miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL ANACORETA Y EL HOMBRE INQUIETO


Lo había probado todo y no había concluido nada. Por eso se dirigió al Anacoreta desorientado y sin saber a dónde ir. El anciano le dijo:
- Para llegar a un lugar determinado debemos emprender un sólo camino y dejar de tantear muchos, pues eso no es caminar, sino vagar. Párate. Determina claramente hacia dónde quieres ir. Entonces camina y no dejes tu camino, aunque las dificultades sean muy grandes. Sólo así llegarás a donde quieres llegar. 

1 comentario:

  1. Volvemos de las vacaciones con ánimos renovados, esperamos que tu también y quieras seguir compartiendo con nosotros, como siempre un genial blog en el que deseamos permanecer durante un año más, esperamos ser como siempre, bien recibidos. Un saludo de todo el equipo de acompáñame.

    ResponderEliminar