miércoles, 17 de diciembre de 2014

LA FE HERIDA


"Sobre el ateísmo - este ateísmo apasionado de la protesta - no podemos vencer de otro modo que abrazándolo."
Es otra frase de Tomás Halík en su libro Paciencia con Dios. Se refiere al ateísmo consecuencia de la imagen de un dios cruel de un dios monstruoso. De es dios que a lo largo de la historia y en nuestros días empuja a los hombres a matar, a destruir, a decapitar, a aplastar....en su nombre. Ese falso dios, padre de todas las injusticias, enemigo de la auténtica espiritualidad. El dios de los fundamentalistas de todas las religiones.
La Fe verdadera es una Fe herida. Una Fe que carga con todo el dolor del mundo. Una Fe llena de cicatrices. Una Fe que, como Jacob, deviene una Fe renqueante tras luchar con Dios. Una Fe que abraza a todos y se confunde con el Amor. Una Fe que llega a Dios a través del otro. 
Esa debería ser nuestra Fe.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada. Esta Navidad, recibamos al Dios verdadero, de amor y paz!

    ResponderEliminar