sábado, 3 de septiembre de 2016

EXCUSAS


"Un sábado pasaba Jesús entre los sembrados. Sus discípulos arrancaban espigas de trigo, las desgranaban entre las manos y se comían los granos. Entonces algunos fariseos les preguntaron:
– ¿Por qué hacéis algo que no está permitido en sábado?
Jesús les contestó:
– ¿No habéis leído lo que hizo David en una ocasión en que él y sus compañeros tuvieron hambre? Entró en la casa de Dios y tomó los panes consagrados, comió de ellos y dio también a sus compañeros, a pesar de que solamente a los sacerdotes les estaba permitido comer de aquel pan.
Y añadió:
– El Hijo del hombre tiene autoridad sobre el sábado."

No hay verdadera religión sin espiritualidad. Y la espiritualidad es la experiencia de Dios. Dios experimentado en la oración y Dios experimentado en los otros. No podemos excusarnos en el cumplimiento de ritos, mandatos, tradiciones. No vale decir que voy a misa los domingos, si después maltrato a mis obreros, soy un político corrupto, abuso del poder, engaño a todo el mundo...No vale decir que pertenezco a una cofradía, a un grupo religioso, si vivo pensando sólo en mí y no amo a los demás. La caridad está por encima de todos los ritos y obligaciones. Si mis devociones me apartan de los hombres, son meras excusas.

1 comentario: