jueves, 16 de junio de 2011

AL DÍA SIGUIENTE...


Aparece hoy, pero lo medité anoche. Tras los sucesos de ayer en Barcelona me vino a la memoria este texto de Thomas Merton, que quiero compartir con vosotros.
"Así, el solitario no puede sobrevivir mientras no sea capaz de amar a todos sin importarle el hecho de que probablemente todos le consideren un traidor. Sólo el hombre que ha alcanzado plenamente su propia identidad espiritual puede vivir sin necesidad de matar y sin necesidad de una doctrina que le permita matar con buena conciencia. Siempre habrá un lugar, dice Ionesco, 'para las conciencias aisladas que se hayan alzado en favor de la conciencia universal', así como contra el ánimo de la masa. Pero su lugar es la soledad. No tienen otro. Por eso es el solitario (en la ciudad o en el desierto) quien hace a la humanidad el inestimable favor de recordarle su verdadera capacidad de maduración, de libertad y de paz."
Sólo lograremos un mundo mejor con estos auténticos solitarios...

6 comentarios:

  1. Reflexión verdaderamente oportuna.

    ResponderEliminar
  2. Las intenciones son buenas, y quieren parecer lo que es,y lo que son: Pero siempre hay gente infiltrada,que son explosivos y desde dentro rebientas las buenas intenciones.

    Esto tiene que ber algo con los falsos profetasHay que estar siempre vigilantes,sino te hunden en el barro una abraçada julio

    ResponderEliminar
  3. El mundo no cambia si no somos capaces, cada uno de nosotros, de realizar cambios en nosotros mismos.

    Un Abrazo Joan,

    ResponderEliminar
  4. Al començament jo em vaig sentir identificada amb aquests moviments perquè pensava que eren persones idealistes disposades a canviar el món d'una manera pacífica...els fets d'aquests dies m'han demostrat que no són tan diferents dels altres com volen aparentar...si vols que et respectin , comença tu a respectar els altres.
    Una abraçada,
    M. Roser

    ResponderEliminar
  5. Me gusta!!! Y aquí sí que ha acertado con el verdadero sentido de palabra "solitario".
    Besucos hermano

    ResponderEliminar
  6. una vez escribí en una entrada pque para cambiar el mundo teníamos que cambiar primero nosotros mismos y recuerdo perfectamente que tú me dabvas totalmente la razón en el desarrollo del porqué.. por lo tanto que decir aquí que ya no hayamos dicho en tantos otros momentos verdad joan? esta cllaro que a pesar de las diferencias, coincidimos en muchos puntos básicos y esenciales desde mi punto de vista

    ResponderEliminar