lunes, 22 de septiembre de 2014

PARÁBOLA (38)


Se me mostró una luna llena, radiante, que iluminaba la noche. Y escuché estas palabras:
- Debes ser como la luna para el mundo. Debes reflejar la luz de Dios y llenar de amor la noche oscura del hombre.

2 comentarios:

  1. Bon día Joan Josep.
    Amb poques paraules, has fet un Post plé de llum.
    Gràcies.
    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar