violencia donde lo hace la verdad.
Miró al joven y prosiguió:
- No-violencia y verdad son como las dos caras de la misma moneda. En cambio, la mentira, no tiene más remedio que imponerse violentamente. Pero...tarde o temprano, fracasa. La no-violencia es el arma más poderosa que existe, porque se basa en la verdad y en el amor, y es capaz de convertir a los enemigos en amigos. Mientras que la violencia nos transforma a todos en enemigos.
Guardó unos momentos de silencio y concluyó:
- Eso sí, se necesita mucho valor para ser no-violento. El valor que da la verdad.

jueves, 6 de junio de 2013

EL ANACORETA Y EL INDIVIDUALISMO ESPIRITUAL


Tras escuchar una conferencia, el Anacoreta y su joven seguidor comentaban las ideas principales. El anciano, lamentándose, dijo:
- Quizá influidos por una sociedad individualista, también nosotros nos estamos contagiando, y tendemos a vivir una espiritualidad individualista. Estamos remarcando tanto el aspecto personal de nuestra Fe, que nos perdemos lo maravilloso que es vivir comunitariamente, compartiendo, nuestra Fe. El cristiano ha de encontrar una comunidad que le enriquezca, aunque sea una comunidad virtual.
Miró a los ojos del joven y prosiguió:
- Incluso los religiosos estamos cayendo en la trampa del individualismo. Vivimos en comunidad, pero ¿tenemos comunidad de vida? No basta con vivir en la misma casa, con rezar juntos. ¿Compartimos nuestra espiritualidad? ¿Elaboramos un proyecto comunitario que sea la suma y la síntesis de los proyectos personales de cada uno?
Sonrió ampliamente y concluyó:
- Nuestro futuro radica en una esperitualidad compartida. O formamos comunidades de vida, o desapareceremos.  

miércoles, 5 de junio de 2013

NO TODO ES MALO


El Anacoreta hablaba sobre la crisis con un grupo de amigos y les dijo:
- No todo es malo en la crisis, porque el hombre se crece frente a las adversidades. Es cierto que mucha gente prefiere la esclavitud de la seguridad de la vida material y tranquila al riesgo de las aventuras. Pero las dificultades hacen que no nos podamos dormir en la inacción. Fijaos cuantas personas se movilizan para ayudar a sus semejantes. Bancos de Alimentos. Asociaciones contra el deshaucio. Movimientos solidarios. Muchos voluntariados...
Sonrió al decirles:
- El mundo sería mejor si cada persona hiciese todo el bien posible a su alrededor...No todos lo hacen, pero cada día hay más personas que hacen el mundo mejor desde el anonimato 

martes, 4 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LOS VOTOS RELIGIOSOS


El Anacoreta explicaba a su joven seguidor:
- La gente no entiende los votos religiosos, entre otras cosas, porque damos de ellos una imagen equivocada, cunado no, porque los hemos vivido mal.
Miró a los ojos del joven y prosiguió:
- Los hemos vivido como una renuncia personal y hemos olvidado su vertiente social.
Se detuvo un instante y se explicó:
- La pobreza no es sólo la renuncia personal a la riqueza. Pobreza es aceptar al otro tal cual es y no por lo que tiene. Pobreza es ayudar a los otros a descubrir que se puede vivir con sencillez y no buscando poseer y consumir. La castidad no es reprimir la sexualidad. Es colocar a Dios como centro de nuestro amor y así, amar a todos como lo hace Dios, especialmente a aquel que parece menos digno de amor. Obediencia no es renunciar a la propia voluntad, sino saber ver en el otro la voluntad de Dios. Es estar atentos a Dios, que nos habla a través de los demás.
Sonrió y concluyó:
- ¿No te parece, que, vistos así, la gente entendería los votos como algo incluso capaz de ser vivido en espíritu por el que no es religioso? 

lunes, 3 de junio de 2013

EL ANACORETA Y LAS RELACIONES


Aquel amigo le dijo que no se relacionaba con ciertas personas. Él buscaba las que pensaban y tenían ideologías semejantes.
El Anacoreta movió la cabeza y le dijo:
- Pues no sabes lo que te pierdes. Toda relación humana con cualquier persona puede convertirse en un lugar de formación. Si sólo nos relacionamos con los que piensan lo mismo que nosotros, nos enquistamos en nuestro pensamiento. Los otros siempre pueden enriquecernos y nos ayudan a avanzar y a tener otros puntos de vista...

domingo, 2 de junio de 2013

DADLES VOSOTROS DE COMER


"Pero cuando la gente lo supo, le siguieron; y Jesús los recibió, les habló del reino de Dios y sanó a los enfermos.
Cuando ya comenzaba a hacerse tarde, se acercaron a Jesús los doce discípulos y le dijeron:
– Despide a la gente, para que vayan a descansar y a buscar comida por las aldeas y los campos cercanos, porque en este lugar no hay nada.
Jesús les dijo:
– Dadles vosotros de comer.
Contestaron:
– No tenemos más que cinco panes y dos peces, a menos que vayamos a comprar comida para toda esta gente.
Eran unos cinco mil hombres. Pero Jesús dijo a sus discípulos:
– Haced que se sienten en grupos, como de cincuenta en cincuenta.

Así lo hicieron, y se sentaron todos. Luego Jesús tomó en sus manos los cinco panes y los dos peces, y mirando al cielo dio gracias a Dios, los partió y los dio a sus discípulos para que los repartieran entre la gente.  La gente comió hasta quedar satisfecha, y todavía llenaron doce canastas con los trozos que sobraron."

La gente había seguido a Jesús. Él les había hablado, y como siempre, había sanado a los enfermos. Los discípulos quieren despedirlos para que coman. La respuesta de Jesús es:
- Dadles vosotros de comer.
No es encontramos ante un texto que habla de la Eucaristía. Una Eucaristía que no es sólo oración personal, acoger a Jesús en nuestro interior, sino que es también compartir. Una Eucaristía que se alarga a toda la jornada. Una Eucaristía que no sólo está en el pan y el vino, sino en todas las cosas, cuando sabemos ver la presencia de Dios en ellas.
La Eucaristía nos pide compartir, cuidarnos de todos, amar. Desgraciadamente la hemos reducido a un rito o a una devoción personal. Un rito que es estéril si luego, a lo largo del día, no se hace presente en cada momento de nuestra vida. La Eucaristía es el memorial de la entrega de amor de Jesús a todos los hombres y lo transformamos en mera hipocresía si luego no se transforma en una vida de caridad y de justicia. La orden de "dadles vosotros de comer", a la vista de lo que tenían los apóstoles, cinco panes y dos paces, parece ilógica. Sin embargo, repartidos bastaron para que comiera la multitud. En esta época de crisis, ante las necesidades de tanta gente, podemos decir que sólo tenemos cinco panes y dos peces. Quizá si nos decidimos a compartir, descubriremos que hay para todos. Porque no sólo hay que repartir alimento. Sobre todo hay que repartir amor. Así, seguro que nadie quedará sin nada.

sábado, 1 de junio de 2013

MÚSICA DEL SÁBADO: BENDITO SEA EL HOMBRE - RACHMANINOFF

Rachmaninoff tiene una música litúrgica preciosa. aquí os dejo este delicado himno de Vísperas



Y estas Letanías de los Santos en música electrónica de Mannel.