viernes, 19 de noviembre de 2010

FELIZ EL HOMBRE...


Todo hombre busca la felicidad. Desgraciadamente la buscamos donde no está. Creemos que nos vendrá del exterior, que es algo que se puede comprar y que nos ofrecerá la sociedad.
La felicidad está en nuestro interior. La felicidad requiere que seamos nosotros mismos y para ello hemos de conocernos. El día que lo intentamos, descubrimos que hemos estado viviendo con un desconocido. Vivímos con el que los demás quieren que seamos, no con quien somos.
Aquí os dejo este texto de Antonio López Baeza. 

FELIZ EL HOMBRE



Feliz el hombre
que se sabe en camino hacia sí mismo,
y, sin dar cabida en su corazón a estériles fantasías,
se enfrenta cada día con su propia realidad.


Feliz el hombre
que no se considera desprovisto de todo valor,
y, cultivando los dones recibidos,
se abre al infinito de Dios que mora en él.


Feliz el hombre
que se reconoce necesitado y hambriento
de algo que lo supere y dinamice
más allá de los límites de su yo posesivo.


Feliz el hombre
que huye de las respuestas prefabricadas,
y busca, aunque se vea incomprendido y solo,
la verdad que lo libere de toda rutina existencial.


Feliz el hombre
que cultiva las raíces de su solidaridad universal,
y acepta que su vida será más bella y fecunda
cuanto más hondo baje en la tierra del dolor compartido.
Él será una primevera en la historia de los hombres.

Y los miedos, vacíos y desesperanzas
que royeron el corazón de tantos hermanos,
no tendrán ya poder de muerte para muchos,
gracias a la descarga de amor que de él recibieron.


Feliz el hombre
que se propuso por encima de todo ser fiel a sí mismo,
porque en sí mismo
fue camino para el encuentro de Dios con los hombres.


(Antonio López Baeza)

7 comentarios:

  1. Molt Estimat i Valent Amic:
    ¡¡¡ Eres extraordinario!!!! Desde un pequeñito rincón de esta querida Extremadura, te escribo. Tu intervención profunda, lo es porque eres una persona cualificada "como AGENTE DE AYUDA" portador de Esperanza.
    La FELICIDAD es posible SI nos queremos, conocemos nuestras cualidades y capacidad de actuar desde y hacia un SENTIDO MAYOR y TRASCENDENTE.
    Muchas GRACIAS por EXISTIR.
    Desde esta "NACENCIA" a la cual también amo. PAZ y BIEN.
    Sempre Oreneta

    ResponderEliminar
  2. Huyyy yo no me puedo comparar, con Esther, en sus respuestas, y en la capacidad tuya y de los tertulianos:pero este escrito de Feliz El Hombre,da respuesta ha muchas preguntas. Una abraçada

    ResponderEliminar
  3. Un reflexión muy cierta...pena que nos pase eso, buscamos la felicidad en el exterior, en los demas, sin darnos cuenta de que somos nosotros los que nos la proporcionamos.
    De alguna manera estoy últimamente intentando encontrarla...pero cuesta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bona nit Joan Josep:

    Es meravellosa aquesta entrada, gracies per compartirla.


    Reb una abraçada, desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  5. ¿En qué academia o laboratorio se expiden los certificados que dan fe de haber llegado a ese estado privilegiado del alma?..es dificil, pero reconozco que tieenes razón, en nuestro interior está aquello que llena todo..

    ResponderEliminar
  6. Juer, Joan, ese autor es familia mia; tiene un Baeza, que es apellido por parte de abuelo.
    Sabes? sientate, si no estas sentado; yo me siento fiel a mi misma ( me ha salido redondo) apesar de ser conocedora de los "retoquillos" que aún necesito. No es vanidad,de verdad que no me gustaria caer es esa simplicidad, tan solo se trata de conocer los limites que uno tiene y estar siempre alerta para hacer las rectificaciones que sean pertinentes.
    Voy a buscar el chubasquero.
    Besosssssssssssss

    ResponderEliminar