miércoles, 29 de noviembre de 2017

SALVAR LA VIDA




"Pero antes de eso os echarán mano y os perseguirán: os llevarán a juicio en las sinagogas, os meterán en la cárcel y os conducirán ante reyes y gobernadores por causa mía. Así tendréis oportunidad de dar testimonio de mí. Haceos el propósito de no preparar de antemano vuestra defensa, porque yo os daré palabras tan llenas de sabiduría que ninguno de vuestros enemigos podrá resistiros ni contradeciros en nada. Pero seréis traicionados incluso por vuestros padres, hermanos, parientes y amigos. Matarán a algunos de vosotros y todo el mundo os odiará por causa mía, pero no se perderá ni un solo cabello de vuestra cabeza. ¡Permaneced firmes y salvaréis vuestra vida!"

A lo largo de la historia, los discípulos de Jesús han sufrido persecución. Hoy, también la sufren en distintos países. Pero, es precisamente ese ejemplo el que hace creíble el cristianismo.
Ser discípulo de Jesús significa muchas veces ir contracorriente. La "utopía" del cristianismo, que tiene el amor como fundamento, choca con el materialismo y las ansias de poder de nuestra sociedad. Pero Jesús nos transmite confianza. Sea cuales sean las dificultades que debamos soportar salvaremos nuestra Vida, que va más allá que la de este mundo. 



2 comentarios:

  1. Bon día Joan Josep, jo sempre dic que la Fe en Jesús es terapéutica i dona força.
    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar