domingo, 14 de septiembre de 2014

EXALTACIÓN DE LA CRUZ


"Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así también el Hijo del hombre ha de ser levantado, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.
Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo."

La festividad de hoy tiene un claro mensaje: La Cruz es un símbolo de salvación. En la Cruz está el Amor de Dios que se nos entrega a todos para darnos la VIDA, no para condenarnos. Jesús se clavó en la Cruz junto a todos los que sufren. Y no nos podemos considerar cristianos si no somos capaces de ver a Jesús en cada una de las personas abandonadas, hundidas por la injusticia, crucificadas por el dolor. Por eso todo aquel que tiende la mano, da su vida por el otro, lucha por la justicia, es cristiano aunque no lo sepa ni pretenda serlo. Y todo aquel que, por muchas oraciones, ceremonias y creencias que tenga, deja abandonado al que sufre, está muy lejos de ser cristiano aunque se precie de ello.
++++++++++++
Esta semana el blog volverá a estar silencioso. Estaré en Poblet.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo Joan Josep.
    Feliç estancia a Poblet.
    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar